Salvatore Baiardo habla con los fiscales y se abre una investigación

Por Giorgio Bongiovanni y Aaron Pettinari-26 de marzo de 2021

Desde que el jefe de Brancaccio, Giuseppe Graviano, interceptado en la prisión de Ascoli Piceno junto al jefe de la Camorra, Umberto Adinolfi, habló de Silvio Berlusconi, refiriéndose a su descenso al campo y a la "cortesía" que el mismo le habría pedido, en Florencia se reabrió la investigación sobre los autores intelectuales externos de las masacres de 1993 en el continente (Florencia, Roma, Milán).

Junto al nombre del exprimer ministro, se agregó al expediente y a la lista de los indagados, el del exsenador Marcello Dell'Utri (ya condenado por concurso externo en asociación mafiosa y en primera instancia, en Palermo, condenado a 12 años por la Tratativa Estado-Mafia).

Una investigación que con el tiempo se ha visto reforzada tras las declaraciones del propio Graviano en el juicio 'Ndrangheta Stragista y, posteriormente, con las de Salvatore Baiardo, el heladero piamontés que gestionaba la fuga de los Graviano en los años de las bombas.

Baiardo, quien el pasado mes de enero frente a los micrófonos de Report confirmó los encuentros ocurridos entre Graviano y Silvio Berlusconi ("Fueron más de tres, yo los vi"), reiterando que ya entre 1991 y 1992 se hablaba del ingreso a la política del entonces empresario, está llenando las actas de los fiscales florentinos, Luca Tescaroli y Luca Turco.

Según lo que informa larepubblica.it habrían sido cuatro los interrogatorios, en presencia de los investigadores de la DIA (Dirección de Investigaciones Antimafia): el 8 de septiembre y el 13 de octubre del 2020, el 14 de enero y el 8 de febrero del 2021.

Un verdadero cambio de rumbo respecto a lo hecho a mediados de los años noventa cuando declaró en sumaria información ante los Carabineros de Palermo y posteriormente, ante los magistrados Gian Carlo Caselli y Luigi Patronaggio, cuando se negó a hablar.

Algún tiempo después fue objeto de un informe de la DIA del que habló en el juicio de Reggio Calabria el jefe de la Dirección Central Anticrimen de la policía, Francesco Messina.

Este último dijo que Baiardo, quien en ese momento no quiso comparecer, tanto es así que se utilizó el término 'persona investigada en el proceso penal 3309/93 (el proceso de las masacres, ndr), dijo haber frecuentado a los Graviano entre 1989 y principios de 1994.

Pero también afirmó haber asistido a una llamada telefónica entre Filippo Graviano y Marcello Dell’Utri.

"Nos dijo que en esas llamadas telefónicas había quedado claro que los dos tenían intereses económicos en común -reiteró Messina en mayo de 2020- En la primera de las llamadas telefónicas, que tuvo lugar entre el '91 y el '92, supo que el interlocutor era Dell 'Utri porque Filippo Graviano había pronunciado este nombre para hacerse anunciar".

También conocía las relaciones que la familia Graviano tenía con sectores empresariales y políticos. "En el transcurso de varias reuniones mantenidas con los hermanos Graviano y Cesare Lupo, Baiardo había recibido detalles sobre las relaciones que vinculaban a la familia Graviano con Dell'Utri y que este contexto de negocios comunes también incluía a un tal Fulvio Lima de Palermo, un familiar de Salvo Lima. Luego agregó que un emprendedor originario de Palermo llamado Rapisarda se había prestado a realizar inversiones inmobiliarias tanto en Lombardía como en Cerdeña y que era un testaferro de la familia Graviano", según informó Messina. Baiardo también dijo "haberlo acompañado físicamente a un restaurante milanés llamado 'L’Assassino' donde se suponía que los dos se encontrarían con Dell’Utri, pero que él no habría asistido a la reunión". Una reunión que se habría llevado a cabo entre 1992 y 1993. Al final, sin embargo, Baiardo se negó a firmar ninguna declaración. Y todo quedó registrado solo como información.

Hoy les iba a contar nuevamente a los fiscales sobre las vacaciones organizadas para los jefes de Palermo entre Forte dei Marmi, Venecia y Cerdeña. Sin embargo, comparando las declaraciones anteriores, Baiardo habría informado sobre un tema que hasta ahora no había aparecido en ninguna investigación. Según informa larepubblica.it se trataría de un político piamontés, que actualmente es el alcalde de un pequeño pueblo de Verbano.

Según el "heladero" de Omegna, sería precisamente a través de este sujeto que él pudo invertir el dinero de la familia Graviano, alrededor de mil quinientos millones de liras antiguas. Y los fiscales florentinos están buscando las pruebas necesarias para acreditar la veracidad de esas declaraciones, tanto que la DIA de Firenze, dice el periódico, registró la casa del político.

Las actas de las declaraciones de Baiardo ante los fiscales de Florencia son secretas. Y no serían las únicas. Porque también Graviano declaró ante los fiscales florentinos. Se desconoce si confirmó o no lo que dijo durante el juicio que lo condenó a una nueva cadena perpetua por los ataques a los carabineros en Calabria. Quedan muchas preguntas abiertas sobre por qué Baiardo ha decidido hablar hoy. ¿Tal vez por las mismas razones que las que podrían haber inducido al jefe mafioso de Brancaccio a interrumpir su silencio para responder a las preguntas del fiscal adjunto Giuseppe Lombardo?

Baiardo en la entrevista con Report destacó que la "esperanza" de Graviano era la posibilidad de "terminar con el 41 bis, que se derogue la cadena perpetua".

Y es precisamente en estos días cuando la Consulta deberá pronunciarse sobre la cadena perpetua y la posibilidad de conceder la libertad condicional incluso a los jefes condenados sin la 'conditio sine qua non' de colaborar con la justicia.

Mientras tanto, algo se filtra y la búsqueda de la verdad sobre las masacres no puede agotarse.

Porque tal como la presidenta de la Corte d'Assise de Reggio Calabria sostuvo en los fundamentos de la sentencia del juicio 'Ndrangheta Stragista, en las declaraciones de Giuseppe Graviano hay algunas circunstancias que "ciertamente merecen ser evaluadas e investigadas en las sedes competentes con la esperanza de que finalmente se puedan esclarecer completamente los hechos que han marcado y siguen marcando la historia de Italia".

--------------------------------

*Foto de portada: www.antimafiaduemila.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO