georges almendras100x116Por Jean Georges Almendras, Director de Antimafia Dos Mil-27 de diciembre de 2019

Cerrando el ciclo 2019 nos hace bien detenernos un poco y mirar a nuestro alrededor. Y dije alrededor, no dije hacia atrás. No obstante, al poner el ojo a nuestro alrededor, también (y aunque no lo queremos) atisbamos el pasado. Y además, ese mirar a nuestro alrededor nos lleva de la mano al presente. Ese presente, ese hoy, en el que los compañeros de nuestra redacción (una redacción que es plural y que carece de fronteras) estamos en estrecho diálogo y por ese diálogo (o ese vínculo) sentimos que todos nos dirigimos en un mismo sentido. En un mismo sentido en el que las ansias de justicia y de libertad son inherentes a nuestra respectiva personalidad, a nuestros valores, a nuestra identidad como medio de prensa alternativo, y a nuestra forma de ver el mundo. Este mundo convulsionado que visibiliza violencias de todo tipo, que de hecho nos agreden minuto a minuto y que nos llevan (obligatoriamente) al compromiso con la verdad. Al compromiso libre y sin condicionamientos. Al compromiso liso y llano. A ejercer el periodismo sin dar la espalda al ser humano que lucha por sobrevivir y por vivir, que lucha por la justicia, por la verdad, por la defensa del medio ambiente, por la defensa de los derechos humanos y por la protección del planeta. Un periodismo libre, sin acartonamientos ni estructuras. Un periodismo militante. Un periodismo ejercido a conciencia. A conciencia de que la humanidad está al borde del abismo, prisionera del consumismo, de las crueldades del capitalismo, del egoísmo y de los más profundos individualismos. Y de algo que en definitiva es la sumatoria de todos estos males: el poder político hermanado (casi con rigurosidad sacrosanta) con el poder criminal, para dominar el mundo y barajar las cartas a favor de unos pocos, ignorando al resto o sumergiéndolo en la pobreza, en la ignorancia y en la desesperanza más cruel.

Tal panorama hizo que en este año que se extingue, Antimafia Dos Mil Sudamericana (redacciones Uruguay, Argentina y Paraguay) tuviese un papel protagónico en la información, tanto en la interna, como en el relacionamiento con otros medios de comunicación y con otros colegas. Como filial de este lado del Atlántico, de la revista madre Antimafia Duemila cuya base se encuentra en Palermo, Italia, fundada y dirigida por Giorgio Bongiovanni, la página Antimafia Sudamericana es un valioso aporte a la Antimafia en su continente, que sigue los lineamientos de la redacción matriz. Los lineamientos para denunciar las injusticias y las corrupciones a todo nivel, y para informar sobre los sucesos mundiales, con una mirada crítica y ajena al esquema (encorsetado) de la gran prensa: esa gran prensa cómplice de quienes desde el poder económico-político manipulan las masas, sin remordimiento alguno, en obediencia nefasta de los intereses financieros, ideológicos y criminales más refinados, que se encuentran representados y dirigidos por figuras mediáticas de la política internacional y regional.

Haciendo foco en el año en curso y alrededor de la rutina de entrecasa, debemos destacar como aporte valioso la incorporación en la administración de la página de Maria del Huerto Lezcano (Marita) lugar que por muchos años fue ocupado diligentemente por Carmen de Huertos, quien sigue igualmente colaborándonos. Pero hay más: los tiempos modernos y los ritmos modernos en la multimedia nos llevaron a transformar nuestras páginas sudamericanas (contenidos y formatos) transformación que seguramente habrá de continuar en el año que se nos viene. Asimismo, la nómina de redactores se incrementó considerablemente porque a los colaboradores habituales (y no tan habituales) de ADM de América Latina se sumaron muchas más personas. Y en ese aluvión de nuevos redactores tuvieron (y tienen) un protagonismo muy particular y significativo los jóvenes del Movimiento Cultural Our Voice, coordinados por Andrés Volpe, quien tuvo el valor de poner sobre sus espaldas esa difícil y muy bienvenida tarea de ser enlace con este Director, para que todos y cada uno de sus escritos lleguen a buen puerto. Escritos de jóvenes del Uruguay, Argentina y Paraguay. Trabajos de alto valor testimonial (también entrevistas) abordando temáticas comprometidas con la vida, con la lucha social, con el medio ambiente, con los derechos humanos, con la denuncia del uso de energía nuclear, con la defensa de los pueblos originarios y en muchas ocasiones con las actividades propias, en el campo del arte teatral, la música y la danza. Pero a propósito de Our Voice, hay que subrayar que en este año los jóvenes del Movimiento, liderados por su joven directora y fundadora Sonia Tabita Bongiovanni y Matias Guffanti, coordinador de América Latina, estrecharon lazos con Antimafia Dos Mil, al punto que prácticamente en todos los viajes que ellos realizaron por Sudamérica el suscripto estuvo con ellos, codo a codo, desarrollando una amplia cobertura de cada una de sus actividades artísticas, visitas a medios de prensa y entrevistas a diferentes personalidades de las regiones visitadas, como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, hermano de Santiago Maldonado ( en Argentina) el periodista y activista de los DDHH Martín Almada (en Paraguay) entre otros.

En ese marco de integración entre Our Voice y Antimafia Dos Mil, también se destacó mucho en la agenda de nuestra redacción la labor conjunta en ocasión de realizarse en Buenos Aires el Primer Congreso Antimafia Argentina-Italia, con la participación del Fiscal de Palermo Antonino Di Matteo, oportunidad en que además, compartimos la cobertura de prensa con el director de AntimafiaDuemila, Giorgio Bongiovanni.

antimafia ourvoice 2

Pero si hubo una actividad en conjunto que además de periodística fue sobradamente militante, fue la cobertura que hicimos en Santiago de Chile en las movilizaciones previas a un nuevo aniversario del golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende. Fue en las primeras semanas del mes de setiembre: después de cubrir exitosamente las presentaciones teatrales de Our Voice (de la obra Sueño Blanco, de neto corte de denuncia política y social, y antimilitarista) junto a los jóvenes Diego Grachot, Leandro Gómez (fotógrafo) y Matías Guffanti, coordinador de Sudamérica del Movimiento, participamos activamente de dos multitudinarias marchas en pleno centro de la capital chilena siendo reprimidos por las fuerzas de seguridad; y la represión fue registrada por Leandro Gómez: y sus fotografías , in situ, en medio de los momentos más tensos de la represión, fueron de altísimo valor testimonial y propias de un reportero profesional. Sus fotografías fueron obligada portada de nuestros artículos. Pero hubo otras situaciones a destacar por aquellos días en Chile, en su capital Santiago: el más importante fue el apoyo logístico y personal que nos dieron los redactores de la Antimafia chilena, Claudio Rojas y María Cecilia Bartholin. Por otra parte, ambos, desde ese momento intensificaron sus colaboraciones con la redacción y no bien “Chile despertó” la cobertura (de todos los graves sucesos en ese país) estuvo bajo su pluma y su talento, prácticamente día tras día, hasta el momento que redactamos estas líneas.

Y si en Chile Antimafia Dos Mil mantuvo un alto nivel de integración con Our Voice (integración que por otra parte ya se venía concretando desde hace un par de años en Paraguay) durante la presencia en la ciudad de Asunción en este 2019 cobró mayor auge. Y fue precisamente cuando Our Voice presentó su emblemática obra teatral “Democracia”, oportunidad en que al final se hizo una mesa redonda-debate con periodistas paraguayos, contándose con la participación del director de Antimafia Duemila, Giorgio Bongiovanni, cuya oratoria fue contundente y de clara denuncia pública de la corrupción en el Paraguay, denuncia que incluyó a la figura del ex presidente Horacio Cartes. Y esa denuncia no fue casual, porque meses después sobrevino el escándalo cuando la justicia brasileña lo requirió para investigarlo por encubrimiento y asistencia de un conocido cambista que estuvo seriamente involucrado en el caso Lava Jato.

Antimafia Dos Mil siguió por el camino de la integración con Our Voice : participamos juntos en las múltiples actividades, marchas y movilizaciones por los derechos humanos, contra de la instalación de otra pastera de UPM en el Uruguay, contra la privatización del agua, contra la campaña a favor de la Reforma de la Constitución (que buscaba la militarización de las calles y el endurecimiento de las penas; reforma que felizmente no tuvo aprobación popular) junto a los colectivos que se plegaron a esa militancia, como Plenaria Memoria y Justicia, y La Izquierda Diario.

Hablando de coberturas conjuntas y de integraciones, hubo una en particular que tuvo como protagonistas a quien suscribe y al Coordinador de Our Voice en América Latina, Matías Guffanti: la visita que hicimos juntos, para una cobertura periodística conjunta, al Lonko Facundo Jones Huala, autoridad política y espiritual de la comunidad mapuche de Pu Lof en Resistencia de Cushamen en Chubut, Argentina, entrevistándolo en la cárcel de mediana seguridad de la ciudad de Temuco, en Chile. Una entrevista rica en contenido y que resultó exitosa, periodísticamente, y que contó con la apoyatura de dos colaboradores de Antimafia Dos Mil de la Argentina: Mariana Trejo y José Guzman, ambos estrechamente relacionados con las comunidades mapuches de la provincia de Chubut y Bariloche. Mariana ayudó en la logística de contactos, para lograr la entrevista al mismo tiempo de ser una constante redactora de artículos relacionados con las comunidades mapuches en Argentina, y en particular con los casos Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, muertos en represiones de las fuerzas de seguridad de la Argentina, en el año 2017. José, por su parte, ya es un veterano integrante de Antimafia Dos Mil: con él compartimos una cobertura periodística en el territorio donde se registró la desaparición forzada de Santiago Maldonado, en Pu Lof de Cushamen en Resistencia, en Chubut y en el juicio que se hizo al Lonko Facundo Jones Huala, en Bariloche (con represión incluida) oportunidad en la que nos acompañaron dos jóvenes del Movimiento Our Voice. De ahí que el aporte de ambos resultó y resulta por demás óptimo para Antimafia Dos Mil.

En lo que concierne a la rutina de nuestra redacción de Montevideo, en este año 2019 se intensificaron los vínculos profesionales y militantes, permaneciendo firmes en sus tareas quienes desde hace años están en la nómina de los redactores, estando entre ellos el Fiscal Jorge Figueredo (director además, de la Antimafia paraguaya) , la doctora Inés Lépori, de Rosario, Argentina (quien además tiene entre manos las traducciones al castellano de los artículos italianos de Antimafia Duemila, artículos de Giorgio Bongiovanni, de jóvenes de Our Voice, de redactores de Duemila, y de reconocidos colegas como Saverio Lodato y Giulieto Chiesa), Érika Pais como activista social de la redacción uruguaya y Agustín Saiz como activista anti nuclear de la Argentina.

Otra de las facetas de Antimafia Dos Mil, de este año, fue entablar contacto personal y profesional con periodistas de la talla del argentino Juan José Salinas, responsable del blog “Pájaro Rojo” (algunos de cuyos artículos publicamos en nuestras páginas) y con colegas de La Izquierda Diario de Montevideo: Damián Recoba, Sebastián Artigas y Karina Rojas, algunos de cuyos artículos también difundimos desde nuestro sitio, artículos enriquecedores por sus contenidos porque aluden a las luchas sociales, a las luchas obreras, a los derechos humanos y a la vida política del Uruguay.

En simultáneo a estos enlaces y vínculos profesionales y humanos con colegas de otros ámbitos, se ha venido concretando (a lo largo del año) un aporte valioso de la mano del abogado argentino especialista en mafia italiana Raúl Blázquez y del redactor Alejandro Díaz, que además integra el Movimiento Our Voice. Ambos, que residen en la provincia de Córdoba, difunden una amplísima información sobre la mafia italiana (Cosa Nostra y otras organizaciones mafiosas) : Díaz nos colabora específicamente con artículos y Blázquez encara la divulgación de temáticas relativas al Sistema Criminal Integrado a través de medios de comunicación argentinos y conferencias dentro del marco de la educación a la legalidad.

antimafia ourvoice 3

Las categorías (o secciones de las páginas) apuntan también, no solo a la integración entre la redacción y los jóvenes de Our Voice, sino además a que los jóvenes del Movimiento tengan a su absoluta disposición un espacio específico para los artículos de sus integrantes. Y este espacio es visible junto a la portada de la página, en la que además hay un banner exclusivamente dedicado a las luchas sociales y al periodismo.

Toda la labor periodística de las páginas sudamericanas de Antimafia Dos Mil se hace con criterio militante. Una militancia que nada tiene que ver con los parámetros comerciales de otros medios de comunicación. Parámetros muy distantes de las frivolidades y de las banalidades de la gran prensa. Criterios del periodismo libre. Esa libertad que sólo da la conciencia de lo que está verdaderamente sucediendo en el mundo, hoy.

Hoy, entonces, más allá de un Río de la Plata atrapado entre el esperanzador kirchenismo y el desesperanzador lacallismo; más allá de los pueblos andinos - de Chile y de Bolivia- movilizados a full para recuperar la libertad; más allá del poderoso Brasil sumergido en el nefasto bolsonarismo y más allá del Paraguay en su lucha diaria para no dejarse fagocitar por la corrupción de su sistema político y judicial, pisoteando a diestra y siniestra la dignidad de un pueblo que supo conocer de riquezas y de prosperidades antes de caer en las garras de la guerra de la Triple Alianza, la tarea de informar de Antimafia Dos Mil se focalizó este año a crecer. A crecer integrado con el Movimiento Our Voice. Interactuando para interiorizarlo en los secretos del periodismo y además para compartir vivencias de movilizaciones, de actividades y de coberturas de prensa. Una integración orientada al conocimiento para que los jóvenes puedan entender los acontecimientos del Uruguay, de la América Latina y del mundo, por supuesto, siempre sin perder el horizonte de las actividades que hace Our Voice en Italia ni tampoco las luchas diarias que hacen los colegas de Antimafia Duemila, bajo las directivas de Aaron Pettinari y el fundador y director del sitio Giorgio Bongiovanni.

Hoy, entonces estamos a full, junto a Our Voice, en el camino de la comunicación y del periodismo libre. Pero libre de verdad.

---------------

*Fotos de Our Voice, Leandro Gómez