Familiares del fallecido sostienen que Luca fue estrangulado por un policía uruguayo

"Tendremos justicia. Comienza una gran batalla”, anuncia Fabrizio Ventre, hermano de Luca

Por Jean Georges Almendras-24 de enero de 2021

Un manto de misterio cubre el caso del ciudadano italiano Luca Ventre, de 35 años, y padre de una beba de 8 meses, quien en horas tempranas de la mañana del día 1ero de enero de este año, luego de haber ingresado al predio de la Embajada italiana de Montevideo, Uruguay, saltando un muro, fue sorprendido por funcionarios de la guardia interna y más tarde, a poco de ser ingresado a la emergencia del Hospital de Clínicas, falleció por una descompensación cardíaca. Sobre este hecho, el sitio web FanPage.it publicó en las ultimas horas (es decir 24 días después) un video de cuatro minutos y medio en el que se pueden apreciar las secuencias de este episodio, que hasta el momento no ha podido ser aclarado. El video en cuestión, que nosotros compartimos, permitiría dar una visión muy diferente a la versión que se manejó oportunamente. Las imágenes visibilizan claramente que en ocasión de haber reducido a Ventre, se encontraba desarmado y dos guardias, uno de ellos luciendo el uniforme de la policía uruguaya, lo mantuvieron inmovilizado cerca de 15 minutos, aprisionándole el cuello. La familia de Luca Ventre reclama que se aclaren los hechos y en ese marco el hermano del fallecido, Fabrizio y su madre, que viven en Italia están brindando su versión de los hechos a los medios de comunicación de ese país, de ahí que FanPag.it sacó a la luz pública un video demoledor e impactante, y que en caso de ratificarse su contenido, resultaría sumamente comprometedor para la Policía uruguaya. Asimismo, Fabrizio Ventre, en su perfil de Facebook hizo público un comunicado en cuyo tramo de apertura enfatiza “que Luca Ventre fue asesinado estrangulado en la Embajada de Italia en Montevideo por un policía uruguayo” y que “la policía escenificó para que pareciera vivo a su llegada al hospital con la complicidad de los paramédicos y el silencio y ausencia total del Estado italiano”. En contraposición, la Embajada Italiana en Montevideo, con fecha 2 de enero del corriente año, en un comunicado, expresó su apoyo asegurando a los padres de Luca Ventre “la mayor cercanía y el mayor compromiso para que las autoridades uruguayas arrojen plena luz sobre las causas del trágico fallecimiento de su hijo”.

Más allá de lo impactantes que resultan las imágenes, el hecho en sí resulta en extremo sobrecargado de interrogantes, pero se trata de interrogantes que por su naturaleza procuran llegar a la verdad. La primera interrogante apunta a los motivos por los cuales Luca Ventre (según se ve en las imágenes) desciende de una camioneta, con un portafolio y luego se aproxima al muro de la Embajada (sobre la calle Juan Benito Lamas próxima a Ellauri) encaramándose en él para saltarlo, lográndolo exactamente a las 07.04 horas del 1ero de enero; y luego tratar de entender por qué motivo los guardias internos del predio de la Embajada, una vez que Luca Ventre (a quien no se le ve portando arma alguna) se encuentra inmovilizado y de rodillas, es literalmente arrojado sobre el piso para que luego uno de los guardias (se observa al guardia con el uniforme de la policía uruguaya) apretándole el cuello con su brazo por espacio de 15 minutos aproximadamente, observándose que permanece inmovilizado (o inconsciente), hasta que finalmente a las 07.40 es retirado del lugar donde se lo neutralizó para ser derivado en un móvil policial del Ministerio del Interior a la sala de Emergencias del Hospital de Clínicas, donde se lo aprecia igualmente inmóvil en una silla de ruedas. Breve lapso después se daba la información de que se había producido su deceso por un tema cardíaco. En el video, como complemento, se consigna que los policías intervinientes en el traslado habrían dado dos versiones opuestas: una, que Luca Ventre estaba en el vehículo consciente y violento , y otra, que se encontraba semiinconsciente con problemas cardiacos.

Es claro que todo el contexto del caso ofrece aristas confusas y de hecho deberá ser tarea de la Justicia (y de las autoridades policiales de Montevideo) echar aguas claras sobre lo acontecido. Es cierto que la actitud de Luca Ventre de ingresar intempestivamenta a la Embajada (y saltando un muro, aún desarmado y solo con un portafolio) resulta por cierto una actitud que de hecho iba a obtener una respuesta por parte de la custodia interna, de la que perfectamente podría contar con personal de la policía uruguaya (seguramente por un acuerdo ajustado a normativas y legal). No hay que olvidar que en el interior de una Embajada rigen parámetros que responden a territorio extranjero, en este caso Italia. En Italia, obviamente, rigen leyes antiterrorismo y es natural que la custodia de turno, en ese marco, deba proteger el territorio. Con ese contexto, no sorprende la intervención de las autoridades para neutralizar al intruso, lo que sí sorprende, y es la base de nuestra tarea informativa y del reclamo de los familiares de Luca Ventre, es la metodología adoptada para detener a la persona, reducirla y en consecuencia neutralizar un eventual atentado de su parte. La sombra de un exceso de fuerza con resultado de muerte, es claro que se hace evidente y es lo que ha despertado la movilización mediática de los padres y hermanos del fallecido. Y ha despertado la necesidad de que se sepa la verdad de los hechos, mediante los mecanismos que una sociedad democrática tiene en sus manos, a través de la Fiscalía y ajustado a Derecho.

Un medio de prensa uruguayo, Teledoce (Telemundo), al dar a conocer el hecho oportunamente el 2 de enero, puntualizó que “la causa de la muerte no está clara” derivándose los antecedentes al Instituto Técnico Forense, señalando además otro medio de prensa, Montevideo Portal, que Ventre era adicto a los estupefacientes.

La familia de Luca Ventre obviamente fue comunicada de los hechos y con posterioridad algunos de sus integrantes en Italia difundieron lo acontecido, reclamando que se aclaren una serie de aspectos. En su cuenta de Facebook, Fabrizio Ventre escribió: “18 días después de su muerte, ni una llamada telefónica, ni una declaración del fiscal, ni un mensaje del Ministerio ni de ningún miembro del Estado italiano. Tenemos videos de todas las escenas, los interrogatorios, los informes de las autopsias y todas las pruebas recabadas de las investigaciones realizadas por nuestros abogados. He visto, revisado y revisado cada foto y video de la muerte de Luca 100 veces. Hemos analizado cada video en todas las formas que permite la tecnología. Tendremos justicia. Comienza una larga batalla”.

El caso ahora, como lo estuvo en los primeros días de enero, está nuevamente sobre el tapete público, con el elemento novedoso que constituye la difusión del registro gráfico del circuito cerrado de televisión de la Embajada italiana que fue obtenido por FanPage.it.Oportunamente la Embajada fue categórica en un comunicado oficial sobre lo acontecido: “La Embajada de Italia con profundo pesar confirma que ayer el señor Luca Ventre, un compatriota residente en nuestra comunidad, falleció luego de haber trepado el portón de la Embajada en las primeras horas de la mañana y de haberse dirigido a las oficinas. Tras su detención, el compatriota fue trasladado al Hospital de Clínicas donde lamentablemente más tarde falleció”.

¿Será entonces resorte de la Fiscalía uruguaya echar aguas claras sobre este caso? Así lo esperamos, para establecer responsabilidades o para deslindarlas, lo que en definitiva es hallar la verdad de los hechos.

-----------------------

*Foto de portada: www.fanpage.it

*Operador de captura de video: Paolo Bassani, de ANTIMAFIADuemila

*Video: www.fanpage.it

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO