Pin It
georges almendrasPor Jean Georges Almendras-28 de abril de 2020

No fueron pocas las veces que hablé con él en los años de periodista trabajando para Canal 4, especialmente cuando se suscitaban conflictos de neto corte social (o carcelario, o de Derechos Humanos) l en las calles Montevideo. Su presencia en esos episodios siempre buscaba afanosamente soluciones. Era, si se quiere, un pacificador nato. Y en esas situaciones, lo que siempre me deslumbraba de él, era su mirada profunda. Una mirada de ternura, de sabiduría. Una mirada esperanzadora. La mirada de un ser humano amante de la vida en lucha, por las causas justas. Y ese amor por el valor justicia lo demostraba con acciones. Acciones que iban mucho más allá de las palabras y del partido político en el que militaba y por el cual llegó a ocupar una banca en el Parlamento nacional. En cada instancia de diálogo, como legislador sus intervenciones se hacían sentir y respetar, por su coherencia y porque sus argumentos eran dichos con palabras que eran, aunque de una energía impresionante, calmos y serenos. Una serenidad propia de un hombre seguro de sí mismo y sobrado en convicciones. Las convicciones que siempre salían a la luz en el momento preciso. En el momento oportuno. Como oportuno fue su pasaje por la vida política del Uruguay, abrazado a las ideas socialistas de la vieja guardia, hasta el último minuto de su vida. Como oportuno y enriquecedor fue su pasaje por el periodismo uruguayo, por aquellos días de juventud. Los días de una intensa amistad con Eduardo Galeano, y otras figuras, como por ejemplo Emilio Frugoni, entre otras. Figuras que con el tiempo fueron referentes de la vanguardia nacional.

Conocida la noticia de su fallecimiento, a los 93 años, no pocas valoraciones se hicieron de su persona y de su trayectoria como militante. Personas de su más profunda amistad y personas que no formaban parte de su círculo más íntimo coincidieron en resaltar, no solo su personalidad, sino fundamentalmente la forma en la que llevaba adelante sus ideas, fiel a sus principios. Y hasta personalidades adversas a sus ideas políticas destacaron su calidad humana.

Pero una decisión suya, la de renunciar a su banca de legislador durante el primer gobierno frenteamplista por oponerse firmemente a la participación de militares uruguayos en las misiones de paz en Haití, hizo que oportunamente su legítima irreverencia (del revolucionario tenaz que él era, como un activo protagonista de la vieja tradición de la izquierda socialista) frente a la “conducta partidaria” de su fuerza política, lo transformara en un referente (un ejemplar emblema de la lucha por la libertad) en el contexto político de aquel momento. Un referente único, particularmente de una izquierda coherente, honesta y desintoxicada de las manipulaciones y las componendas (y las turbiedades) de la izquierda de aquellos días y de nuestros días. De la izquierda frenteamplista con la cual discrepó y se distanció, por voluntad propia, en un hecho que fue conocido por todos y que él mismo explicó sin pelos en la lengua.

Guillermo Chifflet, quien participó en la fundación del Frente Amplio en 1971 y que fue diputado de esa fuerza política entre 1990 y 2005, era así, sincero, y literalmente coherente con sus ideas socialistas. Y esa coherencia fue valorada dentro y fuera de sus tiendas partidarias. Una coherencia que hoy no es frecuente en el sistema político, ni de la izquierda ni de la derecha. Una coherencia que nos resulta ejemplar.

Guillermo Chifflet, a quien no tuve oportunidad de saludarlo o visitarlo en los últimos diez años, quedará en mi memoria, como un baluarte eterno de coraje y de honestidad. El coraje y la honestidad de un ser humano que dejó una estela de afectos y de reconocimientos, entre sus pares y entre los más humildes o desamparados, porque sus acciones iban siempre dirigidas a ellos: sea en los tiempos de la dictadura militar en el Uruguay de los años sesenta y setenta, sea en los tiempos democráticos del Uruguay de hoy.

Su ancianidad, junto a su compañera de vida Julia Amoretti (a quien tuve el gusto de conocer cuando junto al director de Antimafiaduemila Giorgio Bongiovanni fuimos invitados a su programa de radio Panamericana en los años 90) no fue obstáculo alguno para que él, siguiese paso a paso (desde su hogar) los acontecimientos del mundo y del país en el que nació y sembró admiración y empatía a todo nivel y entre varias generaciones.

Y estoy seguro, que Guillermo Chifflet, fiel a su formación humanista y socialista (insisto, de la vieja guardia) , fue hasta el último minuto de su vida un firme crítico de la realidad nacional, regional y mundial, con la impronta del revolucionario íntegro que fue, desde que tuvo conciencia de los males del mundo, durante la lucha por el hombre nuevo y durante la dictadura de la casta militar asociada con los civiles serviles al poder, hasta estos tiempos de democracias contaminadas por los intereses de los poderosos. Los mismos poderosos que decidieron (una vez más) en aquel año 2005 mantener las tropas del ejército “pacificador” en Haití.

Solo un legislador podría atreverse a no apoyar enérgicamente el envío de esos militares a Haití. Y ese legislador no podía ser otro que Guillermo Chifflet, quien además, tras dar a conocer su posición dejó inmediatamente su banca de diputado.

Así era Guillermo Chifllet. Y así lo recordaremos. Siempre, con ese compromiso a flor de piel en sus dichos y en los hechos.

---------------

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.