Las copiosas lluvias durante toda esta semana han causado estragos en 29 provincias y daños por valor de unos 10.000 millones de bat (335 millones de dólares o 239 millones de euros), según el Departamento para la Prevención y Mitigación de Desastres Naturales.
El principal problema de los equipos de emergencia es llegar a los damnificados, quienes esperan en barcas y sobre los tejados de sus casas anegadas la llegada de las lanchas con comida.
Las zonas más afectadas se encuentran en el centro y en el noreste del país, especialmente la provincia de Nakorn Ratchasima.
Según los equipos de emergencia, las trombas de agua que han anegado la capital de Nakorn Ratchasima se deben en parte al exceso de construcción, incluido un complejo deportivo edificado sobre una antigua reserva de agua.
La semana que viene, Bangkok también se enfrenta a posibles inundaciones a causa de la liberación de agua en las presas en la cuenca alta del río Chao Praya, que también dependerá de la intensidad de las lluvias y el nivel del mar en el golfo.
Cientos de personas mueren todos los años en el Sudeste Asiático en las riadas, inundaciones, deslizamientos de tierra que suceden durante la época de los monzones, también conocida como la estación lluviosa, entre mayo y octubre.

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni

Director Redacción Sudamérica: Jean Georges Almendras

Secretaria de Redacción Sudamérica: Victoria Camboni

VER MÁS

CONTACTO