Hipótesis de emboscada mafiosa
 
El Rey de los Países Bajos: "Ataque al Estado de derecho"
 
Por Luca Grossi-7 de julio de 2021

Lo más probable es que se trate de una emboscada de matriz mafiosa la que se produjo el martes alrededor de las 19.30 en la capital holandesa, en el distrito de Lange Leidsedwarsstraat, en pleno centro, contra el periodista de investigación Peter R. de Vries (en la foto), de 64 años, el que corre peligro de morir tras ser alcanzado cinco veces por varios disparos, por lo menos uno de ellos en la cabeza, cuando salía del estudio de la emisora ​​holandesa RTL, al finalizar una participación televisiva.

En 2019, De Vries anunció en Twitter que la policía y funcionarios de justicia le habían informado que estaba en la "lista negra" de un criminal fugitivo.

Las primeras hipótesis de investigación conducen a lo que las autoridades locales han llamado una ejecución a gran escala por parte de la Mocro-maffia, el grupo criminal emergente que se está extendiendo cada vez más entre los Países Bajos y Bélgica, y cuyos asesinos presuntamente asesinaron hace dos años, también en Amsterdam, al letrado Derk Wiersum, abogado del testigo clave en el que es el primer maxi juicio real de este nuevo grupo criminal mafioso. Las autoridades han arrestado a tres sospechosos, pero hasta el momento existe la máxima reserva sobre la investigación. Mientras tanto, el primer ministro Mark Rutte calificó al ataque como "impactante e incomprensible" y el tiroteo como un "ataque al periodismo libre". A las voces de solidaridad también se unió la de la alcaldesa de la misma ciudad, Femke Halsema, para quien de Vries es "un héroe nacional" y "un periodista raro y valiente que buscó incansablemente la verdad".

Guillermo Alejandro, rey de los Países Bajos, a su vez declaró: "Peter de Vries era obviamente un periodista especial y esto fue un ataque al periodismo, la piedra angular de nuestro Estado constitucional y, por lo tanto, también un ataque al Estado de derecho".

De Vries ya había recibido varias amenazas por sus investigaciones sobre el complejo mundo criminal holandés, especialmente a partir de los años '80 cuando se ocupó del secuestro de Freddy Heineken, un empresario de la cerveza del mismo nombre, cuyo caso se convirtió en una película con Anthony Hopkins.

Incluso los medios holandeses se han expresado explicando que el motivo del intento de homicidio no debe buscarse en las antiguas organizaciones criminales sino en el juicio contra la Mocro-mafia -que tiene a 17 personas acusadas de por lo menos 9 asesinatos cometidos entre 2014 y 2019- que generó una atención mediática sin precedentes y que el fiscal definió como una "organización de sicarios bien aceitada", de nueva generación, que opera entre los Países Bajos y Bélgica, caracterizada por su base étnica.

De hecho, de Vries tiene un papel central en este proceso, dada su cercanía con Nabil B., testigo clave del procedimiento.

La mafia holandesa

La Mocro-maffia es un nuevo tipo asociación criminal de sello mafioso que está surgiendo no solo en los Países Bajos sino en todas partes de Europa. Sus raíces se encuentran en la comunidad del Magreb, de ahí el nombre, pero sus afiliados han nacido y crecido en su mayoría en Europa, desde Holanda hasta Bélgica, pasando por España.

Desafortunadamente, como en muchos otros casos, durante mucho tiempo se la consideró una especie de grupo criminal de nivel B, dedicado principalmente al tráfico de drogas, pero con el tiempo ha logrado consolidarse como uno de los cárteles de la droga europeos más poderosos, especialmente fuerte por sus vínculos con los puertos a los que llegan los buques cargados de cocaína, como los de Rotterdam y Amberes. No por casualidad, el número dos de la organización, Said Razzouki, fue detenido en Colombia, de donde huyó gracias al apoyo del Cartel de Sinaloa y el Clan del Golfo. El jefe de esta mafia, Ridouan Taghi, por otro lado, fue detenido por la policía mientras estaba en Dubai. Sus arrestos ciertamente no detuvieron las actividades criminales de este grupo mafioso emergente que continúa colaborando con otras facciones criminales como la 'Ndrangheta, la mafia albanesa y la nigeriana.

Un narcoestado en el norte de Europa

Según varios expertos, estas organizaciones criminales ('Ndrangheta, Mocro-maffia, mafia albanesa y nigeriana) están haciendo de Holanda (pero también de Bélgica) un verdadero narcoestado.

"Definitivamente tenemos las características de un narcoestado", dijo Jan Struijs, líder del mayor sindicato policial holandés en 2019, y agregó que "por supuesto, no somos México. No tenemos 14.400 asesinatos. Pero si miramos a la infraestructura, al gran dinero que gana el crimen organizado y a la economía paralela, sí, tenemos un narcoestado".

El dedo de una parte de los medios de comunicación holandeses ha apuntado durante mucho tiempo a la inmigración, especialmente a la comunidad marroquí. Pero las diversas operaciones policiales que tuvieron lugar en los últimos meses han demostrado que en los Países Bajos el tráfico tiene varias banderas, incluida la nacional.

Un ejemplo emblemático fue la mega refinería descubierta el año pasado en el noreste del país, que estaba gestionada por holandeses y algunos miembros de un cartel colombiano. La policía destacó que tuvieron que trabajar tres días para "cerrar" las plantas, a causa del riesgo para la salud debido a los químicos que había en el interior. Según el inspector de la unidad especializada que realizó el allanamiento, "la capacidad de producción oscila entre 150 y 200 kg de cocaína por día, por un valor entre 4,5 y 6 millones de euros". El pasado verano las autoridades habían descubierto siete contenedores utilizados como salas de tortura en la frontera con Bélgica.

--------------------

*Foto de portada: www.antimafiaduemila.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO