El presidente fascista Ignazio La Russa quiso obstaculizarlo

Por Giorgio Bongiovanni-27 de octubre de 2022

Ayer en el Senado fue el día del debate sobre la confianza otorgada al recién nacido gobierno de centroderecha. Entre los miembros de la oposición se encontraba el exfiscal general de Palermo, Roberto Scarpinato, elegido para ocupar una banca en el Palacio Madama entre las filas del Movimiento Cinco Estrellas. El exmagistrado tuvo una intervención particularmente directa y franca, en la cual repasó los hechos y fechorías de la historia, recordando los actos de "desvíos investigativos en el caso de las masacres neofascistas" en los años de la estrategia de tensión, pero recordando también a la nueva presidenta Giorgia Meloni sus antiguas posiciones contra el delito de tortura por los hechos del G8 en Génova. Señaló el hecho concreto de que, más allá de tantas palabras y promesas, la mafia está lejos de ser erradicada.

Con palabras firmes sostuvo una verdad que muchos quieren olvidar, a saber, que en el gobierno hay un partido cuyo líder es un hombre (Silvio Berlusconi, ndr) que ha tenido "relaciones de largo plazo con la mafia" y que uno de sus fundadores es un hombre de la mafia, Marcello Dell'Utri, condenado por concurso externo en asociación mafiosa.

Era obvio que a sus pares de centroderecha su discurso no les iba a gustar.

Scarpinato en el Senado historico discurso contra la mafia y el fascismo 2

Lo demostró animosamente desde su banca Giulia Bongiorno, quien fuera abogada del expresidente del Consejo Giulio Andreotti, procesado por hechos mafiosos (delito cometido, pero extinguido por la prescripción, ndr).

Y lo demostró la respuesta arrogante, incompetente e inconclusa de la nueva primera ministra Giorgia Meloni, quien habló de "teoremas" y "procesos fallidos", citando el "desvío en el primer juicio sobre la masacre de via D'Amelio", casi como si quisiera atribuirle alguna responsabilidad en el mismo, cuando el mismo magistrado se ocupó del juicio sólo como fiscal general, promoviendo la revisión del proceso para los inocentes condenados por el asesinato de Paolo Borsellino y los agentes de su custodia.

Pero lo peor de lo peor lo mostró el presidente del Senado, Ignazio La Russa, quien, poniendo de manifiesto su "alma fascista", le cortó abruptamente la palabra al senador Scarpinato, luego de un exceso de apenas un minuto y 10 segundos, mientras que a otros senadores les había permitido excesos superiores a los dos minutos, o incluso más.

Y no parece una casualidad que el micrófono se haya apagado precisamente en el momento exacto en que Scarpinato recordaba la condena definitiva del exsenador Dell'Utri.

Después de todo ¿qué se puede esperar de aquellos que nunca han tenido miedo de exhibir frente a las cámaras una colección de bustos de Mussolini, medallas de los arditi y otras reliquias?

Scarpinato en el Senado historico discurso contra la mafia y el fascismo 3

Como secretario regional, recordemos, no tuvo problemas en desfilar junto a sus camaradas fuera de las escuelas y en las plazas milanesas armado con cadenas, cuchillos y granadas de mano.

Se sabe que el "matón" La Russa, a diferencia de la señora Meloni que en los últimos días tomó distancia de los regímenes antidemocráticos ("incluido el fascismo"), es de los que siempre sostuvo que "en el fascismo ha habido muchas luces".

Pero "no es suficiente el distanciamiento del fascismo -dijo Scarpinato- ni la nueva condescendencia del presidente La Russa al declarar cerrados los puentes con el pasado para establecer una nueva etapa de reconciliación nacional". Esto, para el senador y exmagistrado, "será posible sólo cuando haya verdad sobre las masacres del neofascismo y ciertos personajes sean excluidos de su Panteón". "Sigue viva -dijo Scarpinato- la preocupación por querer meter mano en la Constitución" con la reforma del "presidencialismo que podría resultar una represalia autoritaria" que llevará a que decida "solo un hombre".

"En cuanto a su intención declarada de mantener una línea firme en la lucha contra la mafia -prosiguió diciendo el exfiscal general de Palermo- espero que también se aplique a la mafia de cuello blanco, que va de la mano con la corrupción. Mi duda se basa en el hecho de que su mayoría se basa en una fuerza política cuyo líder ha mantenido relaciones de largo plazo con la mafia y que tiene a Marcello Dell'Utri entre sus miembros fundadores".

Scarpinato en el Senado historico discurso contra la mafia y el fascismo 4

En el recinto, la polémica fue inevitable.

Porque Scarpinato se quejó cuando le cortaron el micrófono.

"Le ha dado más de dos minutos a los demás -dijo Scarpinato- pero puedo concluir aquí, presidente. Evidentemente no se aprecia lo que digo".

Todo fue tan evidente y grave que al final el presidente del Senado no pudo evitar devolverle la palabra al exmagistrado quien concluyó: "Usted ve, señor presidente, somos lo que elegimos, las elecciones que hacemos, y usted ha elegido desde hace tiempo de qué lado estar, no del lado de los últimos, ni de la Constitución y de sus valores de igualdad y de justicia social, no del lado de los mártires de la Resistencia ni de los que por la defensa de la legalidad constitucional han sacrificado su propia vida".

Como hombre de las instituciones, Roberto Scarpinato siempre trató de disipar el hedor de las muchas mentiras que han dicho y siguen diciendo quienes quieren ocultar la verdad.

Una verdad incómoda. Que irrita a los muchos "alfiles del Gattopardo" que aún hoy se sientan en los palacios de la política.

--------------------

*Foto de portada: Captura de video

*Foto 2: El presidente del Senado, Ignazio La Russa © Imagoeconomica

*Foto 3: Senadora Giulia Bongiorno © Imagoeconomica

*Foto 4: La nueva premier Giorgia Meloni © Imagoeconomica

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...