TE SALUDAMOS BEBA BALVE, PORQUE ESTAS JUNTO Y ENTRE NOSOTROS 

balveGracias por estar entre nosotros, mi querida Beba Balvé, porque aún físicamente ausente, tu estela de mujer de valores íntegros y tu estela de enseñanzas -a favor de la libertad, de la justicia y de la lucha social- te hacen permanecer, incólume, plena de tus ideales….tal la reflexión que me inspira esta mujer, cuyo fallecimiento debo asumir, desde hace unos pocas semanas, momento en que supe la mala nueva a través delas líneas que le dedicara su amigo y compañero Juan Alberto Rambaldo, en la página argentina de Antimafia.

Con sinceridad comento que me impactó la mala nueva. La sabía padeciendo un quebranto de salud a raíz de una caída, razón por la cual no pudo asistir al Congreso de Antimafia de Rosario, en octubre del 2009, y su ponencia debió leer mi amigo Rambaldo. No imaginé que ese quebranto de salud sería la antesala de su partida. Una partida que nos hizo un nudo en la garganta, pero que también nos llevó a realizar ese maravilloso viaje por la esencia de su pasaje por éste planeta. Un viaje que realizamos de la mano de Rambaldo, que maravillosamente desgranó vida y obra de su ser, en su artículo, o diría más bien, en su homenaje a su querida compañera, de luchas sociales y de luchas estudiantiles.
Sin embargo, como la vida misma, nos da de bruces con aquellas sorpresas reveladoras y que siendo propias, pertenecen a la humanidad misma, el homenaje se ha transformado en otra enseñanza más de Beba, porque una vez más, a los merecedores reconocimientos de su amigo, éste no fue más que un mero instrumento de su legado, para que éste trascendiera más aún.

Así era Beba, una luchadora que contagiaba el sentimiento de lucha: así la conocí en el 2006 y mi encuentro con ella, lo sentí, como un reencuentro; vaya uno a saber donde se situarían nuestras coincidencias; con los años encima, pero de espíritu joven, Beba era un emblema de la fortaleza por los ideales de fraternidad, que el hombre ha ido olvidando; con Beba mantuvimos coloquios sobre la antimafia, sobre política, sobre materialismos y sobre la condición humana; una y otra vez –café o cortado de por medio, allí en Rosario, en las cercanías de su amada Facultad de Derecho- revisamos los áridos caminos transitados por la humanidad, y desembocamos en reflexiones entusiastas, para seguir luchando, por un mundo mejor: ella , con su sapiencia de intelectual y con la fuerza de una guerrera, más al firme.

beba1Asumía ser prisionera de la adicción al cigarro, con la misma naturalidad y la misma fuerza con la que asumía su responsabilidad de luchadora, siempre de ojos y alma despierta, a los embates de los imperialismos nefastos y de los avasallamientos de los poderosos; toda ella, era una verdadera saeta contra el invasor de los pueblos sufrientes y de las comunidades de necesitados; su sabiduría y su intelecto, eran un verdadero azote a la hipocresía y al sistema opresor,de ayer y de hoy. Así era Beba ; así la llevo en mi alma y por eso entiendo el dolor de mi amigo Juan Alberto, como seguramente de todos aquellos que tuvimos la dicha de compartirla , en alguna de las tantas tertulias de su pasaje por este planeta o en algunas de las no pocas revueltas callejeras de los años sesenta, setenta y ochenta .. y dos mil. Pero Beba, la muerte no existe, nosotros somos los muertos. Tú vives.

Jean Georges Almendras