Esta noche dignatarios de la Iglesia Ortodoxa castigaron al obispo rebelde degradándolo a simple monje y lo excluyeron de la jerarquía eclesiástica.
El ahora ex obispo no podrá celebrar funciones religiosas. Contra él y sus seguidores fueron presentadas denuncias penales por la violencia acaecida durante las ocupaciones de los monasterios.
Días pasados Artemije había efectivamente amenazado con un cisma y la creación de su propia Iglesia sino era reintegrado en el cargo de representante de la iglesia serbia en Kosovo.
Hoy pasó a la acción y desafiando la cúpula de la Iglesia Ortodoxa y el nuevo patriarca moderado Irinej, hizo irrupción con sus fieles en el monasterio de Duboki Potok, en la región norte de Kosovo habitada en su mayoría por población serbia.
Inmediata fue la reacción del Patriarcado Ortodoxo de Belgrado que condenó duramente la acción de fuerza y la insubordinación del obispo rebelde, acusándolo de querer dar vida a un verdadero cisma.
Ayer la Iglesia Ortodoxa de Serbia, que en estos días celebra en Belgrado su asamblea de otoño, había nombrado al obispo Teodosije como nuevo representante en Kosovo en lugar de Artemije, destituido y pasado a retiro la pasada primavera por su compromiso en irregularidades administrativas e ilícitos financieros.
Hoy también, algunas decenas de monjes y monjas seguidores de Artemije ocuparon un segundo monasterio ortodoxo en el norte de Kosovo, el de Devine Vode, no lejos de Zvecan.
Duro defensor de los intereses nacionales de Serbia y adversario declarado de la independencia de Kosovo, Artemije es muy criticó de las posiciones de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.(ANSA). JFC
20/11/2010

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO