Por Alejandro Diaz de OUR VOICE Córdoba-10 de setiembre de 2019

En este momento político y social tenso que atraviesa el país, muchos intentar enmarcar la situación actual en un desmadre caótico, y justificarlo en una mala praxis, o en una serie de crisis globales, o en errores de cálculos, y algunos incluso llegan a hablar de falta de cordura, por no decir simple locura. En este presente, Rocco Carbone, periodista, apuesta a interpretar los sucesos a través de la lógica. Esta vorágine, voraz y despiadada, derivada de la Alianza Cambiemos no nace de un repollo, no es una creación espontánea. Todo lo contrario, es reflejo de un método, de una cultura, de una lógica que tiene sus raíces en la propia genética del presidente Mauricio Macri, Reggio Calabria cuna de la ´Ndrangheta.

“Mafia Capital. Cambiemos: las lógicas ocultas del poder” de Ediciones Luxemburg (2019), reúne la teoría formulada por su autor, Rocco Carbone, en un lenguaje simple y certero, inclusivo y accesible para aquellos que quieran acercarse a la comprensión del fenómeno mafioso. Siendo italiano, Carbone, reconoce los métodos y costumbres propios de las organizaciones criminales de su patria, y más allá de denunciar la gestión del gobierno de Mauricio Macri, abre las puertas al necesario debate, de incluir el estudio de la Mafia como una política de Estado. En palabras del autor: “… el crimen organizado (ahora estatalizado) le lleva una ventaja muy amplia a la democracia argentina y a sus leyes. De hecho, sobre los fenómenos mafiosos en la Argentina es preciso aumentar nuestro conocimiento y de conciencia (menos personal que colectiva), sensibilidad y atención para entender los distintos ámbitos, sectores e intereses que atañen. Necesitamos crear instrumentos eficaces de control respecto de las formas de (i) legalidad mafiosa a las cuales nos pretende acostumbrar el macrismo. Una herramienta que tenemos a mano es la liberación. Que significa construir un país justo, igualitario, emancipado, libre, inventivo, disidente, vital, popular, político. Un lugar digno de vida.” Desde aquí, todas las citas son extractos de este libro, que recomiendo leer, analizar y meditar.

Luego de un breve repaso por la historia latinoamericana, y la reciente radicalización de los gobiernos de corte neoliberal, el autor describe el desarrollo de la Mafia, desde sus orígenes y cómo “En apenas dos generaciones deja de ser una organización regional y rural para transformarse en otra, integrada por modernos empresarios, cosmopolitas y refinados, con doctorados, capaces de expresarse y de hacer negocios en varias lenguas.” Dentro de esto, describe la existencia de una supra estructura, dentro de la ´Ndrangheta, llamada Mamma Santissima, la cual es “… una estructura de poder mucho más subterránea que la ‘Ndrangheta tradicional y tiene la lógica de una secta secreta (incluso respecto de la ‘Ndrangheta misma) cuyo objetivo es llevar a cabo operaciones que una estructura de superficie no permite realizar. A lo largo de su historia de criminalidad organizada tiene relaciones estrechas con distintas logias de la masonería .” Y agrega, “Posee potentes capacidades militares y está signada por estrechas relaciones entre los santisti y los ambientes masónicos, derecha (subversiva), los servicios italianos e internacionales, el mundo empresarial y de los negocios.”

mafia capital 2Ya entrando al cuerpo del libro, Carbone comienza el desarrollo de sus Lógicas. “La ‘Ndrangheta (y las mafias en términos generales) es indudablemente un fenómeno social, económico y de poder político, pero es también un fenómeno cultural, una mentalidad, una cultura que se expresa en valores personales y colectivos, un modo de pensar y de ser que se ha sedimentado en la sociedad (meridional) italiana y en otras sociedades lejanas del sur de Italia gracias a la inmigración. Esa cultura o mentalidad se puede imaginar como un patrón de conducta criminal. Y por eso mismo es posible hablar de lógicas, de racionalidades mafiosas presentes en la vida política argentina.” (…) “…las organizaciones mafiosas italianas se expanden a nivel mundial y empiezan a tener proyección global. Sin ir más allá, en la provincia de Buenos Aires se registran actividades y bases logísticas de un ramillete de ‘ndrine: los Piromalli de Gioia Tauro, los Jerinó y Mazzaferro de Gioiosa Jonica, los Morabito de Africo.”

Para demostrar empíricamente la teoría de las Lógicas, expone siete tramas, con epicentro en el Clan Macri, que, analizadas secuencialmente, reflejan las conductas típicas mafiosas, estas son: “… la deportiva, la familiar, la de la violencia, la de la pe(n)sada herencia y los cuadernos (fotocopias) extraviados de las coimas, la de la protección, la de la negación y la de la extorsión.”

A partir de estas Lógicas, el Doctor en Literatura y Filosofía, e investigador del CONICET, recorre los casos periodísticos y legales sobre corrupción, represión e impunidad en la Argentina de los últimos años: ISOLUX, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, Chocobar, Correo Argentino, Odebretch – IECSA, el affaire D’Alessio/Stornelli. Sobre este último dice: “Estamos frente a una densa red de corrupción, extorsión, manipulación de causas judiciales, ataque al trabajo periodístico, espionaje ilegal, actuaciones de los aparatos de inteligencia nacionales y extranjeros. Más preciso: una red organizada y con protección en el más alto nivel oficial del gobierno. La investigación de Ramos Padilla [Alejo, el juez de la causa] está demostrando los hilos reticulados de una organización criminal cuyos integrantes forman parte de un aparato estatal y paraestatal, que vinculan paradójicamente la justicia y la injusticia, que extorsionan, que llevan a cabo tareas de inteligencia, y que tienen vínculos con el Estado (la afi, ex side), con el Ministerio de (in)Seguridad, la legisladora Elisa Carrió (quien denunció en el juzgado de Claudio Bonadio un complot, tratando de defender a Stornelli) y, al parecer, con la propia Presidencia de la Nación.”

Carbone respalda sus argumentos con palabras del Juez de Casación Alejandro Slokar: “Existe una estructura o una organización que puede constituir una amenaza al orden democrático porque hay sectores de inteligencia que operan de modo paralelo, clandestino con esa idea de doble Estado oculto, para lo que se busca un Poder Judicial cómplice. No se sabe si se trata de actividades estales o sectores que operan subterráneamente, pero está claro que hay vasos comunicantes. Se habla de una relación promiscua y una situación clandestina y paralela. Están implicados el manejo y control de datos personales de un universo inconmensurable. Al amparo de esta pesquisa, cualquiera puede ser observado, desde la más absoluta clandestinidad, interferido en un mensaje de texto, en un correo electrónico, y es un atentado grave contra la privacidad de cualquier ciudadano, como nunca antes. Es un ataque a las libertades civiles”.

Todo esto impulsado y al mismo tiempo ocultado por un sistema criminal de comunicación y de desinformación: “Con esa fórmula, repetida hasta el hartazgo por los actores políticos de Cambiemos, y por los medios masivos de comunicación –convencionales y novedosos, pero igualmente regimentados y cuya función no es adoctrinar sino caotizar, confundir, crear disgregación social entre sus destinatarixs–, se preparó a la “sociedad argentina”, científicamente diría, para aceptar ¿inconscientemente? la racionalidad mafiosa.” Y completa con: “En la vida colectiva argentina la posverdad es una mentira planificada y luego amplificada por la propaganda rentada. Su objetivo es generar falsas creencias en el pueblo. (…)Una de las tantas funciones de la ciencia, la universidad, la escuela públicas es saber identificar, explicar y desarticular esas falsas creencias sobre la base del uso de la razón paciente y la sensibilidad. (…) El pensamiento crítico que se forma en la escuela, en la universidad, en la ciencia públicas [sic]es una herramienta capaz de explicar la posverdad y las falsas creencias que implica. Pero el macrismo lo repele porque para su entramado de poder el pensamiento crítico es peligroso.”

Mafia Capital es un libro oportuno, que no debe ser encasillado de antimacrista, pero que si debe ser considerado como un eslabón para la construcción de una cultura y de un movimiento antimafia en nuestro país.

-------------

*Foto de Portada: www.agencianova.com 

*Foto 2: mercadolibre.com.ar