En el marco de la Primera Cumbre del Comité Latinoamericano de Seguridad Interior

Por Antimafia Dos Mil-11 de noviembre de 2022

El presidente argentino, Alberto Fernández, llamo a los países de América Latina a “trabajar juntos y muy unidos” para contrarrestar el fenómeno global del crimen organizado. Además de pedirles de ser “inflexibles”, mencionó que el fenómeno criminal “se ha desarrollado de modo singular afectando a todo el mundo y nuestra región en particular” y agregó que “altera la paz social”. La máxima autoridad ejecutiva de la Argentina, pronunció estas contundentes palabras en la ceremonia de cierre de la Cumbre del Comité Latinoamericano de Seguridad Interior (CLASI). Este evento se celebró el pasado martes 8 de noviembre en el Centro Cultural Kirchner Y, Aníbal Fernández -ministro de Seguridad de Argentina-, comando el evento.

Según Fernández, la problemática de la seguridad tiene un origen: “En definitiva de la modernidad: tenemos que ver como lo abordamos con seriedad y además entendiendo que América Latina tiene una condición dentro del contexto internacional que es que somos un continente en paz”.

“El delito altera permanentemente la paz social, y nosotros políticamente tenemos que cuidar y respetar la convivencia democrática, garantizarnos que la paz social no sea alterada por el crimen organizado”, agregó la máxima autoridad argentina.

“Son verdaderas organizaciones que se disfrazan muchas veces de organizaciones legales o que se valen de formas legales para desarrollarse y cometer todos sus delitos”, afirmó el presidente de la nación, analizando el crimen organizado y su composición.

“El crimen ha dejado de ser una aventura de un delincuente, es cada vez más un hecho plural, y cada vez menos es un hecho singular, porque con el devenir del tiempo ha dejado de ser una aventura de un delincuente y cada vez más ha pasado a ser un sistema de organización que busca la impunidad”, agregó el abogado y profesor universitario, profundizando la lectura analítica del fenómeno criminal.

“Se nos impone una exigencia distinta porque ya no estamos yendo sobre un delincuente aislado, sino sobre verdaderas organizaciones que tienen la capacidad de penetrar las instituciones del Estado, vulnerarlas, violarlas en su honestidad, corromperlas para poder hacer más fácil la consumación de los delitos que realizan”, añadió Fernández, sobre el panorama argentino y latinoamericano.

“Sabiendo que somos todos parte de Estados democráticos y en el Estado de derecho debemos actuar respetando el sistema legal impuesto”, agregó el mandatorio, con respecto a la necesidad de dar respuestas a la ciudadanía, combatiendo la criminalidad organizada.

“Con la garantía de juicios transparentes, sanciones rápidas, y penas que se cumplan, porque de otro modo la paz no se recupera. La seguridad es un tema central y una responsabilidad del Estado”, añadió Fernández. “Muchos creen escuchar en este tipo de reflexiones una suerte de darle más derechos al delincuente que al ciudadano, pero no estamos hablando de eso sino de aplicar la ley en toda su dimensión”, definió contundentemente el presidente Fernández.

“Es importante que coordinemos el trabajo para poder hacer frente a todo eso, porque crimen organizado hay cuando el narcotráfico aparece y azota nuestras sociedades, cuando la trata de personas de personas asoma, cuando muchas veces hay sistemas de lavado de dinero para encubrir delitos económicos; entonces ahí además uno empieza a vincularse con el poder económico de nuestros países”, afirmó Fernández, haciendo un llamado y solicitando colaboración entre los países de la región.

Sobre crimen organizado y la dimensión económica, afirmó: “El poder económico tiene mucha capacidad para cargar noticias, para tapar la difusión de los hechos para generar imágenes de inocencias donde en verdad, hay imágenes de culpables”. Además, descartó el concepto de que “el delito es sinónimo de pobreza, como piensan algunos, ya que la marginalidad en una sociedad injusta deja un campo orégano para que el delito se desarrolle con más facilidad”.

Aníbal Fernández, quien fue presidente Pro Temporare del CLASI, sostuvo: “Tenemos una oportunidad para crecer, no como una policía súper nacional que no va a existir nunca, sino como un hecho criterioso y responsable de generar políticas nuevas, públicas, modernas, serias y respetables que nos involucran a todos”.

El CLASI, se creó en Bélgica, más precisamente en Bruselas, en marzo de este año. Según voceros locales, tiene como metas “definir prioridades basadas en el intercambio de información criminal, a través de planes de acción operativos que permitan alcanzar resultados más eficaces para la región, optimizando los recursos”.

Esta organización está compuesta por ministros de Uruguay, Paraguay, México, Chile, Republica Dominicana, Panamá, El Salvador, Ecuador, Costa Rica, Bolivia y Argentina. Se encuentra en tratativas, la integración de Perú.

--------------------

*Foto de portada: Wikimedia

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director de redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras
Secretaria de redacción Sudamérica: Victoria Camboni

ver más...