Pin It

La periodista argentina hace un agudo análisis de las consecuencias de la desinformación

Por Frecuencia Joven y Jean Georges Almendras-5 de agosto de 2019

Periodista y escritora, y Premio Latinoamericano de Periodismo José Martí del año 1986, y en otrora corresponsal de guerra en América Central, especializándose finalmente en política internacional, Stella Calloni fue entrevistada por Frecuencia Joven. Con su fuerte personalidad la colega argentina fue desgranando una multiplicidad de temas, pero en particular hizo un fuerte llamado a la reflexión en lo que concierne al periodismo, abogando fervientemente por la profesión (a favor de la verdad) denunciando los atentados contra colegas latinoamericanos, pero fundamentalmente haciendo un muy oportuno y profundo análisis de la desinformación (y sus consecuencias) como arma en contra de gobiernos y de personas. Cautivante en su hablar y rica en expresiones la entrevistada deslumbró al equipo de Frecuencia Joven. Fue una entrevista que dejó una huella profunda. Tan profunda y tan enriquecedora, que casi de inmediato desde Frecuencia Joven surgió la necesidad de compartirla con los lectores de Antimafia Dos Mil. Agradecemos a Andrés Volpe, uno de los pilares de Frecuencia Joven, programa que ahora se emite por Vórterix Rosario (los sábados de 17 a 19 horas), su ya habitual costumbre de no escatimar ni oportunidades ni iniciativas a la hora de compartirnos la sabiduría y las vivencias de personalidades como la colega Calloni, que obviamente se hacen infaltables en la comunicación de nuestros días, bien sea para satisfacer a la audiencia de la radiofonía o a los lectores de nuestro portal.

-A principios de año, en un foro en Cuba, habías hablado sobre el uso de la desinformación como arma para accionar en contra de gobiernos y de personas, ¿crees que ese es el principal desafío que hoy por hoy tiene el periodismo latino?

-Sí, yo creo que es uno de los principales desafíos, además de la defensa de la vida de los periodistas que han sido víctimas durante esa falsa guerra contra el narcotráfico en México, que dejó casi 200 mil muertos en ese país entre 2006 y 2012, con decenas de periodistas muertos, además de desaparecidos .El anteaño -aún no había subido al gobierno Manuel López Obrador- hubo más de cuarenta periodistas asesinados. Hay además fotógrafos, camarógrafos, periodistas de revistas y diarios muy pequeños cuya muerte no siempre sale en los medios; pero es muy grave que haya tanta muerte de periodistas en este periodo histórico.

-¿Con este panorama entonces, qué tenemos que empezar a hacer?

-Nosotros tenemos que empezar a pedir a los colegios de periodistas o a los sindicatos, que periodista sea el que es periodista, no que participe de ninguna operación política, como se veía acá, que son partícipes de extorsiones, de planes de extorsiones, de persecución ilegal, y todo lo que se está haciendo. Que es un arma no hay duda; porque ya se la instaló como parte indispensable de la guerra sicológica, y la guerra sicológica es la que inicia las guerras. Todo tipo de guerra, todo tipo de acción punitiva, como son los golpes de estado, los golpes de estado blandos, los duros, los intensos, las invasiones y ocupaciones de países. Fue la prensa la que instaló lo de armas en Irak, fue la prensa la que instaló lo de Libia, es la prensa la que digita lo que está sucediendo en Venezuela; lo que estamos viendo en el mundo. Esto de que la información del mundo esté digitada desde el Pentágono, es decir, desde mandos militares en el mundo, es algo terrible, insólito; nunca habían llegado ellos a esa capacidad de manipular y manejar al mundo entero. Entonces, lo estamos viendo en nuestro país, con los únicos medios que hay, contando Clarín, La Nación, Perfil, Infobae. Infobae, que trabaja muchísimo con noticias especiales de Estados Unidos que están creadas contra gobiernos, inventando cosas, inventando que tenemos a Irán, a Hezbollah dentro de nuestros países, todas falsedades totales, pero falsedades siniestras, porque esas falsedades y esas mentiras, cuestan y costarán vidas.

-¿Puedes darnos ejemplos en el mundo, de que la información es utilizada como arma de guerra?

-La información utilizada como arma de guerra es algo que el periodismo tiene que combatir fuertemente. Ya tenemos nosotros dos ejemplos muy claros de que esto; además de lo que estamos viendo todos los días acá en el país, en todos los países, lo que hemos visto en Brasil; tenemos como ejemplo un tribunal que se creó en Canadá para juzgar los crímenes de Ruanda, donde los directores, medios y periodistas que colaboraron para azuzar el enfrentamiento entre los pueblos tutsis y hutus que provocó un millón de muertos, fueron castigados en el tribunal en la misma forma que los militares que se prestaron a lo mismo; es decir, para el tribunal no había ninguna diferencia en el delito que habían cometido unos y otros. El otro caso lo tenemos más cerca, en Chile, en la operación Colombo, una operación que armó Pinochet, donde por los 119 detenidos desaparecidos ante el reclamo de Naciones Unidas, lo que inventaron -para que veamos que son capaces de las conspiraciones más siniestras- es que esos desaparecidos no estaban en Chile -habían aparecido cuatro cuerpos, de gente mutilada, quemadas las manos y los pies para que no se pudiera obtener identificación, era en 1975- sino que eran del MI y que se habían matado entre ellos; inventaron eso con la participación de una revista que sacó López Rega acá, que se llamaba “Lea”, un diario en el sur de Brasil, y los que en Chile se prestaron a eso, como fueron los de El Mercurio. Hace poco tiempo se hizo un juicio en Chile por la operación Colombo y los periodistas que escribieron colaborando a sabiendas de que eran mentiras y los medios como El Mercurio, Ultima Hora y otros, tuvieron que pagar indemnizaciones a los familiares de las víctimas. Y tampoco han pagado la vida de los cuatro que aparecieron acá que evidentemente eran argentinos, que hasta ahora no sabemos quiénes son. Entonces, es claro que el periodismo que colabora en una guerra sucia, que colabora en armar un golpe, en armar una guerra, eso no es un periodista; dejó de ser periodista para pasar a ser un operador de causas siniestras.

-Habías mencionado el tema de Venezuela, un caso muy particular; además del periodismo libre, del periodismo independiente, ¿también existen otras alternativas? Se ha dado por ejemplo el tema de algunos argentinos que han viajado a Venezuela a reportar directamente desde sus redes sociales lo que estaba pasando, así como desde el ambiente artístico se ha contado un poco lo que ha pasado; Roger Waters inclusive hace muy poquito publicó un video hablando sobre Venezuela…

-Sí, en eso se ha combatido, pero yo te estoy hablando del alcance masivo, de lo que ha hecho el periodismo durante estos años con la desinformación y la manipulación; por ejemplo la información aquí, de todos los canales de televisión no hay uno que se salve, hay solo uno que se salva porque tiene programas muy buenos sobre Argentina, dice las cosas que acá nadie dice y no encubre, pero en realidad lo que está saliendo en los medios es el ocultamiento de la información, y el daño no es solo a la información, sino hasta a los programas de entretenimiento, a los que el gobierno tiene que prestar atención, porque son tema de una batalla cultural que ha ganado en muchísimos sectores de la población, volviendo zombis a personas que sin pensar por sí mismas ni ver nada les han grabado en la cabeza cualquier tema; te dicen cosas y te las repiten y es inútil intentar hacer que razonen, porque no pueden. Yo sé que nosotros estamos dando una gran pelea; que se está haciendo con los que viajan, pero ya te digo, a nivel de las grandes masas, en un país como el nuestro, donde Clarín tiene 249 canales de cable, que en todo el interior no llega ningún otro canal aparte de C5N, pero que también hay que tener cuidado con eso de informar sobre política internacional, porque aparecen personas en ese canal específicamente que está informando muy bien, que no han hecho nunca política internacional y les dan a leer en la computadora política internacional y a decir las mismas cosas que te dice TN o cualquier otro. En este punto sí tenemos que ser claros que nosotros tenemos la obligación de advertir cuando hay posiciones que son evidentemente mentirosas o equivocadas, sea quien sea el que las dice.

-¿Estás de acuerdo con la pelea que dan las redes?

-Yo estoy de acuerdo con esta pelea que dan las redes, si no imagínate, si no estuviera peleando un sector del periodismo de esta manera que a veces podría decirse clandestina, porque se está peleando desde todos los rincones de las pequeñas radios. Hay radios muy pequeñitas pero que tienen un alcance de personas; entonces todo sirve en esta pelea que estamos haciendo nosotros. Eso lo tenemos que destacar; cómo periodistas norteamericanos, por ejemplo el periodista Blumenthal, que denunció quienes eran los golpistas en Nicaragua y cuánto dinero recibieron, que en el caso del golpe de estado en Nicaragua nadie quería llamarle porque hay sectores de izquierda que están como toda América Latina que desde la izquierda, tienen el mismo impulso de la derecha, eso también es otro problema gravísimo; porque a esos grupos les dan mucho espacio en las televisoras, que Estados Unidos nombre presidente a un diputado que recibió 70.000 votos, entre millones de votos el que menos votos ha recibido y que decida Estados Unidos porque lo preparó afuera que ése va a ser el presidente; que Europa hace la vergüenza de que sus gobiernos están amparando golpes de estado en nuestro continente, es decir, todo está manipulado y es muy grave. Entonces yo respeto y considero todo lo que se haga, porque todo, hasta lo más pequeño que se haga, sirve.

-¿Estamos ante un tema clave, ante un tema que incide en los pueblos?

- Este es un tema clave, es un tema que decide la vida de nuestros pueblos y nosotros como periodistas tenemos que tener esta capacidad de discernimiento, o sea, todos tenemos que tener una posición en favor de la verdad en estos tiempos; es lo que ha salvado al mundo, porque somos parte de una guerra y todo cómplice de esa guerra tiene que pagar su precio. No podemos dejar que un periodismo entre y salga como si nada, después de haber originado miles o decenas de muertes en un país, nosotros tenemos que tenerlo en cuenta y defender a nuestros compañeros de América y el mundo entero que están muriendo víctimas de estas guerras y golpes coloniales de estos tiempos.

-----------------------

Foto de Portada: www.pagina12.com.ar 

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.