Pin It
Por Adriana Navarro – 2 de abril de 2020

En estos días se conoció la noticia del pedido realizado al Presidente Luis Lacalle Pou por parte de distintas organizaciones sociales, como la Comisión Nacional pro Reforma Constitucional "Uruguay Soberano" y la Coordinación Nacional contra UPM, junto al diputado por Cabildo Abierto, Eduardo Lust, el diputado por el PERI, César Vega, el abogado penalista Gustavo Salle y la modelo y conductora de televisión Patricia Wolf, para que proceda a la suspensión del Contrato ROU-UPM, basados en una cláusula existente dentro del mismo que establece que si ocurre una "causa extraña" que impida el cumplimiento de lo establecido por cualquiera de las partes, se puede suspender o incluso llegar a renegociar el contrato en sí.

Para sorpresa nuestra, entre las causas se nombra una epidemia. Para el ciudadano común, que no está en temas jurídicos, esto puede sorprenderlo y llevarlo a pensar, ¿pero la empresa estaba contemplando que podía pasarnos algo así? Estas multinacionales se protegen a sí mismas, y seguramente ésta más, pensando en cubrirse "ellos", para el caso en que algún fenómeno de la naturaleza, o fenómeno de guerra, etc. se contrapusiese en sus objetivos, para de esta manera no llegar a exponerse a una demanda por parte del Estado uruguayo.

Sin embargo, un virus (un pequeño agente invisible a los ojos humanos) está dándonos una oportunidad para que el Estado, que se encontraba totalmente sumiso, sometido por este contrato firmado en el año 2017 por el ex presidente y oncólogo, Tabaré Vázquez, recapacite y lo suspenda. De ocurrir esto, el Uruguay pondrá distancia a la voluntad de una gran empresa. A la voluntad de instalar una enorme pastera, con un efecto de contaminación muy superior a la UPM1, ya instalada en Fray Bentos. El nuevo emprendimiento de UPM se ubicaría en el corazón de nuestro país, en su punto central, donde confluyen gran parte de los ríos y arroyos más importantes de nuestro suelo, o aquéllos que luego desembocarán en otros de gran importancia, como es el caso del Río Negro, que luego va a desembocar al Río Uruguay.

Algo que nadie esperaría ha ocurrido: Uruguay y el mundo entero se encuentran en un estado de emergencia sanitaria sin precedentes. Cabe preguntarnos ¿Porqué sin precedentes?. Podremos pensar como respuesta, que por el número de muertes que provoca, y quisiéramos estar seguros que esa es la verdadera preocupación no sólo de la población en general, sino de todas las autoridades gubernamentales, así como de aquéllas otras autoridades mundiales, como los organismos financieros internacionales, la comunidad científica, las empresas multinacionales, etc. etc.

Pero si queremos ser rigurosos y muy sinceros (es algo que todos percibimos, a través de las informaciones de prensa y de las medidas que se van tomando) diremos que la verdadera emergencia no viene dada por la sola preocupación por evitar las muertes, sino por el objetivo de evitar que los sistemas sanitarios, de nuestro país y de los distintos países del mundo colapsen. Si decimos que no pueden cuidarnos, que no hay lugar para todos, que los presupuestos no son los adecuados, ni para investigación ni para tratamientos, entonces nos daríamos cuenta que todo el sistema capitalista en el que basamos nuestra vida, y al que a veces veneramos como a un Dios, o a veces, nos convencemos o nos dejamos convencer de que no hay otro posible, en verdad es un sistema que se viene desmoronando a nivel mundial. Un sistema que se está cayendo a pedazos.

Y su perversidad sale a la luz, como ha ocurrido en Argentina, donde una de las personas más millonarias, Paolo Rocca, dueño de la empresa constructora Techint, frente a las primeras señales de crisis económica, a consecuencia de la pandemia desatada, despidió en un sólo día a casi 1.500 trabajadores, provocando incluso la reacción del presidente argentino, Alberto Fernández quien le dijo "Has ganado tanta plata hermano, esta vez colabora".

upm2 no

Retomando el tema de UPM2 en el Uruguay, es seguramente el motivo de la cláusula "causa extraña no imputable", presente en el contrato, entre la empresa finlandesa y el Estado uruguayo, que los grandes capitales sólo se cuidan a sí mismos, y son diametralmente opuestos a la solidaridad, expresada a través de las ollas populares, nacidas de los que menos tienen, y que han sido la respuesta espontánea para paliar las consecuencias económicas sobre los más desprotegidos a raíz de la cuarentena (hasta el momento no obligatoria) para evitar los contagios por coronavirus.

Es así que UPM2 no planeaba cuidarnos, sino cuidarse. Entonces, ¿podemos creer todas las bondades que nos prodigan, como la creación de enorme cantidad de puestos de trabajo, la reactivación de la economía uruguaya, etc. etc., casi como los salvadores de nuestro pueblo?

La verdad de la instalación de las pasteras en nuestros territorios (los territorios de América del Sur) es la debilidad de los gobiernos y la ignorancia de los pueblos acerca de lo contaminantes y altamente peligrosas que son estas industrias.

Y volviendo al Coronavirus: ¿Por qué la cuarentena es ampliamente acatada casi como si fuera impuesta en forma obligatoria? Hay mucha gente con miedo exagerado a este virus. ¿Por qué?

La respuesta está en los grandes medios de comunicación masiva, que han estado al servicio de las autoridades. Información, información, información. No estamos en contra ni de la cuarentena ni de la información, pero debemos ir un poco más allá. Todos los canales de televisión de fondo de pantalla exhiben una gigantesca imagen del coronavirus, a todo color y ayudados por la música y la información, generan, me atrevería a decir, una imagen mental que luego se hace inconsciente, como si este virus fuese un gigantesco meteorito que fuera a aplastarnos como a hormigas.

¿Qué pasaría si también nos informaran sobre empresas como UPM2? Si nos dijeran en todos los canales, y a toda hora, la verdad. Es decir, que estas empresas buscan instalarse fuera de sus países de origen, porque allí les sale más caro funcionar, porque las medidas de control deben ser respetadas y porque así lo exige el pueblo. Porque en Finlandia estas industrias blanquean la pasta de celulosa con oxígeno y no con cloro como aquí, pero es un proceso más caro.

En países como el nuestro hay leyes que regulan en teoría, pero no hay capacidad real de control, de fiscalización, por tanto la ley queda "muerta" en un rincón, en un ministerio, y la contaminación, se derrama por ríos, arroyos, suelos, y el aire. Llega a nuestras frutas y verduras, al agua que tomamos, al aire que respiramos. ¿Qué pasaría si nos dijeran que se contaminarán los peces que comemos, y luego nosotros? ¿Qué pasaría si nos dijeran que cuando se siente el olor a huevo podrido, característico de las plantas de celulosa, es que estamos respirando azufre, un elemento altamente tóxico para el ser humano. Un elemento químico letal. ¿Qué pasaría si nos dijeran que los casos de cáncer crecerán debido a esta actividad, así como por la contaminación derivada de los monocultivos transgénicos?

¿Qué pasaría si nos dijeran todos los días, que UPM2, necesita la construcción de un tren que dividiría al país en dos, incluida la capital del país?

¿Qué pasaría si nos dijeran que veremos dos inmensos muros, que nos marcarán que del otro lado pasa el tren? Un tren que será construído por el Estado uruguayo, que transportará productos que en caso de accidente serán altamente letales, no para los dueños de UPM sino para los pobladores circundantes a la vía férrea, que además deberán convivir con los ruidos de un tren que medirá ocho cuadras, y que pasará uno cada 30 minutos aproximadamente.

¿Qué pasaría si nos contaran que nos encargaremos del dragado del puerto, de la construcción de la vía del tren, de las caminerías necesarias, etc., etc., y que luego le daremos una zona franca para que la empresa saque su pasta de celulosa sin pagar impuestos?

¿Qué pasaría si nos hicieran ver, todos los días, que para que estas empresas funcionen (ya tenemos dos plantas de celulosa de las más grandes del mundo) se deben plantar enormes extensiones de monocultivos forestales, que consumirán toda el agua de la tierra dejando pueblos sin agua, productores sin agua?

En medio de este contexto es que se ha desalojado a la población del campo, generando cinturones de pobreza periféricos, para después decir que los jóvenes que nacen en esas circunstancias son vagos y pasibles de imputarles delitos desde temprana edad, y además, de ser perseguidos con toda la fuerza del Estado y ser vistos como los causantes de la inseguridad? ¿Qué pasaría, me pregunto?

A la salida de la reunión con el Presidente Lacalle, quienes participaron del encuentro públicamente dejaron en claro su respectiva impresión. Patricia Wolf dijo que Lacalle los recibió muy amablemente. Y según se consigna en Montevideo Portal, en declaraciones a 970 Noticias, la modelo afirmó: "Queríamos hablar con el Presidente para presentarle esta oportunidad, para sacar a Uruguay del brete en el que se encuentra, gracias a un contrato firmado a puertas cerradas por el anterior gobierno, que compromete a Uruguay de una manera grave".

El diputado César Vega, por el PERI, dijo al periodismo: "Le informamos al Presidente de algunas cosas que nos resultan imprescindibles que se sepan y que a partir de ahora haga lo que a él le parezca”.

A todo esto el diputado de Cabildo Abierto Eduardo Lust afirmó: "Nosotros no esperábamos que nos dé una respuesta definitiva sobre lo que le venimos a plantear. Sí que registrara esta inquietud que tenemos los que integramos las organizaciones. Lo que hicimos fue plantear nuestra preocupación, hacer hincapié en la posibilidad de que se suspendan las obligaciones del contrato dada la crisis que vive el país, y también le planteamos una iniciativa que tenemos en curso que es un proyecto de reforma constitucional para dejar sin efecto el contrato ROU-UPM y evitar que en el futuro evitar que se firmen contratos en secreto sin consulta parlamentaria".

Finalmente el abogado penalista Gustavo Salle, en diálogo con Montevideo Portal, hizo especial hincapié en la actitud del primer mandatario: "Encontramos a un presidente susceptible, receptivo y se le plantearon todas las opciones que esta situación de epidemia permite plantear. Ahora bien, tiene su equipo, su estrategia, su plan, pero esperábamos una respuesta de expectativa, tomó nota y es eso lo que tenemos que tener presente".

Así que ojalá nuestro Presidente esté a la altura de las circunstancias y actúe con la valentía que exigen los hechos, apoyándose en todos los que han denunciado la verdad sobre UPM2, obligando además a los medios masivos de comunicación a decirnos la verdad todos los días.

Y entonces, damos por seguro que contará con todo un pueblo para respaldarlo.

------------------

*Foto de Portada: www.montevideo.com.uy  Gastón Britos/FocuS

*Foto 2: www.lr21.com.uy 

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.