Parlamentarios paraguayos, serían los más corruptos del mundo

Por Jorge Figueredo, desde Asunción-14 de abril de 2021

Hace ya mucho tiempo que los parlamentarios paraguayos son considerados los más corruptos de América, en especial la “Cámara de la Vergüenza”, vale decir la Cámara de Diputados, del Congreso del Paraguay.

Es así que en el año 2018, John Jairo Velásquez, más conocido como “Popeye”, quien había sido sicario y brazo derecho del tristemente célebre narco colombiano Pablo Escobar, se había dirigido a los senadores paraguayos (tras la aprobación de una ley conocida como de “auto blindaje o bandidaje”) a través de un video que se difundió masivamente a través de las redes sociales, manifestando en tono de burla e ironía que esta ley “no permite que un parlamentario sea destituido de su cargo por una investigación criminal sino hasta que sea condenado y con la justicia que hay en Paraguay, es totalmente imposible condenar a este tipo de parlamentarios. O sea que, han hecho una gran ley para ellos. Se llama blindaje. Desde el resto del mundo lo estamos mirando, les felicito parlamentarios paraguayos, son más corruptos que los parlamentarios colombianos. Yo nunca creí conocer un congreso más corrupto que el de Colombia. Nos ganaron hermanos paraguayos“.

La semana pasada ambas cámaras del Congreso rechazaron proyectos de ley que buscaban beneficiar a la mayoría de la ciudadanía. Y fuera de toda lógica, a pesar de que estemos en tiempos electorales -pues se avecinan las elecciones municipales- legislaron contra el pueblo. Y con eso se ha demostrado la fama de que gozan, como grandes corruptos, especialmente los Diputados, quienes representan a sus departamentos o deberían representarlos. Pero a ellos les mueve una sola motivación, la de ganar votos y no les interesa el bien común.

Los parlamentarios, en su gran mayoría políticos pertenecientes al Partido Colorado (que gobierna el país hace 74 años, salvo los 4 años del mandato de Fernando Lugo) que siempre en sus discursos repetitivos y falsos manifiestan que representan al pueblo, que les preocupa la situación económica y social del país, realmente tomaron decisiones donde privilegiaron sus intereses personales, sectoriales, de clientelismo, en contra de beneficiar al sufrido pueblo paraguayo.

Conforme a lo publicado en la prensa de Asunción, es importante mencionar cuáles fueron esos proyectos de ley y cómo se iba a beneficiar a todos:

1. En el Senado, la semana pasada, no hubo los votos necesarios para dejar sin efecto el aumento salarial que recibieron varios funcionarios de la Cámara de Senadores. Esta decisión lo había tomado de manera unilateral, el presidente de la Cámara Alta Oscar Salomón (ANR-Añetete), pero con el apoyo de varios de sus colegas del Frente Guazú, algunos liberales y colorados. Conforme a lo publicado por ABC color “solo hubo recortes para aquellos funcionarios que ganan por encima de G 5.400.000 y cerca de 477 empleados fueron beneficiados con subas salariales en plena pandemia, con lo cual se evidencia que son los trabajadores (por usar algún termino) privilegiados del país”. Los que están a favor de este tipo de acciones en el sector público, no son conscientes, tal vez, que el dinero que se utilizó para los aumentos salariales es producto del recorte de beneficios que tenían que ir a Hacienda, para ser destinado exclusivamente a medicamentos para las personas que están entre la vida y la muerte, a causa del COVID-19.

2. Existe el antecedente que el 30 de marzo pasado, la Cámara de Diputados, enterró el proyecto de ley que pretendía incluir los denominados gastos sociales de Itaipu y Yacyreta al Presupuesto General de la Nación para el ejercicio fiscal del 2021, con el fin de destinar a la compra de vacunas e insumos para enfrentar al coronavirus. Según algunos medios de comunicación “la semana pasada un grupo de diputados opositores insistió en obligar por ley a Itaipu y Yacyreta a usar los fondos sociales directamente en insumos sanitarios contra la pandemia. La diputada Kattya González, del Partido Encuentro Nacional, calculo que con ese dinero de las binacionales se podrían, por ejemplo, cubrir la deuda de 3500 ciudadanos por 20 días en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI)".

3. En el Senado, pospusieron el jueves pasado el estudio del proyecto de ley que pretendía devolver el dinero a los que habían comprado medicamentos de farmacias contra el coronavirus. Supuestamente mejorarían el proyecto. Pero existen dudas al respecto. Teniendo en cuenta los negativos antecedentes de los parlamentarios, sobre todo del oficialismo.

4. La Cámara de Diputados aprobó el miércoles pasado un nuevo proyecto denominado popularmente, de “auto blindaje”, solo dos días después de que el Gobierno de los Estados Unidos, a través de un comunicado le distinguió, con el título de “significativamente corrupto” al acusado por presunto narcotráfico, lavado de dinero y asociación criminal, el legislador colorado Ulises Quintana. Hay que destacar que este diputado, es el primer legislador activo acusado por narcotráfico en el país. A pesar que otros políticos, habían sido vinculados con el narcotráfico, como el entonces diputado suplente por el partido colorado, Carlos “Chícharo” Sánchez. incluso en la Comisión del Senado de 2014 se denunció que los diputados Freddy D'Ecclesiis, Bernardo “Lalo” Villalba y Marcial Lezcano, todos del partido colorado, tenían fuertes lazos con el narcotráfico. Tampoco podemos olvidar a la diputada cartista Cristina Villalba, más conocida como la “Madrina del Norte", señalada en diversas oportunidades como protectora del crimen organizado, especialmente del narcotráfico que opera en el Departamento de Canindeyú, su territorio de influencia. De hecho, era muy amiga de Vilmar “Neneco” Acosta, autor intelectual del asesinato del periodista Pablo Medina, a pesar que nunca fue investigada ni mucho menos procesada por este crimen, por el Ministerio Publico, existen sospechas de que también había sido protectora del grupo criminal de los Acosta, liderado por el actual condenado Vilmar Acosta y que solo se desligó del mismo con la muerte del comunicador.

Con esta ley, sí demuestran interés para protegerse mutuamente, garantizar la impunidad de sus probables delitos o crímenes, a pesar de que sería inconstitucional.

5. También, varios medios, denunciaron que la Cámara de Diputados dió un golpe bajo a los ciudadanos más humildes y a las clases populares que utilizan el transporte público, al salir en defensa de las empresas de transporte, al rechazar cualquier ley para sancionarlas.

La Cámara de Diputados, más conocida como la “Cámara de la Vergüenza” como la frutilla a la torta de la desfachatez y del desprecio al bien común, reflejado en sus actuaciones de los últimos días, ayer, a la tarde, aprobó un proyecto de ley que según el diario ABC color: “pretende ocultar datos y convertir en “información confidencial” todo lo relacionado a contratos, transporte, flete y gestiones en el exterior para adquirir vacunas en el exterior. El proyecto paso al senado”. Este proyecto, si finalmente es aprobado por el Senado, sería un incentivo para las organizaciones criminales e incluso las mafias locales, las que podrìan operar tranquilamente, con otras organizaciones criminales de otros países, para lucrar, estafar y atentar no solo contra la economía, sino sobre todo la salud de la población, ya que todas las transacciones y negocios se harían en secreto, violando los principios republicanos que debe regir a todo gobierno, establecido en nuestra constitución nacional.

Esa es nuestra situación. Quizás el sicario Popeye, lugarteniente del narcotraficante colombiano más famoso de la historia, Pablo Escobar, se haya quedado corto en sus expresiones mencionando a los parlamentarios paraguayos, como más corruptos, que los congresistas colombianos.

Sin embargo, la realidad es que -salvo excepciones- serían los parlamentarios paraguayos, los más corruptos del mundo, lo más antipatriotas, los más hipócritas y sobre todo los más aferrados a una cultura mafiosa.

---------------------------

*Foto de portada: www.telesur.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO