Un rompecabezas de la verdad por construir
 
Desde las relaciones entre B y Graviano hasta el “Protocolo Fantasma”
 
“Report” recoge las piezas de los misterios de Cosa Nostra
 
Por Karim El Sadi -25 de mayo de 2021

La sensación que se tiene sobre Cosa Nostra, las masacres y los autores intelectuales externos, es que la verdad ya está escrita pero aún no revelada. Antiguas pruebas, documentos cruciales escritos y olvidados, testimonios de arrepentidos y expertos.

Quizás se trate, por tanto, de armar un rompecabezas formado por miles de piezas. Algunas son correctas y otras incorrectas o, si se quiere, engañosas. Corresponde a la magistratura reconocer las buenas, ponerlas en fila y encajar pieza por pieza, para componer el gráfico y delinear su perfil. Y le toca al mundo de la información tratar de facilitar ese trabajo de reconstrucción tan complejo, pero factible, a los ojos de la opinión pública. A los ojos de quienes, en definitiva, quieren conocer el arcano. En este sentido Report, el programa que es la pesadilla de la clase dominante italiana, volvió tras un histórico primer episodio a principios de año, para hablar de esos misterios. Y lo hizo al día siguiente del 29º aniversario de la masacre de Capaci, tratando, como se mencionó, de poner en orden las piezas con testimonios inéditos y documentos exclusivos. Un especial de Paolo Mondani sobre la mafia, la masonería desviada, la extrema derecha y los servicios secretos que habrían ayudado a organizar y alimentar una estrategia de masacres que tenía como objetivo la desestabilización de la democracia en Italia. Estrategia sobre la que permanece el gran misterio de los autores intelectuales externos.

Estado mafia autores y masacres externos 2

Baiardo y las revelaciones a Chelazzi sobre Graviano, Dell’Utri y B

Al igual que en el programa del pasado 4 de enero titulado "Las mentes refinadísimas", este nuevo episodio de Report informa acerca de aspectos que no habían sido publicados anteriormente y otros que nunca se han investigado a fondo sobre los años de las masacres y los que las precedieron y siguieron. Paolo Mondani ha vuelto a investigar a Salvatore Baiardo, heladero y hombre que facilitó la fuga de los asesinos de Brancaccio, Filippo y Giuseppe Graviano. Baiardo, en su confesión, había dicho que le llevó, en nombre de Giuseppe Graviano, "un bote" de dinero a Silvio Berlusconi, investigado junto a Marcello Dell'Utri por las masacres del 93, y agregó que el jefe de Brancaccio y el exprimer ministro se reunieron "más de tres veces". Las revelaciones de Baiardo sobre las relaciones entre Berlusconi, Dell'Utri y Graviano terminaron en dos informes escritos entre el '96 y el '97 por Francesco Messina, entonces funcionario de la Dirección de Investigaciones Antimafia (DIA) pero solo lo notó Gabriele Chelazzi, el magistrado que coordinó las investigaciones sobre los coches bomba del '93 y '94, quien según el propio Messina presuntamente mantuvo conversaciones con Baiardo.

"Con Chelazzi hablé de las declaraciones de Baiardo sobre la relación entre Graviano y Dell’Utri y dijo que era necesario investigarlo", dijo Messina en Report. "En ese momento fue algo que tuvo considerable relevancia por lo que formalizamos con una nota enviada a la autoridad judicial".

Sin embargo, esas dos hojas de información terminaron olvidadas en algún cajón después de que el fiscal Chelazzi fuera trasladado, poco después, a la Fiscalía Nacional Antimafia. Hoy la Fiscalía de Florencia con los magistrados de la Dirección Distrital Antimafia (DDA) Luca Tescaroli y Luca Turco, coordinados por el fiscal Giuseppe Creazzo, vuelve a centrar su atención en esos papeles que queman, porque son relevantes a los fines de las averiguaciones sobre los autores intelectuales ocultos de las masacres de 1993 en el expediente en el que, luego de diversos envíos al archivo, se vuelve a investigar, como antes se mencionó, a los dos fundadores de Forza Italia. Partido que, según lo que Baiardo siempre dijo y lo confirmó a Report, siempre fue "totalmente financiado por la mafia, y no solo por ella".

Estado mafia autores y masacres externos 3

Gioè y el hilo que lleva al otro lado del océano

Los abogados del cavaliere niegan categóricamente que Berlusconi tuviera contactos similares, ni siquiera indirectos, y también niegan todas las circunstancias ilustradas en el transcurso del episodio. Sin embargo, Report encontró otros artículos olvidados y de considerable importancia. Se trata de un acta fechada el 2 de enero de 1998. Refiere a los contactos entre los hombres de Cosa Nostra, los servicios secretos desviados y la P2, con un hilo que lleva al otro lado del océano. El fiscal Chelazzi en ese momento investigaba a los presuntos autores intelectuales externos de las masacres, Dell’Utri y Berlusconi, e interrogó a Angelo Siino, ministro, en sentido figurado, de obras públicas para la mafia de Palermo. Siino había recibido confidencias explosivas de uno de los autores de las bombas de Capaci, Nino Gioè, a quien conoció en la prisión de Rebibbia. Gioè le reveló, según Report, que el mediador oculto entre Forza Italia y Cosa Nostra era el excapitán de Fiamme Gialle, exconsultor de Fininvest y exdiputado de FI, Massimo Maria Berruti. Poco después de esas revelaciones, Nino Gioè fue encontrado colgado con dos cordones de zapatos en una celda de la prisión. Suicidio, según los investigadores. Una muerte rodeada de misterios, como cree el fiscal general de Palermo, Roberto Scarpinato (el jefe fue encontrado con cuatro costillas rotas y la señal de la soga alrededor de su cuello no seguía la dirección de la fuerza de gravedad). Lo cierto, como siempre dijo Scarpinato, es que Gioè según varios arrepentidos "estaba a punto de colaborar con la justicia" y también que "era un nexo entre Cosa Nostra y los servicios". De hecho, el jefe había tenido un pasado como paracaidista de las fuerzas especiales y su primo, colaborador de la justicia (fallecido en París) Francesco Di Carlo, lo inició en los servicios. Di Carlo le dijo a Report que los servicios "lo obligaron a suicidarse en la cárcel". Por tanto, Gioè era un sujeto muy bien informado de hechos de mucha relevancia, ya que fue el ejecutor, junto con Giovanni Brusca, de la masacre contra Giovanni Falcone y al parecer, tal como dijo Gioacchino Genchi, exconsultor informático de la jefatura de policía de Palermo, fue quien realizó varias llamadas telefónicas a Minnesota, Estados Unidos, dos horas antes de la explosión. Se trata de llamadas telefónicas "también realizadas por otros usuarios, incluso desde Roma, con teléfonos móviles que también llamaron a Palermo cuando se fue Falcone", explicó Genchi, quien investigó esas llamadas. "Las llamadas hechas a los Estados Unidos por los hombres que habían operado y habían hablado entre ellos en los momentos de la masacre fueron múltiples", añadió. El magistrado Gabriele Paci también habló de Estados Unidos, refiriéndose al encuentro entre Totò Riina, Matteo Messina Denaro y Saro Naimo, definido como el alter ego de Riina en América, a quien el jefe de jefes le dijo "si me pasa algo tienes hablar con él (Matteo Messina Denaro, ndr)". En esos años surgió la idea de hacer de "Sicilia otro estado americano". Una propuesta, esta, adelantada por Saro Naimo, "vinculada a los servicios estadounidenses", recordó el fiscal en funciones.

Estado mafia autores y masacres externos 4

El excarabinero que hablaba con y por Messina Denaro

Por lo tanto, la atención se concentra en Matteo Messina Denaro, recientemente condenado también por ser el instigador de las masacres de 1992 (el propio Paci representó a la acusación en primera instancia). El jefe lleva 28 años prófugo y los magistrados han detenido a amigos, compañeros, aliados y familiares hasta las generaciones más recientes, acusados ​​de facilitar su fuga. Sin embargo, a Messina Denaro no se lo encuentra por ninguna parte. Según algunos, "Diabolik" logra escapar porque goza de protecciones institucionales y en ese sentido Report ha logrado entrevistar a un hombre que dice ser amigo de "un exoficial de Carabineros y luego empleado de un banco en Palermo donde trabajaba de incógnito para el servicio secreto civil", quien habría favorecido la inacción del líder mafioso de Castelvetrano. Este excarabiniere habría conocido a la "prímula roja" en "momentos clave". El hombre, según el testigo, "trabajaba como infiltrado bancario dando asesoría financiera a los jefes del distrito de San Lorenzo". Como hombre infiltrado, este personaje misterioso y no identificado se habría convertido en "una especie de oficial de enlace" entre la mafia y los servicios, llegando incluso a mantener correspondencia en su nombre, pero bajo una identidad falsa, supuestamente "Alessio", con el alcalde de Castelvetrano y exinfiltrado del SISDE, Antonio Vaccarino, condenado por complicidad y fallecido hace unos días, que firmaba como "Suetonius". Un informe epistolar que "el alcalde de los misterios" habría tenido en nombre de los servicios secretos. "Mi amigo se encargó de esas cartas, escribió las cartas de Messina Denaro".

Estado mafia autores y masacres externos 5

Capítulo “Protocolo Fantasma”, el escondite de Riina “fue registrado”

Son muchos los misterios abordados por Report en este episodio. Entre ellos, el programa conducido por Sigfrido Ranucci abordó el delicado tema de la falta de registro en el escondite de Totò Riina, en la villa de vía Bernini, en Palermo. Documentos inéditos divulgados por Report hablan de una guarida que, a diferencia de lo que asegura el exgeneral del ROS, Mario Mori (condenado en primera instancia en el proceso de la Tratativa Estado-Mafia), fue allanada y desvalijada no por los hombres de Cosa Nostra, sino por funcionarios del Estado infieles. Sobre el tema, el colaborador de justicia Nino Giuffrè, considerado confiable por los magistrados, dijo que el contenido altamente confidencial guardado en la caja fuerte de Riina fue entregado a Matteo Messina Denaro por los jefes que, gracias a la decisión de los Carabineros dirigidos por Mori (el exgeneral fue absuelto del asunto junto con el capitán Ultimo), de no registrar la guarida, habían logrado entrar y rescatar valiosos documentos y papeles. En este sentido Report ofrece al público un documento que, aunque deba ser analizado en los tribunales, ofrece otra mirada de la historia. El documento mostrado en vivo por Report es el llamado "Protocolo Fantasma". Un paquete de papeles anónimo que llegó al escritorio del magistrado Nino di Matteo en el 2012, que en ese momento era fiscal del proceso de la Tratativa. Su contenido era hasta ahora secreto y sobre el tema de la guarida de Riina es objetivamente impactante: "Se realizó el registro... en ese momento también se suspendió el servicio de video en el escondite de Salvatore Riina... se encontraron armas, municiones, un 'papel' con los nombres de políticos locales, personalidades destacadas con sillones en el Vaticano, en Colle, en Montecitorio, en el Palazzo Chigi, en el CSM y de algunos fiscales, todos incluidos en otra nómina con favores concretos y abundantes transferencias bancarias". Una masa de contenido de trascendencia disruptiva, y en este sentido incluso el colaborador de justicia Giusy Vitale había dicho que en la caja fuerte de Riina, en vía Bernini, "había documentos para hacer estallar al Estado". Y la búsqueda según Alfonso Sabella, exfiscal adjunto de Palermo, no se llevó a cabo porque "quien vendió a Riina, vendió sólo a Riina, y no a la asociación Cosa Nostra" y agregó que "probablemente ese fue el pacto" entre el Estado y la mafia.

Estado mafia autores y masacres externos 6

Di Matteo sobre Mori y la "Rosa de los Vientos"

Como ya se dijo, fueron los hombres de Mario Mori los que dejaron la guarida de Riina abandonada durante varios días. Una figura cuanto menos controvertida, la del exgeneral de los Carabineros, protagonista, según él mismo admitió, de los enfrentamientos y diálogos entre el alcalde mafioso Vito Ciancimino y Cosa Nostra en los años de las masacres.

Report entrevistó a Nino Di Matteo, quien solicitó y obtuvo, junto a sus colegas Roberto Tartaglia, Francesco Del Bene y Vittorio Teresi, la condena de Mori ante la Corte de Assise de Palermo, sede del juicio sobre la Tratativa por el delito de amenaza al cuerpo político del Estado. Di Matteo, hoy consejero togado del Consejo Superior de la Magistratura (CSM), recordó que Mori había estado involucrado en la investigación 'Rosa de los Vientos' (organización paramilitar paralela a Gladio, ndr) de la fiscalía de Padua sobre una hipótesis de sus contactos con destacados exponentes de Nuevo Orden en Veneto. "En 1975 Mori fue sacado repentinamente del SID", dijo el subdirector Gianadelio Maletti (un exmiembro de la P2 condenado por desviar la investigación de la masacre de Piazza Fontana, hoy prófugo en Sudáfrica). Maletti le dijo a Report que las razones de su decisión de mantenerlo "alejado de la oficina de Roma" tienen que ver con el hecho de que Mori "era sospechoso de contactos con sujetos subversivos de derecha y que perdió su fuerza debido al traslado". Según Di Matteo, la separación de la oficina de Roma se debió al hecho de que "las investigaciones de Padua luego se fusionaron con las del Golpe Borghese en las que Mori de alguna manera estuvo involucrado". Tres años después se solicitó el traslado del capitán a Roma, a la sección Anticrimen, a pesar de la oposición del coronel del SISMI, Mario Parente. Mori logró ser trasladado a la capital el 17 de marzo de 1978, al día siguiente del secuestro de Moro. De Mori también habló en el proceso de la Tratativa el coronel Massimo Giraudo, quien archivó el acta de Mauro Venturi, excolega de Mori en el SID en el que, según Di Matteo, "surgió una actividad proselitista de Mori por afiliaciones compartidas en una especie de lista confidencial de la P2 de Licio Gelli". Aspectos impactantes que ensombrecieron aún más la figura del exgeneral y sobre la carrera que había comenzado, recordó el magistrado de Palermo que "empezó como exponente de los servicios, continuó como oficial de los Carabineros con roles de mando, y luego la terminó volviendo a los servicios como director del SISDE". Mario Mori, dijo el magistrado, "siempre ha tenido un comportamiento más parecido al de un militar sin escrúpulos que al de un policía judicial que sigue las reglas del código". Fuertes acusaciones que Mori negó, diciendo que eran falsas. A Mori, reiteró Alfonso Sabella a las cámaras de Report, Gabriele Chelazzi ya lo estaba investigando en el 2003 quien, según él, "tenía la intención de inscribirlo en el registro de sospechosos". Sin embargo, el magistrado, que había interrogado a Mori, murió por causas naturales al poco tiempo. Su obra fue retomada después de casi una década por los magistrados de Palermo. Mori, luego de enterarse de esas actas y documentos, "respondió genéricamente en monosílabos o diciendo 'No sé' o 'No me acuerdo'", recordó Di Matteo a Mondani.

Estado mafia autores y masacres externos 7

"Hoy a la mafia le conviene comprar el Estado"

Todos los aspectos, vicisitudes y misterios podrían estar vinculados entre ellos y ser secuenciales unos con otros. Como ya se dijo, hace falta un muy fino trabajo de reconstrucción. Pero lo que ya se puede decir es que se trata de hechos gravísimos que siguen siendo alarmantes en la medida en que las razones por las que se pusieron en marcha, con alta complicidad y en interés de poderes más o menos ocultos, si alguna vez hubieran sido de alguna manera frustrados, hoy, después de 25 o 30 años, corren el riesgo de cumplirse. Como es el caso de la concesión de permisos premio a los jefes irreducibles. Hablamos de la famosa cuestión de la cadena perpetua dura y del 41bis que durante años ha sido víctima de sibilinos intentos de desmantelamiento institucional, como lo demuestran las recientes sentencias de la Consulta que llegaron a instancias de la Corte Europea de Derechos Humanos de Bruselas desde donde, como dice irónicamente el fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, "no se siente el olor a TNT". El derrocamiento del régimen carcelario duro fue "uno de los objetivos de las masacres de Cosa Nostra", subrayó Di Matteo. "Y objetivamente estamos presenciando -agregó- el total desmantelamiento de ese conjunto general de reglas que fue concebido bajo el impulso creativo y organizativo de Giovanni Falcone". Pero ¿por qué se están llevando a cabo ciertas reformas hoy? Para responder a esta pregunta está Alfonso Sabella quien dijo: "En este país, nuestra economía legal, especialmente después del Covid, adolece de una gran falta de liquidez que puede ser solucionada y puesta en marcha por la mafia". En el "do ut des", por tanto, la fórmula es siempre la misma: dar a cambio de que me den. Una tratativa entre gorras y corbatas que nunca termina, como una espiral infinita. "Yo veo tres etapas en la mafia", añadió Sabella. "Una primera mafia que convivió con el Estado, una segunda que lo desafió con el advenimiento de los corleoneses y una tercera que luego de las masacres hizo un pacto con el Estado". Hoy, según Sabella, hay "una última mafia que ha entendido que probablemente le sea más conveniente comprar al Estado. Y que tiene el dinero para hacerlo". Palabras que hacen pensar, especialmente en estos días, a menos de cuarenta y ocho horas después del 28º aniversario de la masacre de via dei Georgofili.

Estado mafia autores y masacres externos 8

-------------------

Foto de portada y restantes: www.antimafiaduemila.com

Foto 3: www.antimafiaduemila.com / Salvatore Baiardi

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO