Entrevista de Andrés Volpe, exclusiva de “Frecuencia Joven” para Our Voice y Antimafia Dos Mil-15 de setiembre 2019

Recientemente llegado desde Argentina, donde participó del Encuentro Americano por la Libertad de los Presos Políticos, Pablo Sepúlveda Allende, de 41 años, médico de profesión, vive en Venezuela y desde allí coordina internacionalmente la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, manifiesta su preocupación sobre un pasado que marcó una continuidad hacia el presente de los modelos que imponen el terrorismo de estado.

De tono cordial y sencillo pero con ideas firmes y un acertado análisis de las circunstancias que le tocan vivir a su país natal, en el marco del 46° aniversario del golpe de estado que sufriera su abuelo, dialogó con nosotros vía comunicación telefónica desde Chile.

Allende compara el proceso de transición hacia la democracia que vivió la argentina con el chileno y manifiesta que en su país hubo mucha mayor impunidad, muchos menos juicios y castigos: “Hay una menor cantidad de militares presos y los que están presos viven en cárceles de lujo, en prisiones construidas especialmente para ellos en condiciones similares a hoteles 5 estrellas sin exagerar”, sostiene

Afirma que el poder militar está muy presente, dentro de la estructura del Estado y los niveles de represión ante cualquier protesta son brutales; y sobre todo destaca la violencia con que se trató al pueblo mapuche durante los últimos 20 años, debido a su lucha contra las empresas forestales y los latifundios: "En Chile tú tomas media calle y en seguida vienen los carabineros a reprimirte con gases lacrimógenos o lo que sea. A los estudiantes los buscan en los liceos, las escuelas y los sacan a patadas, es muy brutal la represión y con total impunidad”, agrega.

“Siento mucho orgullo por la figura de mi abuelo, una gran responsabilidad, a pesar que yo no lo conocí personalmente, y a su vez mucha indignación por todo lo que pasó, por la cobardía con que los militares aplastaron ese proceso que se estaba gestando”, recalcó.

Pablo Sepúlveda Allende dijo que en una visita a chile en el año 71 de Fidel Castro, manifestó que los revolucionarios que hacen la revolución pacíficamente representaban para ese momento algo inédito en el mundo porque históricamente las revoluciones han sido armadas: “Y todo eso fue borrado, la memoria histórica, la conciencia política, por el fuego, por las armas, por el terrorismo de Estado, por la manipulación mediática que se hizo todo este tiempo para distraer a la gente, para despolitizarla y eso me da mucha indignación, mucha rabia”

Haciendo especial hincapié en el ensañamiento de las fuerzas del “orden” contra los estudiantes, Allende nos contó que desde la instalación de la pseudo democracia y con especial fuerza a partir del año 2006, en el marco de la llamada revolución Pingüina, los estudiantes de liceos salieron masivamente a las calles, después vino la de los estudiantes universitarios en el 2011 a favor de la educación pública, cuestionando el sentido neoliberal de que todo es un negocio, que fue lo que dijo el actual presidente Piñera en su momento “que todo en la vida se paga”, los estudiantes por ese entonces cuestionaron que todo derecho social no puede ser una mercancía, ellos lograron instalar en la ciudadanía la idea de que existen derechos sociales que no deben ser mercantilizados como la educación:“Tal vez porque los jóvenes son los revolucionarios por naturaleza como decía Allende: ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica, los jóvenes han sido siempre las banderas de todas las revoluciones”

Luego de la huella que viene marcando el monstruo represivo del Estado, después del golpe de militar, no hubo líderes en Chile que intentaran surcarla, esto lo dejó bien en claro Allende sobre el papel que tuvo la figura de la ex presidenta Michelle Bachelet que subió al gobierno con un 70% de aprobación y mayoría en el congreso para poder aprobar cualquier Ley.

”Pudo haber movilizado a la gente y no lo hizo, decidió dejarse atemorizar por la derecha. Al final la cuestión de la educación pública terminó con subsidios a los estudiantes más pobres pero solo manejándose con universidades y bancos privados que son los que no pierden nunca. Ella como muchos políticos que eran de izquierda ahora se han dado vuelta y se dedican a mantener el mismo sistema y administrarlo; ni si quiera han intentado cambiar la Constitución que instaló Pinochet que es ilegítima. Fue implantada a base de sangre y fuego y de hecho dicen que está bien y que es un ejemplo para América Latina”

Otro capítulo importante lo juegan los actores que intervienen en la economía chilena que se vende al mundo como un modelo a seguir pero que sin embargo tiene a la población sumida en una marcada desigualdad. Según Allende pocas familias financian gran parte del arco político. Y marca un precedente con la llamada Ley de pesca que favoreció a la venta de toda la biomasa del mar. Hoy pertenece a siete grandes familias y ellos redactaron la Ley y la entregaron a los diputados para que la aprobaran y eso se convirtió en un escándalo y aun así no se cambió la legislación.

“Los grandes medios también lo manejan ellos y por supuesto el cobre que nacionalizó mi abuelo que daba independencia económica al país; y hoy el 70% del capital es privado. Actualmente esas empresas se llevan 40.000 millones de dólares al año, que es el doble del presupuesto que maneja chile y eso con la complicidad de todos estos actores”.

Pablo Sepúlveda Allende no ofrece recetas mágicas a esta debacle, habla de un futuro de lucha y manifestación permanente y de la concertación por parte de movimientos de izquierda que hoy existen gracias al descontento social reinante, como posibles luces de guía surcando un camino más que sinuoso. Para Latinoamérica es su expresión de deseo volver a las bases de los padres fundadores de la revolución bolivariana, aquellos que miraron más hacia adentro y menos hacia el Norte, con el pensamiento y el corazón puestos en los ideales más altos a los que podemos aspirar.

---------------

*Foto de Portada: www.pagina12.com.ar