Las historias de Attilio Manca y Mario Francese

Por Luca Grossi -26 de marzo de 2021

Son dos vidas aparentemente distintas las del médico Attilio Manca y el periodista Mario Francese. Pero a pesar de la distancia temporal y humana, sus vidas terminaron unidas por dos elementos en común: el ser ambos de origen siciliano y el de haber sido ambos, en el curso de su actividad profesional, aislados, asesinados y deslegitimados.

Y es su historia el motivo de la entrevista concedida por el subdirector de ANTIMAFIADuemila, Lorenzo Baldo, a Alviano Appi, de la asociación cultural Il Sicomoro. La historia de dos hombres, asesinados en el cuerpo y heridos en la memoria, por quienes se suponía que debían protegerlos y apoyarlos.

Mario Francese, el cronista que entendió a Cosa Nostra

"Hombres de Colorado, los saludo y me evado", era el saludo típico de Mario Francese cuando se iba de la redacción del Giornale di Sicilia, en Palermo. De hecho, el cronista de Siracusa no solo era un cronista de pura raza, sino también una persona con grandes habilidades empáticas. De hecho, Lorenzo dijo que Francese fue "el único periodista que logró entrevistar a la esposa de Totò Riina, Antonietta Bagarella" porque su práctica no era agredir sino comprender a su interlocutor. "Además -continuó Lorenzo- fue uno de los primeros en entender lo que sucedía detrás de la cúpula de Cosa Nostra en los años 70, relatando el ascenso de los corleoneses y de Riina y Provenzano cuando se abalanzaron sobre la ciudad de Palermo, comenzando la matanza de periodistas, magistrados y policías. Porque Riina quería predominar" para seguir diciendo luego que "Francese excavó en la lluvia de los miles de millones que llegaban del gobierno para la reconstrucción posterior al terremoto y del dinero asignado para la construcción de la presa Garcia". Investigaciones que llevarán al periodista siracusano a descubrir numerosas tramas y colusiones.

Dos hombres asesinados dos veces 2

Lorenzo Baldo remarcó que "cuando fue asesinado estaba trabajando en un muy importante dossier sobre la mafia de los contratos públicos, que fue publicado luego de su muerte". Por otra parte, el subdirector informó con emoción acerca de la colaboración profesional que tuvo con el hijo de Francese, Giuseppe, quien escribió durante un tiempo para la revista ANTIMAFIADuemila, contribuyendo a la redacción de varios artículos.

Pero el camino de Giuseppe no fue fácil. De hecho, desde la muerte de su padre, siempre intentó recuperar, a partir de los documentos y las notas de Francese, cualquier posible indicio que pudiera ayudar a esclarecer el asesinato. Gracias a sus esfuerzos, el caso, luego de un desafortunado archivo, fue reabierto y después de un proceso judicial "con una acusación que se sostuvo hasta la casación", dijo Lorenzo, "los jueces dictaron severas condenas para los jefes de Cosa Nostra de ese entonces".

Lamentablemente, su hijo no pudo soportar el gran dolor y luego de haber obtenido justicia para su padre se suicidó en el 2002, engullido por ese dolor que a pesar de haberlo empujado a buscar justicia se convirtió en un lastre demasiado pesado.

Attilio Manca, una víctima de la mafia

Este año también se celebró la jornada en memoria de las víctimas de la mafia y Don Luigi Ciotti quiso incluir en la lista de más de 1000 nombres de víctimas inocentes de la mafia el del urólogo siciliano Attilio Manca. Porque quienes conocen la historia del joven médico no pueden llegar a creer que se haya suicidado con una dosis masiva de heroína y otras drogas en su casa de Viterbo, el 11 de febrero del 2004, aunque esa siga siendo la posición oficial de la justicia italiana.

De hecho, como dijo Lorenzo Baldo, "sus compañeros lo describieron como una persona que nunca rompía las reglas, que trabajaba turnos de 14, 16 y 18 horas todos los días. Dijeron que era una persona firme. Que nunca dio señales de desequilibrio, abstinencia ni nada atribuible a la drogadicción" y agregó luego que "son muchos los aspectos que giran en torno a esta muerte que no están claros". Por ejemplo, el hecho de que le hubieran puesto dos inyecciones de heroína en el brazo izquierdo a pesar de ser zurdo puro o las extrañas llamadas telefónicas -que desaparecieron de los registros telefónicos- que le hicieron a su madre en los días previos a su muerte.

Lorenzo destacó con contundencia que "una de las hipótesis defensivas de los abogados de la familia Manca, Fabio Repici y Antonio Ingroia, sostiene que se utilizó a Attilio para tratar a Provenzano, antes o después de la cirugía que el mismo tuvo por su cáncer de próstata en el 2003 en Francia" y sobre todo porque Attilio tomó conciencia "de la red de protección institucional en torno a Provenzano. No sólo había una red mafiosa sino también una red extra Cosa Nostra, de servicios secretos desviados y masonería" y por ese motivo, según los abogados de la familia, Manca fue asesinado.

Dos hombres asesinados dos veces 3

A pesar de las numerosas evidencias que sustentan esta teoría "el fiscal de Viterbo se ha sentado sobre la tesis del suicidio", remarcó Lorenzo y "lo que más que clama venganza es que esta pobre familia se ve obligada a mendigar justicia en un país que debería dársela por derecho".

Sin embargo, recientemente se abrió un rayo de luz en este vía crucis que es el proceso judicial del caso Manca, es decir, se dictó sentencia absolutoria para Mónica Mileti, quien fue declarada inocente de la acusación de haberle vendido la droga a Attilio, con la cual, según la Fiscalía de Viterbo, se habría suicidado.

Las preguntas, por lo tanto, son siempre las mismas: ¿quién mató a Attilio Manca? ¿Lo mataron porque reconoció a Bernardo Provenzano y a la red institucional que lo protegía? ¿Y por qué entonces la máquina judicial abrazó en forma incondicional la tesis del suicidio?

------------------

*Foto de portada: www.antimafiaduemila.com / Lorenzo Baldo y Alviano Appi

*Foto 2: www.larepublica.com / Mario Francese

*Foto 3: www.ilfattoquotidiano.com / Attilio Manca

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO