Pin It

impastatoDE PEPPINO A VITTORIO: ¡SIGAMOS SIENDO HUMANOS!
Entre deseo de rescate y pasión civil en el 33° aniversario del homicidio de Giuseppe Impastato
Por Lorenzo Baldo - 10 de mayo de 2011
Cinisi (PA). Andrea Bartolotta, compañero de lucha de Giuseppe Impastato y miembro de la asociación Peppino Impastato, pronuncia su llamado a la multitud que colma buena parte de la calle Cinisi, desde el balcón de la casa de Gaetano Badalamenti, un bien de la mafia secuestrado y confiscado.

Así finalizan las manifestaciones que comenzaran el 5 de mayo por el aniversario de Impastato ocurrido el 9 de mayo de 1978. "De Peppino a Vittorio: sigamos siendo humanos" recuerda lentamente Andrea citando al joven Arrigoni, quien tendría que haber participado en Cinisi y en cambio fue asesinado hace apenas unas semanas, la gente aplaude, surge un coro espontáneo que une a todos los participantes: "¡Peppino está vivo y lucha junto a nosotros, sus ideas no morirán jamás!". Un insólito frío primaveral no da tregua a las personas al público. Poco antes, desde el balcón de la casa de Peppino Impastato, que ahora se ha convertido en la “Casa a la Memoria de Peppino y Felicia Impastato” es el mismo Giovanni Impastato, hermano de Peppino quien realiza el cierre de  actividades emprendidas junto al Centro Impastato, haciendo un llamado a la responsabilidad de las consciencias para seguir luchando. Este año se desarrollaron dos organizaciones en simultáneo para recordar la figura del fundador de Radio Aut asesinado por la mafia por la fuerza y el valor de sus denuncias. Han sido cuatro días de reuniones, debates, música, arte y denuncias, como solía hacer Peppino. Entre los viejos compañeros que cierran el puño con el brazo en alto falta Salvo Vitale, amigo fraternal de Peppino, que tuvo que quedarse en su casa por problemas de salud. Es una ausencia que se siente, sobre todo por su pasión civil, la gran sensibilidad y profunda amplitud mental que le caracterizan. Y también es tiempo de balances. Desde el aniversario del año pasado la noticia más importante tiene que ver con la solicitud presentada hace algunas semanas por Giovanni Impastato en la fiscalía de Palermo para que se reabran las investigaciones sobre el homicidio de Peppino. El objetivo de la solicitud es precisamente el de individualizar a los responsables de la acción de despistaje puesta en marcha inmediatamente después de su muerte. El corazón de ésta es el reclamo de verdad por parte de su familia, cada vez más empecinada en averiguar “quién encubrió a los ideólogos y a los referentes políticos y quién premió a personajes que hicieron carrera a costa de esa sangre”. El tema no tiene nada de nuevo. El fiscal adjunto de esa época  Gaetano Martorana, en el primer fotograma sobre el homicidio registró el hecho como un “atentado a la seguridad de transportes mediante una explosión de dinamita”. Por no hablar del mayor Giuseppe Subranni, en cuyo informe del 10 de mayo de 1978, bajo el título “muerte de Impastato Giuseppe” escribiera “en consecuencia de un atentado terrorista ejecutado por él mismo”. Verdaderas señales de una inquietante acción de despistaje que por otro lado ya había sido identificada en el informe de la comisión parlamentaria antimafia aprobada en el año 2000, luego de que en 1998 se constituyera el comité de investigación (por iniciativa del Centro Impastato) sobre dicha acción.

A 33 años de distancia el camino es cuesta arriba. Nuestro país es tristemente conocido por investigaciones que con mucho trabajo desembocan en procesos después que han pasado décadas desde cuando fuera cometido el delito.
Y sobre todo el clima político social actual, es de los más oscuros y difíciles que la historia recuerde. En la mirada de los viejos compañeros que observan a los chicos jóvenes de los centros sociales que han venido a Cinisi desde diferentes partes de Italia, se ve toda la desilusión de quien ha perdido los puntos de referencia de una izquierda que cada vez parece estar más borrosa y lejana de esos ideales que animaban profundamente a Peppino. Mientras tanto se siguen cometiendo los errores del pasado: divisiones, polémicas, estériles ataques de "todos contra todos", incluso dentro de los movimientos mismos. Todo esto mientras el objetivo de un frente unido en la lucha contra la mafia parece ser cada vez más frágil, bajo el peso de los errores e incomprensiones meramente humanos. Y por lo tanto superables. En las paredes, las vidrieras, en cada rincón de Cinisi, la intensa mirada de Peppino Impastato impresa en los afiches parece observar con una rara sabiduría el escenario que se avecina. Y es mirando ese rostro, sintiendo aún en el aire la vibración de su rabia, de su sed de justicia y de todo su Ser, que un sentimiento de rescate supera cualquier división, cansancio o resignación para seguir viviendo dentro de quienquiera que recoja ese grito. 

Asociación Peppino Impastato: peppinoimpastato.com

Centro Giuseppe Impastato: centroimpastato.it

FOTOGALLERY - 33° aniversario de Peppino Impastato - © Danila D'Amico

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.