Lecciones de geopolítica a los jóvenes del Movimiento Our Voice

“Las nuevas tecnologías y el "eterno foco bélico" en Oriente Medio”

Por AMDuemila– 10 de enero del 2020

En la segunda parte del encuentro con el periodista Giulietto Chiesa, que tuvo lugar en Fermo el 28 de diciembre pasado y fue moderada por el director de ANTIMAFIADuemila Giorgio Bongiovanni, se abordaron los principales temas de actualidad. En primer lugar, la crisis de Medio Oriente. La causa desencadenante de lo que Chiesa ha definido como "el eterno foco bélico" es la pretensión de Occidente, Estados Unidos en primer lugar, para "quedarse con los recursos energéticos tradicionales". Sobre todo con el oro negro, el petróleo, del cual el Cercano Oriente es el principal exportador mundial. La inestabilidad constante de esa gran área geográfica se debe, según el fundador de Pandora TV, precisamente al intento de los llamados "dueños del mundo" de garantizar el suministro de esos recursos, razón por la cual "quien se opone a ello es llamado enemigo, como Irán y Venezuela. Mientras el sistema no tenga control sobre todo Medio Oriente, este seguirá siendo un foco bélico".

 

Otro punto sensible y actual analizado es la evolución de los sistemas tecnológicos modernos. En particular, el periodista puso su atención en la quinta generación de conectividad, llamada 5G, de la que se habla mucho en estos tiempos y que permitirá un rendimiento y una velocidad mucho más altos que la actual tecnología 4G / IMT-Advanced. Sin embargo, esta innovación, aunque consiga hacer la vida cotidiana del ser humano más "simple" e inmediata, tendrá graves consecuencias. "Con la llegada del nuevo sistema de Wi-Fi, tendríamos un millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado"– dijo Chiesa – por cuanto cada uno de nosotros se convertirá en un transmisor. Sin mencionar los riesgos para la salud de los que nadie habla. Estamos dentro de un sistema tecnológico – agregó– que avanza con aceleraciones sucesivas. Están acelerando todo sin evolucionar”. Finalmente, Giulietto Chiesa recomendó que los jóvenes del movimiento cultural internacional Our Voice, presentes en la sala, "defiendan su territorio para no verse afectados". "Defender el territorio – especificó – significa defender nuestro cerebro, por lo tanto, nuestros pensamientos, nuestro cuerpo y los lugares donde vivimos. Para hacer frente a todo esto, concluyó, debemos crear numerosos puntos de resistencia cultural y, por lo tanto, crear un sistema de personas que reaccionen".

----------------

Foto © Jacopo Bonfili