Pin It

En la Casa Blanca Donald y Bibi presentan el plan “farsa” para la paz con los palestinos

Por Karim El Sadi- 29 de enero del 2020

La propuesta: Jerusalén capital de Israel y anexión de los territorios ocupados. A cambio, 50 mil millones para el nacimiento de la "Nueva Palestina"

Para Abu Mazenla propuesta es inadmisible, "Jerusalén no está en venta" y convoca a la Liga Árabe

Un acuerdo promovido, discutido y estipulado por Israel y los Estados Unidos para el destino de Tierra Santa y, por lo tanto, sobre todo de los palestinos, sin la participación y, mucho menos, el consentimiento de estos últimos. Esta breve premisa sería suficiente para comprender claramente la locura del "Century Deal", el "Acuerdo del siglo" creado por el yerno y asesor de Donald Trump, Jared Kuchner, anunciado oficialmente en junio pasado en Manama (Bahrein) y presentado ayer en Washington por el presidente de los Estados Unidos en compañía de su homólogo israelí, y amigo, Benjamin Netanyahu. Para el megaevento, los salones del Ala Este de la Casa Blanca estaban repletos de periodistas de todo el mundo junto con la claque de diplomáticos estadounidenses acompañados por toda la delegación israelí. Sin embargo, los palestinos estuvieron totalmente ausentes, desde Abu Mazen hasta los diversos representantes de los partidos políticos, quienes, a pesar de haber rechazado unilateralmente el plan, no fueron invitados a discutir la estructura ni a participar en la presentación oficial. Los dos líderes que llegaron juntos a la sala de prensa inmediatamente tomaron la palabra, para confirmar las inquietantes anticipaciones del plan que se había presentado en los últimos meses. "Hoy Israel está dando un gran paso hacia la paz – comenzó Trump – la paz no tiene nada que ver con la política"."La gente en Medio Oriente, especialmente los jóvenes, están listos para un futuro mejor. Ha llegado el momento de un punto de inflexión histórico". "Nuestra propuesta –agregó después de una lluvia de aplausos de los suyos– elabora soluciones y tácticas para hacer que la región sea más segura y más próspera. Pensamos en una solución de dos Estados que nos permitiría dar un gran paso hacia la paz". La realidad, sin embargo y como veremos, es completamente diferente. El "plan del siglo" tiene todo el aspecto de un dictado unilateral emitido a espaldas de la contraparte palestina marginada, ignorada y humillada con una serie de medidas punitivas (como el cierre de la Embajada de la Autoridad Palestina en Washington y el cierre de grifos en la UNRWA) (La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo, ndt).

Y no sólo eso. Si profundizamos en las propuestas inadmisibles hechas por Washington y Tel Aviv, el proyecto, como lo llamó la Asociación no Gubernamental Israelí de Derechos Humanos B'Tselem, "es similar al Emmental suizo, con el queso ofrecido a los israelíes y los agujeros a los palestinos". Sí, porque al analizar las 180 páginas del documento, y no 80 como Trump había anticipado a la prensa (una señal de cuánto realmente sabe este último de la cosa), se empieza a delinear un cuadro desconcertante de la situación con la aguja de la balanza fuertemente desequilibrada e inclinada hacia Israel. Nada nuevo.

La "Nueva Palestina"

Ayer, en Washington, Trump presentó la solución definitiva con la que Estados Unidos tiene la intención de asignar oficialmente casi todo el territorio de la Palestina histórica a Israel, con la sola excepción de algunos fragmentos de tierra dentro de los cuales la administración Trump ha predicho el nacimiento de un Estado palestino. Un estado títere desprovisto de soberanía, ya que no posee la gestión de su espacio aéreo ni de sus fronteras (de las cuales estará desprovisto) que de hecho estarán bajo control de Israel. En la práctica, el "Acuerdo del Siglo" establece que los palestinos serán reducidos a una fracción más pequeña de la Palestina histórica, que baja del 22% (la línea verde de 1967) a un escaso 12%, donde serán confinados dentro de una serie de bantustan (los territorios de Sudáfrica y Namibia asignados a grupos étnicos negros durante el apartheid, ndr), a su vez rodeados de asentamientos israelíes conectados a la franja de Gaza por una combinación de carreteras y túneles. Las imágenes de la división territorial (en la foto), una en inglés y otra en árabe, publicadas con orgullo en el perfil de Twitter del presidente Trump transmiten la idea de lo que será la "Nueva Palestina". El plan también prevé la donación por parte de Egipto de tierras no habitables, para construir un aeropuerto, un área industrial y un área de libre comercio y para la agricultura. Para hacer todo esto, anunció el magnate, se esperan inversiones de 50 mil millones de dólares, la mitad de los cuales irá a los países donde se alojan los refugiados palestinos (Egipto, Líbano y Jordania), pero el dinero no será administrado directamente por la Autoridad Nacional Palestina, sino por un banco de desarrollo multinacional para "garantizar una buena gestión y prevenir la corrupción".

De cualquier modo, el plan de Washington tiene condiciones claras e intransitables. La Autoridad Nacional Palestina que, lo subrayamos, nunca ha sido consultada, tendrá que reconocer a Israel como un "Estado judío", "rechazar el terrorismo en todas sus formas", desmantelar ‘completamente’ a Hamas y fortalecer sus instituciones". Es decir que los palestinos deberán aceptar un estado desmilitarizado. Israel será responsable de la seguridad y el control del espacio al oeste del valle del Jordán, mientras que Hamas, que controla la Franja de Gaza, estará "desarmado". Siempre en el tema de la seguridad, el Estado de la "Nueva Palestina" no podrá tener un ejército nacional y no podrá equiparse con armas que no sean las utilizadas por la policía. Además, sobre la base de un acuerdo que se firmará entre las partes, Israel se convertirá en el garante de la defensa de la "Nueva Palestina" de cualquier agresión extranjera, pero la "Nueva Palestina" deberá pagar por este servicio una cifra que Israel tendrá que discutir con los países árabes vecinos. Además del daño también el engaño. Los palestinos e israelíes tienen 4 años para negociar, después de lo cual, dijo el presidente de Estados Unidos, "expirará la última oportunidad para alcanzar la paz en el Medio Oriente". Lo cual significa, según los expertos, que si al final del período los palestinos no pueden llegar a un acuerdo o, peor aún, si deciden, como está claro que sucederá, rechazarlo, Israel estará autorizado a usar la mano dura con los palestinos apropiándose lentamente de sus territorios. Además, Estados Unidos procederá a implementar un recorte considerable en la ayuda económica en Cisjordania.

"Jerusalén, la capital indivisible de Israel"

Los habitantes árabes serán transferidos para convertirse en ciudadanos de la Nueva Palestina y ya no más israelíes. El municipio de Jerusalén será responsable de todos los asuntos en los territorios de Jerusalén con la excepción de la instrucción que estará a cargo de la Nueva Palestina, que pagará al Municipio de la Jerusalén judía un impuesto de residencia por el agua y por la Arnuna, el impuesto de residencia que los habitantes árabes de la Ciudad Santa se ven obligados a pagar. Los árabes tampoco podrán comprar casas judías y viceversa.

En cuanto a los lugares de culto, el presidente americano pidió que se mantuviera el statu quo en la explanada de las mezquitas, donde se encuentra la mezquita de al-Aqsa, que Trump en la conferencia de prensa llamó erróneamente "Al Aqua", lo que provocó ironía en las redes sociales, manteniendo el control de Jordania sobre este lugar.

trum 2

Colonias

El "Century Deal" también prevé la expansión del territorio israelí gracias a la anexión inmediata por parte de Tel Aviv de la mayoría de las colonias (construidas en violación de las leyes internacionales) ubicadas en la Cisjordania ocupada: aproximadamente el 30% de Cisjordania volvería al Estado judío, a cambio de una porción de territorio, principalmente desértico, en la frontera con Egipto. Al mismo tiempo Israel se comprometería a congelar la construcción de nuevos asentamientos en las colonias durante cuatro años, el marco de tiempo concedido a ambas partes para negociar los detalles de un acuerdo global si deciden continuar en este camino.

Los refugiados

¿Y los refugiados? No podrán regresar. Para los 5,5 millones de palestinos que viven en otros países del Medio Oriente, que huyeron del ejército israelí en 1948 y 1967 después de la Nakba y de la Guerra de los Seis Días, el acuerdo no establece el derecho al retorno, reconocido por Naciones Unidas. Por lo tanto, los refugiados podrán decidir si vivir en el futuro Estado palestino, integrarse a los Estados en los que ya residen o establecerse en un tercer país. Sin embargo, los Estados han prometido "trabajar con la comunidad internacional" para ayudar "generosamente" a este proceso de reasentamiento. Una promesa que probablemente tendrá dificultades para ver la luz. Baste decir que el propio Trump ordenó en 2018 el recorte de fondos (alrededor de $ 200 millones) a la agencia de la ONU dedicada a apoyar a los refugiados palestinos (Unrwa), lo que puso en dificultades a gran parte de la población de Gaza.

La ira de los palestinos 3

La ira de los palestinos

El hecho de que Israel y Estados Unidos hubieran decidido todo sin el anfitrión ya había enfurecido a los palestinos al tiempo de la conferencia de Bahrein. Pero ahora que ese plan fue presentado oficialmente, para colmo de una manera autoritaria y sin ninguna dialéctica diplomática, la ira de la gente se ha vuelto incontenible. Manifestaciones y reuniones palestinas se llevaron a cabo hoy en Gaza, Ramallah y otras ciudades. Un día marcado por enfrentamientos con el ejército israelí que el gobierno desplegó en masa en varias áreas de los territorios ocupados en anticipación de lo que los palestinos llamaron el"Día de la Ira" contra el Acuerdo del Siglo. Mientras tanto, el presidente de la ANP, Abu Mazen, se negó a recibir una copia del plan de Estados Unidos y pidió la convocatoria urgente de la Liga Árabe declarando que "Jerusalén no está en venta".

El frente palestino está unido. Desde Fatah hasta Hamas, pasando por los movimientos populares, todos están de acuerdo en devolver al remitente la propuesta de "Paz para el Medio Oriente". Las concesiones israelíes son demasiado bajas y las demandas de los estadounidenses demasiado altas: no hay derecho a que los refugiados regresen, Jerusalén reconocida como la capital indivisible de Israel y anexión de asentamientos ilegales en los territorios ocupados. Exigencias irrevocables que suprimen cualquier idea de un Estado palestino, pero formalizan el sueño sionista del Gran Israel, con enclaves autónomos de palestinos que no tendrán los mismos derechos que los israelíes. Todo en completa violación del derecho internacional.

La reaccion de los paises arabes 3

La reacción de los países árabes

A nivel internacional, ha habido diversas reacciones al lanzamiento del "Century Deal". El rey Abdallah de Jordania fue uno de los primeros en responder al plan de Trump en Medio Oriente, afirmando que un Estado palestino independiente debe basarse en las pautas de 1967 con la capitalen Jerusalén Este: "La solución de dos Estados que cumpla con los derechos legítimos del pueblo palestino, de conformidad con el derecho internacional, es el único camino hacia la paz duradera y global". Desde el reino también habló su canciller,Ayman Safadi, quien advirtió a los actores del plan "sobre las peligrosas consecuencias de cualquier medida unilateral que pueda ser adoptada por Israel y por la imposición de hechos sobre el territorio, como la anexión, la expansión de asentamientos en los territorios palestinos ocupados y la violación de los lugares sagrados de Jerusalén, por no buscar la colaboración con los palestinos y no estar alerta a las peligrosas consecuencias de las medidas unilaterales que los israelíes podrían tomar". A las duras palabras de Jordania, se agregan las de Irán: "Proyectos malvados como este están condenados al fracaso", explicó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Mousavi. El portavoz dijo que Irán está listo, a pesar de las diferencias en el tema con los países de la región, para cooperar y resistir "la conspiración contra el mundo islámico que subyace en este acuerdo del siglo". No menos dura es la posición de Turquía: "Este plan es un plan de anexión que tiene como objetivo matar la solución de dos Estados y robar las tierras de los palestinos. Esta propuesta ha muerto antes de empezar", dijo el ministro de Relaciones Exteriores turco. Por su parte Rusia y Europa, sin exponerse demasiado, invitaron a las dos partes a dialogar y entablar negociaciones. Del otro lado están las potencias del Cercano Oriente, como Arabia Saudita, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Qatar quienes, con matices diferentes, se han abierto a la iniciativa emprendida por el gobierno estadounidense. Una verdadera puñalada por la espalda al pueblo palestino.

------------------

*Foto de Portada: © Reuters

*Foto 3: El presidente de la Autoridad Nacional Palestina Abu Mazen © AFP

*Foto 4: Manifestantes palestinos © AFP

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.