mariana trejo Por el COVID 19 suspenden audiencia por acusación a policías de represión del 2017

Por Mariana Trejo, de Our Voice – 22 de marzo de 2020

Pasaron ya 3 años de la represión sin piedad de la policía Chubutense contra los integrantes del Pu Lof de Cushamen, donde Emilio Jones recibió un impacto de perdigón directo en su rostro, que se incrustó en su cuello provocando fractura de mandíbula, Fausto Jones Huala fue impactado con perdigones de posteprovocándole la pérdida de audición del oído izquierdo y Malvina Encina también fue herida.

Ese día, la policía de Chubut también reprimió y detuvo a 7 personas a quienes se les “armó” causas judiciales para vincularlas a la RAM. Luego de sobrevivir, las víctimas de la balacera presentaron la denuncia por “homicidio en grado de tentativa”, que luego derivó en la causa por “lesiones graves”.

El Oficial Principal de Investigaciones de Rawson, Javier Solorza, es uno de los imputados, mientras se busca que responda penalmente Pablo Durán, quien en ese momento estaba a cargo de la Policía provincial, y los 20 miembros de la Infantería que dispararon aquel día encapuchados.

La abogada Sonia Ivanoff, luego del comunicado del Fiscal anunciando la postergación por la cuarentena de dicho juicio, nos comentó:

“Vemos como positivo que se haya desarrollado, que se llegue a esta instancia de debate oral, y que pone en contexto lo que vivió el Pu Lof, que no fue la única represión injustificada, arbitraria, sin motivo, sin orden judicial, totalmente desproporcionada. Con un uso indebido de las escopetas anti tumulto, por lo cual nunca la policía usó los protocolos que los estándares Internacionales, la Argentina y la Provincia de Chubut deben acatar en el uso de estas armas. Son armas que se denominan menos letales, pero que en realidad en este caso fueron utilizadas en forma letal para generar el daño, para ocasionar un daño físico sobre las personas. Las víctimas que yo represento tienen todas lesiones graves, a lo cual considero que la mala utilización y desproporción será materia de debate y de probar en el momento del juicio.”

La primera audiencia previa al Juicio fue en junio de 2019, donde la Dra. Sonia Ivanof quien representa la querella de Emilio Jones, Fausto Jones Huala y Malvina Encina, solicitó se eleve a juicio la acusación contra los policías, y se formalizó la denuncia.

En el expediente, testigos afirman que durante el operativo se escuchó a los policías gritar “matamos uno y nos vamos”, la balacera fue entre las 19 y 20 hs de un día de verano a plena luz del día, con los niños afuera. Los policías habían quedado con ganas de algo más, luego de más de 24 hs de golpes, balas de goma e insultos por parte de la GNA el día anterior, bajo la orden del despeje de las vías del tren La Trochita por el Juez Otranto. Lo del 11 de enero no tenía justificación alguna.

En este sentido Sonia Ivanoff, quien sigue las causas desde las primeras represiones asegura que “Aquí hubo un plan sistemático ordenado, para una construcción de un enemigo interno para lo cual la policía, discrecionalmente, sin ninguna orden, aquel 11 de enero se bajó a mansalva a disparar directamente contra los miembros del Pu Lof.”

emilio jones

Sólo la sed de sangre, de la obediencia al patrón Benetton. La historia de la policía de Chubut y de la GNA al servicio de las corporaciones Rurales, no son nada nuevo. En este operativo quedó registrado que llegaron Policías a la Lof en las Camionetas de la Empresa “Compañía Tierras del Sud”, demostrando una vez más esta línea directa de la empresa con la “policía de Benetton”.

No se disparó contra multitudes, no hubo una protesta social donde había gente agrupada, que es donde se utilizan estas armas en el mundo (totalmente controvertidas), pero que son adquiridas por las fuerzas de seguridad. Fueron usadas de forma indebida y con la capacidad, el conocimiento y la intencionalidad de generar el daño, e incluso de matar. En este caso contra el pueblo Mapuche, donde hay un componente gravoso de la identidad indígena, con ánimo de un odio racial.

La misma Ministra Bullrich en el capítulo “Desarticulación de la RAM” de su polémico libro “UNA GESTIÓN CON CORAZÓN E IDEAS”, afirma que la policía de la Provincia no estaba capacitada y tuvieron que intervenir; entonces, la contradicción de que esta policía pareciera que sí estaba capacitada y se bajó a disparar de forma impune, deja ver un doble discurso.

De hecho, el libro de Bullrich es firmado bajo la entidad del Ministerio de Seguridad, y adhiriendo las fuerzas que lo conforman, como la PFA, PNA, GNA, la PSA, siendo estas últimas respectivamente las que participaron en los operativos donde desapareció y murió Santiago Maldonado, y en el que asesinaron a Rafael Nahuel.

“No debe permitirse, transitado este juicio, la impunidad, -afirma Ivanoff- como sucedió en otros casos que fueron parte del mismo plan sistemático. Todo lo que sucedió en esta y anteriores represiones fue la antesala a la muerte de Santiago Maldonado, y la de Rafael Nahuel. Estos fueron los ensayos previos…”

El Covid-19 hizo suspender el juicio, pero el racismo no se toma licencias. Estaremos atentos y acompañando a las víctimas cuando comience el Juicio.

Ya vimos las aberraciones cometidas por el capitalismo criminal, el Estado y el Poder Judicial.

Y que no han medido gastos para hacer correr sangre en las Comunidades en nombre del odio racial.

Estaremos atentos a las declaraciones del Oficial Javier Solorza, sumando a la lista de todos los responsables incluidos Pablo Nocetti y Bullrich, por la justicia y la verdad.

----------------

Foto de portada: Foto: Gustavo Zaninelli

Foto 2: Fuente ANRed