Por Aaron Pettinari-13 de junio de 2022

La ley regional siciliana es clara. No habrá ballotage. Roberto Lagalla, quien en la cuarta proyección va a la cabeza con el 47,6% de los votos, es con toda probabilidad el nuevo alcalde de Palermo.

En segundo lugar, se ubica el candidato de centroizquierda Franco Miceli, mientras que Fabrizio Ferrandelli (tercero) sonríe, gracias al sorprendente 9,2% de Azione + Europa.

Ganó el centro-derecha. Ganó Forza Italia, fundada por un hombre condenado por mafia (Marcello Dell'Utri) y otro que, como dicen las sentencias, le pagaba a la mafia (Silvio Berlusconi), el "primer partido" de la capital con el 12% de consenso.

Más allá de los datos políticos, que nos pueden encontrar discutiendo hasta altas horas de la noche, lo que queda de estas elecciones administrativas sicilianas es vergonzoso.

Dada la bochornosa cifra de abstención (al cierre de las urnas, la participación de los electores fue del 41,85%, equivalente a 227.681 electores de un total de 543.978 con derecho a voto) es evidente que el retraso en el inicio de las operaciones de votación debido al escándalo de los presidentes de mesa y de los escrutadores que "desertaron" entorpeció toda la máquina de votación (el Ministerio Público de Palermo abrió un expediente y ordenó a la DIGOS – División de Investigaciones Generales y Operaciones Especiales de la Policía del Estado – que verificara cada uno de los casos, ndr).

Un caos que, según el candidato a alcalde de Palermo, Franco Miceli, también se manifestaría a la hora de contar los votos ya que pareciera que varios presidentes de las mesas electorales no habrían tenido en cuenta el voto por separado, anulando las boletas.

Pero hay mucho más que necesita ser considerado.

Porque estas fueron las elecciones de los "respaldos" más o menos velados de los condenados por actos mafiosos, los habituales Dell'Utri y Totò Cuffaro, que vuelven a opinar sobre la política siciliana.

Y resulta claro que ambos pueden estar contentos con el resultado.

Lagalla alcalde de Palermo 2

Totò no participó en forma personal, pero se comprometió activamente a apoyar a Lagalla como comisario de la DC Nuova.

El exsenador Dell'Utri, por su parte, hasta hace pocos días expresaba su agradecimiento sin disimularlo ("¿Hice bien en recomendar a Lagalla? Me parece que me escucharon y lo hicieron bien. El profesor Lagalla es el más capacitado y va a dar el golpe, ya verán...").

Para hacer aún más escandalosas estas elecciones, vimos las detenciones, bajo la acusación de intercambio electoral político-mafioso, de dos candidatos al concejo municipal, Pietro Polizzi (Forza Italia) y Francesco Lombardo (Fratelli d'Italia) que se reunieron con los jefes mafiosos para intercambiar apoyos en las elecciones.

Recién mañana Lombardo deberá someterse al interrogatorio de garantía, ante el juez de instrucción de Palermo, junto al jefe Vincenzo Vella, mafioso de Brancaccio, detenido hace tres días.

Y será curioso ver cuál va a ser la línea defensiva elegida después de que, en los últimos días, Polizzi y el mafioso Agostino Sansone respondieran al juez de instrucción negando la existencia de un pacto electoral.

En el teatro de la hipocresía de estos días hemos escuchado a Polizzi anunciar que quiere retirarse de la competencia electoral (aunque esto no sea posible). Y nos enteramos del llamamiento de las hijas de Lombardo, en Facebook, pocas horas después de la detención de su padre, en el que pedían a la ciudadanía votar por su padre de todos modos.

Estamos a la espera de saber cuántos votos obtuvieron. Porque la mafia siempre participó en las elecciones de esta ciudad.

Han pasado treinta años desde las masacres y hay un clima de restauración impresionante.

Lagalla declaró públicamente que "la mafia debe mantenerse alejada de su puerta". Al mismo tiempo, sin embargo, nunca mostró vergüenza o escándalo por el apoyo que recibió de dos condenados por hechos mafiosos en toda regla (aunque la condena fue cumplida por ambos).

¿Es esta la medida de la ética y la moral del ahora próximo alcalde de Palermo? No hay nada que se pueda agregar.

--------------------

*Foto de portada © Imagoeconomica

*Foto 2: Palermo, diciembre del 2001. Salvatore Cuffaro en una foto de archivo © Emanuele Lo Cascio

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO