Pin It

Agustín Saiz, de MARA, argumenta en contra de la energía nuclear

Por Jean Georges Almendras-9 de julio de 2019

Contra la voluntad popular, el gobierno argentino reactivó la propuesta de instalar un cuarto reactor nuclear en el país, con tecnología china, con el plus de un crédito de 2.500 millones de dólares de libre disponibilidad, proveniente de Beijing. El Movimiento Antinuclear de la República Argentina (MARA) lanzó públicamente un dramático y contundente alerta ante esta nueva iniciativa de central nuclear denunciando además que la misma se trata de una maniobra de la alianza gobernante. Y en el marco de la divulgación de esa alerta, el diario argentino Página 12 se hizo eco de la posición de MARA dando a conocer las características del planteo de advertencia y de denuncia, como así también apreciaciones del activista Agustín Saiz, quien es miembro del Movimiento Antinuclear de Zárate-Campana e integrante de MARA, y es además uno de nuestros redactores colaboradores de Antimafia Dos Mil.

“Alerta por una eventual nueva central nuclear. El Movimiento Antinuclear denunció otra maniobra de la alianza gobernante” fue el título del artículo de Página 12, del periodista Nahuel Lag.

El colega argentino Lag informó en Página 12 que antes de participar de la reunión del G -20 en Japón, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, realizó una escala en Beijing, China, para reflotar un acuerdo que choca contra la voluntad popular desde 2015 y que puso en alerta al Movimiento Antinuclear de la República Argentina (MARA).

Nahuel Lag también informó que en un encuentro con el vice primer ministro chino, Hu Chunhua, Peña reflotó la “intención de avanzar” en la instalación de una cuarta central nuclear en el país, con tecnología china. Y además informó que el intento (que fracasó en Río Negro en el año 2017) ahora sería en el complejo de Atucha, en Zárate, a unos 100 kilómetros de la zona más poblada del país, como prenda de cambio de un crédito de libre disponibilidad por la friolera de 2.500 millones de dólares.

ac china

Frente a éste panorama, con fecha 24 de junio, el Movimiento Antinuclear de la República Argentina (MARA) que nuclea a organizaciones, asambleas, comunidades originarias y ciudadanos/as de todo el país se expresó en términos de “enérgico rechazo al anuncio del gobierno nacional sobre la inminente firma del acuerdo definitivo con China para construir la cuarta central nuclear de potencia en la provincia de Buenos Aires”

En el documento también se dieron a conocer una serie de puntualizaciones: “REPUDIAMOS que semejante decisión sea tomada de manera inconsulta y arbitraria y exigimos el comienzo de un profundo debate democrático sobre la continuidad del plan nuclear argentino diseñado en tiempos de dictadura militar. Es un proceso ilegal, que debe ser denunciado ante la Justicia, pues no se puede firmar ese contrato sin previo estudio de impacto ambiental y sin la Audiencia Pública de rigor. ALERTAMOS a la población que nos transformarían en los cobayos nucleares de China. El acuerdo es por un modelo de tercera generación, Hualong One, una tecnología experimental sin reactores en funcionamiento. DENUNCIAMOS que la planta nuclear es un sinsentido energético y que los altísimos costos constructivos serán subsidiados por el pueblo argentino, cargando sobre nuestras espaldas el préstamo del gobierno chino. Esa energía podría reemplazarse fácilmente con fuentes renovables y limpias por un tercio del costo de la central nucleoeléctrica proyectada. CHERNOBYL nos recuerda en estos días que un desastre nuclear es la condena de muerte para las poblaciones y los territorios. El ex subsecretario de energía nuclear de la nación, Julián Gadano, reconoció en 2017 que de producirse un accidente nuclear “nos moriríamos de hambre, porque no podríamos vender alimentos a nadie”. Tres centrales nucleares juntas a 100 Km. de Capital Federal y a 80 Km. de Uruguay conforman un Chernobyl en potencia. REITERAMOS la decisión de las Asambleas Patagónicas en 2017 de impedir, “bajo todos los medios dentro de la legalidad, la instalación de la antedicha planta de generación eléctrica”. La Patagonia fue un ejemplo de movilización social rechazando la central china y consiguiendo en pocos meses una ley que prohíbe la instalación de plantas nucleares de potencia en Río Negro. INSTAMOS a la comunidad en general a informarse y tomar posición sobre un tema transcendental para la vida. Quedarse al margen es inmoral. Nos declaramos en estado de ALERTA Y MOVILIZACIÓN dada la manifiesta decisión del gobierno de avanzar con el proyecto nuclear. Nuestro país cuenta además con la solidaridad de activistas de todo el planeta reunidos en el reciente “Foro Social Mundial Antinuclear” en Madrid, España”

Bajo la consigna de que “En Río Negro No; En la Patagonia No; En Buenos No; En la Tierra No ; y No es No” los integrantes de MARA dieron a conocer su comunicado a los diferentes medios de comunicación argentinos y regionales. Integrantes del Movimiento Antinuclear de Chubut, que lleva más de 25 años alertando sobre los peligros de la energía nuclear, también se adhirieron al comunicado.

En el otro extremo, según el informe del periodista Lag de Página 12, el Jefe de Gabinete Marcos Peña, a su regreso de China decía: “Ratificamos los lazos de cooperación y acordamos continuar avanzando en mecanismos que permitan incrementar el intercambio comercial y cultural”, agregando además que en el encuentro se habló del acuerdo de exportación de alimentos vigente y de la apertura del mercado chino a la harina de soja. Respecto a la central nuclear dijo que se tiene intención de avanzar pero sin especificar que el Gobierno lo mantendrá atado a la aprobación de un crédito de 2.500 millones de dólares libre de disponibilidad.

En diálogo con el colega de Página 12 Nahuel Lag, Agustín Saiz, del Movimiento Antinuclear de Zárate-Campana, dijo: “en 2018, cuando la Argentina tomó deuda con el FMI, el propio ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo que la energía nuclear era cara, pero ahora el Gobierno reflota el tema. No hay una evaluación técnica respecto de las fuentes de energía, de su seguridad, sino la búsqueda de un acuerdo financiero que salve al Gobierno”.

En este sentido Lag informó que las centrales nucleares que China intenta impulsar en suelo argentino, desde la gestión kirchnerista, son dos. Puntualizó además que un año antes del acuerdo con el FMI, Macri ratificó ese acuerdo durante la gira por China, en mayo de 2017 cuando también se selló el ingreso de capitales chinos a las minas Veladero y Pascua-Lama.

pagina12

En otro fragmento de su artículo Lag informó que aquel mismo año 2017, se intentó sentar las bases para la otra central nuclear en la localidad de Sierra Grande, Río Negro, que fue rechazada por la movilización de los vecinos y la bajísima participación en una consulta popular.

Luego recordó que Macri compartió el entusiasmo por aquel proyecto con el entonces presidente del bloque del PJ en el Senado y actual candidato a vicepresidente del oficialismo, Miguel Ángel Pichetto, quien inició su carrera como abogado de la antigua minera de esa ciudad rionegrina. Por otra parte Lag dijo en su informe periodístico que a diferencia del modelo Hwalong-1, de uranio enriquecido y agua liviana, la central rechazada por las asambleas rionegrinas fue una CANDU, de uranio natural y agua pesada, modelo para el cual la Argentina podía aportar conocimiento, mano de obra y materiales.

Agustín Saiz, como así también otros representantes del movimiento de vecinos que conviven con Atucha I y II, en diálogo con Página 12, alertó que “estos acuerdos se saltean instancias democráticas de consulta e imponen tecnologías nucleares, cuando existen alternativas para evitar el riesgo de una nueva central. Cuando un proyecto nuclear se lleva a una zona virgen, como ocurrió en Río Negro, se reacciona, pero en Buenos Aires se naturalizó el riesgo de vivir con la central nuclear”

Saiz señaló además que “aunque no ocurriera un accidente que ponga en peligro los recursos hídricos y la habitabilidad de la zona más poblada del país, cuando caduque la vida útil de los reactores, nos vamos a encontrar con la problemática de desmantelar los reactores y qué hacer con los desechos nucleares. Nadie puede garantizar, en el largo plazo, cuáles serán las condiciones políticas, sociales ni tampoco climáticas”

Finalmente Saiz advirtió “que el riesgo existe, según quién puede ser alto o bajo, pero como comunidad no queremos discutir sobre riesgos de proyectos caros que nos van a endeudar económicamente. El potencial de Argentina para utilizar energías renovables es muy alto y este Gobierno, frente a la crisis energética, tuvo una oportunidad y lo ha planteado de manera deficiente o avanzado favoreciendo a grupos amigos” en clara alusión a las licitaciones de proyectos de energías renovables que involucran a la familia presidencial y que son investigados en el ámbito judicial, escribió Nahuel Lag, en su artículo de Página 12.

---------------

*Foto de Portada:www.u-238.com.ar 

* Foto 2: www.página12.com.ar 

* Foto 3: www.página12.com.ar 

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.