Narcotráfico en Salta: piden condena de casi 15 Años para el exconcejal Mauricio Gerónimo

Por Andrés Volpe, desde Argentina-10 de abril de 2021

En los albores del año 2000 se empezaron a conocer las primeras noticias inquietantes, provenientes del norte argentino. Noticias que daban una idea de la magnitud que empezaba a cobrar el narcotráfico en la América del Sur. En el año 1998 apareció la primera noticia sobre tránsito de drogas a través de la frontera que comunica Bolivia y Argentina en la localidad salteña de Salvador Mazza. Dos gendarmes fueron asesinados, y ya se empezaba a destacar la poca presencia del Estado en el control de la frontera.

En aquel momento Argentina no era una ruta declarada para el tránsito de drogas, el promedio de secuestros de cocaìna en operativos rondaba entre los 800 y 900 kilos. Tuvieron que pasar 13 años y en un solo procedimiento se secuestraron una tonelada de cocaína, en un camión que circulaba por la ruta nacional 34, conducido por dos gendarmes. En ese período el tránsito de cocaína aumentó de manera exponencial.

La localidad de Salvador Mazza, donde viven cerca de 27.000 habitantes, se encuentra el paso fronterizo internacional denominado “Salvador Mazza- Yacuiba”, que comunica Argentina con Bolivia. Por allí se estima que ingresa entre el 80 y el 90 por ciento de la cocaína que circula por la Argentina.

La Justicia Federal en Salta tiene más de 6.000 causas vinculadas con el narcotráfico en esa zona, muchas de ellas a punto de prescribir por falta de infraestructura para diligenciarlas y la carencia de instalaciones carcelarias para atender la problemática.

En la provincia de Salta funcionan dos Juzgados Federales en la capital y uno en la ciudad de Oràn, en el norte provincial, con competencia en todos los fueros. El Juzgado de Orán se halla continuamente colapsado, con 2.500 causas al año vinculadas al narcotráfico. La ley 26707 (marzo de 2009) creó un cuarto Juzgado Federal en Tartagal.

Esta más que claro que el volúmen de causas superan toda expectativa. Casi todas las investigaciones sobre drogas terminan en el juzgado federal de la localidad de Orán. En siete años y medio allí se iniciaron más de 19.000 causas.

Por estos días, según se consigna en Página 12, el exedil de Salvador Mazza, Mauricio Gerónimo está siendo noticia. Estuvo prófugo por casi cuatro años y está acusado de integrar una organización narcocriminal desbaratada en febrero 2016. Otro exconcejal ya fue condenado. El veredicto se conocerá el próximo 16 de abril.

El Fiscal General Federal Carlos Amad solicitó ayer la pena de 14 años y 8 meses de prisión para el exconcejal a quien acusó en calidad de autor del delito de transporte agravado de estupefacientes. La querella de la Unidad de Información Financiera (UIF), representada por los abogados Miguel Mogrovejo y Javier Jara, pidió una pena más dura, de 16 años, por entender que fue el "organizador" de este delito.

Los alegatos se produjeron ayer tras dos semanas de audiencias ante el Tribunal Orán Federal Nº 2 de Salta, en las que se presentaron 25 testigos.

Lisa y llanamente, Mauricio Gerónimo, el concejal en cuestión, está siendo juzgado acusado de ser parte de una banda delictiva que en 2016 organizó el transporte de 267 kilos de cocaína, cargamento que fue secuestrado el 14 de febrero de 2016, en un control sobre la ruta nacional 16, a cinco kilómetros del municipio de Taco Pozo, en la provincia del Chaco.

Las pesquisas llevadas adelante, por el fiscal federal Ricardo Toranzos, se orientaron en varios frentes, aunque finalmente se centró en el departamento Anta, en el sur de Salta, donde se presumía que una organización delictiva liderada por el empresario boliviano Wilson Maldonado Balderrama (detenido el 27 de enero de este año en Bolivia) había arrojado cocaína a través de avionetas.

Por otro lado afirmaron que el hecho por el que se juzga a Mauricio Gerónimo ya fue probado en el primer juicio contra los otros integrantes de la banda, que concluyó el 5 de septiembre de 2018, con la sentencia dictada por el Tribunal Oral Federal N°1, que condenó a Sergio Velarde y a Alejandro Maurín a 14 años de prisión, mientras que José Melgarejo, Rubén Velarde y Francisco Escudero recibieron una pena de 12 años, y Jesús Gerónimo fue condenado a 9 años, por transporte de estupefacientes agravado.

Siete integrantes de esta banda fueron detenidos en ese momento. Los querellantes recordaron que Melgarejo era el conductor del camión Mercedes Benz que llevaba la droga, Rubén Maurín iba como escolta en una camioneta Ford Ranger, y Mauricio Gerónimo también iba en la ruta, con una Fiat Torino, y pudo escapar.

Asimismo, los hermanos Sergio y Rubén Velarde y su tío, Francisco Escudero, se encargaron de alquilar el campo donde se dejó caer la droga, que luego acondicionaron en el camión. Y Jesús Gerónimo fue detenido en una casa de la localidad de El Carril, con 521.000 dólares en un bolso, dinero de su hermano Mauricio. Se demostró que se preparaba a huir también él.

Para el fiscal Amad, el segundo en alegar, en este debate y con la prueba expuesta en el juicio a los otros integrantes de la organización, se demostró la participación de Mauricio Gerónimo en el hecho, aunque difirió con la querella respecto a la figura penal.

“A criterio de esta fiscalía, Gerónimo no fue el organizador, sino que su función fue la de efectuar los pagos al resto de los integrantes de la banda, pues así surge de numerosas intervenciones telefónicas dispuestas en el marco de la investigación del caso”, expresó.

Para ello, señaló algunas conversaciones en las que otros imputados, e incluso la esposa de uno de ellos, mencionaron que la plata de los pagos la traía el “Gordo”, apelativo con el cual se hacía referencia al exconcejal Gerónimo. Amad dijo que el acusado tenía una posición de poder con respecto al resto, pues se hacía lo que él pedía.

Amad le adjudicó el rol de organizador a Maldonado Balderrama, quien tenía a Gerónimo y a los Maurín, entre otros, como “segundones”. “Cada uno sabía muy bien qué debía hacer, y si se espera ver una foto de Gerónimo cargando los paquetes de la droga, no la van a ver, porque esa no era su función, pues cada uno sabía muy bien su rol y el de este acusado era el que hacía los pagos”, agregó.

Entre otras pruebas incriminatorias, el Fiscal se refirió al dinero que tenía su hermano Jesús Gerónimo, plata que no podía justificar. Amad recordó por otro lado que Gerónimo no pudo probar que a través de su negocio de venta de teléfonos celulares pudiera contar con una ganancia de medio millón de dólares, ni que esa plata la haya obtenido con la producción y exportación de granos.

“Como esto quedó en evidencia, pues el día que transportaron la droga ni siquiera tuvieron el reparo de cargar el camión con soja o algún otro grano para disimular la carga real que llevaban. Y no lo hicieron porque no tienen ni idea de esa actividad; alquilaron un campo y no plantaron ni sembraron nada porque lo único que saben hacer es traficar droga”, destacó.

La defensa de Gerónimo, a cargo del abogado Carlos Bianco, pidió la absolución, aunque solicitó que en caso de que no se acepte su primera solicitud, el exconcejal sea condenado como partícipe secundario de una tentativa de transporte de estupefacientes, lo que bajaría sensiblemente el monto de la pena.

Tras el alegato del abogado de Gerónimo, Carlos Bianco, el Fiscal Amad tildó de “cobarde” la estrategia defensiva de adjudicarla a su colega Toranzos haber direccionado la investigación hacia el exedil. Tal como vino afirmando Gerónimo desde el mismo momento en que huyó, la defensa, tanto en la apertura del juicio como en su alegato ayer, afirmó que se trató de una campaña orquestada desde la política para perjudicar a su cliente.

“Llama la atención que junto a estas manifestaciones surjan afiches y denuncias contra el Fiscal Toranzos, cuya honra no puede ser manchada simplemente porque no tiene manera de defenderse. No fue el Fiscal, tampoco el juez de instrucción de la causa, ni la docena de magistrados que confirmaron los hechos en contra de Gerónimo, mediante distintos fallos, los que se reunieron en El Quebrachal con Maurín y Velarde, entre otros, para coordinar el transporte de la droga. Fue Gerónimo y eso quedó ampliamente probado en este juicio, tanto por las pruebas presentadas como por la declaración de los testigos”, afirmó el Fiscal Amad.

“Las alusiones de perjuicio político no tienen ningún asidero, pues el sector político al que perteneció el acusado siempre ganó en Salvador Mazza, tanto así que llegó a ser concejal, como así tampoco es cierto que el expresidente Mauricio Macri felicitó al Fiscal Toranzos por haber metido preso a Gerónimo, siendo que, al momento del hecho, ni siquiera existía Juntos por el Cambio, el partido en el que militaba Macri. Son todas mentiras que sólo bastardamente buscan denigrar y desviar la atención de la verdad, y esa es que Gerónimo participó del transporte de 267 kilos de cocaína” cerró Amad.

-------------------

*Foto de portada: www.saltacomparativa.com

*Foto 2: www.pagina12.com

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO