Faltaba la denuncia de las víctimas y la Fiscalía de Palermo se vio obligada a pedir la ineficacia de la medida cautelar dictada a tres jefes mafiosos, acusados de lesiones agravadas por el uso de métodos mafiosos.

Las víctimas, interrogadas por el juez tal como exige la ley, se negaron a denunciar a los jefes mafiosos y los fiscales Dario Scaletta, Federica La Chioma y Bruno Brucoli, coordinados por el fiscal adjunto Paolo Guido, no tuvieron más remedio que pedir que la medida sea revocada.

Estos son los efectos de la Reforma Cartabia que entró en vigor recientemente y que introduce la querella como condición para la persecución de delitos como lesiones y secuestro.

La historia trata de los jefes del clan Pagliarelli, Giuseppe Calvaruso, regente del distrito, Giovanni Caruso y Silvestre Maniscalco.

El 14 de diciembre del 2022, los tres fueron condenados en primera instancia en juicio abreviado por una serie de delitos. Penas graves, dado que Calvaruso, quien se cree es el nuevo cabeza de familia, fue condenado a 16 años de prisión, tres menos para Caruso, mientras que Maniscalco recibió 4 años y 4 meses.

Además de los delitos de asociación mafiosa y extorsión, los tres respondieron en este proceso por diversas causas, incluidas las de secuestro y lesiones agravadas por el método mafioso. Según trascendió de las investigaciones, a raíz de las cuales los tres fueron detenidos, los sospechosos serían responsables del secuestro y golpiza de dos personas retenidas por la banda responsable del robo a un comerciante no autorizado por Cosa Nostra.

Los hechos se remontan al 2019: el dueño del negocio, que había sufrido dos robos en cinco días, decidió confiar en el "servicio de seguridad" de Cosa Nostra. Caruso y Maniscalco, identificaron a los ladrones y los convocaron al interior de un lavadero de autos. Los bloquearon, sin posibilidad de escape, esperando a que llegara Calvaruso, el jefe mafioso. En presencia del padrino, los otros dos iniciaron una paliza muy violenta: a uno de los tres ladrones le diagnosticaron un trauma craneofacial, con pérdida de algunos dientes.

Los tres mafiosos fueron detenidos antes de la entrada en vigor de la ley: pero en este caso ya rige el régimen transitorio que obliga al juez a comprobar la voluntad de demandar a las personas ofendidas. Si las víctimas no quieren seguir adelante con la demanda, la medida cautelar es ineficaz. Preguntadas sobre el deseo de demandar a los tres mafiosos, las víctimas se negaron. Los tres jefes seguirán en prisión por ser destinatarios de otras medidas cautelares, pero la cuestión alarma a los magistrados porque la causa podría ser replanteada.

De hecho, la Asociación Nacional de Magistrados ha dado la voz de alarma al Gobierno: "Las últimas informaciones de prensa sobre la probable revocación de medidas cautelares por delitos que hayan pasado a ser perseguibles por denuncia, aun cuando se contemple la agravante del método mafioso o de la facilitación mafiosa, exigen un urgente replanteamiento de las opciones del legislador", dijo a la Agencia de Noticias ANSA, Giuseppe Santalucia, presidente de la ANM (Asociación Nacional de Magistrados). "En presencia de este tipo de agravantes, incluso el delito que, en abstracto, puede no parecer especialmente grave -agregó el magistrado- adquiere una apariencia incompatible con confiar a las personas individuales ofendidas la posibilidad de perseguirlo en términos concretos, según la lógica de la deflación de la carga judicial que es aceptable sólo en referencia a delitos auténticamente triviales".

Foto: Giuseppe Calvaruso / Exministra Marta Cartabia © Imagoeconomica

.

Artículos relacionados
La ministra Cartabia ha creado un quilombo
Di Matteo: "Justicia en riesgo. Incluso Europa se preocupa por la reforma Cartabia"
En la ley Cartabia hay normas "contra personam", que intervenga la Corte Constitucional
Nino Di Matteo: "Constitución violada por la ley Cartabia"

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...