El día “D” de una lucha de jóvenes y ciudadanos que honran a los hombres honestos del Estado italiano
 
Por Alejandro Díaz-20 de julio de 2021

Luego de una furiosa e insistente convocatoria, cientos de personas, mayoritariamente jóvenes, arribaron a Palermo, la capital siciliana, para sacudir de su letargo a una comunidad sumida en la cultura mafiosa. Una cultura de complicidad y silencio respecto de los hechos criminales que han definido su historia y su presente.

La jornada se construyó en torno a la convocatoria del “Movimento Agende Rossa” y de la revista ANTIMAFIADuemila, bajo la consigna “Scorta per la memoria” (Escolta por la memoria), cumpliéndose 29 años desde el atentado ocurrido el 19 de julio de 1992, donde fue asesinado el juez Paolo Borsellino junto a cinco de sus escoltas: Agostino Catalano, Emanuela Loi, Vincenzo Li Muli, Walter Eddie Cosina y Claudio Traina.

El evento, trasmitido por streaming a través del sitio 19luglio1992.com, fue abierto por los representantes de “Agende Rossa”. Entre ellos se destacó Rossana Melilli, que invitó a reflexionar sobre dos palabras: memoria, como elemento necesario de un pensamiento crítico, y escolta, que se refleja en el acompañamiento con el que durante 29 años un grupo de personas ha sostenido a quienes sostienen la resistencia en primera línea. Este espacio estuvo dedicado especialmente a los agentes de policía que murieron mientras prestaban servicio defendiendo a aquellos amenazados por la mafia.

Presentó su testimonio Angelo Corbo, quien siendo uno de los custodios de Giovanni Falcone sobrevivió al atentado en mayo de 1992: “para mi sobrevivir aquel día fue renacer en una nueva vida”, comento y además agregó: “perseguir los ideales es sacrificar la propia vida. Falcone para mi representaba una esperanza de vida, y para mi formar parte de su escolta era una manera de formar parte de aquella esperanza”.

También participo en el lugar Antonio Vullo, que fue el único sobreviviente del atentado en vía D’Amelio, quien trajo al presente a sus compañeros caídos: “solo hemos sido separados físicamente”. También se refirió a la agenda desaparecida “un objeto de color rojo que contenía los secretos del Estado”, esperando que esta verdad no sea en realidad una historia mitológica.

Los padres de Agostino Catalano presentaron a Alessandro Piaza, quien compartió un bello poema con la audiencia. Tommaso, el padre, agradeció a los presentes, especialmente a aquellos que realizaron cientos de kilómetros para llegar al lugar. Pina, la madre, en su momento con la voz rasgada gritó: "ellos viven entre nosotros”. La multitud respondiendo, explotó en un solo grito: “Fuera la mafia del Estado”.

También participó Luciano Traina, hermano de Claudio, quien se apoyó en la audiencia: “yo estoy aquí, después de tantos años, gracias a ustedes. Ustedes son la parte sana del Estado, y les pido por favor de seguir ayudando a los magistrados como el doctor Nino Di Matteo, el doctor Gratteri, el doctor Ardita y tantos otros que están construyendo un cambio por los jóvenes y por las nuevas generaciones”. La audiencia respondió cantando “Somos todos Nino Di Matteo”.

Detrás vino Vincenzo Agostino, padre del policía Antonino Agostino que fue asesinado por la mafia: “nosotros tenemos derecho a saber qué pasó con nuestros hijos”. También exigió: “debemos saber quiénes comandan a los agentes y servicios desviados”, y dirigiéndose a los jóvenes presentes remató: “yo intento todavía aprender que significa ‘hombres corruptos del Estado’, y les ruego me ayuden a hacerlo”.

En esta primera parte participó Salvatore Borsellino, quien leyó un poema de Marinela Monti titulado “Giudice Paolo”. Giovanni Mormile, hermano de Umberto Mormile asesinado por la ‘Ndrangheta, hizo una importante reflexión sobre la naturaleza de las fuerzas de seguridad y su rol como garantes de la seguridad de los ciudadanos, y destacó que en estos crímenes de masacres están involucrados los servicios secretos. Mormile dijo a los dirigentes de Europa y en especial a Mario Draghi, que la reforma de los servicios de seguridad no es un reclamo del pueblo, es una exigencia de la democracia.

La segunda parte del evento estuvo moderada por el periodista Paolo Borrometi, quien presentó el tema “Sistema Criminal y encubrimiento”. Borrometi comenzó invitando al magistrado Sebastiano Ardita, quien tuvo que ser presentado en diferido por problemas técnicos. Ardita realizó un discurso resaltando la necesidad de mecanismos judiciales como el del ergastolo ostativo, que incentiva a los condenados por crímenes aberrantes a colaborar con la justicia. También dedicó unas emotivas palabras a Paolo Borsellino, quien para él “fue un hombre honesto, que ocupó un lugar que exige una gran fuerza moral y una coherencia en los actos”.

Lapso después intervino el abogado Fabio Repici, quien recordó los casos de asesinato y encubrimiento de Beppe Alfano, quien era un periodista que estaba investigando a Benedetto “Nitto” Santapaolo, un mafioso que estaba prófugo de la justicia, y del agente Nino Agostino y su compañera Giovanna Castteluccio, que estaba embarazada. Su asesinato ocurrió cuando Agostino había encontrado irregularidades en las investigaciones por el paradero de Salvatore Riina y Bernardo Provenzano.

Giovanni Spinosa en su turno se dedicó a recorrer brevemente la historia de “Falange Armata”, aquella organización terrorista tras la cual se escondieron los servicios secretos para cometer crímenes políticos. También se refirió sobre la estructura Gladio, sobre la cual dijo que era “un aparato del Estado reconocido por los acuerdos de la OTAN, ratificados por el Parlamento. Por supuesto que Gladio tenía legitimidad constitucional, lo que no tenía legitimidad constitucional es haber constituido una estructura ideológicamente orientada, porque a Gladio se entraba solo si se tenía una cierta tendencia subversiva filo atlantista, pronto a hacer lo que sea”.

Luego intervino el juez Roberto Scarpinato, quien disertó magistralmente sobre los hilos conductores de las masacres que a lo largo del tiempo han configurado la historia italiana.

“Nuestra historia es una sucesión ininterrumpida de atentados y encubrimientos. Hay un hilo conductor único que es el encubrimiento. Hay sentencias definitivas que han condenado los encubrimientos. ¿Por qué se encubre? Porque detrás de estos eventos políticamente desestabilizadores hay mandantes excelentes”.

Para cerrar la jornada se presentó el Movimiento Cultural Internacional Our Voice, quien fue fuertemente ovacionado por la audiencia. Los jóvenes que durante estos días están alterando a una ciudad acostumbrada a los paisajes vívidos y las almas sombrías, presentaron dos monólogos interpretados por Beatrice Boccali y Elisa Pagano.

El primero en un tono satírico se refirió a las incoherencias de las investigaciones intercaladas con recuerdos de los magistrados, recreando las sensaciones y emociones que habrían vivido en aquellos días, y contó con una performance de baile de Mattia Lautieri y Chiara Lautieri. Mientras el segundo monologo, que estuvo acompañado por una coreografía interpretada por la propia Elisa junto a Albert Ifrim, eran palabras de Rita Atria, aquella joven que pese a proceder de una familia mafiosa se había entregado en alma y vida a colaborar en las investigaciones que el juez Paolo Borsellino llevaba adelante. Rita se volvió una hija para Paolo, y la ausencia que dejó su asesinato la llevó a un profundo sentimiento de tristeza que terminó costándole la vida, por su propia voluntad (en un hecho que causo un profundo impacto en la sociedad palermitana); otra vida más tomada por la cultura mafiosa.

El director de ANTIMAFIADuemila, Giorgio Bongiovanni, intervino luego de las presentaciones, solo para agradecer a los jóvenes presentes y a acompañar sus cánticos en apoyo al fiscal Nino Di Matteo.

Sonia Bongiovanni, directora y fundadora de Our Voice, refirió unas palabras para cerrar la jornada: “siento que los jóvenes tenemos tanto para aportar a esta lucha. Debemos recordar, debemos tener memoria por todos aquellos mártires que se han sacrificado por nosotros. El último monólogo interpretado por Elisa no es un escrito nuestro, son las palabras de Rita Atria. Yo me siento honrada de poder representarla en este escenario con ustedes, reflejar como Movimiento las palabras de una joven llena de coraje que sacrificó su vida por una causa justa, por nuestro país, porque creía en los valores con los que Paolo vivía, valores de amor, de justicia, de libertad y de esperanza. Nosotros continuamos creyendo en que sus sueños podremos realizarlos, si estamos juntos y unidos. Todos, todo el pueblo italiano se debe despertar y se debe levantar, porque no puede caer otra vez. No podemos permitir que mueran otras personas, no podemos permitir que vuelva a suceder todo esto. Depende de nosotros”.

La joven actriz cerró su emotivo y alentador discurso invitando a todos a presenciar el espectáculo “Il peso di sangue” (El peso de la sangre) un espectáculo realizado por jóvenes artistas de toda Italia y de Sudamérica, que será estrenado este 20 de julio a las 20:30 hs. (hora de Italia, 15:30 horas de Montevideo, Buenos Aires), donde además se presentará la “Saras Band”.

----------------

*El espectáculo será trasmitido en vivo por la cuenta de Facebook de Our Voice, @ourvoice.it.

*Link para ver el evento: https://fb.me/e/2mxfSq3x4

------------------

*Foto de portada: antimafiaduemila.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO