guatemala2LA NATURALEZA SE VUELVE A ENSAÑAR CONTRA GUATEMALA Y COBRA 37 VIDAS EN 2 DÍAS
Guatemala, 5 sep (EFE).- Los embates de la naturaleza se han vuelto a ensañar contra Guatemala, en donde las fuertes lluvias que caen en el país desde el pasado jueves se han cobrado la vida, en los últimos dos días, de 37 personas, y dejado a unos 40 desaparecidos y más de 40.000 afectados.

El portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, dijo a Efe que la mayoría de las víctimas mortales han fallecido soterradas por cerros y peñascos que se han desprendido por la filtración del agua.
En el kilómetro 171 de la carretera Interamericana, en la Cumbre de Alaska, del departamento de Totonicapán, hasta las 14.00 hora local (20.00 GMT) los cuerpos de socorro habían rescatado 21 cadáveres de entre las toneladas de lodo y rocas de un alud caído anoche en ese lugar.
Aunque versiones preliminares de los cuerpos de socorro hablaban de más de un centenar de soterrados, la Conred redujo la cifra de desaparecidos a entre 35 y 40, los cuales se cree se encuentran bajo el lodo.
Según De León, el reinicio de las lluvias obligó a los cuerpos de socorro a suspender los trabajos de rescate, los cuales se podrían retomar mañana.
Los cuerpos de doce de los fallecidos fueron llevados a la comunidad de Santa Catarina Ixtahucán, de donde eran originarios y en donde serán sepultados mañana.
Como consecuencia de las lluvias que han afectado el territorio desde el jueves, la Conred reportó que 30.500 personas se encuentran en riesgo, 41.865 han sido directamente afectadas, 10.162 evacuadas hacia lugares seguros y 6.996 llevadas a albergues temporales.
Las lluvias también han dejado destrucción de puentes y carreteras, más de 80 derrumbes de diferentes magnitudes, destrucción de cultivos agrícolas e inundación de centenares de viviendas.
El presidente guatemalteco, Álvaro Colom, quien ayer declaró "emergencia nacional" por los estragos de los aguaceros, cuantificó los daños entre 375 y 500 millones de dólares, y pidió al Parlamento aprobar una ampliación al presupuesto de este año y un impuesto temporal al que denominó "bono de reconstrucción" para hacer frente a la catástrofe.
"Es doloroso que la gente más pobre sea la que pague las facturas de los fenómenos naturales", lamentó el mandatario al pedir a los ciudadanos colaborar con los cuerpos de socorro y abstenerse de salir de sus residencias para evitar mayores desastres.
Por su parte, el ministro guatemalteco de Comunicaciones, Guillermo Castillo, dijo que debido a que los suelos se encuentran saturados de agua a causa de las lluvias, "es previsible que se den más derrumbes y deslizamientos".
El funcionario aseguró que decenas de cuadrillas trabajan en la rehabilitación de las principales carreteras del país, pero advirtió que su cartera no cuenta con recursos suficientes para reconstruir las vías y puentes afectados.
Según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Metereología e Hidrología (Insivumeh), las lluvias son producto de un sistema de baja presión proveniente del norte, el cual se mantendrá durante las próximas 24 horas.
Estudios del Insivumeh sostienen que la cantidad de lluvias caídas en Guatemala en lo que va de 2010 ha superado la media de los últimos 40 años.
La tormenta tropical "Agatha", que azotó el país en los primeros días de junio, se cobró la vida de 174 personas, damnificó a más de un millón de personas y provocó daños a la infraestructura y los cultivos agrícolas cuantificados por le Gobierno en más de 975 millones de dólares.

 

------------------------------------

Guatemala: las lluvias ya dejan 45 muertos
07/09/10
Decenas de socorristas y miembros del ejército reanudaron ayer las tareas de rescate de las personas soterradas desde el sábado por un alud en una ruta de Guatemala, mientras el número oficial de muertos por las lluvias torrenciales que castigan al país desde el jueves pasado se elevó ayer a 45.
La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) informó en su último reporte que 16 personas permanecen soterradas desde el sábado entre toneladas de lodo y rocas en la carretera Interamericana, a la altura de la Cumbre de Alaska, en el departamento occidental de Totonicapán. El alud cayó sobre decenas de vecinos que colaboraban con los socorristas en el rescate de varias personas que habían quedado sepultadas en un primer derrumbe registrado horas antes.
Las lluvias dejaron además 43.000 personas en situación de riesgo, según las autoridades.
http://www.clarin.com/mundo/america_latina/Guatemala-lluvias-dejan-muertos_0_331166956.html