Cientos de personas en la marcha que recorrió el barrio

Por Aaron Pettinari-5 de noviembre de 2022

"El crack es una mierda". "Fuera la mafia de Ballarò". "Desde Ballarò a Sperone no sólo la represión, también servicio a las personas". "La cura crea in-dependencia". Fue un grito fuerte que subió desde las calles de Ballarò y de Albergheria, los barrios del centro histórico de la ciudad.

Mujeres, hombres, tantas y tantos jóvenes que quisieron estar presentes ayer por la tarde en el acto organizado por impulso de la asamblea pública "SOS Ballarò" y al que se sumaron unas sesenta asociaciones, reunidas en una auténtica revolución cultural para lanzar un mensaje claro a las instituciones de la ciudad y mucho más.

El grito de Ballaro contra la mafia 2

Fue una larga procesión que partió de la plaza Casa Professa, a las 16 y que atravesó las plazas Ballarò, Baronio Manfredi, Colajanni, San Francesco Saverio, San Giovanni Decollato, la calle Guido delle Colonne hasta la plaza Bologni, en el corazón del centro histórico de Palermo, donde hubo un minuto de silencio por las víctimas de las drogas, seguido de un largo aplauso y una serie de discursos.

Coros, cantos, pancartas y carteles hicieron ruido en estos lugares donde, lamentablemente, la emergencia del crack se hace cada vez más evidente desde hace años.

Los organizadores del evento dicen en su manifiesto que los que lo consumen, junto con otras drogas, "son adolescentes y adultos del barrio, pero, en su mayoría, de otras partes de la ciudad y de Sicilia. Que terminan en el abismo del consumo, muchas la venden para a su vez obtener droga, y esto tiene un impacto cada vez más fuerte en toda nuestra comunidad, conformada por vecinos, comerciantes y estudiantes que casi siempre trabajan en el área".

El grito de Ballaro contra la mafia 3

Y luego dicen: "La producción y venta de crack, hasta hace poco tiempo en manos del crimen organizado extranjero, está volviendo a ser manejada por el local. Cosa Nostra sigue teniendo el monopolio de las drogas. Las instituciones, cada vez más ausentes, han permitido y permiten la proliferación de la economía ilegal, con una facturación de 3 a 4 mil euros por día, más la degeneración ligada al uso de drogas". Aquí se están pidiendo respuestas. Porque está claro que el Estado no puede limitarse a los operativos antidrogas contra los que hacen negocios con la muerte y la desesperación.

Son muchos los problemas denunciados, como la reducción de los Ser D (Departamentos de Política de Drogas), de personal especializado o la ausencia de servicios de proximidad. De tal forma que manifestarse se convierte en una necesidad esencial.

El grito de Ballaro contra la mafia 4

Los testimonios

En la plaza, junto a los jóvenes, hubo varios miembros de la sociedad civil pero también importantes miembros de las instituciones como el senador y exfiscal general de Palermo, Roberto Scarpinato, o el arzobispo de Palermo, Corrado Lorefice, que quisieron dar un mensaje contundente: "El que vende crack es un asesino y un mafioso. Estamos aquí para decir sí a la vida y no a la mafia. Porque el que vende muerte es un mafioso".

La economía criminal creada por el narcotraficante está arraigada, es relevante y "parece evidente -se dijo en una de las intervenciones- que la emancipación de este sistema pasa también por una inversión educativa y social, que proporcione verdaderos medios de rescate a quienes crecen y viven en Albergheria".

Los números hablan por sí solos y en los últimos meses se produjo un aumento de las muertes relacionadas con el consumo de drogas duras en el distrito de Albergheria. Por eso, se dijo que "no aceptamos que todo esto pase en silencio, como si fuera un problema exclusivo de quienes viven la adicción a sustancias en su propia piel y en la de sus familias".

El grito de Ballaro contra la mafia 5

Entre los que hablaron también estuvo Francesco Zavatteri, padre de Giulio, un joven de 19 años que perdió la vida a causa de las drogas. "Era un chico lleno de perspectivas, con una sensibilidad extraordinaria pero también con una gran fragilidad interior que compensaba tomando crack -dijo emocionado- lo seguimos hasta el final y nunca lo dejamos solo, pero lo perdimos de verdad justo en el momento en que no pensábamos que esto podía pasar. Esa mañana en que lo encontré acurrucado al lado de su cama, ya estaba muerto". El hombre quiere crear un albergue de recuperación y rescate "porque estos jóvenes -subrayó- la mayor parte del tiempo se vuelven ingobernables en el ámbito familiar, por lo que acaban solos y abandonados en la calle". La voz de un joven que tomó el micrófono es un canto al deseo de redención. "Ballarò es mágico. Ballarò cuida de ti mismo", gritó con fuerza.

El grito de Ballaro contra la mafia 6

Es el mismo mensaje que Lorenzo Capretta, perteneciente al Movimiento Artístico y Cultural Our Voice, quiso expresar con igual firmeza: "La cura del crack, de la droga, existe. La cura es hacerlo. Hacer lo que hacíamos de niños, cuando seguíamos nuestros sueños". Y luego agregó: "La salida está en pedir que se abran estructuras de proximidad, centros de primeros auxilios y unidades móviles para las emergencias y para la prevención. La cura es impedir que el número de Ser D y de profesionales especializados que trabajan en ellos disminuyan. La cura es recuperar los espacios de este magnífico barrio y sacarlos de la venta y consumo de drogas con arte, escuelas, cultura, belleza, actividades comerciales, espacios donde los niños y niñas puedan jugar libremente, sin basura y sin degradación del entorno. La cura es reconocer y regular el mercado de segunda mano que existe aquí, en Albergheria".

El grito de Ballaro contra la mafia 7

"La cura es exigir a las instituciones que hagan su parte y cumplan con su tarea, garantizándonos nuestros derechos, una vida digna, vivida en plenitud, a costa de encontrarnos cada día frente a sus edificios hasta que hagan lo que les pedimos. La cura es unirnos, discutir, entender juntos lo que podemos y queremos hacer con nuestra vida y el barrio en el que vivimos. La cura es no tener miedo porque juntos podemos hacerlo, juntos podemos vencer este sistema enfermo, corrupto y criminal. La cura es asumir, cada uno de nosotros, nuestra propia responsabilidad. La cura es volver a ser niño y recordar esos hermosos momentos en los que nos sentíamos libres".

El grito de Ballaro contra la mafia 8

Las asociaciones que dieron vida a la manifestación elaborarán un escrito que será enviado a la prefectura para pedir que se convoque una mesa urgente sobre la emergencia del crack en la ciudad.

Porque, como subrayó Massimo Catiglia, uno de los organizadores del evento, "las acciones contra la drogodependencia no pueden delegarse en el tercer sector. Las asociaciones que operan en Ballarò representan hoy la oficina del frente para quienes tienen estos problemas, pero nosotros no tenemos la competencia y la capacidad necesarias para abordar un tema tan complicado".

Es necesario el compromiso de todos. Porque como decía el padre Pino Puglisi, el párroco asesinado por la mafia en Brancaccio, "si todos hacen algo, se puede hacer mucho".

--------------------------

*Fotos de © Pietro Calligaris

*Foto 4: El exfiscal general de Palermo, hoy senador, Roberto Scarpinato

*Foto 5: En el centro, el arzobispo de Palermo, Corrado Lorefice, junto a los niños de la Asociación "Parco del Sole"

*Foto 6: Lorenzo Capretta, miembro del Movimiento Artístico y Cultural Our Voice

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...