Por AMDuemila-27 de setiembre de 2022

Los resultados de las elecciones ya son por todos conocidos: la ganadora fue Giorgia Meloni, líder de Fratelli d’Italia, una fuerza política neofascista que llevó a la victoria a la coalición de centro-derecha que superó el 26% de los votos.

Pero, con el conflicto en curso en Ucrania y la amenaza de una guerra atómica, en forma espontánea surge una pregunta: dado que "incluso se discute la posibilidad de una guerra nuclear en la Asamblea General de la ONU", entonces "Italia, entendida como un sistema-país ¿está lista para una guerra nuclear en Ucrania? ¿Giorgia Meloni entendió el sentido hacia el que vamos?", así se expresa hoy el profesor Alessandro Orsini en el 'Fatto Quotidiano'.

Ciertamente, Italia y la Unión Europea, que siempre han estado sujetas a las estrategias estadounidenses, solo luchan contra las "dictaduras enemigas (Siria)" mientras apoyan "a las dictaduras amigas (Egipto), incluidas a las que masacran a los ciudadanos italianos después de haberlos torturado hasta la muerte".

Hoy hay otro enemigo a vencer: Rusia, un país "atravesado por una serie de revueltas internas contra el enrolamiento militar obligatorio".

"No hay duda", dice Orsini, "la estrategia de Biden de sangrar a Rusia está funcionando".

Una estrategia que, según el profesor, se basa en cuatro fases fundamentales: la primera, "la penetración de la OTAN en Ucrania"; la segunda, "la potencia perseguida, u 'objetivo' (en este caso Rusia, ndr), acepta el desafío y procede a la guerra"; la tercera, "la Casa Blanca aísla el 'objetivo' internacionalmente y trabaja para prolongar la guerra, transformando las buenas razones para detener el conflicto en buenas razones para continuarlo".

En este caso "la posibilidad de que Rusia recurra a las armas nucleares no se utiliza para encontrar una solución pacífica, sino para alimentar la guerra". La cuarta fase es "el derrocamiento del régimen enemigo con revueltas internas y su sustitución no por la democracia, sino por un gobierno amigo".

Orsini, en el mismo artículo, explica que la tercera fase es la más compleja y que requiere de elementos específicos para ser implementada: "En primer lugar, Biden debe poder contar con una serie de políticos como Mario Draghi dispuestos a sacrificar el interés de millones de europeos para defender el plan del presidente estadounidense, que consiste en provocar el colapso de Rusia pasando los costos a los europeos. En segundo lugar, los votantes europeos deben tener una visión distorsionada de lo que está sucediendo en Ucrania y las causas de la guerra, deben creer que el 'objetivo' es el único causante de todos los males, el único que se ha equivocado y tiene que pedir perdón por sus fechorías. En tercer lugar, es necesario que la Universidad, verdadero baluarte de la razón ilustrada, acepte someter la lógica de la investigación científico-social a la lógica del poder político: los profesores universitarios, que representan la cumbre del saber y poseen las herramientas para revelar las fuerzas profundas que empujan al mundo hacia resultados autodestructivos deben repetir lo que los ministros consideran adecuado. ¿Estas condiciones están dadas en Italia?".

A los lectores les queda la posibilidad de responder.

------------------------

Fuente: ilfattoquotidiano.it

Foto © Imagoeconomica

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...