PAKISTAN: 37 MUERTOS A TIROS TRAS ASESINATO DE LEGISLADOR 
vehiculoincendiado1KARACHI, Pakistán (AP) — La ciudad más grande de Pakistán fue sumida en una ola de violencia que dejó al menos 37 muertos a tiros luego del asesinato de un legislador, informaron el martes autoridades y dijeron que las fuerzas de seguridad intentaban controlar los disturbios que también han dejado decenas de vehículos y comercios incendiados en Karachi. 

La urbe sureña, con al menos 16 millones de habitantes, tiene una historia de violencia política, étnica y religiosa, además de que lleva tiempo como una guarida de extremistas de al-Qaida y del Talibán. La estabilidad en la ciudad es considerada como una gran prioridad para Pakistán debido a que es el principal centro comercial del país. 
La nueva embestida de violencia estalló después de que el legislador provincial Raza Haider fue muerto a tiros junto con su guardaespaldas en una mezquita de la zona de Nazimabad de Karachi mientras se preparaba el lunes para orar. 
Haider era miembro del Movimiento Muttahida Qaumi, el partido político que gobierna la ciudad y representa principalmente a los descendientes de migrantes de la India que se instalaron en Pakistán cuando el país fue fundado en 1947. 
Ese partido es el mayor adversario del Partido Nacional Awami, una organización laica y nacionalista cuyo poder radica en el noroeste paquistaní y su base social está en la etnia Pashtun. 
Según analistas independientes, en todos los partidos de Karachi hay seguidores con una marcada participación en actividades delincuenciales como chantaje y tratos ilegales con tierras. En algunos vecindarios, hay hombres relacionados con partidos que armados montan guardia en retenes. 
Directivos de varios hospitales colocaron la cifra de muertos en 37 para la mañana del martes. Unas 80 personas fueron heridas también por los disparos, dijeron. Un mercado de muebles era uno de los lugares incendiados. 
El vocero de la provincia de Sindh, Jamil Soomro, informó que al menos 10 personas fueron detenidas y dijo que soldados y policías fueron destacados en la ciudad para imponer el orden en Karachi, la capital regional. Pero en la mañana del martes se seguían escuchando disparos de armas de fuego y había incendios en algunos lugares. 
El gobierno ordenó cerrar el martes las escuelas en Karachi y en otros centros urbanos de la provincia. Algunos funcionarios responsabilizaron a "manos invisibles de la violencia, pero no especificaron. 
"Es muy triste, y consideramos que esto es obra de esas fuerzas que quieren desestabilizar al gobierno electo", dijo Soomro. 
AP - martes, 03 de agosto de 2010 2:35 
http://noticias.latino.msn.com/internacionales/articulos.aspx?cp-documentid=25077420