Por José Guzmán y Mariana Trejo desde Argentina- 28 de diciembre del 2019

Así empezó su mandato la nueva Ministra de Seguridad Sabina Frederic, con buenas noticias para las familias que reclamaron justicia estos dolorosos años, en causas en las que se involucra al mismo Estado. Este jueves declaró que intervendrían las causas Nisman y Maldonado, pero primero se deberán realizar modificaciones en la jefatura de las fuerzas, haciéndose efectivos estos cambios en febrero, ya que debe pasar por el visto bueno del presidente Alberto Fernández.

Particularmente sobre el caso Santiago Maldonado, Frederic ratificó que revisará la actuación de los gendarmes en el operativo de represión previo a la desaparición de Santiago Maldonado, también sobre la causa Rafael Nahuel, subrayando que lo hará “hacia arriba”, es decir sobre quienes fueron responsables y dieron las órdenes.

También anunció la decisión de derogar los protocolos para el uso de armas de fuego y de las pistolas Taser, así como el protocolo de actuación tan discutido de la llamada “Doctrina Chocobar” y la de revocar el Servicio Cívico Voluntario.

Sin embargo, a estas declaraciones que dan un aire de esperanza a tanta oscuridad en el Poder Judicial de estos días, se contrapone el silencio del Gobierno en cuanto a los incidentes sociales en Mendoza por la modificación de ley Nº7722 que protegía el agua del uso de la Megaminería. Un silencio total, salvo por las declaraciones ya sabidas en sostenimiento de la actividad Minera por parte del Ejecutivo Nacional. A pesar de los miles de personas en las calles, que se agolparon no sólo en Mendoza sino en todo el país en apoyo al pedido y de los muchos heridos que dejó la acción represiva de las fuerzas de seguridad.

Si rememoramos los procesos políticos anteriores al actual gobierno en la Argentina, desde la década del ’90 en adelante se fue acentuando e instalando el extractivismo neoliberal, iniciado con Carlos Saúl Menem. Desde entonces, y luego con el kirchnerismo, la promoción del modelo extractivista cambió, pero solo en lo argumental, bajo un discurso de “desarrollo nacional y popular”, a pesar de las crecientes resistencias sociales en una Latinoamérica con un irreflexivo saqueo de los recursos naturales. El gobierno de Mauricio Macri no fue ajeno a estas políticas pro mineras, sino que con el acuerdo federal minero favoreció a las empresas extractivistas.

En definitiva ¿estas decisiones políticas generaron graves consecuencias en los pueblos? La respuesta es obviamente afirmativa y generalmente estas responsabilidades se evaden dilatándose por décadas hasta encontrar responsables.

En el 2014 algunos fiscales solicitaron que se aplicara sobre los miembros de la comunidad Lof Cushamen la ley antiterrorista, que fuera votada durante el kirchnerismo en el 2011, a lo que sucedieron represiones y procesos judiciales a miembros de las comunidades aborígenes en todo el país, asegurando que afectaban “directamente los intereses de la Nación, hasta el punto de poner en riesgo la seguridad interior”. No sólo las comunidades aborígenes pasaron a ser el “enemigo interno”, sino también miembros de movimientos ambientales y activistas que se movilizaban en contra de las multinacionales extractivas. Hoy siguen multiplicándose recuperaciones indígenas de tierras ancestrales que están en posesión de grandes terratenientes, una de estas últimas es la LofKurache, donde familias mapuches iniciaron el proceso de recuperación territorial en el cuadro El Platero a la multinacional Compañía Tierras del Sur del grupo Benetton.

Entonces, la pregunta que nos hacemos es ¿qué postura tomará la nueva Ministra de Seguridad? Conociendo que el Grupo Benetton es dueño mayoritario de la empresa Minsud Resources y de otros proyectos mineros en San Juan y Santa Cruz. ¿Acaso el Ministerio de Seguridad saldrá en favor de los fiscales radicalmente racistas y de los señores latifundistas de la Sociedad Rural?

Sólo el tiempo nos dará la respuesta. Mientras tanto, en la zona de conflicto, las comunidades no se crean falsas esperanzas, ya que los siguen vigilando y hostigando. Es el caso de la Lof Lafken Winkul Mapu: hace unas semanas ellos relataron a Antimafia Dos Mil algunos relatos de ese hostigamiento.

“Nos están vigilando. En el terreno lindero son cabañas de la iglesia católica, de San Isidro, Buenos Aires. Los dueños son los curas. Desde ahí están haciendo inteligencia, por el tema de los ataques. Y para ver los movimientos de toda la gente acá, las casas. Siempre hay alguien sacando fotos, escondido. Y nosotros nos damos cuenta de todo, de que nos están persiguiendo. Pero ahora se puso más dura la persecución. Hasta hace poco estábamos tranquilos. Estos últimos días sentimos muy seguido el hostigamiento de la policía. Cuando baja el sol, cuando está oscureciendo. Se paran acá en la tranquera de la “Trinidad”, tocan bocina y prenden la sirena. Es una forma de persecución hacia nosotros. También cuando salen los peñis a hacer un recorrido para proteger el territorio pasan provocando. Pero eso empezó ahora más seguido. Y es así como está funcionado todo el tema del Estado”.

Y en Villa Mascardi, donde asesinaron al joven Rafael Nahuel, las fuerzas policiales, como en la mayoría de las comunidades indígenas, siempre sostuvieron su distanciamiento de la política partidaria, pero al mismo tiempo se mostraron abiertos al diálogo político para resolver los conflictos.

bullrich villanueva 2

“Para nosotros, los mapuches, no importa que gobierno esté, la persecución sigue igual en el territorio. No hay ningún tipo de política que sea la respuesta al punto real de por qué nosotros estamos recuperando el territorio”, sostuvo el werken, quien también nos contó que a su abuelo lo asesinó el Estado, y hoy sigue todo igual.

Sabemos que en Latinoamérica estamos viviendo un clima de inestabilidad social, ambiental y humana producto de políticas imperialistas que oprimen al pueblo. En respuesta, la resistencia también florece y se multiplica, sumándose a la que los pueblos originarios libran hace siglos.

Esperamos desde nuestro anhelo por la justicia de Rafael Nahuel, de Santiago Maldonado y tantos otros, que se pueda llevar a cabo lo que propone la ministra Frederic y que no le trunquen su voluntad.

--------------------

Foto portada: www.rosario3.com 

Foto 2: AntimafiaDosmil- José Guzmán / Lof Lafken Winkul Mapu, Villa Mascardi, Río Negro.