Pin It

leandro pereiraPor Leandro Pereira Melgarejo, de Our Voice-26 de setiembre de 2019

En Paraguay, un país casi resignado a ser usado como exportador de soja transgénica y líder mundial en la producción de marihuana en la región, por primera vez en mucho tiempo, una multitud de jóvenes toma las calles en rebeldía contra la catástrofe climática y todo un sistema que la sustenta. Al mismo tiempo que los incendios avanzan en todo el amazonas que incluye el Chaco Paraguayo, una nueva conciencia se manifiesta pacíficamente pero con determinación necesaria para enfrentar a ese minúsculo 2% de latifundistas que usurpan el 98% del territorio. La devastación del suelo, el desplazamiento de miles de campesinos a cambio de la extensión de cultivos legales e ilegales, es lo que se esconde detrás de la emergencia climática en este país escondido en el corazón de Sudamérica. Los adversarios de estos jóvenes son una amalgama de criminales y gente miserable entre los que se encuentran bandas de narcotraficantes y paramilitares, personajes como Tranquilo Favero "El Rey de la soja", la poderosa secta Moon (que entre otras cosas compró un pueblo entero con gente adentro) y todo el establishment político que abarca en su espectro, a quienes administran hoy una de las democracias más frágiles de todo el continente.

En la mañana del día viernes de 20 de septiembre en víspera de la primavera, cientos de jóvenes de diferentes organizaciones sociales marcharon desde la Plaza de la Democracia hacia el Congreso, convocados por la consigna internacional: "Fridays for Future" que se da en simultáneo con las principales ciudades del mundo.

"La semana climática comenzó hoy y creo que el mayor problema es la deforestación del Chaco y la falta de protección, aquí en Asunción, del Botánico. Y que los políticos no están teniendo para nada en cuenta estos problemas. Con estas crisis climáticas, de aquí a algunos años será muy complicado continuar con cada vez menos árboles A los políticos les pido acciones, que piensen a más largo plazo, es momento de cambiar, no puede ser que solamente tener más autos sea sinónimo de crecimiento. Es un retroceso, debemos ir a otros sistemas energéticos. A los jóvenes les pido que no tengan miedo a salir y manifestarse, que todos tenemos derechos y obligación de luchar por recibir un ambiente mejor que esto. Tener aire de calidad, agua potable, insumos, espacios verdes. Les pido que no paren de luchar porque estamos todos juntos". Así hablaba Macarena Giménez para nuestra redacción en medio de la marcha.

paraguay marcha 2

La concentración comenzó temprano, en la Plaza de la Democracia, que fue el lugar de encuentro de cientos de jóvenes para dar inicio a las preparaciones de las diferentes actividades. Muchos de ellos marcharon manchados con barro en los brazos, simbolizando la sequía del chaco paraguayo. Luego la multitud se dirigió hacia el frente del Congreso, por la vereda pública, donde algunos grupos tenían planeados hacer sus actividades y dar a conocer la situación de emergencia climática. Entre las propuestas se destacaron la conformación de un círculo formado por jóvenes embarrados, en el que en el medio, colocaron el "último árbol sobreviviente". Pero lamentablemente estas actividades fueron interrumpidas por los oficiales de la policía que por medio de vallas con alambre de púas, evacuaron la zona y cruzaron las calles. Los forcejeos duraron alrededor de media hora para intentar recuperar el paso, pero los esfuerzos se vieron frustrados y los jóvenes retornaron al punto de partida.

Un integrante del movimiento Our Voice que estuvo presente en la marcha, nos relata cómo continuó la jornada: "Después de la desconcentración muchos decidimos ir directamente al jardín botánico, principal pulmón de la ciudad de Asunción, ya que posee más de 110 hectáreas de bosque natural. El jardín botánico alberga a especies autóctonas y su principal riqueza radica en la variedad y belleza de sus frondosos árboles; también cuenta con zoológico, museo y viveros. Antes de la dictadura Stronista el botánico contaba con 300 hectáreas y una costa de 1km sobre el rio Paraguay. Pero en el medio de una emergencia nacional donde se observan a plena vista humos provenientes de la quemazón en el chaco y de diferentes partes del país, y con 120.000 hectáreas quemándose desde hace más de 34 días, eliminando fauna y flora a su paso, al estado Paraguayo, en medio de toda esta crisis ambiental, se le ocurre hacer un mega viaducto justo por el jardín botánico para lo cual hay que eliminar más de 400 árboles autóctonos y en peligro de extinción con más de 150 años y más de 10 hectáreas de espacio público".

paraguay marcha 3

La agrupación " El Botánico no se toca" decidió acampar en ese predio desde el lunes 16 cuando vieron que los trabajadores comenzaban a cerrar el botánico con chapas y marcando árboles para comenzar las talas. Así lograron impedir las talas de muchos árboles y el viernes 20 pararon maquinarias pesadas que ya estaban ingresando al predio del botánico. Santiago "El abuelo" Morales, participante de esta protesta nos cuenta que: "Gracias al escrache y la presión del movimiento los trabajadores y obreros se vieron forzados a retirarse. Nosotros estamos acá en plenario permanente de organizaciones y vecinos auto convocados, que vinimos obligados al botánico ante la amenaza del inicio de las obras. Yo formo parte de una organización territorial que se llama "Frente Popular para la Defensa de Asunción" y junto a otras, nos articulamos en un espacio que se llama "El botánico no se toca". Para solucionar esta catástrofe es necesario movilizar la conciencia popular y empezar a instrumentar todas las herramientas que están a nuestro alcance porque hasta ahora no se están haciendo cargo. El gobierno es cómplice de los incendios porque le habilita al gran capital sojero y ganadero la quema para la expansión de los proyectos. Nuestra demanda es ecológica, ambiental y económica. En todos los frentes. Ya hemos ido a la Secretaria de Cultura, de medio ambiente, hemos pedido audiencia pública para hablar de todas las contradicciones de este proyecto, que viola leyes y permisos. Intentaron comenzar a trabaja más allá de un amparo que protege la zona por ser declarada de interés arqueológico, van a ser hachados más de 400 árboles por un viaducto que va afectar la infraestructura de espacios históricos de la ciudad. Nosotros intentamos demandarlos por delitos económicos y ambientales, pero no corrieron esas causas, no funcionaron. Un equipo de urbanistas hizo un proyecto alternativo y amigable con el medio ambiente pero también lo rechazaron. Estos no son árboles, es un ecosistema que queremos proteger. Es lo último que queda de lo que alguna vez existió aquí en Paraguay. Hoy solo nos queda esto en Asunción.A los jóvenes de toda Latinoamérica y a todo ser solidario con la causa ambiental les pido que luchemos juntos, que compartamos la lucha, porque se nos está privando de nuestros derechos y destruyendo nuestros patrimonios, que vengan (al acampe) a plantar lucha con nosotros y que se sumen a la resistencia"

En un mundo donde las generaciones adultas siguen zombies haciendo negocios en el medio del colapso que sucede en simultáneo, en el Paraguay la esperanza vuelve a renacer y esta vez de las manos de los jóvenes. Detrás está la gran oportunidad de derrocar todo un sistema de fuerzas políticas e industriales que se basan en la sinergia que producen el extractivismo, con el cultivo de soja, y el narcotráfico con la producción de la marihuana. Ambas producciones se entretejen cooptando territorio y desplazando a miles y miles de campesinos mediante la peor de las violencias. Estos dos brazos siguen devastando hoy, uno de los ecosistemas más importantes del planeta: el Amazonas.

En Paraguay, la lucha por no perder una parte del pulmón de la humanidad se empieza a dar cara a cara y los que están poniendo el cuerpo son los jóvenes. Mientras tanto los adultos miran enajenados sin capacidad de responder, ni de tomar conciencia de lo que sucede. El inicio de esta epopeya comienza con esta primera marcha multitudinaria. Seguramente la primera de muchas. La esperanza de un cambio revolucionario se siente latente en el aire caliente y húmedo del Paraguay.

---------------

Fotos de Valeria Galanti

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.