¡CON EL AGUA ESTA EN JUEGO LA VIDA!
¡PERO EN EL GOBIERNO SIGUEN IMPERTERRITOS!

Alex Zanotelli

alexzanotelliOs proponemos integralmente, el enésimo llamado de Padre Alex Zanotelli para promover el agua y los servicios relacionados con la misma. La nota, de fecha 11/09/09, se inspira al reciente Art. 15 DL 10-09-2009, modificación art. 23bis Lg. 133 6/8/2008, varado por el Gobierno de Berlusconi, que da un nuevo impulso a la privatización no solo del servicio hídrico, al que se refería por completo el art. 23bis, sino también a todos los servicios públicos locales (como energía, gas, basura y transporte urbano).

Nunca hubiera imaginado que el país de Francisco de Asís (Patrón de Italia) que ha cantado en sus Alabanzas la belleza de “hermana agua” ¡se convirtiese en la primera nación europea que privatiza el agua!
Hace días se ha sumado el elemento que llevará necesariamente a la privatización del agua. El Consejo de Ministros, efectivamente, ha aprobado el 9/09/2009 algunas “Modificaciones” al artículo 23 bis de la Ley 133/2008. Estas “Modificaciones” han sido incluidas como artículo 15 en un Decreto ley por el respeto de obligaciones comunitarias. Una primera parte de estas modificaciones se refieren a las concesiones de los servicios públicos locales, como gas, transportes públicos y basura. Las modalidades ordinarias –así afirma el Decreto- de gestión de los servicios públicos locales de relevancia económica y la concesión de los mismos, mediante contratos, a sociedades mixtas, cuyo socio privado debe ser elegido mediante contrato, debe poseer no menos del 40% y ser socio “industrial”. En pocas palabras esto quiere decir el fin de la gestión a través de SPA in house (sociedades con capital enteramente público que se ocupan de la gestión de la red y suministro de servicios públicos locales) y de la participación mayoritaria de los entes locales en las SPA colocados en la bolsa.
Este decreto es fruto del acuerdo entre el Ministro de Asuntos Regionales, Fitto y el Ministro Calderoli. Y gracias también a la presión de Confindustria para la cual, en tiempos de crisis, los servicios públicos locales tienen que ser fuente de ganancia.
Es la victoria del mercado, de la mercancía, de los beneficios. ¿Qué queda ahora ya de comunitario en nuestros Ayuntamientos? Es la victoria de la política de las privatizaciones, que actualmente lleva adelante brillantemente la derecha. Quien paga es hermana agua. Hoy el agua es el bien supremo que escaseará cada vez más, debido a los cambios climáticos y al aumento demográfico. Privatizar el agua es una elección política gravísima y será pagada a caro precio por las clases débiles de este país, pero sobretodo por los más pobres del mundo (¡millones de muertos por sed!).
¡Todavía más increíble para mi es que se ponga la gestión del agua al mismo nivel que la gestión de la basura! ¡Esto es la mercantilización de la política! Estamos años luz lejos de la declaración del Papa Benedicto XVI en su reciente encíclica Caritas in veritate donde se afirma que el “acceso al agua” es derecho universal de todos los seres humanos sin distinción ni discriminación”. Es algo que está relacionado con el “derecho primario de la vida”. ¡La gestión del agua para nuestro Gobierno es comparable a la de la basura! ¡Qué vergüenza! Nunca hubiera pensado que la política pudiera convertirse hasta tal punto en el paladín de los potentados económicos-financieros. ¡Es la muerte de la política!
Por lo tanto pido a todos:
1)que protesten contra esta decisión del gobierno mediante interlocuciones con los parlamentarios, envío de emails a los varios ministros...
2)que pidan a los parlamentarios que se discuta en Parlamento la Ley de iniciativa popular a favor de una gestión pública y participada del agua, que ha tenido más de 400 mil firmas y que ahora “duerme” en la Comisión Ambiente de la Cámara;
3)que pida con insistencia a las fuerzas políticas de oposición que digan de que parte están en lo que se refiere a la gestión del agua y sobre estas Modificaciones a la 23 bis;
4)que presionen a nivel local para que se convoquen consejos comunales monotemáticos para declarar el agua un bien común y el servicio hídrico “sin relevancia económica”;
5)y para terminar que presionen a sus propios consejos comunales para que decidan a favor de una Administración Pública Especial completamente con capital público: es el único camino que nos queda para salvar el agua.Solo si se empieza por lo bajo salvaremos el agua como bien común, como derecho fundamental humano y salvaremos así también nuestra democracia.
Está en juego la Vida porque el Agua es Vida.13 de septiembre 2009http://www.laltrasciacca.it/2009/09/13/e-in-ballo-la-vita/