Argentina, Santa Fe, Rosario: en la mira por tenencia de material de explotación sexual infantil
 
Por Andrés Volpe-12 de junio de 2021

“En cada fotografía, en cada video, hay una agresión sexual, una violencia ejercida y una violación de los derechos de los niños y las niñas”, señaló la responsable de Programas de Unicef Comité Español (2019), Blanca Carazo. Remarcando además que desde 1996, la IWF (Internet Watch Foundation) ha borrado más de 250.000 páginas con contenido pedófilo. También, muchas de las alertas que llegan a las policías de todo el mundo provienen desde el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés), con base en EEUU, y cuentan con un servicio llamado CyberTipline a través del cual los proveedores de servicios electrónicos (ESP) y las empresas tecnológicas con base en EEUU (Microsoft, Facebook, Twitter, Google, TikTok, entre otras) tienen que reportar por ley si detectan en cualquier parte del mundo donde operan contenidos con abusos contra menores. En marzo del 2020, en plena pandemia el NCMEC recibió más de dos millones de notificaciones de este material, más del doble de los que se reportaron el mismo mes de 2019.

"¡Es un incremento dramático!", comentó a la cadena BBC Mundo John Shehan, vicepresidente de NCMEC.

Usando la lupa sobre esta realidad en el ámbito local, tres de los cuatro hombres detenidos recientemente en Rosario fueron acusados de ser parte de una red internacional dedicada a la tenencia y facilitamiento de pornografía infantil. Quedaron en prisión preventiva por 90 días al final de una extensa audiencia realizada en el Centro de Justicia Penal. La decisión la tomó la jueza de primera instancia María Trinidad Chiabrera a instancias de la fiscal de la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual Alejandra Raigal, en el marco de la octava fase del operativo “Luz de Infancia”, iniciado en Brasil en 2017 y que hizo pie en la provincia esta semana cuando fueron realizados ocho allanamientos, cinco de ellos en Rosario, en los cuales fueron apresados Leandro Andrés G., Mariano Emanuel E., Germán Fabio A., y Cristian Eduardo A.

La fiscal acusó a los detenidos de “facilitamiento de pornografía infantil agravado por tratarse de representaciones de niños menores de 13 años y tenencia de pornografía infantil con fines inequívocos de distribución agravada por ser dichas representaciones de menores de 13 años en calidad de autores, en concurso real y como hechos consumados”.

Bajo ese parámetro, a Leandro G. se le imputó tener en su poder material de explotación sexual infantil con fines inequívocos de distribución y haber facilitado 305 archivos de explotación sexual infantil. La estrategia utilizada era descargar a través de una red P2P cuya sesión se encuentra identificada y haberlos puesto a disposición de otros usuarios para ser descargados a través de la misma red en la carpeta servidor del Software Emule en reiteradas oportunidades entre el 15 de agosto de 2019 y el 13 de febrero pasado. Similares evidencias se vieron con Cristian A. Y Mariano E.

Asimismo, la fiscal dijo que los cuatro imputados “cuentan con experiencia informática para poder acceder a dicho material, para posteriormente compartirlo y difundirlo” y le pidió a la jueza prisión preventiva para todos. Sin embargo, solo tres de ellos quedaron apresados y Mariano Emanuel E. recuperó la libertad con restricciones.

El llamado "Luz de Infancia VIII" implicó un amplio despliegue desde las 6 de la mañana. Se hicieron cinco allanamientos en Rosario; dos en la ciudad de Santa Fe; y uno en la localidad de Villa Constitución.

La causa que tiene por objetivo "desmantelar una red que funciona a nivel internacional" se ejecutó en la provincia de Santa Fe, por parte del personal de la Dirección de Trata de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que desplegó operativos en las tres localidades.

En tanto, en la ciudad de Santa Fe, hubo otros dos detenidos, de alrededor de 40 años de edad, a quienes se les secuestraron elementos de informática sobre los que ya se hizo una pericia preliminar, aunque habrá otras. En simultáneo, también hubo allanamientos en Buenos Aires, indicaron desde la AIC.

“Luz de Infancia” es un operativo permanente que comenzó en Brasil (incluye a países como Estados Unidos, Ecuador, Colombia y Argentina, algunos portales de noticias también mencionaron a Paraguay y Panamá) en octubre de 2017 cuando desde la Senasp, persiguiendo delitos vinculados a la pedofilia y la pornografía infantil, diligenciaron 157 órdenes de allanamiento y se detuvo a 108 personas. La investigación llegó a Argentina el 22 de noviembre de 2018 cuando la Senasp y la Homeland Security Investigations de Estados Unidos informaron al Ministerio Público Fiscal porteño sobre actividad en el tráfico de pornografía infantil. Era la fase 3 de la operación, que trascendió públicamente por un caso que hizo ruido, y tomó cartas en el asunto la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas (UFEDyCI), a cargo de la fiscal Daniela Dupuy, y tras profundizar la pesquisa lograron la detención en mayo de 2019 del médico Ricardo Russo, pediatra del Hospital Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires, quien fue condenado a prisión por producir y consumir imágenes de explotación sexual.

Para detectar a estos crímenes, se utiliza un software llamado Child Pornography System (CPS) desarrollado por la ONG estadounidense sin fines de lucro Child Rescue Coalition (CRC), con sede Florida. El programa detecta usuarios de plataformas P2P (Peer to Peer) que permiten a los usuarios de Internet conectarse entre sí y compartir archivos que están en sus computadoras. Cada usuario desempeña funciones de servidor y de cliente y pueden descargar archivos de sus computadoras. Algunos de esos programas pueden ser el eMule, Soulseek, E-donkey, Gnutella, Ares o BitTorrent, en la generación más avanzada. Así el programa logra identificar el número de IP de una computadora, que permite establecer el historial de descargas del usuario con mucha precisión. Además de escanear redes P2P, el Sistema de Protección Infantil también monitorea las salas de chat que las personas usan para intercambiar material ilegal y consejos para evitar ser atrapados.

De esta manera el programa permite a los investigadores buscar por país, estado, provincia o ciudad; y muestra una lista clasificada de las direcciones de Internet que descargan los archivos más problemáticos o sospechosos. El software busca imágenes que hayan sido denunciadas o incautadas por la policía y categorizadas como que representan a niños menores de 12 años. Como gesto de colaboración esta herramienta es ofrecida de forma gratuita a los organismos encargados de hacer cumplir la ley, además, es utilizada en 95 países. También Child Rescue Coalition está buscando asociaciones con plataformas en línea centradas en el consumidor, como Facebook, distritos escolares y un sitio de reserva de niñeras, para determinar si las personas que están descargando imágenes ilegales también están tratando de contactar o trabajar con menores.

Desde cada imagen, desde ese micromundo, donde lo indecible se funde con lo cotidiano, se suceden los padecimientos de algunas de las pequeñas vidas de este globo. La mayor de las estructuras de castigo, de justicia, nunca podrá saldar la deuda ancestral de una población desconectada del dolor de las jóvenes generaciones.

--------------------

*Foto de portada: www.elojoweb.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO