palabrasPor Saverio Lodato – 5 de junio del 2018

¿Son palabras al viento que nunca se convertirán en hechos? Puede ser. ¿Son el apéndice verbal de una campaña electoral permanente, dado que siete millones de italianos pronto volverán a votar?

Posible, probable

Sin embargo, qué bellas palabras. Vamos a escucharlos juntos: "Lucharemos contra las mafias con todos los medios. Atacaremos sus finanzas, sus economías". ¿Qué sucede con palabras como estas? Son música para los oídos de millones de italianos.

Y qué hermoso coro de estadio, resonando en más de la mitad del Senado: "Fuera la mafia del Estado". Me parecía estar escuchando por la radio, en Cinisi, a Peppino Impastato, cuarenta años atrás; recordé la advertencia de Giovanni Falcone sobre las "inteligencias muy refinadas" que se escondían, guiándola, detrás de la mafia; o las tesis acusatorias de aquellos fiscales que han llevado adelante el proceso sobre la tratativa Estado-mafia.

Cuando un primer ministro, en este caso Giuseppe Conte, al frente de un gobierno de 5 Estrellas y la Liga, lee sus declaraciones programáticas, en primer lugar debe rendir cuentas con sus palabras. Es por la elección de estas palabras que se lo juzga, aplaude, ignora o silba. Es el discurso de la corona, una belleza. Y desde que el mundo es mundo, siempre fueron "palabras".

Miro la filmación que acompaña a ese párrafo sobre la mafia, y veo petrificados, entre otros, a Paolo Romani y Maurizio Gasparri, Renato Schifani y Anna Maria Bernini, y vuelvo a sacar cuentas. Las saco muy bien.

Luego las cámaras enfocan a Matteo Renzi y, a su lado, al fiel tesorero de "su" PD, Francesco Bonifazi: ni siquiera lo aplauden. Lo que es más, Renzi, aunque no se escucha con claridad lo que dice, hace bromas sonrientes sobre el tema.

Este nuevo gobierno de Conte, expresión de 17 millones de italianos, merece ser escuchado en primer lugar por las palabras que pronuncia. En estas horas, la abrumadora mayoría de la prensa on line se cierne sobre este aspecto fundamental de las declaraciones del nuevo primer ministro.

Y es muy malo.

Sobrevuelan también sobre el tema muchos observadores que, aunque saben bien cuáles son las complicidades institucionales de la mafia y de las mafias, hoy prefieren hablar de otra cosa.

Un par de cosas, del discurso en el Senado, ya se han entendido. Al dar el visto bueno a un gobierno 5 Estrellas-Liga, los italianos han descartado la posibilidad de un gobierno PD-Forza Italia. Un sabio chino se hubiera preguntado: "¿Quién te dice que esto sea una desgracia?". El PD y Forza Italia no tienen, ni han tenido nunca, el coraje de pronunciar la palabra "mafia". Y esto ya nos parece una razón suficiente para escuchar, casi con voluptuosidad, "las bellas palabras sobre las mafias" del nuevo primer ministro Conte. Y para invitarlo, muy humildemente, a seguir las palabras con hechos concretos, porque no sólo del discurso de la corona puede vivir un nuevo gobierno.

Foto © Imagoeconomica

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

lodatolibroDi AMDuemila - 27 de mayo del 2018

"La sentencia de la Corte de Assise sobre la tratativa Estado-mafia", dijo Saverio Lodato en la presentación del libro "Avanti mafia!" escrita por el periodista, escritor y editorialista de Antimafia Duemila, "ha puesto por escrito lo que ya sabíamos y ahora todos sabemos" y que es "la enorme complicidad del Estado en la historia de la mafia y viceversa. ¿Es posible que hoy, con una simple sentencia, creamos haber entendido todo? Lo dudamos, pero, en un país donde durante cincuenta años todas las grandes masacres concluyeron con decenas y centenas de juicios que terminaron en la nada, finalmente tenemos una sentencia que dice que sí, que detrás de la mafia estaba el Estado" mientras, al mismo tiempo, "había una parte honesta del Estado que caía en tanto quedaba en pie la parte corrupta que soportamos hasta hoy".
"Sabemos bien - continuó Lodato - que esta es una sentencia de primera instancia. Pero hoy a esta sentencia de primera instancia la disfrutamos" porque al final "no fuimos tan visionarios. Ni fueron visionarios Francesco Del Bene, Roberto Tartaglia, Vittorio Teresi y Nino Di Matteo" que "tuvieron que escuchar de la flor y nata de los eruditos y de los creadores de opinión que este proceso era una aventura loca". Por supuesto, añadió Lodato, de la sentencia "solo se ha hablado durante dos días" pero "en estos dos días nadie ha usado las palabras 'aventura loca': se las tuvieron que comer".
La última lectura, a dos voces, de Lunetta Savino y Carmelo Galati sobre la sentencia del juicio de la tratativa Estado-mafia, concluyó el evento en Casa Professa: "Culpables. Culpables por haber llegado a un acuerdo con Cosa Nostra. Culpables por haber acordado en nombre de un Estado lo que nunca debería haber sido acordado. Culpables por haber creído que el uniforme que vestían, los alamares, las insignias, los altos grados de mando que representaban, los eximía del deber institucional de no comprometerse con quienes estaban reduciendo a Italia a un matadero. Culpables de haber enviado a Silvio Berlusconi y a su gobierno las solicitudes hechas por la mafia para poner fin a la masacre. Culpables, en otras palabras, de inteligencia con el enemigo. Las evidencias, por lo tanto, estaban allí. Las pruebas habían sido recopiladas y llevadas a juicio por un pequeño grupo de fiscales que no se revelaron como visionarios o perseguidores malvados: Nino Di Matteo, Vittorio Teresi, Francesco Del Bene, Roberto Tartaglia. Y no olvidemos a Antonio Ingroia, quien, por haber creído primero como fiscal público en lo que parecía un teorema imposible, conoció los dolores del infierno. Las pruebas se han mantenido bajo escrutinio durante un período de más de cinco años". Las consideraciones de Lodato están fechadas el 20 de abril, día en que se pronunció la sentencia en el proceso de la tratativa.
"Se dijo, finalmente, que el Estado nunca se habría procesado a sí mismo - continuaron los dos actores -. Este Estado - representado por la Segunda Corte de Assise de Palermo, presidida por Alfredo Montalto - no solo celebró el proceso. También tuvo el coraje, que no es poco en la  Italia de hoy en día, de decir las palabras más incómodas que se podían escuchar sobre el tema: la verdad sobre cómo fueron realmente las cosas en los años de las masacres; masacres en las que, recordemos de paso, perdieron la vida, entre otros, Giovanni Falcone, Francesca Morvillo, Antonio Montinaro, Rocco Dicillo, Vito Schifani, Paolo Borsellino, Emanuela Loi, Eddie Walter Cosina, Vincenzo Li Muli, Claudio Traina y Agostino Catalano, sin mencionar a las víctimas civiles de Roma, Florencia y Milán. Las penas son 'pesadas'. Pero esta no es una sentencia "pesada". Es una sentencia 'histórica', y no lleva mucho tiempo entender por qué".
Di Matteo: "Hoy hay quien simula honrar a Falcone"

lodatolibro2Por AMDuemila
"Tuve la carga y el honor de lidiar con muchos crímenes de Estado: Pio La Torre, Chinnici, Saetta, Falcone y Borsellino. E, indirectamente, Cassarà, Montana, Mattarella, Reina". Enumerando los nombres de las víctimas de la mafia el fiscal nacional antimafia Nino Di Matteo, en la presentación del libro 'Avanti mafia!' en Casa Professa, explicó que hay 'una constante' en las vidas de los asesinados por Cosa Nostra: "Esos hombres del Estado constituían una anomalía con respecto a la situación por la que la otra parte del Estado toleraba el fenómeno mafioso".
"Es útil y edificante recordar a Falcone como un verdadero héroe de los derechos civiles -  continuó diciendo el magistrado -, pero hay que recordar que la suya fue una historia de pérdidas, de aislamientos, de deslegitimaciones. Cada vez que Falcone se postuló en el CSM (Consejo Superior de la Magistratura, ndt) para director de la Oficina de Instrucción o fiscal adjunto  - recordó Di Matteo - fue rechazado. Cuando se postuló para el CSM, no fue elegido. Son los mismos que hoy en día, para oponer falsamente el ejemplo de los muertos a la acción de los vivos, dicen de Falcone cosas que nunca habría hecho: para esto han organizado acuerdos en el Palacio de Justicia para decir, por ejemplo, que nunca investigaría a un político por un crimen inexistente. Sin embargo, todos pretenden honrarlo". Di Matteo, en su discurso, agradeció a los colegas con los que llevó adelante la parte acusatoria del proceso de la tratativa Estado-mafia, Vittorio Teresi, Francesco del Bene y Roberto Tartaglia, y al ex fiscal Antonio Ingroia, por sus "grandes sacrificios".

Carmelo Galati: "Nino Di Matteo, el que solo escaló la montaña"
Por AMDuemila
"Escaló la montaña, solo, a pesar de la infinidad de enemigos al acecho. Apretó los dientes durante años, indiferente a las voces que hablaban de su protagonismo, que lo tildaban de reaccionario, visionario y procesalmente inconcluyente, perseguidor insaciable de los políticos de alta cuna, de los cuellos blancos inmaculados, altos funcionarios de Estado y famosos representantes de las fuerzas del orden y de la Patria, incluso Presidentes de la República, que por definición nadie debía molestar; el hombre símbolo de un proceso que no debía haberse hecho: el que está en marcha en Palermo sobre la tratativa Estado-mafia". Este es el extracto del texto recitado por el actor Carmelo Galati, que leyó el artículo de Saverio Lodato en el libro "Avanti mafia!", que el periodista escribió cuando Di Matteo fue designado a la Dirección Nacional Antimafia. "No le regalaron nada. Solo le reconocieron lo debido. Con mucho, mucho retraso. Se sabe por los periódicos que Di Matteo, a pesar de estar nominado a la fiscalía nacional, mantendrá su posición como fiscal en el juicio de Palermo - continuó el actor - Si no surjen obstáculos, la mejor opinión pública de nuestro país puede estar orgullosa de haber apoyado, a pesar del perezoso silencio de las instituciones, a un juez sin dobleces. Y que nunca se dobló".

lodatolibro3Di Matteo: "En el frente institucional nadie habló del chantaje de Cosa Nostra constatado por la sentencia"
Por AMDuemila
La sentencia del 20 de abril pasado "establece que tres gobiernos (Amato, Ciampi y Berlusconi) fueron chantajeados, pero nadie del frente institucional alguna vez nos ayudó a llegar a esta conclusión", dijo Nino Di Matteo en la Biblioteca Casa Professa de Palermo, donde se realizó la presentación del último libro de Saverio Lodato que habla de la sentencia del proceso de la tratativa Estado-mafia, un proceso que Lodato "ha seguido y del que ha escrito con constancia".
"Nosotros - continuó el magistrado - llegamos a esta conclusión por las investigaciones que comenzaron a partir de las declaraciones de arrepentidos de la mafia o las del hijo del alcalde Vito Ciancimino".
"Lodato es uno de los pocos que siempre ha sostenido que este proceso, según se iba desarrollando, era un proceso que se tenía que hacer, incluso antes de la sentencia - añadió el fiscal nacional antimafia - creo que no se puede discutir que la sentencia tiene un significado histórico ya que por primera vez se reconoció que a medida que los colegas y sus guardaespaldas saltaban mientras el país también saltaba por los aires, algunos hombres del Estado negociaban con los líderes de Cosa Nostra y le preguntaban que querían para detener el ataque frontal". "Es amargo constatar - dijo el magistrado - que ningún comentarista a nivel nacional haya puesto de relieve la gravedad de esta situación", así como que "en la conmemoración del 23 de mayo no se haya oído ni una palabra de esta sentencia, a la que quieren dejar pasar como al agua sobre el mármol ".
"En sus artículos Saverio ha mostrado valor y rectitud - concluyó Di Matteo - y es importante que entendamos que para un futuro mejor también nosotros debemos mostrar, ahora, rectitud y valor."

Pif: "¿Antimafia? Es estudiar y conocer a los que tomaron posición"

lodatolibro4Por AMDuemila
"Para llegar a las 17:58 del 23 de mayo con la conciencia tranquila hace falta conocer a las personas que han tomado una posición. Peppino Impastato fue un faro para mí, hoy lo es también Saverio Lodato". Quien lo dijo fue Pif (conductor, actor y director italiano, ndt) en la presentación de "Avanti mafia!", el libro escrito por Lodato, en Casa Profesa de Palermo. "Ahora tomar posición es fácil - reiteró el director - pero en mis tiempos no". Después lanzó una provocación: "Para resolver el problema de la mafia reemplacemos al 'Gattopardo' por 'Cuarenta años de mafia' de Lodato. Hay una frase del 'Gattopardo' que nos mató: 'todo debe cambiar para que todo siga como antes'. Es decir: qué podemos hacer, así es la naturaleza". Pero, continuó Pif, "si entendemos dónde comenzamos y hacia dónde vamos, pasaremos de 'cosa nuestra' a 'culpa nuestra' si hacemos un buen examen de conciencia y nos preguntamos cuánta culpa tenemos de que la mafia esté allí". Entonces, propuso el actor y director, "ampliemos el recinto antimafia y establezcamos que 'antimafia' somos todos, que seremos nosotros los que continuemos la lucha contra la mafia".
Luego agradeció a los otros oradores porque, dijo, es gracias a ellos "que un poco de democracia y de libertad existen", recordando que "en esta ciudad reconocimos a los héroes cuando los mataron, pero no los pudimos descubrir cuando estaban vivos". Hoy, sin embargo, continuó, "hay personas que aún están vivas" para hacerles "mil preguntas". "Cinco segundos antes de morir", concluyó Pif, "quiero poder decir que hice lo que pude. Pero para hacerlo – dijo - debemos estudiar".

Di Matteo: "El país debe enfrentar la colusión de la mafia y la política"
lodatolibro5Por AMDuemila
"Es tiempo que el país enfrente a la complicidad de alto nivel que existe entre la mafia y la política, no se puede considerar archivada la temporada de las masacres, es preciso continuar la búsqueda partiendo de lo que ya ha sido consagrado en los juicios y en las investigaciones: la probabilidad real de que, junto a los hombres de Cosa Nostra en el  '92 y '93, así como tantas otras veces desde el asesinato de Piersanti Mattarella, hayan actuado también varios hombres de otros entornos, distintos a los pertenecientes a Cosa Nostra". Una toma de conciencia que según el magistrado Nino Di Matteo, al hablar en la presentación del libro de Saverio Lodato "Avanti mafia!", reside "ahora en el corazón y en la mente de unos pocos magistrados". Y esta es la visión que surge de los artículos de Lodato: "leyendo los hechos recogidos en el libro asistimos a la lucha entre los pocos a los que todavía les gustaría actuar en la realización de la búsqueda de la verdad sobre las matanzas y los que quieren reducir la visión de la mafia a un problema de violencia bruta y mala y que ven como un peligro que los magistrados y las fuerzas el orden quieran investigar las relaciones entre unos y otros.
Según el fiscal nacional antimafia ha habido "campañas mediáticas continuas y clandestinas que han explotado las fallas y la vergüenza de la antimafia de los salones, de la Confederación General de la Industria y de las altas relaciones construidas alrededor de la palabra mafia vacía de todo contenido, para tratar de destruir a la antimafia civil, la que comienza en la base y que se alimenta con la pasión cívica de los ciudadanos, haciendo creer que todo es un caldero indistinguible del bien y del mal".

Orlando: "La redención de Palermo con la antimafia popular"

lodatolibro6Por AMDuemila
"Creo que existe un extraordinario cambio popular en los últimos años, un cambio cultural en los barrios y en los pueblos. Y desde ese cambio se debe partir, aún cuando debamos comenzar de nuevo, incluso cuando se lean ciertas intercepciones al Noce, y uno se pregunte ¿cómo es posible que todavía existan estos salvajes? Creo que Palermo es la ciudad europea que más ha cambiado culturalmente". Así habló el alcalde de Palermo, Leoluca Orlando, durante la presentación del libro de Saverio Lodato "Avanti mafia! Por qué las mafias han ganado" (ACFB-Corsiero) en la Biblioteca Casa Professa de Palermo. "En esta ciudad, los que tienen menos necesitan más libertad que los que tienen más - continuó diciendo - y hoy la mafia, que ya no tiene el escudo de Riina y Provenzano, tiene personas vestidas con traje y corbata".
Orlando, quien también recordó que hoy es el día de la memoria de la masacre en Via dei Georgofili, luego habló del libro: "Hoy estamos en el lugar donde Paolo Borsellino pronunció su último discurso el 25 de junio de 1992. Todos estuvimos en aquel atrio lleno, con emociones y sentimientos de premonición por una masacre inminente. Hoy Saverio escribe un artículo central que expresa el concepto de Estado-mafia, mafia-Estado, hablando de convergencias paralelas entre la política y la mafia, y donde se habla de la fábula de la mafia contrapuesta al Estado y viceversa. Sin embargo, quiero tomar un elemento del futuro y sin resignación como sucedió en los últimos años. Pienso en la beatificación del padre Pino Puglisi, un acto de ruptura que muestra cómo la Iglesia también se adelantó al Estado. Porque la sentencia del proceso de la tratativa del pasado 20 de abril llegó muy tarde".

Nino Di Matteo: "La clase dirigente no toma conciencia de la gravedad de los sistemas criminales integrados"

lodatolibro7Por AMDuemila
"Hoy en día el sistema mafioso es el mayor factor de opresión y contaminación de nuestra democracia, la lucha contra el sistema criminal de la mafia, no sólo a las bandas militares y violentas, es una lucha por la libertad, por la Constitución". Y luego: "El silencio escuchado en la reciente campaña electoral me preocupa, evidentemente, una gran parte de la clase dirigente no tiene conciencia de la gravedad de los sistemas criminales integrados mafiosos". Quien lo dijo fue el fiscal nacional antimafia Nino Di Matteo en la presentación del último libro de Saverio Lodato: "Avanti mafia!", presentado en la Biblioteca Casa Professa de Palermo. El magistrado señaló que esta toma de conciencia en la que parecen faltar las partes correspondientes a las instituciones, emerge claramente en los escritos del escritor y periodista experto en la mafia: "Saverio ha roto un silencio casi generalizado que de tanto en tanto ha sido quebrado sólo por algunos periodistas como Sandra Rizza, Giuseppe Lo Bianco y Salvo Palazzolo. Esta colección de artículos desde el 2012 hasta la sentencia de 20 de abril del 2018 contiene un análisis lúcido, nunca banal, ni conformista" que permiten "partiendo del razonamiento de las cuestiones de la mafia y de la antimafia reflexionar sobre la situación de la democracia y la falta de aplicación de la Constitución en muchos puntos de nuestro país".

Lunetta Savino: "Falcone y Borsellino, hombres con H mayúscula"

lodatolibro8Por AMDuemila
"Si miramos hacia atrás, y vamos a las palabras de Paolo Borsellino que esperaba por el día en el cual finalmente se sintiera alto y claro el 'perfume de la libertad', no podemos dejar de preguntarnos si entonces pensó que era posible que el tiempo volase lejos. Tanto que nos encontramos todavía hoy pidiendo que finalmente llegue el momento del "perfume de la libertad". Es el extracto del texto que la actriz Lunetta Savino, en la presentación del libro “Avanti mafia!”, leyó en la Casa Professa de Palermo, retomando las palabras que el autor escribió en el 25º aniversario de la masacre de Via D'Amelio. "¿Pero queremos decir hoy que (Falcone y Borsellino, ndr) eran hombres con con H mayúscula, en un país de liliputienses mezquinos y codiciosos, hipócritas y corruptos, falsos y mentirosos? ¿Que todo lo que hicieron fue para nosotros? Y es en esta Italia, veinticinco años después, que nos encontramos a nosotros mismos, los destinatarios de su ejemplo. Y es la Italia definida por la gran prensa hegemónica".
"Pero hay algo importante que logramos hacer en estos veinticinco años: estar allí - continuó Lunetta Savino – seguir estando. Estar todavía ubicado del mismo lado que entonces. Con ellos, con los campeones de aquel idealismo y aquella ingenuidad que, lamentablemente, los llevó a morir".
"Con Paolo Borsellino y Giovanni Falcone, con las mujeres y los hombres de sus escoltas. Hace veinticinco años que esperábamos y hubiéramos querido más. Pero después de todo - concluyó la actriz, terminando la lectura - también es cierto que lo poco que hemos logrado no es poco. Prueba de ello es que los liliputienses de arriba esperaban que la historia terminara con Capaci y vía d'Amelio. Pero no. Al menos en esto, estaban equivocados".

Pif: "Cada 23 de mayo aprendo algo. Y quiero gritar que no somos como ellos"

lodatolibro9Por AMDuemila
"Cada vez 23 de mayo en Palermo he aprendido algo. Y este año creo haber entendido por qué hago lo que hago". Así lo afirmó Pif, actor y director, durante su intervención en la presentación del libro "Avanti mafia!" en la Biblioteca Casa Professa de Palermo. La suya fue una intervención corta, capaz de hacernos reflexionar sobre por qué es importante ser testigos. "Cada vez que digo que el 23 de mayo voy a celebrar - recordó el artista - suena como una blasfemia y una vez se lo dije a Maria Falcone y ella estuvo de acuerdo conmigo. Cada vez entiendo algo. El pasado 23 de mayo descubrí la respuesta a la pregunta "¿quién me manda a estar aquí?". "Incluso ustedes tal vez se pregunten - dijo dirigiéndose al público - quién los obliga a estar hoy aquí y no en Mondello como el resto de la población de Palermo. Nadie regaña a un artista cuando está en silencio. Y cuando dice lo que piensa es criticado. Entonces, si el artista está callado, es mejor y durará cien años. Pero hago lo que hago porque cada 23 de mayo a las 17:58 quiero tener la conciencia tranquila. Y no quiero ser como ellos. Quiero gritar que no soy como algunos políticos o periodistas. Es por eso que lo hago y supongo que por eso mismo lo hacemos todos".

Galati: "Riina debía callar, alguien lo convenció"

lodatolibro10Por AMDuemila
"Riina se murió, esto tampoco debe olvidarse, sin ver realizado su último gran sueño, la que debería haber sido su obra maestra criminal: el asesinato del juez Antonino Di Matteo, que investigaba la tratativa Estado-mafia; en ese juicio de Palermo que tuvo como imputado, junto a políticos respetables y a representantes de las instituciones, a él: Totò Riina". Este es el extracto del texto elegido por el actor Carmelo Galati, que leyó uno de los artículos de Saverio Lodato contenido en el libro 'Avanti mafia!', presentado en la Biblioteca Casa Prodessa de Palermo, que hace referencia al juicio que terminó con las condenas en primera instancia para ex representantes de las instituciones junto a los jefes de la mafia. "Alguien le hizo pensar - continuó Galati - que era bueno permanecer en silencio. Y así permaneció. Y para que no quedaran dudas, le dijo a su esposa, que había ido a la cárcel a visitarlo: 'nunca me arrepentiré'".
"De profundis, por lo tanto - continuó el actor - para un mafioso que, en medio siglo de vida criminal, trató de igual a igual al Estado y al poder. De profundis, para el hombre que hoy está muerto y que además de matar, hizo lo que mejor sabía hacer: mantener la boca cerrada. De profundis, para un hombre que no tuvo piedad ni siquiera para Dios. ¿Qué lo sobrevive? - concluyó Galati, recordando las preguntas de Lodato - la mafia. Esa mafia que no murió con él. Y que de él no querrá ni sentir hablar".


Lunetta Savino: "¿Quiénes son ellos? ¿Y quiénes somos nosotros?"

lodatolibro11Por AMDuemila
"¿Quiénes son ellos? ¿Y quiénes somos nosotros? A nosotros nos gustan los magistrados antimafia cuando están vivos. Cuando están en condiciones para llevar a cabo su trabajo. Cuando son animados, incitados, sostenidos para seguir adelante. Cuando las más altas autoridades del país los muestran a los ciudadanos como un ejemplo de virtud cívica y un recurso para la construcción de una Italia mejor". Fue la actriz Lunetta Savino quien leyó el texto escrito por Saverio Lodato y publicado en "Avanti mafia!" (ACFB-Corsiero) en la Biblioteca Casa Professa de Palermo donde se llevó a cabo la presentación del libro. Y luego dijo: "Para ellos son historias distintas y separadas, la del prófugo y la de la Fiscalía. Para nosotros, todo lo contrario: son caras de la misma moneda, una moneda llamada Italia, una Italia donde siguen moviéndose a gusto aquellas mentes refinadas de las cuales Giovanni Falcone, antes de ser asesinado, tuvo tiempo de intuir su presencia perturbadora. Para ellos, esas mentes refinadas nunca existieron. Para nosotros, fueron precisamente esas mentes las que con las masacres de Capaci, Via D'Amelio, Roma, Florencia y Milán, querían romper para siempre la esperanza de millones de italianos que creían que la mafia podía ser vencida. Es hora de que los más altos cargos del Estado se definan. Y digan, sin vacilación, sin giros verbales, frente a millones de italianos, si están con ellos. O si están con nosotros".


Bongiovanni: "Lodato: pluma libre que recoció las palabras de Falcone"
La presentazione del libro “Avanti mafia!” alla Biblioteca Casa Professa di Palermo

lodatolibro12Por  AMDuemila
"Antiguamente en Francia había libelistas al servicio del rey, periodistas alquilados y pagados que atacaban a los revolucionarios. Saverio Lodato es la antítesis, una pluma libre". Así lo afirmó Giorgio Bongiovanni, director de Antimafia Duemila, durante la presentación del libro de Saverio Lodato "Avanti mafia! (ACFB-Corsiero) en la Biblioteca Casa Professa de Palermo.
"Desde la época de Giovanni Falcone hasta hoy - continuó Bongiovanni - Lodato siempre ha tratado de expresar el pensamiento libre. Fue él quien recogió de Falcone, después del fallido ataque a Addaura en junio del ‘89, las palabras "mentes refinadas", refiriéndose a aquellos que habían actuado ocultos detrás de ese hecho y significando que la mafia no actuaba sola". A Lodato, concluyó Bongiovanni, le encanta recordar que "la belleza no es escribir por escribir, la belleza es escribir para decir lo que piensas". lodatolibro13
Foto © ACFB

saverio18Por Saverio Lodato - 20 de abril del 2018

Culpables.

Culpables por haber llegado a un acuerdo con Cosa Nostra.

Culpables por haber acordado en nombre del Estado lo que nunca debería haber sido acordado.

Culpables por haber creído que el uniforme que vestían, los alamares, las insignias, los altos grados del mando que representaban, los eximía del deber institucional de no comprometerse con quienes estaban convirtiendo a Italia a un matadero.

Culpables de haber hecho llegar a Silvio Berlusconi y a su gobierno las solicitudes hechas por la mafia para poner fin a la masacre.

Culpables, en otras palabras, de inteligencia con el enemigo.

Las pruebas, por lo tanto, existían.

Las pruebas habían sido recopiladas y llevadas a juicio por un pequeño grupo de fiscales que no se revelaron como visionarios o perseguidores malvados: Nino Di Matteo, Vittorio Teresi, Francesco Del Bene, Roberto Tartaglia. Y no olvidemos a Antonio Ingroia, quien, por haber creído primero como fiscal en lo que parecía un teorema imposible, vivió los dolores del infierno.

Las pruebas se han mantenido bajo debate durante un período de más de cinco años.

E incluso cuando esas pruebas todavía eran parciales, al principio, habían convencido al Juez de la Audiencia Preliminar de Palermo, Francesco Morosini, para accionar la luz verde para que el proceso se llevara a cabo.

Sentencia de choque, la de Palermo.

Sentencia que deja petrificados a los acusados y a sus defensas. Sentencia que deja petrificado al sistema político institucional que ha frenado, obstaculizado y retrasado este proceso tanto como ha podido. Y la razón de por qué, estaba clara para los italianos.

Sentencia ejemplar la de la Segunda Corte de Assise de Palermo - presidente Alfredo Montalto, juez ad latere, Stefania Brambille, e integrada por dos jueces populares -, que marca un hito en la historia de la República Italiana, marcada, desde 1947, por la masacre de Portella de la Ginestra.

Grave condena para Mario Mori, Antonio Subranni, Giuseppe De Donno, los carabineros que abrieron el canal con Cosa Nostra.

Grave condena para Marcello Dell'Utri, que actuó como vínculo político entre Cosa Nostra y Silvio Berlusconi y su gobierno, para satisfacer los deseos de los asesinos de las masacres.

Y sería bueno, ahora que otro gobierno debe hacer otra cosa, que se comprenda mejor por qué el nombre de Silvio Berlusconi se está convirtiendo en el escollo de estas negociaciones.

De nuevo.

Nicola Mancino, absuelto y totalmente exonerado, tuvo que responder por el delito de "falso testimonio". También los mafiosos, Leoluca Bagarella y Antonino Cinà fueron condenados; y Massimo Ciancimino, por calumnias contra Gianni De Gennaro; finalmente absuelto por prescripción, el colaborador de justicia, Giovanni Brusca.

Leeremos la sentencia.

Comprenderemos mejor todo lo que surgió de un debate que fue literalmente ignorado por los medios, la televisión y la gran prensa.

Era un proceso que daba miedo.

Era entendible por el aislamiento que durante años y años había rodeado a la figura que se había convertido en el símbolo de este proceso, el fiscal Nino Di Matteo.

Era entendible también por la definición de "infamia absurda" atribuida a un proceso que, en cambio, tenía excelentes fundamentos legales para seguir adelante. Y fue necesario que, para acuñar una injuria tan amarga, actuaran juristas, periodistas e historiadores del dinero.

Mientras tanto, disponemos de una sentencia. Y a ella debemos atenernos.

Esta sentencia nos dice que jefes carabineros del ROS y políticos estaban del lado equivocado en el momento equivocado. Y por eso, hoy, han sido llamados a pagar. Como si fueran ciudadanos comunes.

Se decía, por último, que el Estado nunca se habría procesado a sí mismo.

Este Estado, representado por la Segunda Corte de Assise de Palermo, presidido por Alfredo Montalto, no solo ha celebrado el proceso.

También tuvo el coraje, que no es poco en la Italia de hoy, de pronunciar las palabras más incómodas que se podían escuchar sobre el tema: la verdad sobre cómo fueron realmente las cosas en los años de las masacres; masacres en las que, recordemos al pasar, perdieron la vida, entre otros, Giovanni Falcone, Francesca Morvillo, Antonio Montinaro, Rocco Dicillo, Vito Schifani, Paolo Borsellino, Emanuela Loi, Eddie Walter Cosina, Vincenzo Li Muli, Claudio Traina, Agostino Catalano , sin mencionar a las víctimas civiles de Roma, Florencia y Milán.

Las penas son "pesadas". Pero esta no es una sentencia "pesada".

Es una sentencia "histórica", y no hace falta mucho entender por qué.


Foto © Jacopo Bonfili
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

chacales430Por Saverio Lodato - 11 de febrero del 2018

Alguna vez fueron llamados los Condenados de la Tierra, los explotados, los colonizados, los esclavos negros, marginados que fueron utilizados para engrasar la aceitada máquina del imperialismo secular, las mujeres y los hombres descartables, la fuerza bruta del trabajo. Pero sucedió en los días en que el mundo todavía estaba separado de las ideologías: visiones diferentes de la posible forma de ser de las sociedades diseminadas por el planeta, visiones utópicas que, sin embargo, con el tiempo serían interrumpidas por las duras lecciones de la historia. Hoy, a los condenados de la tierra, ya no sabemos cómo llamarlos.

Tienen millones de caras, pero no tienen un nombre que los una, que los distinga.

¿Inmigrantes, emigrantes, ilegales, refugiados, rechazados, no deseados?

Cada palabra solo habla de una "pieza" de ellos, de sus vidas, de su tragedia común.

Desembarcan, aterrizan, huyen, son rechazados, bombardeados, se reencuentran, a quienes les va mejor, en un punto de partida eterno. Inmóviles, eso sí, en su desesperación, que pretendían convertir en esperanza.

Sanremo, el Festival de Sanremo.

¿Y qué italiano con sentido común podría haber predicho alguna vez que la mayor humillación para la política italiana explotaría repentinamente dentro del templo de las "canzonetas"? Sin embargo, sucedió. Pero el monólogo de Pierfrancesco Favino no fue una "canzoneta", fue una descarga eléctrica.

Descarga eléctrica para aquellos líderes de derecha y centroderecha que saquean, en los tiempos de campaña electoral, para recolectar votos.

Descarga eléctrica para los líderes de izquierda y centro izquierda que se lanzan en persecución como chacales con la esperanza de recuperar los votos que temen perder.

Descarga eléctrica para los lugares comunes. Para las frases hechas sobre el tema.

Descarga eléctrica para tantas almas bellas del opinionismo periodístico y televisivo, nunca tocado por el problema de ofrecer a lectores y espectadores las herramientas auténticas para comprender.

Favino, para dejar en claro de qué se trata, de qué estamos hablando, cuáles son las dimensiones de la tragedia, da voz a uno de ellos, uno de los que alguna vez, en el tiempo de las ideologías, fueron llamados los condenados de la tierra.

Y sonó para que se oyera fuerte, frente a millones y millones de italianos, una voz que provenía de lo profundo, una voz colectiva que durante años ha sido ignorada porque nadie está interesado en reunirla y escucharla.

Es la voz del "otro". De lo que vemos solo en número y en forma de estadísticas. De un ejército amenazante que invade nuestras fronteras. Ejército que contaminará irremediablemente a nuestra "raza blanca". Ejército de enemigos que quieren quitarnos nuestros hogares, nuestro trabajo, nuestros hijos, nuestra seguridad, incluso nuestra bandera. Ejército que no tiene nombre, porque no puede tener un nombre la horda que amenaza con sumergirnos.

Haciendo hablar a uno, Favino hizo hablar a todos.

Favino, multiplicando infinitamente el texto de Bernard-Marie Kolthes, ha redimido por una noche el silencio del régimen, que no solo es itálico entiéndase bien, sino que ha sido propagado con ambas manos por legiones y legiones de chacales.

Los que, ahora, dirán la suya.

Serán entrevistados por la norma de la "par condicio", para expresarse sobre esta inesperada descarga eléctrica que ha caído sobre ellos desde el Templo de las "canzonetas".

Solo esperamos que, después del monólogo de esa noche, los italianos hayan aprendido a tener menos miedo al "otro".

Un "otro" que, como todos nosotros, tiene derecho a tener la palabra.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

pequenioPor Saverio Lodato-Enero de 2018


Recordamos bien cuánto lloraron, metafóricamente hablando, los comentaristas, garantistas en cuestiones de la mafia, cuando se supo que un niño de 15 años, el pequeño Giuseppe Di Matteo, había sido estrangulado y luego disuelto en ácido. Recordamos bien el horror a control remoto, los anatemas y los desvíos verbales, las tergiversaciones deliberadas de la realidad, la indignación untada con ambas manos en las portadas de las noticias de la televisión y en las páginas de los periódicos.
La historia se prestaba, por su inaudita - e inédita - ferocidad. Incluso "la televisión del dolor", con sus simpáticos seguidores, se encontró desplazada. Un niño, estrangulado y disuelto en ácido. ¿Qué más o peor se podría imaginar?
Las principales líneas de las noticias, en aquel momento - estamos hablando de más de veinte años atrás - eran conocidas por la gran mayoría de los italianos: ese niño había pagado el hecho de que su padre, Santino Di Matteo, importante mafioso de Altoponte, había sido el primero en arrepentirse por haber participado en la masacre de Capaci, el 23 de mayo de 1992. Las investigaciones, que dieron lugar a su avalancha de palabras, permitieron abrir grandes huecos en los secretos y misterios que envolvieron, hasta entonces, la brutal eliminación de Giovanni Falcone, Francesca Morvillo, Antonio Montinaro, Rocco Dicillo y Vito Schifani.
El grupo militar que participó en la masacre intentó entonces desesperadamente obligar a Santino Di Matteo a dar marcha atrás, con una propuesta difícil de rechazar: el secuestro de su hijo. Por orden de Giovanni Brusca, gran arquitecto de la masacre, Giuseppe fue privado de su libertad durante casi dos años y escondido en media docena de granjas en el campo de tres provincias sicilianas. Y al final fue bárbaramente asesinado. Los procesos sucesivos terminaron con fuertes condenas para docenas y docenas de mafiosos involucrados en lo que podría ser la página más oscura de toda la historia de Cosa Nostra.
Pero la conclusión de la historia fue que Santino Di Matteo se mantuvo firme, rechazó el chantaje y confirmó todo.
Dio la casualidad de que incluso Brusca decidió arrepentirse, comenzando una colaboración que permitió revelar otras verdades preciosas sobre los veinte años de estragos que quería Totò Riina.
Ciertos garantistas, sin embargo, sabían que Brusca también era consciente de las indecibles relaciones entre la mafia y el Estado. Y vivieron aterrorizados de que decidiera revelarlos.
Por lo tanto, su campaña tenía el propósito de deslegitimarlo preventivamente para el caso de que se decidiera a elevar el tiro de su colaboración.
Que puntualmente sucedió.
De hecho, incluso Brusca, a su manera no se echó atrás. Y contó sobre: la existencia del "papel", esa lista que contenía las solicitudes de la mafia al Estado para bajar las armas; el trasfondo de la búsqueda fallida de los Carabineros de la guarida de Totò Riina; y el papel de Bernardo Provenzano en la captura de Riina.
Hoy, nuevamente, tenemos que Santino Di Matteo fue expulsado del programa de protección reservado a los colaboradores de la justicia con la excusa de haber regresado a Sicilia, en años lejanos, en busca de su hijo. Y Di Matteo, asistido por su abogada Monica Genovese, demandó al Estado italiano.
Uno hubiera esperado una indignada elevación de escudos por parte de los garantistas especializados en hechos de la mafia.
Uno hubiera esperado que gritaran por el escándalo frente a este ex mafioso, puesto de patitas en calle por el Estado, después de haber ayudado a revelar la verdad sobre la masacre de Capaci.
Pero no es así. De esto no se habla.
¿Y saben por qué? Porque Santino Di Matteo, al final, sigue siendo un colaborador de la justicia. Y para ciertos garantistas de la primera hora es más fácil vivir con la mafia que con los "arrepentidos".
En cuanto al Estado italiano, juzguen ustedes mismos.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.



BERLUSCONILa mafia y los periodistas de cuatro patas

Por Saverio Lodato - 01 de octubre del 2017

Dicen que Silvio Berlusconi ha cambiado. Que ha resurgido. Que se está dedicando a una vida sentimental y sexualmente moderada. Que nunca más defraudará al fisco. Que no cederá a la tentación de los negociados parlamentarios para hacer caer a éste o aquél gobierno. Que se prepara para vivir sus próximos cien años de vida política al servicio de Italia dejando de lado, definitivamente, sus gigantescos conflictos de intereses. Que ya no fundará partidos políticos con la ayuda de mafiosos, como Marcello Dell'Utri. Que ya no tendrá asistentes mafiosos para cuidar a sus caballos, como Vittorio Mangano. Que incluso será la columna vertebral del populismo.

Los comentaristas políticos aplauden. Ellos creen en su palabra. Lo consideran el líder que será decisivo el día después de la votación, cuando se sepa que nadie ha alcanzado el fatídico 51 por ciento.

Tenemos poco que decir sobre el tema. Y -por desgracia- nada que hacer.

Se nota, sin embargo, que han vuelto al primer plano esos periodistas de cuatro patas que en los últimos tiempos habían estado algo camuflados, que de algún modo se habían limpiado, finalmente liberados de la correa del dueño.

¿Y cómo?

Haciendo el trabajo que hicieron tan bien en el pasado: insultando a los símbolos de la antimafia. Entendámonos: en materia mafiosa son súper profesionales, en el pasado participaron en todas las campañas del periodismo militante que, utilizando el escudo del "garantismo" y el "proceso justo", acabaron defendiendo a la flor y nata de los delincuentes en circulación. Permítanme ubicar el nacimiento del periodismo de cuatro patas en ese programa de televisión que, hace casi 40 años, definió a Michele Greco, entonces jefe de la cúpula de Cosa Nostra, como un buen "cultivador de limones". Cuánta agua ha pasado bajo los puentes. Entonces eran jefes y soldados que se defendían de las acusaciones hechas por gentuza como Falcone y Borsellino, Costa y Chinnici, Boris Giuliano y Cassarà, Basile y D'Aleo, todos los cuales fueron hecho pedazos de forma pragmática. Y se podría seguir enumerando.

Hoy, el periodismo militante tiene que defender otras categorías de delincuentes. Delincuentes de guante blanco. Delincuentes con uniformes y penachos. Delincuentes que crecieron en la cuna de las instituciones.

Delincuentes que nunca se han arrepentido, que no se arrepienten y nunca se arrepentirán. Delincuentes que no empuñan pistolas ni ametralladoras porque no hay necesidad de derramamiento de sangre. Calumniar, enlodar, murmurar, acechar, maltratar por aquí y por allá a los familiares de las víctimas de la mafia hoy es más que suficiente.

Entre otras cosas debería decirse que los periodistas de cuatro patas hoy se han convertido en los edulcorados aduladores "vivos" de esos jueces, policías, carabineros, periodistas e incluso políticos que, en aquellas décadas, fueron masacrados por los buenos "cultivadores de limones" como Michele Greco.

Es por eso que los periodistas de cuatro patas crean redes de noticias periodísticas (por asi decirlo) donde, para escribir, el redactor debe usar veneno en lugar de tinta.

¿Y el veneno contra quién va dirigido?

Pero está muy claro: contra aquellos fiscales, testarudos y tercos, que quieren condenar a los delincuentes de guante blanco. Y Nino Di Matteo, valga su nombre por todos, de eso sabe algo.

Usted preguntará. Pero además del veneno ¿qué más hay en el kit de supervivencia de estos periodistas de cuatro patas?

Pocas cosas, pero buenas.

Las palabras del mafioso Graviano, que ha puesto en evidencia la responsabilidad de Silvio Berlusconi en las masacres, deben ser lanzadas rápidamente a la letrina.

Los jueces deben ocuparse hasta el infinito del "caso Scarantino", si es posible acorralando a Nino Di Matteo, al que han tenido la "bondad" de escuchar aceptando su solicitud de la comisión antimafia después de semanas de tenerlo en la picota.

El juicio en curso en Palermo sobre la tratativa entre el Estado y la mafia se convierte, en el kit del periodista de cuatro patas, en una "locura absurda".

Las "mentes refinadas" de las que hablaba Falcone se transforman en un hipocampo judicial, un monstruo con el cuerpo de un caballo y la cola de un pez, y por eso mismo muy difícil de encontrar en la naturaleza. Imagínense que el hipocampo, de falconiana memoria, pueda ser sometido a juicio.

E incluso los "mandantes", como las "mentes refinadas", se convierten en figuras de la zoología fantástica.

La agenda roja de Paolo Borsellino no es más que el símbolo de esos muchachitos ("los muchachos de la agenda roja") que cada año van a romper los cojones a via D'Amelio.

Pero todavía hay más en el kit del periodista de cuatro patas.

Hay, por ejemplo, una veneración (que se remonta a la época de Michele Greco) para los abogados de los mafiosos que defienden –hoy como ayer- a mafiosos "con ciencia y conciencia". Y los mafiosos, hoy, son los delincuentes de guante blanco de más arriba. Y también ellos encuentran abogados que los defienden "con ciencia y conciencia".

Existe también el uso ocasional de aquellas familias víctimas de la mafia, o componentes de ellas, cuando sus declaraciones pueden ser utilizadas contra Di Matteo y todos los que son como él.

Pero digamos la verdad. El pobre Silvio Berlusconi esta vez no tiene nada que ver con esto.

Es el "berlusconismo de los serviles" que, sólo de escuchar que el nombre del dueño vuelve a estar de moda, sienten la nostalgia de la correa. Y el tema de la antimafia es un excelente banco de ejercicios.

--------------------

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

miopadrePor Saverio Lodato - 08 de junio del 2017

Para mí, Totò Riina siempre ha sido un "Mafioso del Estado". Y, hace al menos cuatro años, que lo vengo escribiendo. Un poco solo, en realidad. Pero ese no es el punto. Así que, veamos, ¿cuál es el punto?

El punto es que Totò Riina se presenta ahora a pedir la excarcelación. Reflexionemos.

¿Ha hablado?

¿Tal vez se arrepintió?

¿Acaso dijo los nombres de los que desde las sombras le dieron el visto bueno para la matanza de Capaci? ¿Acaso ha revelado lo que hay detrás de esas dos masacres que pusieron a Italia de rodillas  -después de Capaci, la de Via d'Amelio- separadas por tan sólo 57 días?

El 21 de febrero de este año escribimos en este sitio un artículo titulado: "Caro Totò Riina, non metterti anche tu a fare il pagliaccio" ("Estimado Totò Riina, no intentes ser un payaso"). La referencia -irónica- fue por el hecho de que él había pedido ser interrogado por los fiscales del juicio de la tratativa Estado-mafia, aceptando de esta manera responder a las intercepciones en la cárcel Opera, lo cual demuestra qué tipo de canalla es, aunque con ciertos "padecimientos de salud". Enfermo, pero aún sin escrúpulos.

Vamos a hacerla corta. Durante años Riina fue dejando tras de sí guijarros, como Pulgarcito, para dar a entender, a quien correspondiere, que si alguien como él hablara medio Estado italiano se derrumbaría al suelo. ¿Y ahora resulta que esa presunción cambió?

O su buena conducta la ha cambiado.

Ha mantenido la boca cerrada. Ha tranquilizado a sus socios de las matanzas, y no estamos hablando solamente de mafiosos. Quiere ser en los últimos años el abuelo de Cosa Nostra, rodeado por el afecto de sus hijos y nietos. E incluso con un hijo "escritor", para darle crédito al lanzamiento publicitario de su libro que se emitió en los estudios de "Porta a Porta".

Fue en aquella ocasión -no lo hemos olvidado- que el hijo de Riina congeló a Bruno Vespa con esta respuesta: "Mira, mis hermanos y yo nacimos durante la carrera de mi padre, pero nacimos en una clínica y fuimos registrados con nuestros nombres y apellidos".

Qué dientes y uñas sacó Riina junior. Dijo, en pocas palabras, que su padre, durante toda su carrera, no fue molestado por los uniformados que le daban caza.

Incluso ante la pregunta de Vespa, "¿Tiene respeto por los jueces muertos?", reaccionó sacando las uñas, "Respeto a todos los muertos" (Ver "Riina j. a Porta a Porta. Interviste che non si possono rifiutare” Riina Junior en Porta a Porta. Una entrevista que no se puede rechazar)

Y por qué el viejo "don" Totò no debe desear la cercanía de su hija Lucía, que en el 2013 hizo su aparición en Ginebra en los estudios de una  televisora suiza? Ella dijo: "Me siento honrada y feliz de llevar el nombre de mi padre" (Ver "L’ereditiera di Riina", La heredera de Riina).

En síntesis. Son años y años que el clan Riina persigue un ambicioso proyecto: la vuelta a casa de la cabeza de la familia, mancillado en su honor por los jueces, investigadores y arrepentidos. ¿De qué nos asombramos?

¿Y él? También dio el paso para dejar en el camino unos guijarros como Pulgarcito incluso a Silvio Berlusconi (Ver "Totò Riina, una escort dello Stato-Mafia per tutte le stagioni”, Totò Riina, un escolta del Estado-mafia para todas las estaciones").

Diríamos que es suficiente.

¿Y a alguien así, que es un archivo ambulante de secretos y delitos, pactos infames, vergüenzas, obscenidades sangrientas, de la primera y la segunda república, se lo debería ir a ver con una rama de olivo en la mano?

El nuevo Jefe de Policía de Palermo, Renato Cortese, que conoció a los mafiosos haciendo trabajo de campo, cuando fue a arrestarlos, y no sólo estudiando en los libros, dijo de Riina, "ordena con la mirada". ¿Qué más podemos agregar?

Que el Tribunal Supremo, a la mafia, la conoce sólo de los libros.

Pero ¿habrá un juez en Bolonia, el próximo 7 de julio, cuando el Tribunal sea llamado para expedirse definitivamente sobre el asunto?

¿Habrá un juez con la columna tan recta como para decir: "no, queridos jueces del Tribunal Supremo".

"No me he convencido. No voy a abrir la celda donde se encuentra detenido Toto Riina"?.

¿Habrá un juez así?

Nosotros creemos que sí.

O al menos lo esperamos.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

--------------------------------------------------

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.