Pin It
georges almendrasPrimer informe indica que se habría usado un explosivo casero, pero de origen militar


Por Jean Georges Almendras-10 de mayo de 2020

Exclusivamente daños materiales, en vehículos, causó un atentado explosivo cometido en las primeras de la madrugada de este sábado 9 de mayo en el edificio sede de la Brigada Antidrogas de la zona del Prado, en Montevideo, capital del Uruguay. En un hecho inusitado y diríamos que inédito de los últimos años, desconocidos arrojaron un artefacto explosivo contra el inmueble del Ministerio del Interior. Esto aconteció, según información oficial (que por otra parte no fue muy abundante) alrededor de las 2 de la madrugada sabatina. Las autoridades no puntualizaron a los medios de prensa detalles del atentado, razón por la cual se ignora que hipótesis barajan las autoridades respecto a la forma en que el explosivo fue colocado (y por quién) en el estacionamiento del edificio, de la costanera del arroyo Miguelete distante pocas cuadras de Paso del Molino. Tampoco de informó si el personal de guardia logró identificar alguna particularidad de quienes cometieron el atentado, o inclusive si se atinó a repeler la agresión con las armas de reglamento de los funcionarios que estaban a esa hora en el inmueble. Únicamente se informó que el atentado en sí no dejó un saldo de personas heridas y que únicamente hubo que lamentar daños en vehículos que se encontraban en los patios interiores de la base antidrogas. En definitiva, en torno a este hecho (al menos hasta el momento en que se escriben estas líneas) reina el más absoluto hermetismo, dejándose entrever desde el Ministerio del Interior, que se viene realizando una profunda investigación especialmente para determinar los móviles del atentado y algunas particularidades de la logística utilizada por sus responsables materiales y sus ideólogos (porque de hecho una muy poderosa razón criminal debe haber sustentando este episodio), trascendiendo que a nivel de los investigadores se ha barajado la idea de que el hecho podría estar relacionado (quizás como una suerte de mensaje mafioso de intimidación) con los recientes operativos que permitieron la incautación de cocaína, la que seguramente tenía como destino el mercado europeo. La cuestión es que, en estos precisos momentos, las autoridades vienen cumpliendo toda una serie de averiguaciones para aclarar el hecho. Un hecho en el que a prima facie se estima se usó un explosivo de origen militar.

Toda la prensa uruguaya y regional en la víspera dio cuenta de este hecho, que básicamente se inscribe en el marco de un estricto suceso de tenor mafioso en el que los móviles deben estar estrechamente ligados a una diversidad de circunstancias o entramados, donde la mano criminal del mundo del narcotráfico, debe estar muy presente.

Dentro de un contexto montevideano en el que el narcotráfico está muy presente (desde hace bastante tiempo) nos queda muy claro que este hecho resulta ser sumamente significativo, no solo por su naturaleza, sino por su origen. La acción criminal de materializar un atentado explosivo contra una sede emblemática de lucha contra el narcotráfico trae consigo un mensaje muy pesado y que significa mucho. No recuerdo, en mis años de cronista policial, una acción así contra esa dependencia del Ministerio del Interior.

Por lo tanto, el atentado, que en sí mismo constituye un hecho grave, no puede pasar como un episodio de poca trascendencia para los investigadores y es por ese motivo (al menos así lo estimamos todos) que seguramente no caerán en barril sin fondo aspectos del atentado que resultan muy sugestivos, a juzgar por la información aportada (a poco del hecho) al propio Ministro del Interior Jorge Larrañaga. Según lo consigna Montevideo Portal, al titular del Interior se le informó desde la mesa de trabajo de los investigadores que el explosivo utilizado sería de origen militar, y que sería un explosivo caduco, sin especificarse si se trató de una granada o de una bomba. Trascendió además que el explosivo era de fabricación casera.

Todos estos aspectos vienen siendo debidamente estudiados por personal de la Dirección de Investigaciones de la Policía Nacional, con el concurso de personal militar especializado en explosivos y peritos de Policía Científica.

Por lo tanto ahora habrá que aguardar el curso de todas las investigaciones, que insistimos, se hacen dentro de la más absoluta reserva. Pero de plano entendemos que el preciso dato de que el explosivo sería de origen militar (aunque casero) (al menos de acuerdos a los relevamientos primarios) podría ser ampliamente útil para ir definiendo líneas de investigación.

-------------------

*Foto de Portada: UNICOM (Ministerio del Interior)

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.