Nino Di Matteo en Tg2 Post: "Se necesita compromiso para saber qué hay detrás de las masacres"

Por Giorgio Bongiovanni-20 de marzo de 2021

"Lamentablemente, los últimos gobiernos no siempre han puesto la lucha contra la mafia en lo más alto de la agenda. Como si quisiéramos contenerla en lugar de enfrentarla para erradicarla. Deberíamos pensar en idear una política constante, que ponga a los hombres adecuados en los lugares adecuados para combatir este fenómeno y ponerle fin". Este es el duro análisis del consejero togado del CSM, Nino Di Matteo, quien habló anoche en Tg2 Post durante el episodio "Para no olvidar", emitido en la víspera del día de la memoria de las víctimas de la mafia. Además del magistrado, la presentadora Manuela Moreno también invitó al periodista Francesco Vitale. Las intervenciones se intercalaron con una entrevista a Don Luigi Ciotti, fundador de la Asociación Libera y una entrevista a Tina Montinaro, la viuda de Antonio Montinaro, jefe de la custodia de Giovanni Falcone, asesinado en la masacre de Capaci.

El valor de la memoria

"La memoria es muy importante -dijo Di Matteo-. Nuestro país corre el riesgo de convertirse en un país sin memoria y por lo tanto sin futuro. Pero la memoria no puede ser sólo un ejercicio retórico estéril, la memoria debe ser ante todo conciencia y conocimiento. El conocimiento de las causas que hicieron que en nuestro país sucediera lo que no había sucedido en ninguna otra parte del mundo. Fueron asesinados cientos de funcionarios de diversas instituciones, magistrados, políticos, sacerdotes y periodistas. Debemos tratar de ser conscientes de que esto pudo suceder porque Cosa Nostra en particular tuvo la capacidad para mantener relaciones significativas con el poder político, institucional, económico y financiero. Memoria significa conciencia, significa seguir trabajando para entender qué hubo detrás de las masacres y detrás de tantos delitos excelentes y no. Con la conciencia de que la lucha contra la mafia es una lucha por la libertad, por la democracia, en defensa de todos los ciudadanos y sobre todo de los más débiles".

La sentencia Agostino

Durante la transmisión, obviamente, se dedicó un pasaje al desenlace del juicio que condenó a cadena perpetua al jefe Nino Madonia, y el envío a juicio de Gaetano Scotto acusado del crimen, y de Francesco Paolo Rizzuto (acusado de complicidad agravada) por la muerte del agente de policía Antonino asesinado el 5 de agosto de 1989 a la entrada de la residencia de verano de la familia Agostino en Villagrazia di Carini (Palermo), junto con su esposa Ida Castelluccio (embarazada).

"La sentencia de hoy es la demostración de que la verdad puede emerger incluso después de muchos años de los hechos -afirmó Di Matteo-,solo hay que seguir buscándola. La sentencia es importante y será aún más importante entender el motivo de este doble asesinato, hasta hoy desconocido. Y será importante saber si, como habíamos supuesto al inicio de las investigaciones, también pueden existir responsabilidades de algunos funcionarios de las instituciones que, junto a los hombres de Cosa Nostra, asesinaron a ese joven matrimonio".

Cómo cambia la mafia

Durante el programa intervino también don Ciotti, que puso el acento en la "mafia-virus" porque "en el momento de las grandes tragedias, las mafias siempre están ahí. Hay un dato del Banco de Italia que es muy significativo: hay 120 mil empresas en graves dificultades de liquidez y, por tanto, en riesgo de liquidez sucia".

"No basta con conmoverse -agregó- sino que también hay que moverse y para hacerlo se necesita continuidad. No se mata solo disparando a la gente, las mafias siguen generando una marea de muertos vivientes. Gente amenazada. A todo esto, sin embargo, no puedo olvidar que hemos tenido en estos años una revolución de las mujeres, que están abriendo brechas dentro de las organizaciones mafiosas, que dicen basta y que luchan para tener sistemas legislativos que las protejan a ellas y a sus hijos".

Respondiendo a la pregunta de cómo ha cambiado la mafia y cómo ha cambiado la forma de luchar contra ella, Di Matteo recordó que, sobre todo Cosa Nostra, "siempre ha tenido una gran habilidad: la de saber adaptar sus propias estrategias a los momentos que vive el país. Sabe cambiar la piel como una serpiente y sabe aprovechar los momentos. Este es un momento peligroso para la sociedad y muy favorable para las mafias que podrían explotar las dificultades económicas provocadas por la emergencia pandémica".

"Debemos estar atentos al hecho de que las mafias pueden modificar su estrategia en cualquier momento, yo no estoy convencido de que hayan abandonado para siempre el uso de bombas y de ataques violentos a las instituciones. Aunque en este momento consideren más conveniente buscar una estrategia de sumersión para actuar sin ser molestados. El Estado debe entender esto y debe dar lo mejor de sí mismo para evitar que el país sufra, porque más allá de los daños de la pandemia, vendrán daños aún mayores provocados por la prepotencia mafiosa, por ejemplo, ejercida sobre comerciantes y empresarios en todas partes del país que está atravesando una crisis económica muy importante".

El silencio de los gobiernos

Di Matteo recordó luego que Cosa Nostra es "algo muy serio que se coloca a la altura de las reglas, que se adapta, pero que básicamente se mantiene idéntica a sí misma. No todo el mundo en nuestro país ha entendido que no se trata sólo de un fenómeno que produjo matanzas criminales, ni tampoco de un fenómeno de asesinos, extorsionadores o narcotraficantes, sino que es un fenómeno criminal que sigue afectando a una parte importante de la clase dominante de nuestro país".

Luego denunció la inacción de la política en lo que hace a la lucha contra la mafia: "Me gustaría que la política se diera cuenta de esto. Lamentablemente, no siempre los gobiernos, incluso los últimos, han puesto en primer lugar la lucha contra la mafia. En ciertos momentos casi parece que se pretende contener el fenómeno mafioso en lugar de enfrentarlo con decisión para erradicarlo definitivamente. No se debe solo contener a la mafia o contentarnos porque la mafia dispara ahora menos que antes. Debemos idear una política constante y decidida que ubique a los hombres justos en los lugares justos para derrotar definitivamente a este fenómeno que, como dijo Giovanni Falcone, tuvo un comienzo y debe tener un final. Pero para que tenga un final todos debemos ser conscientes de que se trata de una grave limitación de la libertad y de la dignidad de nuestros ciudadanos y de los principios constitucionales que están consagrados en nuestra Carta Fundamental".

La cuestión Palamara

Durante la transmisión también se hizo una pregunta sobre las recientes revelaciones del exmagistrado Luca Palamara, quien en el libro escrito con Alessandro Sallusti también habla de Di Matteo, encuadrándolo como un magistrado fuera del sistema. Obviamente, el consejero togado no pudo responder completamente.

"Ahora estoy en el CSM y me ocupo de muchos eventos que se cuentan en ese libro y solo puedo entrar en detalles hasta cierto punto –afirmó– creo que en el libro se me cita como un caso completamente ajeno a ese sistema y por lo tanto de alguna manera condenado al ostracismo. Pero mi persona no es importante. Hay un hecho que sí es importante: creo que es positivo que finalmente hayan emergido algunas de las patologías del sistema. Tenemos la tarea de no ignorar nada, de tomar las medidas necesarias para derrotar a los males los que están resquebrajando las imágenes del Poder Judicial y que a mi juicio son el colateralismo con el poder, el exceso de cuentas corrientes y luego también el arribismo y una carrera desenfrenada por cargos ejecutivos o semi ejecutivos".

"Bienvenidas sean las reformas en esta dirección-dijo Di Matteo- pero junto a quienes quieren reformas para mejorar la situación, también hay quienes quieren reducir el poder de la magistratura y llevarlo a convertirse en un orden lateral y de servicio con respecto a otros poderes del Estado, y eso no podemos permitirlo".

Di Matteo volvió a recordar que el Poder Judicial, en su momento más difícil, no puede ser recordado solo por el caso Palamara, sino que "también es el que ha sufrido 29 muertes desde 1969 hasta hoy, y es el que aún hoy en las salas de justicia de todo el país representa una barrera para la defensa de los derechos, especialmente los derechos de los más débiles. La magistratura ha sido la que ha soportado el mayor peso de la lucha contra el terrorismo y la lucha contra la mafia. Esta carga le sobrevino por la delegación absoluta de los otros poderes que debieron haber hecho más. Por eso no debemos tener miedo de los hechos que ahora se han conocido, debemos enfrentarlos, debemos asumir la responsabilidad de no fingir que no ha pasado nada, sino de saber que el Poder Judicial debe preservar su autonomía e independencia porque no es un privilegio de la casta de magistrados, sino que es una defensa de la libertad de todos los ciudadanos".

La memoria se debe cultivar todos los días

En conclusión, Di Matteo afirmó que mañana no participará en ceremonias particulares: "Creo que la memoria debe cultivarse todos los días, incluso después de casi 30 años de actividad soy un entusiasta que trata de entender qué hay detrás de cada uno de esos muertos y creo también que este valor de la memoria debe transmitirse a los más jóvenes. Los jóvenes deben saber lo que sucedió porque de lo contrario pueden no entender lo que sucede a su alrededor, así que bienvenidos a este día del recuerdo, pero la memoria debe ser transmitida, debe ser vivida cada día de nuestra vida y sobre todo debe transmitirse a las generaciones más jóvenes porque serán sólo ellos, si son conscientes y decididos, los que podrán cambiar las cosas en este país".

-----------------

*Foto de portada: www.antimafiaduemila.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO