La hija de Ernesto “Che” Guevara en Ushuaia: habló de resistencias y de revoluciones

Por Daiana Carracedo y Nicolás Pereiro, desde Ushuaia, Argentina-31 de agosto de 2019

Fue una tarde muy esperada por nosotros porque pudimos conocer en persona a la hija del Che: Aleida Guevara. Aunque no vivimos la época de su padre, igualmente tenemos en nuestra memoria, y también en nuestros corazones, esa revolución realizada por el “Che”. Y hoy en día es quien nos inspira, cambiando las balas por el arte, llevando muy adentro el sentimiento de revolución que él nos dejó como legado, pero hoy sin violencia.

«Solamente un pueblo culto puede ser verdaderamente libre». Con esta frase de José Martí, el apóstol de la revolución cubana (como Aleida lo llama) y además fuente de inspiración del Che, comenzamos la charla.

La doctora Aleida Guevara trabaja hace años en un programa llamado “Yo sí puedo”, para alfabetizar a nuestros pueblos. No solo los idiomas de la colonización, como el español, el inglés, el portugués y el francés, sino también los idiomas autóctonos de la región.

“El objetivo era llevar como una luz de verdad a la gente. Pero en el proceso nos dimos cuenta que había personas que no iban a estudiar o rechazaban la cuestión y no sabíamos por qué. Porque normalmente el ser humano quiere saber. Investigando nos dimos cuenta que muchas de las personas que se negaban era porque no veían. La mayoría son realmente muy humildes. Por creencias religiosas pensaban que era un castigo de Dios estar ciegos o que era lo que les tocaba. No tenían idea que podía resolverse con una simple operación. Ahí comenzó entonces el proyecto “Operación milagro” para operar a todo el que quisiera, de forma gratuita, por supuesto. Así comenzó la reacción de los colegios médicos latinoamericanos, que muchas veces son muy reaccionarios. Son una elite. Además, ellos siempre tienen miedo que nosotros le quitemos clientes. No se dan cuenta que nosotros no tenemos clientes, tenemos pacientes. Y eso es una notable diferencia.”

También nos cuenta que ya existía en Cuba la escuela latinoamericana de medicina y que en ella más de 1000 argentinos se graduaron de médicos, y que cuando llegaban acá, tenían muchos problemas con el título. “Entonces también había que ir rescatando a estos muchachos, porque ustedes saben que la sociedad capitalista te consume”

“Cuando tú llegas con todos los sueños y las ganas de hacer el bien, la vida te pone obstáculos y de alguna manera a veces te vence” expresó Aleida. “Así se crean las brigadas “Che Guevara” para llegar a las partes del país de más difícil acceso, y a los menos protegidos” continuó.

Decía siempre el “Che”:”No conoces nunca a un pueblo hasta que no trabajas junto a él” por esa razón nos parecen importantísimas las misiones humanitarias que realiza junto a la Fundación “Un mundo mejor es posible”, de la provincia de Córdoba.

Aleida Guevara, entre anécdotas que nos va compartiendo, nos remarca la importancia de escuchar y respetar las luchas de los pueblos originarios. Para ellos no existen las fronteras, solo existen en nuestra mente. Y actualmente son ellos los que más defienden a nuestra Madre Tierra.

“Latinoamérica es un pueblo que sabe de resistencia, de lucha. Pero también tiene un problema: Nos dividimos muy rápido. Los que nos llamamos de izquierda muchas veces se nos olvida por qué y para quien trabajamos. Cuando la gente no nos identifica, no existimos.” dijo la doctora Aleida Guevara.

En el tramo final del encuentro le dedicó unas palabras a su padre: “Es lindo ver como un hombre es capaz de dejar atrás una inmensa ciudad como Buenos Aires e irse a una islita del caribe a luchar por un ideal. A veces la gente no logra entender la magnitud de ese ser humano”

Antes de terminar, nos contó la difícil situación que vive Cuba y el bloqueo que el presidente Trump le impuso. Es difícil para un médico sostener a un niño y saber que el medicamento para salvarlo existe pero que nadie lo oferta. Porque si una empresa lo oferta, el gobierno de Estados Unidos puede sancionar con 10 millones de dólares a esa empresa. O puede retirar su capital de la empresa o impedir que los productos de esa empresa se vendan en el mercado estadounidense.

Con respecto a Estados Unidos nos contó que Cuba resiste al dominio desde hace más de 60 años. Y nos aclaró: “Si se está hablando tan mal de Venezuela, Chaves o Maduro, quiere decir que de alguna manera ese gobierno está haciendo algo que le duele al gran imperio estadounidense”

"La salud del ser humano es muy amplia. No hay una persona sana si no tiene una casa donde vivir, un trabajo para mantener a tu familia. No eres una persona sana de ninguna manera si no eres feliz”

Por ello, nos dejó dos consejos para seguir la resistencia: “El respeto entre todos nosotros. Si no conocemos una realidad no podemos juzgarla” “La solidaridad entre todos nosotros es básica para caminar, para lograr algo diferente”.

Ya terminada la tarde, se despidió diciendo: “Tenemos que empezar a despertar. Yo no les puedo decir a ustedes que tienen que hacer. Lo único que les puedo mostrar es lo que nosotros hemos hecho. Somos un pueblo pequeño. 11 millones de habitantes. Y la mayor parte del pueblo dice No al gobierno de EEUU hasta las últimas consecuencias. Pero lo más interesante que hemos logrado como pueblo, además de la cultura, es la alegría de vivir.”

Pero en este último tramo del encuentro tuvimos la oportunidad de hacerle unas preguntas a Aleida Guevara:

-¿Un mensaje para los jóvenes de todo el mundo?

“La juventud es un divino tesoro. Yo decía que se va para no volver. Entonces hay que aprovecharla. Porque en esta edad se tiene más energía y las neuronas están más limpias. Por lo tanto, ustedes, pueden buscar soluciones a viejos problemas que nosotros no hemos encontrado”.

“La juventud tiene por delante un camino inmenso. Lleno también de sacrificios, pero igualmente muy hermoso. Vale la pena recorrerlo. Yo creo que se puede. Aquí hay jóvenes maravillosos que pueden crear un mundo mejor”.

-La verdad que escucharte, conociendo la historia de tu padre, entiendo que la sangre está ahí adentro, por la forma en que hablas y te comunicas.

“Pero acuérdate que yo soy producto de mi medio también. Yo vivo en un pueblo con una revolución socialista y me eduqué. Y no es por ser la hija del Che. Es que he tenido el privilegio de vivir en un pueblo así. Y eso te da muchas posibilidades también. Para ser más consecuente quizás con tus sueños ¿No? Así que me tocó viejo, que vamos a hacer (risas)”

Está claro que la revolución se lleva en la sangre. Durante toda la charla y toda la entrevista se sintió esa fuerza que transmitía Ernesto, cada vez que denunciaba y luchaba contra el sistema.

"Sueña y serás libre en espíritu; lucha y serás libre en vida". Ernesto “Che” Guevara

--------------

*Foto de Portada: Our Voice.