Por Antimafia Dos Mil-12 de agosto de 2022

El presidente colombiano Gustavo Petro confirmó este viernes que el uruguayo Sebastián Marset, líder del Primer Cartel Uruguayo (PCU) sería el responsable moral del homicidio del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, asesinado por sicarios el pasado 10 de mayo en la isla de Barú, en Colombia, mientras pasaba su último día de luna de miel.

En su cuenta personal de Twitter, y citando al medio rebelion.org, Petro se refirió al caso: “La investigación sobre el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci cometido por el narcotraficante uruguayo Marset en territorio colombiano demuestra que hace mucho el narco dejó de ser un problema bilateral colombo estadounidense, y es hoy un problema americano y mundial".

El motivo de la orden del asesinato a Pecci por parte de Marset, sería que el fiscal era responsable de la operación ‘A Ultranza’, la cual desbarató a la organización criminal liderada por el uruguayo en Paraguay. En febrero de este año, el operativo incluyó más de 100 allanamientos, y la requisa de casi 100 inmuebles, más de 150 vehículos entre los que figuraban un helicóptero, avionetas, motocicletas, embarcaciones, autos, camionetas, y hasta tractores y carretas y más de 100 millones de dólares.

Las autoridades de Colombia y Estados Unidos apuntan contra el criminal Sebastián Marset, un narcotraficante de gran peso en Paraguay y señalado como el líder del tráfico en la hidrovía del río Paraná. Marset, arrastra una carrera delictiva al menos desde 2013, cuando un trabajo conjunto entre las autoridades de Paraguay y Uruguay determinaron que recibía cargamentos de droga enviados por Juan Domingo ‘Papacho’ Viveros Cartes, tío del expresidente “significativamente corrupto”, el paraguayo Horacio Cartes.

También fue responsabilizado por la amenaza enviada, por mensaje de texto, a la fiscal uruguaya de estupefacientes Mónica Ferrero y de un atentado contra la Brigada Antidrogas en 2020 en su país natal.

Francisco Correa Galeano, el coordinador de la operación para ejecutar al fiscal Pecci, lo habría señalado como el autor intelectual del asesinato. Según medios colombianos, en sus declaraciones ante la justicia, Correa habría delatado a dos narcotraficantes paraguayos de ‘Los Paisas’, quienes se contactaron con Marset.

La conexión se habría dado, siempre según medios que citan el testimonio de Correa, a través de ‘Los Paisas’, quienes entregaron unos 500 mil dólares a Correa para que efectuara el asesinato.

El fiscal de Asuntos Internacionales de Paraguay, Manuel Doldán, afirmó a una radio local que los criminales creyeron que el fiscal Pecci, había sido el responsable de expedir el 22 de abril de este año una orden de captura para cinco de los siete hermanos Insfrán, pertenecientes al clan liderado por Miguel Ángel Insfrán y por Marset, pero que tal información no era correcta. “Marcelo no tiene nada que ver con la captura del clan Insfrán. Tuvo intervención en una causa desvinculada, en un homicidio que no tiene que ver con el foco investigativo”, indicó.

La información brindada a la justicia por Correa, tendría como cometido evitar la extradición a Estados Unidos, por lo que estaría colaborando con la DEA (la Agencia de Drogas Estadounidense) y con la Fiscalía de Colombia.

Marset, de 31 años y con una carrera delictiva de al menos diez, se encuentra prófugo de la justicia. En octubre de 2021 fue detenido en Dubai por portar un pasaporte paraguayo falso. En noviembre habría requerido a Uruguay un pasaporte, que le fue remitido en menos de 24 horas y que le permitió seguir su viaje libremente. Sobre él pesa una alerta roja desde marzo de este año, por una orden de captura desde Paraguay.

Medios paraguayos afirman además que el clan Insfrán era cercano al vicepresidente de Paraguay Hugo Velázquez, señalado públicamente como corrupto por Estados Unidos en la mañana de este viernes (ver nota aparte). Y como si no fuera suficiente, también lo relacionan con el director del Banco Atlas de Paraguay, Miguel Zaldívar, esposo de Natalia Zucolillo, la directora de uno de los medios más importantes de Paraguay, el diario ABC Color, y a Miky, su hijo en común. 

La política también estaba en la mira de los Insfrán. Uno de los hermanos, el pastor José, tenía intenciones de postularse como gobernador de Canindeyú.

La infiltración de los criminales del clan no se limitó a Paraguay. En Uruguay, se presume que Marset tendría vínculos con funcionarios del gobierno de Luis Lacalle Pou, el actual presidente. Trascendió además que el vicepresidente del Club Nacional de Fútbol, Alejandro Balbi, fue quien retiró el pasaporte expedido por el gobierno uruguayo para que Marset pudiera escapar de la justicia, se presume que a África.

Marset desarrolló una carrera como futbolista en Paraguay, aunque de corta duración. También se ocupó de fomentar un perfil de productor musical, desarrollando más de 400 conciertos y eventos, e incluso componiendo y cantando temas musicales.

Su paso por la farándula paraguaya le otorgó cierto prestigio, que seguramente y sin dudas lo ayudó a pasar inadvertido por las autoridades, hasta que en 2022 su organización criminal comenzó a desbaratarse. Pero no así sus redes de contactos.

Marset es un claro ejemplo de los vínculos paralelos entre los entramados legales e ilegales, y de cómo se sirven de funcionarios en todos los ámbitos de las instituciones para desarrollar fortunas millonarias, evadir la justicia, engañar a las masas y seguir su vida, lejos del peligro de la cárcel, con total impunidad.

-----------------

Artículos relacionados:

*Para diario colombiano, clan Insfrán y el uruguayo Marset ordenaron matar a Pecci  

*Homicidio Pecci: aspectos de la investigación con el exmagistrado Jorge Figueredo 

------------------

*Foto de portada: noticiasecuador.net

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO