Pin It
Mariano ZapataPor Mariano Zapata – 26 de agosto de 2020

En la noche del pasado martes 25 de agosto las fuerzas policiales del gobernador de la provincia de Salta, Argentina, Gustavo Saenz y el ministro de seguridad “negacionista” Juan Manuel Pulleiro, tildado así desde hace un tiempo por organismos de derechos humanos, reprimieron brutalmente para desalojar a unas 800 familias del asentamiento San Calixto- Ampliación Parque La Vega, provocando más de 30 heridos (entre ellos niños y niñas).

Alrededor de 800 familias se encuentran asentadas en la zona sur de la ciudad de Salta desde marzo, esperando respuesta al déficit habitacional que vive la provincia donde más de 72.000 familias no cuentan con un techo propio. Que ahora el gobernador Sáenz (con un lazo sentimental y políticamente sanguíneo en las políticas macristas) apele a la represión no es más que la expresión del fracaso rotundo de su maniobra. Dicha maniobra tiene como complemento el anuncio de la entrega de 12.000 lotes, que nunca dejaron de ser más que tan solo eso “un anuncio” y un intento de desmovilización de los trabajadores sin ningún tipo de solución de fondo.

Tiros, corridas, gases lacrimógenos y el pedido desesperado de agua es lo que se podía escuchar detrás del teléfono durante la represión. Irrumpieron durante la ilegalidad de la noche, cuando las personas se encuentran en un estado mayor de vulnerabilidad. No los frenó que hubiera en el lugar niños y ancianos o que las autoridades provinciales confirmaran la transmisión comunitaria de COVID-19 en la capital Salteña.

“Los cartuchos de las balas están por todos lados”, afirmaron numerosos testigos.

La brutal represión duro 40 minutos. Las detonaciones se oyeron de manera ininterrumpida. Los vecinos sostuvieron que “no hubo una advertencia previa y no contaban con orden judicial”, y que las familias se encontraban en un proceso de mediación a cargo del fiscal Horacio Córdoba Mazuranic.

La referente de la asociación Eclosión, Cintia Gabris, aseguro que al acercarse al lugar vio muchos niños y niñas llorando y corriendo, huyendo de las balas de goma. “Era un desparramo de niños y adolescentes”. Muchas niñas se perdieron durante la represión y las mujeres se encargaron de ir juntándolas en un almacén de una esquina.

Varias organizaciones repudiaron la brutal represión policial hacia los trabajadores, responsabilizaron al gobierno y apuntaron contra el cuestionado ministro de seguridad, el militar retirado Pulleiro.

“No hay respuestas, nadie dice nada hasta el momento, había un compromiso de no reprimir con 1800 personas ahí”, dijeron los defensores de derechos humanos. Por otro lado, siguiendo la línea de las represiones policiales, en la mañana del mismo día, en pleno casco histórico de la ciudad, la policía desalojo violentamente a mineros que se habían encadenado a la catedral de Salta reclamando por sus puestos de trabajo, siendo entregados a las fuerzas de seguridad por Monseñor Mario Cargnello.

La impunidad de estos actos radica en que gran parte de la sociedad salteña impulsada por un odio racista, xenófobo y clasista, avalan estos episodios de violencia que atentan contra la democracia.

Los mismos que levantan el dedo acusador, horrorizados por la “ocupación del territorio”, se olvidan que las propiedades de quienes habitamos esta provincia fueron construidas a partir de una expropiación histórica del territorio a costa de sangre de los pueblos originarios, expropiación que los condeno a ser extranjeros en sus propias tierras.

En tiempos de pandemia, de déficit habitacional en la provincia, no puede ser jamás la salida el uso de la violencia estatal contra quienes ya son las y los desplazados del sistema. Basta de pagar las consecuencias de las malas decisiones políticas con balas a nuestro pueblo.

Por las calles y las plazas de Salta, se oyen rezos y oraciones: “Que Dios, el Señor y la Virgen del milagro bendigan al Gobernador Gustavo Saenz y al señor ministro de seguridad Juan Manuel Pulleiro”.

Rezos y oraciones, en medio de las balas y las violencias estatales.

Una ironía. Una inconfundible ironía. Bien propia de Salta.

-----------------

*Foto de portada: www.lagacetasalta.com.ar

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.