Pin It
lucas gabriel La postura del Estado brasileño amenaza la existencia de los pueblos originarios
Por Lucas Gabriel Martins -14 de septiembre de 2020

Recientemente tuvimos el honor de poder entrevistar a Sonia Guajajara, líder indígena, actual coordinadora de la APIB (Articulación de los Pueblos originarios de Brasil) y la primera mujer indígena candidata a la vice presidencia de la República en 2018.

Por si fuera poco, ante el reiterado desmantelamiento de los derechos de los pueblos originarios, con el advenimiento de la pandemia COVID-19, la situación se agravó. Dichos pueblos se encuentran entre los grupos más vulnerables al avance de la pandemia y se encuentran en situación desfavorable para enfrentar la enfermedad, y por si fuera poco el cuadro aumentó por la postura del Gobierno Federal en cuanto a la implementación de medidas de prevención y protección frente a la propagación por el virus.

Actualmente estamos siendo testigos de un genocidio en curso, contra los pueblos originarios en Brasil. La historia parece repetirse, pero, esta vez, los que llevan la enfermedad para dentro de los territorios indígenas no son los colonizadores, sino los mineros y madereros invasores, junto a misioneros evangélicos.

Estos mineros y madereros, forman parte de la política de exterminio y de guerra en contra de los pueblos originarios, anunciada diversas veces por Jair “Mesías” Bolsonaro. La situación actual es muy grave y necesitamos urgentemente unirnos en defensa de los pueblos originarios y del planeta tierra.

-¿Cuál es la situación en los territorios indígenas en este momento? ¿Cómo están viviendo en este tiempo de pandemia?

“Venimos enfrentando muchos desafíos, desde siempre los territorios indígenas son un objeto de disputa entre el poder político y el poder económico y toda la situación se ha agravado mucho con la pandemia. Al inicio temíamos mucho con la llegada del coronavirus en los territorios indígenas y desde el principio presionamos el gobierno para que adopte un plan de contingencia.El hecho es que el gobierno no se preocupó con la población general de Brasil, con los indígenas ni con nadie y además de no adoptar ninguna medida de protección eficaz, hizo todo el trabajo al revés, todo el discurso de relativización de la enfermedad, terminó arruinando todo y hoy los territorios indígenas están bastante afectados, son más de 28 mil indígenas infectados”.

“Como no hay acceso a los testeos, no podemos testear a todos y tener un número real. Ya son más de 760 muertes indígenas confirmadas por coronavirus y la APIB creó una serie de medidas y acciones para evitar una tragedia. Todo el tiempo tenemos que estar atentos a esa otra serie de conflictos que históricamente existen en los territorios, la deforestación, las quemas, los conflictos de terratenientes que mayormente son causados por la negación de la demarcación de los territorios indígenas, la demarcación es una ley en Brasil y además de ser constitucional es un derecho originario de los pueblos originarios. Este gobierno en especial tiene una decisión política, desde su campaña electoral de no reconocer y regularizar ningún territorio indígena, es una situación de conflicto permanente”.

“Parecemos estar todo el tiempo en una encrucijada, por un lado, está el virus, por el otro los invasores y en el otro, está la negación legalizada por parte del gobierno en no querer proteger estos territorios y cada día es más creciente el número de muertes debido a la falta de estructura por parte del gobierno federal en cuidar y contener la pandemia en territorios indígenas”.

Sonia Guajajara

-¿Porque son ustedes la APIB están haciendo los registros sobre cómo la pandemia viene afectando a los territorios y no la Secretaría Especial de Salud (SESAI)? ¿Porque existe esa diferencia entre registros?

“Es una obligación del gobierno federal en hacer esos registros, pero ellos desde un principio no se han importado en adoptar medidas de protección, ni tampoco de hacer el registro de los casos. Nosotros nos dimos cuenta de que la SESAI estaba ocultando los datos y por eso hemos creado el comité nacional por la vida y memoria Indígena, ese comité hace un análisis diario junto con la sistematización de los datos y nosotros tenemos representantes de los pueblos originarios de diferentes estados y regiones y contamos también con la colaboración de especialistas de la Fio Cruz (Fundación Osvaldo Cruz) y del IPEA (instituto de Investigación Económica Aplicada), para ver cómo podemos cada día más, traer elementos en la forma en como apuramos estos datos. Lo hicimos exactamente por causa de esta infraregistro del gobierno federal y cuando comparamos los datos que APIB viene recolectando todos los días, con los datos de la SESAI, vemos una discrepancia absurda entre uno y otro y lo más curioso es que el gobierno, al contrario de prepararse para hacer ese análisis de forma real, cuestiona los datos de APIB”.

“Ellos quieren provocar a la sociedad y a los propios indígenas para que cuestionen los datos de APIB, afirmando que son datos inventados o que son Fake News y quienes son los especialistas en Fake News son ellos.Inclusive para elegirse, fueron electos con Fake News, y ahora siguen con la misma práctica, de tirar en nosotros y en toda la sociedad, la responsabilidad por una verdad que es mostrada. Este es un gobierno que no acepta datos reales, es un gobierno que cuestiona la verdad y toda vez que la verdad es publicada y mostrada, ellos buscan la forma de cambiarla, como han hecho con diversos órganos de protección al medio ambiente. Cuando los funcionarios presentan datos de deforestación y quemas, ellos no los aceptan y despiden a estos funcionarios”.

“El objetivo del movimiento indígena en tener las notificaciones actualizadas, es exactamente para presionar al estado brasileño para que adopte medidas que puedan atender a la demanda de contagiados y también de prevención dentro de los territorios indígenas. La realidad del impacto de la pandemia entre los indígenas, debe ser mostrada. Yo he dicho mucha veces que 30 años después de la dictadura militar, fue cuando apareció el “reporte Figueiredo” (reporte producido en 1967 que describe violencias practicadas por terratenientes “).Gracias a la comisión nacional de la verdad, nos enteramos de los 8.400 indígenas muertos durante la dictadura militar, esos números nunca habían aparecido. De la misma forma ahora con el coronavirus, queremos evitar que dentro de 30 años aparezcan los desaparecidos por la COVID-19 y por eso es que estamos siempre insistiendo en actualizar la situación del impacto de la pandemia dentro de los territorios indígenas”.

-Estamos viendo la consolidación de esa política de exterminio y guerra en contra de los pueblos originarios y de la Amazonia que Bolsonaro siempre ha dejado claro antes de llegar en la presidencia. ¿Como ves todo esto?

“Tenemos el virus y todo ese desmantelamiento de políticas públicas, de protección al medio ambiente, de seguridad a los defensores de los derechos humanos y estos órganos están siendo direccionados para atender a los intereses ultra conservadores y genocidas de este gobierno, así como está siendo en su práctica. El infra registro que has comentado al inicio, no solo es a propósito, sino que es programado y legitimado institucionalmente, porque al contrario de adoptar medidas para tener un control de los números reales, cada día más, ellos adoptan medidas para negarlas. Y con relación a la deforestación, si comparamos los datos de este periodo actual con el del año pasado, veremos un crecimiento en tres veces más, un aumento de 64 % y la estimación de los incendios forestales es aún mayor este año. Durante el aumento de la deforestación, el gobierno hizo totalmente todo lo contrario, removió todas las condiciones para poder hacer un enfrentamiento de combate real, recientemente vimos la retirada de 60 millones de reales de la política ambiental. Estamos en un momento de enorme desmonte de la política ambiental, hemos publicado en la página de APIB: "Esto no es un incendio, es un holocausto forestal", es así porque es exactamente lo que este gobierno está provocando, un holocausto forestal y sinceramente no sé si un día van a poder medir todos los daños que será dejado por este gobierno, estamos viviendo una enorme tragedia”.

-Con respecto a la pandemia, APIB entró con una acción judicial junto a los poderes para que sean adoptadas medidas de protección a los pueblos originarios ¿hubo algún resultado?

“Sí, es importante abordar la denuncia que hizo APIB de una forma amplia, porque logramos llegar a los tres poderes de la unión de forma muy rápida, luego al principio de todo, presionamos al gobierno por un plan de enfrentamiento. Los días 8 y 9 de mayo, realizamos la asamblea nacional de resistencia indígena para la elaboración de un plan de enfrentamiento para la pandemia y organizamos grupos de trabajos para elaborar un plan nacional. Trabajamos durante 35 días con indígenas de las cinco regiones, con especialistas de salud, demografía, antropólogos y logramos elaborar el plan “Emergencia indígena" lanzado acá en Brasil y también a toda nuestra red internacional de partidarios”

“Lo lanzamos también en el ámbito del frente parlamentario en defensa de los pueblos originarios del congreso nacional que es liderado por la diputada Joênia. En este mismo día 30 de junio, cuando el plan fue lanzado en el congreso, entramos con una acción de APIB junto al Supremo Tribunal Federal, una acción de acusación por el incumplimiento de precepto fundamental. Entramos con la acción el mismo día de lanzamiento del plan del movimiento indígena y un poco antes también habíamos trabajado con el frente parlamentar liderado por Joênia para la construcción de un proyecto de ley. Ese proyecto de ley fue aprobado en la Cámara de diputados y en el Senado, hubo un enorme trabajo entre nosotros y las asesorías parlamentarias de los diputados que están juntos en el frente progresista, así logramos aprobarlo en la Cámara. Había cinco parlamentarios con propuestas de proyectos de ley, agarramos estas propuestas y transformamos todo en una, aprobamos en la cámara, aprobamos en el senado con esa grande movilización y luego después, ese proyecto fue enviado para la sanción presidencial”.

“Al llegar al poder ejecutivo, Bolsonaro vetó 16 puntos de los 22 artículos en el proyecto de ley, vetos absurdamente inaceptables, el primero de los vetos negaba el acceso de algunos indígenas al agua potable, negaba la distribución de materiales informativos que orientan sobre los cuidados y la protección con el COVID-19, negaba camas de ocupación en UTI y equipos de protección. Al presentar 16 vetos, prácticamente se extermina el proyecto de ley y no queda más nada. Lo más impresionante que ellos lograron hacer, fue lo de mantener en la propuesta, la permanencia de misioneros evangélicos dentro de territorios indígenas. Estos misioneros están cerca de áreas de pueblos que viven en aislamiento voluntario, pueblos aislados y con contactos recientes con el hombre”.

“Este punto quedó en el proyecto de ley, todos los otros que eran cruciales para el enfrentamiento, fueron vetados. Es una obligación del estado brasileño de hacer esa retirada, en realidad no deberían ni permitir la entrada de estos invasores, eso es una obligación, pero nosotros sabemos que este gobierno es cómplice de esa práctica de invasión, es cómplice con la ilegalidad. Este es un gobierno de ilegalidad, para ellos, todo lo que es ilegal está bien y están de acuerdo con todo”.

“Nos quedó claro que este es un gobierno que no entiende y no quiere entender absolutamente nada sobre los Indígenas. Un gobierno que no tiene ningún compromiso y que trabaja para poder deshacer lo que ya existe, a todo momento ellos quieren anular derechos ya conquistados. El gobierno devolvió la propuesta del plan al STF y que luego lo presento de vuelta a APIB, hicimos unas consideraciones y no aceptamos la propuesta. APIB lo devolvió al STF, afirmando ser un plan totalmente genérico, sin propuesta y que no tenía nada en concreto. Seguimos trabajando juntos a otros movimientos de la sociedad civil con la campaña “Fuera Minero, Fuera Covid” que trata especialmente sobre el territorio del pueblo Yanomami en el norte, que tiene más de 20 mil mineros ilegales en la región, esas invasiones son un riesgo grave para el medio ambiente y para el modo de vida indígena. En tiempos de pandemia son vectores de contaminación y hay comprobación de que, en muchos casos, el virus llegó en los territorios indígenas junto a los invasores, como es el caso de Roraima con los Yanomamis”.

-Durante la pandemia escuchamos muchos empresarios decir "no vamos a parar la economía", "son los mayores quienes irán a fallecer". En las comunidades indígenas el trato con los mayores es diferente. ¿Qué piensa usted cuando escucha esa frase y ves la otra realidad dentro de las comunidades indígenas?

“Eso es lo que llamamos de genocidio legitimado, un genocidio institucionalizado, ese discurso dado por representantes del gobierno e inclusive por la autoridad máxima del país, por el propio presidente, legítima la muerte de forma totalmente banal, para nosotros este fue un discurso que generó mucho miedo y muchos de nuestros ancianos murieron por miedo de ir al hospital y no poder recibir la atención necesaria. Estos ancianos fallecieron en las aldeas y otros en el hospital porque no pudieron resistir, ya son más de 170 ancianos indígenas que fallecieron durante esta pandemia, eso es una enorme pérdida para nosotros, porque son los ancianos son los que garantizan la continuidad de la cultura, fortalecen los modos de vida y son nuestras verdaderas fuentes de sabiduría y de conocimiento. Cuando perdemos una cantidad de ancianos así, la cultura es debilitada y si se debilita la cultura indígena, se debilita el modo de vida y si se debilita el modo de vida, en consecuencia, toda la biodiversidad es amenazada. Está comprobado en todo el mundo que la biodiversidad del planeta está protegida por el modo de vida de los pueblos originarios, siempre trato de citar ese dato que me parece totalmente fantástico para aclarar la importancia de los pueblos y territorios indígenas y el papel que cumplimos para la humanidad”.

“Nosotros indígenas, somos el 5% de la población mundial y esos 5% mismo sin ningún tipo de ayuda política, de protección ambiental o de seguridad, tratamos de proteger 82% de la biodiversidad existente en el mundo, la biodiversidad viva está dentro de los territorios indígenas, es importante que las personas entiendan que la lucha por la demarcación de tierras no es un beneficio solo para nosotros indígenas. Si los modos de vida indígenas están en peligro, la biodiversidad también está en peligro y si la biodiversidad del mundo está en peligro, la humanidad también está en riesgo, es importante que las personas entiendan esa relación entre los modos de vida de los pueblos originarios con su propia vida. Mientras que, en la mayoría de las ciudades, hay un lugar específico para estos ancianos, las familias normalmente no tienen paciencia o no quieren tener el trabajo en cuidarlos y los abandonan en los geriátricos. Eso es totalmente diferente en relación a nosotros, en las comunidades, queremos aprovechar al máximo cada minuto de vida que tienen los ancianos y ancianas para poder fortalecer nuestra identidad”.

-¿Cómo nosotros podemos apoyar a la causa indígena en este momento?

“Hay muchas formas en que las personas pueden ayudar, la comunicación es fundamental y es cada vez más importante resonar voces indígenas y de la juventud, veo que la juventud despertó bastante y vemos que cada día más se sienten motivados a entrar en este movimiento. Es una construcción bien importante, hoy estamos acá luchando, pero es su futuro el que está en juego, entonces todos tienen que entender la urgencia que estamos viviendo y encontrar su lugar en esta lucha. Estamos viviendo un momento histórico, estamos viviendo un despertar de la juventud, esa lucha de la juventud, es una lucha que nos fortalece a nosotros también, es importante que todos empecemos a hablar en como que el modo de vida indígena y los territorios indígenas contribuyen para la protección ambiental y la vida en el planeta entero”.

“Es importante que las personas entiendan esa conexión, porque hablar sobre la lucha por el clima por sí sola, no dice mucho, no dice cuáles son los pasos, estrategias y lo que se puede hacer y para garantizar el equilibrio del clima. Para mí no hay otra salida a no ser la demarcación de territorios indígenas, la protección de esto territorios, la protección de los derechos culturales, de la diversidad, el fortalecimiento de la agricultura familiar y de la agroecología, la descentralización del uso de tierras. Porque hoy en día la tierra está concentrada en manos de unos pocos y es necesario distribuir y democratizar el uso de estas tierras para poder salvar el clima y garantizar un equilibrio en todo el planeta. Otra forma de colaborar, es colaborar financieramente, esto es importante para mantener a los movimientos movilizados, para mantener un apoyo a los líderes que están en la línea de frente realizando la lucha para poder seguir movilizando a todo el mundo. En nuestra página emergenciaindigena.apib.info. tenemos ocho episodios disponibles que resume bien la actual situación que estamos viviendo. Esos episodios forman parte de lo que llamamos del “Manifiesto Pandémico Colaborativo”, un llamado a todo el planeta para la solidaridad a los pueblos originarios”.

-------------------

*Foto de Portada y 2: Our Voice

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.