bossvitoBOSS ARREPENTIDO GALATOLO: NO SOLO COSA NOSTRA CONTRA DI MATTEO
 
Por Lorenzo Baldo - 15 de Noviembre de 2014
El hombre que ha revelado el plan de muerte para Di Matteo, atribuyéndolo además a “entidades ajenas a Cosa Nostra”, a partir del día de ayer ha pasado a ser un colaborador de justicia: su familia, como se ha descubierto a través de numerosos expedientes judiciales, a partir del atentado de Addaura ha estado siempre relacionada con los sectores “desviados” de los Servicios Secretos.
No es una “fuente” que habla ocasionalmente con los magistrados para “quitarse un peso del corazón”, así como había trascendido en las últimas horas, para luego volver a la reclusión bajo el régimen carcelario del art. 41 bis. El boss mafioso Vito Galatolo, exponente de una de las familias de más alcurnia de Cosa Nostra, se ha arrepentido oficialmente. La decisión de colaborar con la justicia quedó formalizada en las últimas horas: ayer el boss de Acquasanta se reunió con el Procurador adjunto de Palermo, Vittorio Teresi y con el Procurador de Caltanissetta, Sergio Lari, momento en el que decidió hablar. La Fiscalía de Palermo, así como la de Caltanissetta, no comenta y no confirma: la fuga de noticias, prácticamente en directo, sobre el nuevo colaborador que ha dado información detallada sobre el proyecto de asesinato que ya está listo para ser perpetrado en contra del Fiscal Nino Di Matteo, tomó de sorpresa a los magistrados que se atrincheraron detrás de una impenetrable reserva. Lo único que se sabe es que en el día de ayer la mujer de Galatolo, que desde hace dos años vive en la ciudad de Mestre con sus hijos, quedó en manos de la DIA (Dirección Investigativa Antimafia) para ser trasladada a una localidad protegida.
Pero ¿qué es lo que ha llevado a Vito Galatolo, el último descendiente de una dinastía mafiosa de alto nivel, a dar el gran salto? ¿Acaso fue esa “molestia interior”, provocada por haber participado en diciembre de 2012 de las reuniones para la preparación del atentado en contra de Di Matteo, lo que convenció al boss a hablar con los Fiscales?
Algo es seguro: las revelaciones del nuevo arrepentido parecen apuntar alto, y prometen arrojar una nueva luz sobre una matriz criminal del terrorismo que va más allá de Cosa Nostra: “La eliminación del magistrado – habría dicho el arrepentido – le interesa también a entidades ajenas”. Y ¿quiénes serían estas “entidades” a las que les interesaría eliminar a Di Matteo?

La colaboración de Vito Galatolo, como le quedó claro en forma inmediata a los servicios de inteligencia antimafia, representa un golpe muy fuerte para Cosa Nostra, que podría reaccionar de forma completamente descontrolada. Siempre se ha sospechado que la familia Galatolo está relacionada estrechamente con ambientes “desviados” de los Servicios Secretos. Fueron los Galatolo quienes organizaron en 1989 el fallido atentado en Addaura en contra de Giovanni Falcone. Dicho atentado fue atribuido por el mismo Falcone a “mentes muy refinadas”. Casi veinte años más tarde los boss mafiosos Vincenzo y Angelo Galatolo (tío y sobrino respectivamente) fueron condenados por haber sido quienes perpetraron el atentado en Addaura: una sentencia definitiva de la Corte de Casación. El primero de ambos, Vincenzo, es el padre del nuevo arrepentido que ha decidido colaborar. El colaborador de justicia Angelo Fontana declaró posteriormente ante los Jueces Instructores que había sido precisamente Vincenzo Galatolo quien le confió cómo el boss mafioso Gaetano Scotto “iba hacia el “Castello Utveggio” (que se encuentra en la cima del “Monte Pellegrino”, n.d.r.) para reunirse con personas de los Servicios Secretos”. Según Fontana, habría sido precisamente Scotto quien le diera el detonador que, en junio de 1989, en Addaura, habría tenido que hacer explotar la carga colocada  frente a la casa de Falcone. Un asunto confuso que todavía no se ha logrado dilucidar plenamente.
Seguramente la dinastía de los Galatolo representa un fragmento fundamental de la historia de la mafia. Cuando en los años ’50 el mercado frutihortícola fue trasladado desde Zisa hasta Monte Pellegrino el viejo padrino Gaetano Galatolo quedó enfrentado con los hombres de honor de toda la ciudad de Palermo, al punto tal que terminó siendo asesinado en Mayo de 1955. Otros miembros de la familia fueron asesinados sin que nadie denunciara su muerte ante la policía. Una evidente señal de absoluta fidelidad a Cosa Nostra que el mismo Totò Riina habría apreciado especialmente. En los años ’80 siguieron los “magnicidios” y en ese momento fue cuando la familia Galatolo, en absoluta sintonía con el jefe de Cosa Nostra, asumió un papel de especial importancia en la preparación de determinados atentados: desde el perpetrado en contra del general Carlo Alberto Dalla Chiesa, de Pio La Torre y de Ninni Cassarà.  
Vincenzo Galatolo era el propietario del Fondo Pipitone lugar por el que pasaban los sicarios más sanguinarios de Cosa Nostra para reunirse y adiestrarse para cometer acciones de muerte. Y precisamente en esos lugares fue donde se formó Vito Galatolo como soldado mafioso bajo el ala protectora de una de las familias más poderosas de Cosa Nostra.
En los años ’90 a Vito se le asignó la tarea de hacer llegar las amenazas a Gioacchino Basile, el sindicalista que había denunciado las infiltraciones mafiosas en los Astilleros, así como el mismo Vito era quien enviaba las amenazas al nuevo párroco de Brancaccio, Gregorio Porcaro que quería continuar con la obra iniciada por el Padre Pino Puglisi.
Hoy, según los analistas de la mafia, Vito Galatolo podría ser considerado en todo sentido el depositario de secretos que podrían hacer temblar a Cosa Nostra. El pasado 20 de febrero, luego del maxi secuestro realizado por la DIA de bienes equivalentes a un valor de 250 millones de euros, se descubrió que la familia Galatolo había puesto sus manos en el Mercado Frutihortícola de Palermo.
Al estar infiltrada en dicho mercado, tanto directamente como a través de un testaferro, la dinastía Galatolo habría sido capaz de hacer valer su fuerza de intimidación a través de la imposición del precio de los bienes en venta que los trabajadores del sector tenían que aceptar, pero también por medio del control del transporte por tierra desde y hacia la Sicilia occidental.
Muchos de los secretos de la familia mafiosa, que en los años Ochenta y Noventa controlaba los diferentes tipos de tráfico en el puerto de Palermo y las licitaciones en el Astillero, fueron revelados recientemente por Giovanna Galatolo, hija de “Enzo” y hermana de Vito. La mujer fue la primera que rompió ese muro de silencio al decidir colaborar con la justicia: “Ya no quiero seguir en la mafia ¿por qué tendría que quedarme? ¿Solo porque mi padre es mafioso? No, no quiero. Ya no quiero seguir en el ámbito criminal. Tampoco quiero tener que tratar con personas indignas” declaró. Ahora le toca a su hermano Vito.
Extraído de: loraquotidiano.it

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO