Pin It

Entrevista a Rolando Núñez del Centro Mandela de Chaco

Por Mariana Trejo de Our Voice Argentina-15 de mayo de 2019

A nadie le importa el horror en el Chaco Argentino.

"América Latina no le importa a nadie."Así decía Richard Nixon, y no se equivocaba. Pero Latinoamérica está llamando la atención del mundo, gracias a la efervescente resistencia de los pueblos cada vez más conscientes de estar sufriendo el constante peso de la opresión sistemática, histórica y reciclada del Imperialismo colonial, el peso de un sistema que ha exterminado, desplazado y robado a los Pueblos Originarios con total impunidad.

El Estado Argentino, y los Gobiernos de turno de la Provincia de Chaco –de empresarios o señores feudales- siempre se encargaron de servir a este mismo sistema, desconociendo y abandonando a las poblaciones indígenas.

Desde el Centro de Estudios e Investigación Social Nelson Mandela, en el trabajo de base que actualmente opera con los sectores más excluidos del Chaco, el Coordinador Rolando Núñez, reveló que tres mujeres de Villa Río Bermejito –dos Qom y una criolla- reconocieron que habían sido obligadas a tener sexo a cambio de cajas de alimentos, por parte de integrantes del Ejército Argentino.

El contexto de Norte del país en Provincias como Chaco, azotadas por un temporal, prácticamente sin clases, sin funcionamiento de las instituciones y totalmente aisladas porque no llegan los camiones con mercadería, muchas poblaciones viven una situación bastante precaria, en especial las Comunidades aborígenes. ¿Qué está pasando en Chaco?

Esto relataba el Coordinador del Centro Mandela mientras organizaban un recorrido por distintas localidades y parajes de la periferia del Impenetrable el fin de semana Santa:

“Las lluvias eran muy fuertes, las picadas intransitables. Pudimos llegar a un paraje que se llama “Central Norte” a 8 Km de Miraflores donde tuvimos una reunión con las Comunidades Indígenas de este lugar, las que están en un proceso de recuperación territorial de una reserva Indígena de 10000 Has con muchas tensiones, con el mundo blanco. Con muchos errores cometidos por el Estado en donde entregó títulos en el ejido urbano de Miraflores y también en la parte rural sin tener en cuenta los precedentes históricos de cuando Chaco era territorio Nacional, en donde el delegado presidencial Mac Lean había reconocido a las Comunidades indígenas de la zona en virtud que fueron transferidos, desplazados de otro paraje (ndr: Zaparinski) para poder urbanizar lo que es hoy la ciudad cabecera del impenetrable, Juan José Castelli. Hay un lío muy grande, muchas tensiones, mucha intolerancia, mucha discriminación, mucho racismo, y el título de propiedad occidental y cristiano se pone en el ápice y no comprenden el proceso histórico de las comunidades indígenas”

“Yendo específicamente a lo que fue la noticia, ocurrió en una asamblea pública en Bermejito que organizó el sábado siguiente a Viernes Santo a las 8:30 hs. Comenzamos la asamblea donde escuchamos los reclamos, que son repetidos: pobreza, pedido de asistencia alimentaria, mejora de asistencia de salud pública, la entrega de viviendas que no fueron construidas, producto de un manejo fraudulento de fondos nacionales, que llegaron a Chaco y que significó el enriquecimiento de un número importante de funcionarios públicos, en funciones políticas con empresarios. Una gran estafa. Eso dio origen a una causa en la zona que se conoce como “Lavado 3” en donde se está investigando el destino de los fondos”.

La Asamblea y la denuncia pública

“Antes que llegáramos nosotros a Bermejito nos habíamos comunicado con el Pastor Jaime, a quien no conocíamos personalmente, y quería participar de la Asamblea, a lo que accedimos ya que las asambleas son abiertas y libres.Dijo además que quería hacer una denuncia pública. Elestá en una iglesia de un paraje que está a 40 y pico de kilómetros de Bermejito, “El estanque”. Cuando cada uno fue tomando la palabra, haciendo su planteo, haciendo sus reclamos, nosotros pedimos autorización para grabar la reunión, ya que se dificulta tomar nota ya que los reclamos son muchos. Cuando habló el pastor Jaime, planteó a quemarropa que habían llegado a su iglesia testimonios de que el Ejército Argentino, que distribuye desde el 2008* ( ) cajas alimentarias para las Comunidades indígenas (en un esquema de distribución a través del Ejército, que proporciona el Ministerio De Desarrollo Social de la Nación, que ordenó que se entregaran no solo comida sino agua para consumo humano y asistencia sanitaria) había cometido abusos, una denuncia de forma directa, corta y concreta. A los que estábamos ahí en la Asamblea repercutió de una manera distinta, personalmente me impactó mucho, porque fue directo sin vueltas. Nos quedamos todos un tiempo en silencio, hasta que hubo otra persona que quiso plantear otro reclamo, y le dije que me parecía conveniente quedarnos en la denuncia pública que acababa de hacer el Pastor Jaime, porque era muy grave”.

“Si se cometieron los abusos y las coerciones que plantea el Pastor aquí tenemos que pararnos y conversar, y de última sino podemos conversar por lo menos podemos compartir el silencio y pensar”.

sometidas rolando nunez 2

“Pasó un rato, minutos pesados, yo mientras tanto miraba las caras de indígenas y criollos, varones y mujeres y estábamos todos bastante conmovidos e incómodos. Yo presumía que ninguna mujer indígena iba a hablar públicamente en la asamblea porque Bermejito tiene una historia de racismo, discriminación, de confrontaciones, incluso generado del mundo blanco en el ámbito de la propia Comunidad indígena, por razones políticas, por razones de distribución de asistencia, por múltiples causas, y es una comunidad fragmentada. En definitiva nos quedamos un rato ahí compartiendo el silencio hasta que Luis Mancini, un dirigente de una facción del peronismo de Bermejito, que a su vez tiene una radio bastante escuchada, dijo algo así como que se sabía que ocurría”.

“Ante una situación de esta naturaleza obviamente costaba avanzar. En el marco de la asamblea planteo a aquellas personas que quieran conversar conmigo en privado, con todo gusto lo escucharía en ese mismo lugar que estaba sentado una vez que terminara la asamblea. Terminó la asamblea, recogimos papeles, reclamos, de todo, propio de la pobreza, de la exclusión extrema. Muchos se retiraron, estábamos en un espacio de cielo abierto pegado a un murito bajo con unas rejas, se veía todo hacia afuera como hacia adentro. Entonces pensaba que iba a costar mucho conversar sobre la denuncia pública que hizo el pastor Jaime porque nos estábamos mirando todos y hay vergüenzas, presiones, condicionamientos, de la mujer indígena en el mundo que significa Bermejito. No obstante ello entraron juntas dos mujeres indígenas. Antes entró un ciego que necesitaba asistencia, un discapacitado que necesitaba el reconocimiento el certificado, un veterano de guerra que estuvo en el apresto de Malvinas, hasta que entraron estas dos mujeres. Cuando se acercaron estábamos ahí sentados en sillas plásticas y la primera me dijo “yo tuve que hacer eso”. Yo entiendo que en el mundo indígena las respuestas a las preguntas son en distintos tiempos, por ahí tardan un poco o se retoman y no hay que agregar más preguntas, hay que esperar y ser paciente. Son otros tiempos y otros modos. Entonces la única pregunta que le hice fue la siguiente: “vamos a hablar en reserva, con cláusula de confidencialidad para respetar todo su derecho como mujer, y si se quiere como mujer indígena. La única pregunta es la siguiente: ¿Qué pasó?.

Pasó un tiempito, y luego la mujer dijo que podía reconocer la persona que la sometió a la sexualidad diciendo que así le entregaba las cajas, pero que había averiguado que el nombre que le dio no era el nombre verdadero de esa persona del Ejército Argentino. Y yo esperaba… sabía que no había que hacer otra pregunta porque estaban todos mirando y estaba incómoda, creo que avergonzada, que es casi natural en el mundo indígena, casi sometidos a los vaivenes de las cláusulas del mundo blanco.

Y no agregó más nada, se acercó un poquito más la compañera indígena de la que hablamos y me dijo “Yo también.” Le hice la misma pregunta,: “¿Qué pasó?”, no agregó nada. Después vinieron otros a conversar por temas específicos y luego vino una criolla quien dijo que efectivamente tuvo que aceptar una vez esa condición para tener la caja alimentaria, y que recurrió a su pastor, no dijo quién era que le dijo “No tienes porqué aceptar eso, las cajas las tienen que entregar porque es una obligación del estado Argentino y del estado Chaqueño producto de la medida cautelar que dictó la Corte Suprema.” Se ve que estaba bien informado el pastor, no agregó más nada, le pregunté si quería agregar algo, exponer algo, también cerré una cláusula de confidencialidad y reserva para no exponerlas sabiendo que todos estaban mirando, quizás imaginando lo que me estaban contando”

El miedo a denunciar

“Es muy difícil que hagan una denuncia de este tipo, generalmente las víctimas sienten vergüenza, obviamente no quieren quedar estigmatizadas, menos en un lugar chiquito como Bermejito, además la condición indígena, porque los varones indígenas son muy severos con las mujeres que tienen relaciones sexuales con los blancos. Y estas mujeres supongo, tienen pareja, hijos, padres, hermanos. La constitución familiar del Mundo indígena es ampliado, no solamente el núcleo que nosotros tenemos contemplado en el mundo blanco, es más amplio todo. Entonces siempre estuve conciente que iba ser un poco difícil que denuncien. En la policía no van a hacer la denuncia porque no confían en la policía de Bermejito ni ningún otro lugar donde existan las Comunidades indígenas porque saben anticipadamente que no va a terminar en ninguna investigación. Y en lo que es la Justicia penal de Juan J. Castelli, que es la cabecera judicial del impenetrable tampoco confían, hay mucho racismo, discriminación y mucho prejuicio dando vuelta. Si es del mundo indígena planchan los expedientes, no investigan.

Hay muchos miedos, condicionamientos, presiones, sobre todo después que nosotros hicimos pública la posibilidad que estos presuntos abusos se hubieran concretado, que ahora se conoce como “sexo por comida”. Después de eso, influyeron algunos dirigentes políticos y sociales para impedir que estas víctimas denuncien, o por lo menos para señalizarles que iban a estar en problemas. Desde afuera de la provincia recibimos mucho acompañamiento de organizaciones hermanas, movimientos feministas, pero desde el Estado ningún funcionario se comunicó con nosotros”.

El Ejército Argentino

“Se trata del Ejército Argentino. La víctima sabe lo que es el Ejército Argentino, no muy lejos de allí está la localidad de Presidencia Roca que es la última localidad fortinera de la época de la Campaña de colonización de la Pcia. Del Chaco, es un símbolo de la ocupación territorial indígena. Cuando nosotros hicimos público el 1 de mayo la primer nota que fue producto de una desgrabación de un reportaje que me hizo Luis Mancini. Cuando se conoció ese reportaje surgió la posibilidad de difundir un poco más e hicimos entrevistas, y algunos medios alternativos cumplieron un papel fundamental para empezar a divulgar. A propósito de esto el Ejército Argentino entregó un comunicado de prensa al canal de Aire de la Pcia. De Chaco, el Canal 9. En el reportaje sobre este tema -como también a otros portales- señalaron que no había denuncia y efectivamente es así, y después hacen un detalle de todas las tareas que realiza desde el 2008 entregando las cajas alimentarias.

Sobre ese tema nosotros fuimos muy explícitos, en el sentido de señalar que teníamos dos propósitos cuando divulgamos estas posibles situaciones: En primer término que no se produzca más para adelante, con la aspiración que se investigue para atrás; y en segundo que el Ejército Argentino recibiera la noticia. Evidentemente la recibieron, entregaron ese comunicado Oficial como señalé antes, pero pecaron de corporativos, porque en definitiva acá no está en juicio el Ejército Argentino sino de algunos integrantes de los contingentes que participaron de la distribución de las cajas, específicamente en Villa Río Bermejito. Lo que deberían haber comunicado también una cosa que no hicieron, como cualquier fuerza armada, cuando reciben noticia de posibles actos que puedan significar algún tipo de delito o contravención, tienen que iniciar reglamentariamente una investigación interna para establecer certezas sobre hechos y posibles autores o responsables, o bien decir no ocurrió y darlo a conocer a la opinión pública. Eso no lo dijeron y nosotros reprochamos eso, sabiendo cómo funciona este sistema. Lo que sí sabemos es que la investigación está en marcha, pero no lo informaron a la opinión pública.Vino gente con cierto rango del Tercer Cuerpo con asiento en Rosario para iniciar una investigación en la Guarnición militar de Resistencia, que se conoce como la guarnición de la Liguria”.

Las Comunidades Aborígenes de Chaco

“En Bermejito están los Qom, que nosotros en Chaco les decimos Toba, ellos prefieren que les digan Qom. Más al Norte, en lo profundo del impenetrable las Comunidades indígenas son de la etniaWichí. Y existe una etnia muy pequeña en cantidad que es la Mocoví o Mocovi que están en el sur de Chao, Sudoeste, ellos son agricultores. Los de la etnia Wichí, Qom o Toba son recolectores y no tienen la costumbre de hacer agricultura, son indígenas muy diferentes.El Qom es hegemónico porque es predominante en su número y cantidad, en segundo término por población los Wichí, y en tercer término los Mocovíes. Hoy estuvo un referente contándome lo que pasaba con las inundaciones, en los pequeños espacios de campo que le quedaron, y me repitió una frase que me repitió hace 10 años: “de los Mocovi solo se ocupa Dios”. Están muy ninguneados, incluso dentro de las comunidades. Alguna vez serán reconocidos y respetados, dentro y fuera de las comunidades, nosotros aspiramos a eso”.

Delitos de acción pública

“Estamos esperando a ver cómo avanza ese tema, ahora bien, si algún fiscal tomara la decisión de actuar de oficio, tendría que haber abierto un expediente en Castelli, citarnos a nosotros, al pastor Jaime, a Luis Mancini. Son posibles delitos de acción pública, por lo tanto, publicado en un portal por más humilde que fuere o un gran medio de comunicación, de hecho la noticia llega. Técnicamente se llama la “noticia criminis”, hasta ahora no lo han hecho. Yo plantee un poco en estos días porque hay dos medios nacionales masivos que pretenden investigar este caso en Bermejito. Las tres mujeres no están de acuerdo en testimoniar a ningún medio, y las entiendo perfectamente, porque no la van a pasar bien, no la pasaron bien si esos supuestos abusos se produjeron.Y sigue entrando información que vamos cumulando, en este sentido los dos primeros propósitos están conseguidos. Si alguien pretende abusar de una mujer indígena o criolla no lo va a poder hacer porque va a estar el control social y seguramente el control institucional del Ejército, porque aunque fueren supuestos abusos o supuestas coacciones, la hipótesis está entablada. Y el otro tema es que el Ejército tiene conocimiento de la información que difundimos. Los dos propósitos iniciales que tuvimos, la estrategia de comunicación fue esa: en materia de denuncia no nos vamos a precipitar, vamos a respetar el derecho de la mujer, específicamente de la mujer indígena y no nos vamos a pasar por encima de las víctimas, vamos a respetar todas las situaciones que debamos respetar, porque además tenemos una cláusula de reserva. Es más, yo prácticamente no les miraba la cara cuando ellas me estaban contando, estaba de costado. Porque yo sentía que sentían vergüenza”.

Esta descripción que hacemos nosotros tal vez la parezca exagerado a la opinión pública, pero conocemos esa realidad, y hay una relación de confianza con las comunidades, por lo tanto nuestro trabajo es a veces es escuchar y repetir hasta el cansancio. Han mejorado algunas situaciones, pero son insuficientes. Las mujeres, estas y otras tienen miedo de si denuncian, perder la caja alimentaria, lo básico. Y tienen otros miedos, mucho más profundos, mucho más complejos, mucho más históricos, y mucho más repetidos. “

“No hay impunidad que sea eternamente impune" decía Eduardo Galeano. Esperamos con el puño y el lápiz al menos aportar algo para acortar esta eternidad, y que el mundo sepa lo que pasa en Latinoamérica, porque salvando la excepción del Centro Mandela (http://www.centromandela.com/), y algunas organizaciones sociales, a nadie le importan los Qom, los Wichis, los Mocovíes del Chaco.

¿A nadie le importa el horror en el Chaco Argentino?

---------

Nota1: La distribución de las Cajas alimentarias en esa zona de Chaco fueron producto de una medida cautelar que dictó la Corte Suprema de Justicia de la Nación, cuando el ex defensor Mondino inició un juicio por posible exterminio continuo, sistemático y silencioso las comunidades indígenas de Espinillo, Bermejito, los parajes intermedios de Juan jose Castelli, Miraflores y parte de Pampa del Indio

*Foto de Portada: Facebook

*Foto 2: Facebook/ La asamblea en Villa Río Bermejito. A la izquierda abajo, Rolando Núñez (camisa, de anteojos)

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.