23072017Dom
ACTUALIZADASáb, 22 Jul 2017 11am

INFORMACIÓN INTERNACIONAL

LA OPRESIÓN DE BENETTON SOBRE EL PUEBLO MAPUCHE

Pin It

benettonPor José Guzmán desde Argentina –Especial para AntimafiaDosMil- 9 de Junio de 2016

“El ser consciente de la opresión
 y no actuar contra ella
 convierte al oprimido en cómplice de su opresor”


En la madrugada del viernes 27 de mayo un numeroso operativo policial, que incluyó la actuación del Grupo Especial de Operaciones Especiales (GEOP) y de Gendarmería Nacional, allanó la recuperación territorial mapuche llevada adelante por las Pu Lof  en Resistencia del Departamento Cushamen.
El territorio en conflicto está situado en la zona de Leleque-Vuelta del Río, un paraje ubicado a unos cien kilómetros de Esquel, en Chubut, y a unos treinta de la ciudad de El Maitén, en la misma provincia, en la  República argentina.
La recuperación se inició en marzo desde 2015, en terrenos que los mapuche disputan a la Compañía de Tierras del Sud Argentino, propiedad de la familia Benetton , el mayor grupo terrateniente del país, poseedor de unas 900.000 hectáreas de campo en la provincias de Chubut, Río Negro, Buenos Aires y Santa Cruz.
El operativo policial pretendía detener a Facundo Jones Huala, sobre quien pesaría un pedido de captura internacional. A través de informes de inteligencia, la fiscal de Comodoro Rivadavia, Camila Banfi, tenía noticias de su presencia en la recuperación.
Huala fue finalmente detenido, pero al mismo tiempo otras seis personas fueron privadas de su libertad, entre ellos un menor que fue liberado algunas horas después. Los miembros de las Pu Lof en Resistencia del Departamento Cushamen, el colectivo que protagoniza la recuperación territorial, denunciaron la violencia del operativo, que incluyó arrancar a la gente de sus casas a la madrugada y en algunos casos arrastrarlos de los pelos por el suelo. Vale mencionar que varios niños, entre ellos un bebé de un mes de edad, viven en el territorio. Se vieron obligados a pasar la noche siguiente (con temperaturas bajo cero) a la intemperie, porque la zona fue acordonada para "preservar evidencias" y no se les permitió regresar a sus hogares.

benetton2

Los argumentos para la detención masiva fueron el hallazgo de un arma de fuego y de evidencias de faena de animales, lo que les valió a los miembros del lof la acusación de abigeato.
Los detenidos fueron introducidos en automóviles sin patente y con los vidrios polarizados, y así trasladados a Esquel.
En los hechos, se trató de un intento de desalojo, encubierto como allanamiento y sólo impedido por la resistencia de las mujeres y niños que permanecieron en el territorio y las redes de solidaridad y apoyo que inmediatamente comenzaron a activarse.
La audiencia judicial de control presidida por el Juez Zacchino tuvo lugar al día siguiente, a partir de las once de la mañana, aproximadamente. Jones Huala fue trasladado entre los juzgados provinciales y federales con gran despliegue por parte de la Gendarmería Nacional, que movilizó incluso un Unimog frente a las decenas de manifestantes que se apostaron desde temprano en la entrada de los tribunales de Esquel.
La audiencia duró hasta las nueve de la noche, con varios cuartos intermedios y amonestaciones del juez, quien ante la incomprensión de la lengua y el protocolo de presentación mapuche se enojaba y pedía traducciones al español.

Finalmente, pese a los pedidos de la Fiscal y de Martín Iturburu Monef, representante legal de la Compañía de Tierras, que se ha constituido como querellante en la causa, todos los detenidos salvo Facundo Jones Huala fueron puestos en libertad. Se negó restituir el predio en disputa a la empresa de Benetton y no se fijó ninguna restricción para los acusados acerca de volver a su territorio.
Jones Huala fue alojado en la Unidad Penal 14, en Esquel. Se le dictaron hasta 60 días de prisión mientras el poder judicial evalúa la situación de su pedido de captura internacional, pues parece no haber certeza de su vigencia.
Estos son los hechos ocurridos  pero para comprender porque sucedieron debemos remontarnos atrás en el tiempo.
En 1896, 12 años después de que finalizara la Conquista del Desierto, el presidente argentino José Evaristo Uriburu donó 900.000 hectáreas a diez ciudadanos ingleses. Poco después, estos personajes anónimos traspasaron sus estancias a la Argentinean Southern Land Company Ltd, una “empresa fantasma creada con el único propósito de recibir la donación de esas tierras”. Esta donación, que violaba toda la legislación de la época, se realizó en secreto y así se mantuvo durante más de cien años. “Una de las teorías más sólidas es que esa donación fue en pago o en recompensa por las armas automáticas inglesas que se usaron en la Conquista del Desierto”.
benetton 3Esta  distribución de la tierra, es “originada precisamente con la Campaña del Desierto”, sostiene el historiador Osvaldo Bayer. Según recuerda el autor de La Patagonia Rebelde, 42 millones de hectáreas fueron entregadas a 1.800 estancieros integrantes de la Sociedad Rural, una organización que cofinanció la Campaña contra los pueblos originarios. El resultado de la misión militar fueron 14.000 indígenas muertos y alrededor de 14.600 tomados como esclavos. Para los supervivientes empezó “un largo período de indigencia”, cuenta Bayer, ocupando las peores tierras, sin armas legales para defenderse del empuje de los terratenientes. Los que terminaron viviendo en la ciudad, cerca del 60% de la población mapuche actual, tuvieron que instalarse en las periferias urbanas, en los barrios más pobres, “sin posibilidad de desarrollo o acceso a la vivienda”, perdiendo lentamente la identidad, la memoria y la cultura.

Pese a que en la región la Confederación Mapuche Neuquina llevaba trabajando desde la década de los ’70 y el Consejo Asesor Indígena desde los ’80, el año 1992 significó un punto de inflexión: “Los pueblos indígenas toman conciencia y se dan cuenta de que no pueden retroceder más de lo que han retrocedido, y si después de 500 años siguen vivos, con posibilidades de repensar su historia y su destino, es porque han tenido una capacidad de resistencia muy grande. Ha llegado el momento en que no quieren retroceder más y quieren empezar a avanzar”.
El primer resultado de este nuevo movimiento es la reforma de la Constitución Nacional en 1994 donde “se cuelan, nuevos derechos para los pueblos indígenas. Tras la reforma, la Constitución reconoce el derecho a la propiedad y posesión de la tierra que tradicionalmente ocupan los pueblos originarios, reconoce la personalidad jurídica de las comunidades y la participación en la gestión de sus recursos naturales. Además de incorporar algunos de los derechos indígenas del convenio 169 de la OIT, la nueva carta magna incluye un principio que necesitó casi dos siglos de historia argentina: “La Nación reconoce la preexistencia étnica, cultural e histórica de los pueblos indígenas”.
Sin embargo, para la Confederación Mapuche Neuquina (CMN) “la falta de legislación y de acciones políticas públicas de alcance nacional”, para hacer efectivos los derechos indígenas, ha provocado que estos principios “formulados con la forma de declaraciones genéricas” no se apliquen en la mayoría de los casos.
Pero la importancia de los cambios legislativos residía en la difusión de los derechos indígenas, que se podían constatar “leyendo la Constitución” y en el rango constitucional que adoptan estos derechos, algo que se convierte en una “herramienta jurídica para pelear en un juicio o en un proceso administrativo. Eso empezó a generar cambios y los conflictos empiezan a estallar”.
Parecía claro que para las organizaciones indígenas la reforma era insuficiente. En 1997, en una asamblea del Consejo Asesor Indígena el Ingeniero Jacobacci da por finalizada “la etapa administrativa” al comprobar que el Estado no tenía voluntad de cumplir la ley y devolver las tierras usurpadas.
Los conflictos por la tierra se multiplicaron a partir de 2001, no sólo por un proceso de recuperación de la identidad del pueblo mapuche, sino por el incremento exponencial de las presiones económicas sobre las tierras habitadas por las comunidades. A las presiones del negocio turístico e inmobiliario, se le sumó el ingreso de compañías petroleras y mineras a los territorios mapuche.
Esta presión sobre el territorio también se hizo carne con la llegada de una nueva hornada de estancieros: multinacionales y millonarios europeos y norteamericanos.
Luciano Benetton, el millonario británico Joe Lewis, el estadounidense Douglas Tompkins, el presentador argentino Marcelo Tinelli o Ted Turner, dueño de un imperio mediático, son sólo algunos nombres de estos nuevos grandes estancieros.
Pero en los hechos y en la historia falta algo, que solo el pueblo mapuche puede comprender y más que comprender; sentir  sería lo más cercano en el universo Wingka para comprenderlo.
Después de un largo viaje de más de 1100km cruzando desde la provincia de Santa Cruz hasta el lugar donde sucedieron los hechos nos encontramos donde se produjo  este allanamiento , en este viaje acompañamos a Sergio Nahuelquir representante de la comunidad  de puerto Santa Cruz LofFem Mapu; llegamos y nos encontramos con carpas de las personas que habían ido a dar su apoyo a este grupo de personas que estaban intentando recuperar sus tierras ancestrales ;tildados por la justicia  y los medios que desconocen el lugar  como terroristas.
Al bajar del auto nos acercamos al alambrado y vimos cómo se acercaba un hombre que nos saludaba con un mari mari y luego nos daba un beso en ambas mejillas nos consultó amablemente quienes éramos y que pretendíamos y nos pidió que esperáramos se alejó y unos minutos después nos invitó a pasar bajando el alambrado.
Lo primero que vimos fue un grupo de carpas y varias botellas cargadas de agua saludamos a las mujeres que se encontraban allí y nos contaron que ellos vinieron para apoyar a quienes habían sido detenidos hace unas horas atrás, el muchacho que nos recibió en el alambre nos invitó a seguirlo y recorrimos unos 70 metros hasta una casita a la que le habían arrancado la puerta y se notaba que le habían roto ciertas cosas preguntamos porque estaba así  y nos dijo que los gendarmes que se quedaron en la noche hicieron eso y se comieron todos los alimentos que había ,nos pidió que lo sigamos y fuimos tras sus pasos y a 200 metros luego de pasar una lomada encontramos una casita, varias personas todas con su rostro tapado y  varios niños .
Entramos a la casa y nos atendió Luis un joven que luego de saludarnos nos convido con unos mates; explicamos  quienes éramos, que pensábamos y pretendíamos a lo que nos dijo que si, que podíamos hacer solo una nota y nos consultó si estábamos apurados.
Nuestra respuesta fue que no había apuro y mientras se levantaba Luis para alcanzarnos una torta frita empezaron a entrar mujeres hombres y niños a la ruka  y luego de comentarles quienes éramos todos se sacaron sus pasamontañas o remeras de su cara y nos saludó uno por uno con un afectuoso saludo ;lejos empezaban a quedar las miradas de la entrada y en sus jóvenes rostros veía alegría y felicidad empezamos a compartir mates , me contaban lo que sucedió en esa noche del allanamiento y como a pesar del sufrimiento los había vuelto más fuertes.
“La colonización fue violenta, aunque no lo deseamos la descolonización también lo será”
Con convicción relataban, “las políticas del wingka terminan siempre en guerras y el fin de esas guerras siempre da inicio a políticas más destructivas para la tierra”
“No estamos en estas tierras porque si, no es capricho nuestro, el mapuche no elige basado en el razonamiento, no decidimos ser loncos  o machis, los seres de la tierra nos lo indican y nuestro espíritu tiene que cumplir su misión. Si un mapuche no la cumple este se enferma y no va a poder vivir”.
“Debemos hacer el bien por nuestra comunidad, si no hacemos lo correcto si no lo respetamos la tierra responde y destruiría todo el territorio.”
“Nuestro idioma (el Mapudungun) es más que para la comunicación simple, es la forma en que nuestro espíritu se comunica con la tierra; a su vez es la forma de comunicación de espíritu a espíritu, ustedes no lo entienden porque quieren trasladar todo a su lengua wingka y ella esta vacía.”
 
benetton4“Al hablar Mapudungun la razón se ve aplacada por el espíritu que se expresa y se equilibra en el territorio, llegamos al equilibrio entre razón espíritu y la tierra; pero debemos despertar a nuestro pueblo que está dormido por la opresión del mundo material wingka y solo lo podemos hacer estando en territorio no podemos de otra forma.”
“El pueblo mapuche debe despertar, hoy vive una fantasía el universo wingka es una ilusión; la ilusión del materialismo del mundo de las corporaciones y pronto se va a derrumbar. A la tierra la destruyen con la mega minería, con el fracking, con los pesticidas, con las semillas de laboratorio”
“Acá podemos ser, afuera somos zombis, la recuperación no es para nosotros, para el ahora sino para los que vienen. Nuestros hijos nacen despiertos hoy en día y afuera del territorio no van a vivir, van a dormirse.”
-¿Y qué tan dormido está el wingka?
“Mata  a sus hijos,  crea guerras, experimenta con sustancias de laboratorio y se la inyecta a sí mismo a sus hermanos a sus hijos, crea leyes y los poderes económicos la reformulan según su sed de sangre; sangre en sus celulares, en sus centrales nucleares, sangre en todo lo que hace y lo peor es que nadie hace nada; nadie frena esta locura. Así de dormido está”
El agua se fue terminando y todos comenzaron a hacer sus tareas la noche llegaría y faltaba leña para pasar el frio de esa noche; la que tenían guardada se la llevaron y la usaron la gente de gendarmería que la noche anterior se quedó en el lugar impidiendo que nadie entre.
Pero eso no importaba, ahora las linternas en la oscuridad de la noche eran una anécdota que dolía pero lo importante era resguardad del frio a Waiky de 2 años y  Molful de 1mes.
Los últimos rayos de sol los usamos para grabar la nota y luego nos iríamos con un saludo y ya conociendo un pequeño fragmento de un mundo distinto: el Mapuche.

_______________________________

El grupo Benetton
Hoy en día el Grupo Benetton está presente en 120 países del mundo
La empresa Italiana es en la actualidad el mayor accionista de la concesionaria de autopistas Autostrade y Aeropuertos. Benetton es dueño de casi toda la Patagonia, extensa región de la América del Sur, donde se encuentran cuatro de sus establecimientos y se crían más de nueve mil 700 cabezas de ganado vacuno, mil caballos y 126 mil 500 ovejas que producen unas 500 toneladas de lana por año,
En publicidad Benetton, "ropa diferente para gente diferente", "publicidad diferente para gente diferente" apunta a un estrato de clase media alta, al que le atribuye la capacidad de comprender sus mensajes. Lo que queda a la deriva es qué sucede cuando su abierta intención es llegar a los que no consumen su ropa, pero ven su publicidad gigante, es decir, siguiendo su definición, aquellos que no son capaces de comprender sus ideas.  
Las comunidades mapuches de Argentina fueron arrinconadas y empujadas a vivir en las peores tierras, las más áridas e inhóspitas. Una empresa que se vende al mundo como campeona del humanismo, mediante grandes campañas publicitarias,  pero que ha demostrado todo lo contrario ganándose el siguiente titulo Los colores unidos del engaño
En la Argentina, Luciano Benetton y su hermano Carlo del Benetton Group–posee más de 900.000 hectáreas, a través de la Compañía de Tierras Sud Argentino, S.A. la cual es el equivalente a 45 veces el tamaño de la Capital Federal. En los campos de los Benetton pastan sus 260.000 ovejas. De ellas obtiene la preciada lana para sus prendas, los casi 1.300.000 kilogramos que cada año exporta a Italia, después de pagar retenciones de 5 o 10 por ciento, según se trate de lana lavada o sucia.

En los últimos años el magnate buscó diversificar. Les ordenó a los capataces de sus seis estancias –distribuidas en Chubut, Buenos Aires, Santa Cruz y Río Negro– que se abocaran a los cereales y a producir carne vacuna y ovina. Como en los tiempos de la Colonia, Benetton practica el negocio de ganar mucho a precio de ganga. Compró campos cuando las tierras patagónicas valían poco incluso a nivel local. Ahora, sus estancias descansan sobre un suelo que cotiza con varios ceros en el mercado de la especulación inmobiliaria internacional. La propia empresa sostiene que, en los últimos 12 años, sus operaciones le rindieron unos 11millones de dólares. Negocios de todos los colores. Además de ciertas inversiones forestales, en la Argentina el otro “chiche” nuevo de los Benetton es la industria minera. Desde luego, cualquier empresario que busque expandir sus operaciones  no tarda en darse cuenta de las bondades que el subsuelo y la legislación locales ofrecen a este sector. Por otra parte, los duros conflictos que las compañías mineras suelen tener con los ambientalistas no son un problema para el magnate, acostumbrado como está al repudio de comunidades enteras. La empresa Minera Sud Argentina SA –donde los Benetton tendrían mayoría accionaria– comunicó que estaba realizando exploraciones en el noroeste de San Juan, buscando oro y cobre.
_______________________________
Bibliografía:
•    Programa Permanente de Extensión en Comunidades IndígenasFacultad de Filosofía y Letras
•    Universidad de Buenos Aires
•    http://cocomagnanville.over-blog.com/article-les-mapuche-en-argentine-la-revanche-des-68177753.html
*Foto de Portada:  www.laizquierdadiario.com
*Foto 2: www.radiolanegra.blogspot.com
*Foto 3:  www.nacionmapuche.com.ar*Foto4: www.laizquierdadiario.com



 

 



¿QUIÉN ESTÁ EN LÍNEA?

Tenemos 29 visitantes y ningun miembro en Línea

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

EDICION 2013
Fundador y director internacional Antimafia Duemila
Giorgio Bongiovanni
Director Antimafia Dosmil (filial Sudamericana de Antimafia Duemila-Redacción Uruguay)
Jean Georges Almendras
Secretaria de Redacción
Erika Pais
Asistentes de Redacción
Georgina Varini
Vanesa Varini
Sheila Viera
Gimena Suárez
Web Master
Carmen de Huertos
Erika Pais
Fabio Mamelli (Italia)
Redactores
Jean Georges Almendras
Erika Pais
Daniel Amaral
Paola Becco
Monica Centofante
Silvia Cordella
Aaron Pettinari
Maria Loi
Francesca Mondin
Mirian Cuccu
Columnistas
Giorgio Bongiovanni (Director)
Lorenzo Baldo (Sub Director Antimafia Duemila)
Anna Petrozzi (Jefa de Redacción de Antimafia Duemila)
Giorgio Bongiovanni (Director de Antimafia Duemila)
Jean Georges Almendras (Director de Antimafia Dosmil)
Dr. Jorge Figueredo (Redactor de Asunción-Paraguay)
Columnistas invitados
Dr. Juan Alberto Rambaldo (Argentina)
Periodista Idilio Mendez (Paraguay)
Periodista Giulietto Chiesa (Italia)
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay