Junto a los nombres, las sumas que habrían traído consigo: el botín robado a los judíos

Por AMDuemila – 4 de marzo del 2020

Después de muchos años, salió a la luz un documento con una lista de nombres de alrededor de doce mil nazis que, entre 1941 y 1943, con la caída del Tercer Reich, se habrían refugiado en la Argentina. Quien hizo el descubrimiento, en el subsuelo de un antiguo banco hoy en desuso, fue el investigador privado Pedro Filippuzzi.

La lista, que estaba en medio de otros documentos, no sólo indica los nombres de los nazis, sino también las sumas que habrían traído con ellos y que serían del botín robado a millones de judíos. La noticia fue reportada por el periódico La Repubblica. Según lo dicho, la lista no era desconocida. De hecho, en 1944, el gobierno del dictador pro-alemán Edelmiro Farrel disolvió la comisión encargada de analizarlo y ordenó la destrucción del documento.

Pero ahora el documento, o sería mejor decir la copia del documento, ha resurgido después de estar oculto durante 80 años en un sótano.

El investigador argentino contactó al Centro Simon Wiesenthal, famoso por su búsqueda de los nazis que sobrevivieron al fracaso del régimen de Hitler, quien a su vez recurrió al Credit Suisse para exigir la devolución de la propiedad robada. Gracias a la lista, el centro pudo trazar el camino recorrido por este tesoro que, según diversas hipótesis, habría servido para financiar las actividades legales establecidas en Argentina por los nazis fugitivos. Posteriormente, según los informes, parte de ese dinero habría regresado a Europa a través del banco suizo Schweizerische Kreditanstalt, que ahora se ha convertido en el Credit Suisse. "Estas cuentas –explicó Shimon Samuels, director de relaciones internacionales del Centro Simon Wiesenthal– incluyeron a varias compañías alemanas como IG Farben, proveedor del gas Zyklon-B, utilizado en las cámaras de exterminio, y organizaciones financieras como el Banco Alemán Transatlántico y el Banco Alemán de América del Sur. Bancos que, aparentemente, sirvieron para llevar a cabo transacciones nazis en Suiza".

En ese momento, era conocida la presencia de muchos nazis en Buenos Aires, pero durante todo este tiempo los gobiernos no han hecho nada.

Para dar a conocer los nombres de los "leales" a Hitler que se escondían detrás de la "Unión Alemana de Gremios”, hubo una redada policial en la sede de la asociación, donde la lista fue confiscada y luego entregada al parlamento argentino. "No todos los doce mil indicados en el documento –subrayó Ariel Gelblung, director de Wiesenthal para América Latina– fueron personas que utilizaron la triangulación para sacar el dinero robado por los nazis. Pero en el interior ciertamente hay quienes lo usaron".

Para Adolf Hitler era importante encontrar una manera de hacer desaparecer el dinero y, en Argentina, habría podido esconderlo y convertirlo en dólares para regresarlo a Europa. Según el director para América Latina del Wiesenthal, no es posible estimar el tesoro depositado en las cuentas sospechosas, pero lo cierto es que el dinero habría sido utilizado como capital inicial por el Credit Suisse, que surgió en las cenizas de la Schweizerische Kreditanstalt.

---------------

Foto de Portada: el documento con la lista de los doce mil nazis y sus cuentas corrientes (Centro Simon Wiesenthal)

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO