Pin It

chino_Liu_XiaoboCHINA DISIDENTE, CHINA REBELDE, CHINA REPRIMIDA: LA CHINA DE LIU XIAOBO, PREMIO NOBEL DE LA  PAZ {JATHUMBNAIL OFF}
Por Jean Georges Almendras
Un disidente chino: Liu Xiaobo. Miles de disidentes chinos. Muchos de ellos –y el mundo entero-  viviendo el triunfo de Liu, quien fue  merecidamente distinguido desde Noruega con el Premio Nobel de la Paz edición año 2010. Que no es solo el triunfo de un luchador sino que es el triunfo de todos los luchadores por la paz mundial, pero más aún de quienes luchan a favor de la libertad de expresión y los derechos humanos en  la China de hoy.
Liu fue detenido por las autoridades de su país por primera vez en el año 1989 tras la represión del movimiento estudiantil de la plaza de Tiananmen de Pekín y ahora esta preso  -en definitiva por sus ideas, siendo condenado a

Foto_Liu_y_esposaonce años de cárcel-  por impulsar la Carta 08 que pretendía realizar reformas políticas en el régimen comunista chino cuya cúpula desde Beijing vive horas de enfurecimiento por el reconocimiento que se le adjudicó a su opositor
Mientras el gobierno chino llegó a acusar al Comité Nobel noruego de violar sus propios principios al honrar a un “criminal”, en todo el mundo se apoyó no solo la decisión de los noruegos sino además al propio Liu cuya esposa  -hoy por hoy- debe compartir la alegría del galardón con la amargura de verse obligada  a permanecer en una suerte de arresto domiciliario desde el día 8 de octubre. Una mujer que tuvo la dicha y la desdicha de transmitir personalmente a su esposo Liu la noticia del galardón concedido en Noruega . Liu entonces, preso desde diciembre del año 2008, momento en que fue declarado culpable de subversión por escribir la Carta 08 y otros mensajes políticos y por ello condenado a once  años de cárcel, recibió la noticia entre lágrimas dedicando ese Premio a los mártires de la represión de las autoridades chinas contra los manifestantes de la plaza de Tiananmen.
9-CHINO¿Quién es Liu Xiaobo?. Es un antiguo profesor de literatura y filosofía de 54 años de edad que redactó un manifiesto –la Carta 08-  junto  a otros activistas de su país en el que literalmente reclamaba la libertad de expresión y la convocatoria de elecciones multipartidistas.
Contrariamente a lo que piensan las autoridades chinas de Liu , a quien tildan de subversivo, el presidente del Comité Noruego del Premio Nobel, Thorbjoen Jagland, dijo públicamente ( al saber que el gobierno chino acusaba descaradamente al Comité Noruego de violar principios propios y que estaba en clara actitud de desagrado por el reconocimiento)  que Liu ha sido un símbolo de la lucha por los derechos humanos en China, señalando además –al anunciarse públicamente el premio- que el nuevo status de China en el mundo conlleva una responsabilidad mayor respecto a la protección de los derechos de sus ciudadanos.
Liu, residente de China, a diferencia de otros miembros de la comunidad disidente de la cual forma parte -que además de ser tenazmente perseguida se encuentra notoriamente fracturada- ha sido mucho más que un emblemático defensor del cambio político pacífico y gradual y contrario a un enfrentamiento violento con el  gobierno. Según las autoridades del Comité del Nobel , con asiento en la ciudad de Oslo, señalaron que Liu es el primero que recibe este premio estando aún  en prisión, a diferencia de otros ganadores que se encontraban en arresto domiciliario o habían sido egresados de la cárcel.
Liu nació en  Changchun, es un intelectual, casado y padre de dos hijos; en una sus últimas entrevistas manifestó su  esperanza de una progresiva democratización de China: “Se va a avanzar muy lentamente pero no será fácil contener las demandas de libertad  tanto de la gente común como de miembros del Partido Comunista”
La prensa internacional definió a Liu como un pensador dinámico muy querido que se ha hecho merecedor del reconocimiento, tanto de los opositores (los disidentes que lo acompañan y apoyan) como de los miembros del Partido Comunista que forman parte de las filas gubernamentales.
Si bien Liu fue tomado prisionero en diciembre de 1989 –tras participar activamente de la movilización de la plaza Tiananmen,  fue condenado recién un año y medio después y entre los años 1996 y 1999 fue enviado a un campo de “reeducación por el trabajo y luego fue excluido de la Universidad de Pekín, convirtiéndose en uno de los principales animadores del Centro Independiente Pen China, un movimiento de escritores, conservando así un estrecho contacto con el mundo intelectual. De esa forma, siendo duramente censurado en China logra difundir toda su obra  y su pensamiento político en Japón, en especial en Hong Kong.
CELEBRACIONES TENSAS
El mundo entero recibió la noticia del galardón otorgado a Liu con total beneplácito y las agencias internacionales de noticias  divulgaron la mala nueva de que en China las autoridades no dejaban hacer celebraciones y mucho menos reuniones para aclamar al compatriota premiado.
Como reguero de pólvora las noticias de personas detenidas recorrieron el mundo. Decenas de partidarios del flamante Premio Nobel de la Paz dieron a conocer  detalles de la represión desatada contra numerosas personas que reunidas festejaban la suerte corrida por Liu. El abogado Teng Biao dijo: "es un verdadero rompecabezas para el gobierno, no quieren que la gente sepa” aludiendo al premio Nobel otorgado a Liu.
Por su parte, en una carta pública, voceros de la organización denominada Defensores de los Derechos Humanos en China, con sede en Hong Kong también dieron cuenta de más detenciones: "mientras algunos se reunían en  pequeños grupos para celebrar este acontecimiento importante, varias decenas de partidarios de Liu fueron detenidos”.
En medio de una censura a los medios de comunicación, sobre todo lo relativo a Liu Xiaobo se pudo saber a través de las agencias de prensa internacionales, que en el marco de las acciones represivas de las fuerzas de seguridad del gobierno chino, al menos unos 20 activistas fueron detenidos por  la Policía en Pekín.  Unos cincuenta policías procedieron a la detención de todas estas personas cuando ingresaban a un restaurante y se pudo conocer que los funcionarios emplearon términos muy rudos con los activistas
El doctor en leyes Yang Jianli, que integra el equipo de asesores legales y especialistas en Derechos Humanos que colabora con el disidente en prisión dijo que la esposa de éste se encuentra bajo una enorme presión y que ella ha pedido a la comunidad internacional que condene inmediatamente este vergonzoso acto y que exija su libertad inmediata por encontrarse bajo arresto domiciliario y por estar prácticamente incomunicada, ya que no pueden entrar en su domicilio ni sus amigos ni los medios de comunicación , ni tampoco puede usar su teléfono móvil. Una prueba de lo extremadamente limitado que resulta su espectro de relacionamiento con el mundo exterior lo da por ejemplo un reciente episodio que a ella le tocó vivir. Según trascendió, Simon Sharpe, primer secretario de la Unión Europea para asuntos políticos en China, dijo que quería ver a Liu Xiaque en su casa para entregarle personalmente una carta de felicitaciones por el premio de la paz, de parte del presidente de la Comisión Europea. La carta no pudo ser entregada porque tres guardias uniformados, apostados en la puerta principal del complejo de viviendas donde reside Liu impidieron su ingreso.
Diagrama_de_Liu_premio_nobelA estas voces se sumaron otras voces. Por ejemplo trascendió que siete intelectuales chinos firmaron una carta en la que felicitaron a Liu Xiaobo calificándolo de “estandarte de la no violencia en China” estimándose que “China debe evitar una revolución violenta”.
Pero el diario oficial Global Times –que depende del Diario del Pueblo, órgano del Partido Comunista Chino-  estimó que el comité Nobel se había “deshonrado” y que el premio de la paz había sido “degradado en un instrumento político al servicio de motivaciones antichinas. Una  vez más el comité Nobel mostró su arrogancia y sus prejuicios contra un país que hizo progresos notables en las últimas tres décadas en el terreno económico y social. Evidentemente, el premio Nobel de la  Paz este año esta dado para irritar a China, pero no lo conseguirá y China resistirá a las tentativas tendientes a imponerle valores occidentales” aludiendo al premio Nobel de la paz de 1989, otorgado al jefe espiritual tibetano, el Dalai Lama, acusado por Pekín de acciones separatistas.
En los grandes portales de internet Sina o Sohu las palabras “premio Nobel de la paz” o “Liu Xiaobo” no llevaban a ningún lado y numerosos internautas, acostumbrados a una censura  omnipresente, no dejaban de evocar a Liu de manera  soslayada.
RECLAMO DE REFORMAS POLITICAS
En un despacho de la agencia EFE se consigna que una veintena de veteranos del Partido Comunista de China –en el poder desde 1949-  entre ellos el antiguo secretario de Mao Zedong, pidieron al gobierno –en una carta abierta-  una reforma política aprovechando la concesión de Nobel de la Paz al disidente Liu  Xiaobo que cumple condena precisamente por pedir dicha reforma.
Los veteranos del Partido Comunista piden reformas: la abolición del aparato censor del gobierno para permitir la libertad de prensa, la  libertad de publicación para las editoriales o garantizar el derecho de los periodistas chinos a trabajar en libertad y sin interferencias. Entre los firmantes está Li Rui, antiguo secretario del fallecido presidente Mao o el ex editor jefe del  “Diario del Pueblo” que prácticamente es el portavoz del Partido Comunista.  En la carta abierta  -publicada primero en internet- piden además que los diarios y libros que se publican en Hong Kong puedan llegar sin restricciones hasta las librerías chinas. Los firmantes recuerdan que la falta de libertad de expresión, que está incluida en la Constitución de ChIna desde 1982 “es un escándalo en la historia del mundo y de la democracia”. En el mismo texto se condena al departamento de Propaganda, el brazo censor, como una suerte de “mano negra” que incluso tiene el poder para ocultar las peticiones de reforma política del primer ministro Wen Jiabao, quien pronunció discursos en agosto y setiembre, uno de ellos ante las  Naciones Unidas en el que pidió avanzar en el proceso de democratización que fue totalmente censurado por la prensa oficial, que depende de la agencia de noticias Xinhua.
SISTEMA POLITICO QUEDARIA INTACTO
Premio otorgado en Noruega, enojo expresado en China. Fue así de automático. Un enfurecimiento del gobierno que se vio perfectamente reflejado, no solo en la inmediata censura de la noticia del reconocimiento,  detenciones de personas y el aislamiento de la esposa de Liu, sino también en  apreciaciones de Ma Zhaoxu vocero del  Ministerio de  Asuntos Exteriores quien además de precisar que la concesión del galardón al disidente Liu no iba a afectar el sistema político chino reiteró que la decisión del Comité Nobel Noruego perjudicó las relaciones con Noruega.
“El Gobierno y el pueblo chinos tienen motivos para expresar su insatisfacción” añadiendo que Noruega ha dañado las relaciones bilaterales al apoyar la decisión del Comité. Seguramente en ese contexto  es que en vísperas del día 11 de octubre desde Noruega se informó que China había cancelado una reunión con la ministra noruega de Pesca y Asuntos Costeros.  La ministra en cuestión Lisbeth Berg  Hansen recibió la noticia de la cancelación de la reunión cuando se encontraba en China con motivo de  visitar la Feria Universal de Shanghai.
En un periódico tabloide, en uno de sus artículos –como vocero del Partido Comunista de China-dice que los miembros del Comité Nobel “que viven con todo lujo no tienen derecho a juzgar el sistema judicial chino. Esta no es una discusión sobre la democracia, sino una incitación a que los disidentes incumplan las leyes chinas. Hace mucho que terminó la Guerra Fría, pero aún mancha los corazones de algunas personas”
Ma Zhaoxu, en un comunicado difundido en el sitio internet del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, afirmó categóricamente que: “el Premio Nobel de la Paz debería ser otorgado a quienes trabajan para promover la armonía étnica, la amistad internacional, el desarme y los que realizan reuniones a favor de la paz. Esos eran los deseos de Alfred Noel. Liu Xiaobo fue hallado culpable de violar la legislación china y fue condenado a la cárcel por organismos judiciales chinos. Sus acciones son contrarias a los objetivos del Premio Nobel de la Paz. Al atribuir el galardón  a esta persona, el Comité Nobel ha violado y blasfemado ese premio”
COMO HACE DOS MIL AÑOS
Seguramente al momento de redactarse estas líneas la casa en la que vive la esposa de Liu, la poetiza Liu Xiaque, continúe custodiada por policías –aunque quizás ya no- pero la situación no ha cambiado respecto a su esposo sobre quien se ha hablado en todo el mundo en términos de elogio. En una declaración difundida en Washington por el grupo humanitario Freedon Now  se divulgó un testimonio de la poetiza. Un testimonio dirigido al mundo: "… que la comunidad internacional aproveche la ocasión para insistir con el gobierno chino para que libere a mi marido”
No muy distante a esta solicitud, que no por lo sutil y serena deja de ser dramática, desde filas de Amnistía Internacional también se hizo un llamado “a reforzar la presión internacional para que Liu y los numerosos presos políticos chinos sean liberados”.
Muy categórico resultó en su oportunidad el embajador de Noruega en Pekín cuando al ser consultado por la prensa, a poco de ser citado por el Ministro chino de Relaciones Exteriores, oportunidad en que enérgicamente le expresó su descontento por la entrega del  Nobel de la Paz a Liu Xiaobo :  "hemos dicho todo el tiempo que hay una clara línea entre un Comité independiente  y el gobierno noruego. Deben entender que así funciona nuestra sociedad  y que no tenemos que pedir perdón por el trabajo del Comité. No es ningún secreto que Pekín ha presionado varias veces a las autoridades noruegas”.
Muchos diarios del mundo recordaron que el Nobel de la Paz 2010 otorgado en Oslo a Liu Xiaobo se suma inexorablemente  a una lista de premios que buscaron alertar sobre violaciones a derechos humanos en determinados países. A saber: el pacifista alemán Carlvon Ossietzky en el año 1935, el dirigente de derechos humanos argentino Adolfo Pérez Esquivel, en el año 1980, el líder religioso tibetano Dalai Lama en 1989,la dirigente política de Myanmar (ex Birmania) Aung San Suu Kyi en 1991 y la disidente iraní Shirin Ebadi, en el año 2003. El común denominador de todos ellos –incluyéndose al profesor de filosofía Liu Xiaobo- es el esfuerzo por acciones no violentas a favor de  las libertades y de los derechos del hombre, y de la paz entre naciones.
Muchos han sido y son los luchadores  de esas libertades y de esos derechos.  Algunos pueden compartir el presente, otros fueron diezmados; en épocas diferentes, en circunstancias diferentes; en soledad o en el anonimato.

Liu_FOTO

Liu Xiaobo , al ciento por ciento operativo (aún preso en una celda a unos 500 kilómetros de Beijing) como tantos  otros luchadores de causas sociales, que inspirados en valores de justicia y libertad hicieron y hacen parte de la historia de la humanidad, como  los ya desaparecidos Ernesto Che Guevara,  Mahatma Gandhi , obispo Helder Cámara y Chico Mendes, ambos del Brasil;  monseñor Oscar Romero, Patrice Lumumba, Salvador Allende, Raúl Sendic , las religiosas y  los curas tercermundistas, como  Carlos Mugica, argentino y los  contemporáneos  plenamente activos   -y no menos valerosos-  como  los curas villeros de la ciudad de Buenos Aires liderados por el sacerdote José María Di Paola,  los sacerdotes Mateo Mendez y Uberfil Monzón, en el  Uruguay –por nombrar solo a algunos- traen a mi memoria al más grande de los  ejemplos de esa lucha:  el Cristo, que como ya es sabido fue crucificado por los poderosos de la época.
En el curso de los dos mil años que siguieron a ese crimen los poderosos continuaron” crucificando”  a los hombres justos de nuestro tiempo. Allí, en China, está uno de ellos. Quizás más cercano en el tiempo que aquellos que  años atrás ya pagaron con su vida la tenacidad por expandir sus ideas pero no por ello distantes de nuestros corazones y nuestra memoria.Toda nuestra fuerza para ti Liu Xiaobo, Premio Nobel de la Paz para el mundo y mal que les pese también para quienes te tienen entre rejas sin darse cuenta que tú eres más libre que ellos.

gandhi_1 helder_camara chicomendes.480 oscarromero_p Patrice_Lumumba Salvador_Allende
carlosmugica raul-sendic mateo-mendez cura_villero_Di_Paola_baja uberfilmonzon che

 

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.