Pin It
nicolas toobeLa justicia brasileña tras los pasos del ex presidente Paraguayo

Por Nicolás Toobe, de Our Voice Paraná – 31 de enero de 2020

El mega operativo “Lava Jato”, que estalló en Brasil, retumbó en diferentes países de América. Tanto así, que el ex presidente de Paraguay, Horacio Cartes terminó el año con una orden de detención de la Justicia brasileña.

Sin bien los abogados del ex mandatario lograron suspender esa orden por medio de un habeas corpus, el 19 de diciembre la Fiscalía de Brasil, presentó una denuncia formal en un juzgado de Río de Janeiro contra Cartes, por lo que en los próximas semanas el juez federal deberá convocarlo y procesarlo para que declare y ejerza su defensa.

El carnaval de corrupción carioca apuntó contra Horacio Cartes luego de que la justicia brasileña, siguiendo la ruta de lavado de dinero y evasión de divisas, diera con Darío Messer. Para muchos, este nombre puede sonar desconocido, pero en el mundo de la clandestinidad este señor, el “lodeiro de los lodeiros”, como lo llaman en Brasil, es el mayor lavador de dinero de ese país, integrante de una organización que blanqueó U$S1.652 millones a través de tres mil cuentas bancarias abiertas en 52 países.

¿Qué vínculo existe entre Cartes y Messer?

Las investigaciones aseguran vínculos entre las familias al menos desde los años 80. En 1985, Horacio Cartes fue condenado por estafar al Banco Central de Paraguay por U$S34 millones y se mantuvo prófugo durante 4 años, en los cuales conoció a Mordko Messer, padre de Darío, quien lo resguardó en Brasil y comenzó a hacer negocios con él. Luego de la caída del stronismo, los Cartes-Messer, en donde también participaba Ramón Telmo Cartes, padre de Horacio, crearon Cambios Amambay, empresa que años más tarde se convirtió en Banco Amambay y actualmente en el Banco Basa. Las prósperas industrias le permitieron a Cartes generar millones de dólares en ingresos y ampliar su rango de acción a diversos negocios.

Horacio Cartes nunca ocultó el cariño que tiene por el fallecido Mordko Messer, tanto así que durante el discurso que dio al recibir el premio Shalom por parte del Congreso Judío Mundial en Buenos Aires en el 2016 el padre de Darío estuvo en su mención central.

El afecto tan grande también lo tiene para con Messer hijo, a quien no dudó en calificar como su “hermano del alma” durante una entrevista en el año 2010.

Y es que estos dos personajes se tienen sentimientos casi tan grandes, como el movimiento bancario de Messer en el sistema financiero paraguayo entre junio de 2013 y enero de 2016, en el que superó los U$S 40 millones, de los cuales unos U$S 36,6 millones habrían ingresado del Brasil y desde distintos paraísos fiscales en cuentas de Messer, todo en pleno periodo de gobierno del ex presidente Horacio Cartes.

Caso Lava Jato

En marzo del 2014, en un puesto de lavado de autos, lo que se conoce en portugués como “Lava Jato”, se descubrió que se lavaba dinero. Uno de los socios del puesto de lavado era el cambista Alberto Yousseff, quien le regaló un lujoso auto al entonces director de Petrobras Pablo Roberto Costas. Así empezó la operación del caso Lava Jato.

Al indagar al directivo de la petrolera se descubrió que para ganar contratos y licitaciones de Petrobras, las empresas entregaban sobornos a los funcionarios. Una de las compañías que realizó pagos fue Odebrecht, un conglomerado de negocios de la ingeniería y la construcción que participa en la manufactura de productos químicos y petroquímicos, que fue fundada en 1944 y que actualmente está presente en toda América, África, Europa y Medio Oriente, y que ubica su sede central en Salvador de Bahía, Brasil. Hoy en día se la considera como la constructora más grande de América Latina. Al investigar al gigante de la construcción brasileña, la justicia descubrió la red de corrupción más grande en la historia de América Latina. Odebrecht creó en 1980 el “Departamento de Relaciones Estructuradas”, con edificio propio, que no era otra cosa que una oficina dedicada al pago de sobornos. Desde ahí se compraron políticos, autoridades seccionales, funcionarios de los gobiernos y se financió a partidos políticos.

La empresa daba dinero a políticos y gente con influencia para poder conseguir “favores”. Estos “favores” eran grandes contratos de construcción, que dejaban afuera a las otras empresas que competían para conseguir las licitaciones del Estado. Esto llevó al enriquecimiento de políticos y empleados públicos, los cuales cobran sus sueldos por medio de los impuestos que se les cobra a los ciudadanos para ejercer su rol de la mejor manera, pero lejos de eso, se beneficiaron del lugar que ocupaban.

En 2015 uno de los peces gordos que cayó fue nada más y nada menos que Marcelo Odebrecht, presidente de la firma y nieto del fundador Norberto Odebrecht, junto con Otavio Azevedo, CEO de Andrade Gutiérrez, segunda empresa de construcción más grande de Brasil y otros diez ejecutivos, también de Odebrecht. El 8 de marzo de 2016, fue sentenciado a 19 años en prisión, después de ser acusado de pagar más de $30 millones en sobornos.

A partir de la figura del “arrepentido”, muchas de las personas encarceladas, para reducir sus condenas, empezaron a cooperar con la justicia facilitando toda la información que estaba a su alcance además de los nombres y apellidos de las personas involucradas. Así se logró echar más luz sobre el entramado delictivo que vinculaba a centenares de personas poderosas de Latinoamérica y acelerar las investigaciones.

En 2017 le llegó la hora a Sergio Cabral, ex gobernador de Río de Janeiro, quien fue condenado a 14 años y 2 meses de prisión por corrupción pasiva y blanqueo de dinero por sobornos recibidos en 2008 de la constructora Andrade Gutiérrez, por obras en la refinería Comperj, en el norte de Río.

Operación Cambio y Fuera

A partir de la ola de detenciones desatada en Brasil, se inició otro foco importante de investigación dentro del Lava Jato, que ponía en la mira de la Justicia a un grupo de cambistas, quienes eran artífices y participes fundamentales para que todas esas grandes cantidades de dinero fueran movidas casi desapercibidamente.

En marzo de 2017 Vinicius Vieira Barreto Claret y Cláudio Fernando Barbosa fueron arrestados en Uruguay y extraditados a Brasil, donde acordaron colaborar con las autoridades para la revisión de su futura pena. En sus declaraciones revelaron que utilizaban un procedimiento llamado “Bank Drop”, en el que los cambistas enviaban dinero al exterior mediante un “dólar-cabo”, método para mandar recursos fuera del país que no pasan por las instituciones financieras bajo control del Banco Central.

Así comenzó la Operación Cambio y Fuera que implicaba la captura de 45 personas en los estados brasileños de Río de Janeiro, Sao Paulo, Río Grande do Sul y el Distrito Federal y también en Paraguay y Uruguay, y que tenía como principal objetivo la captura de Darío Messer, nombrado por todos los cambistas apresados como mentor y coordinador de la estructura criminal.

En mayo de 2018, la Interpol dictó una orden de captura internacional contra el empresario y, tras conocerse el pedido, la Fiscalía paraguaya imputó a Messer por lavado de dinero en dicho país y hasta llego a removerle la ciudadanía.

Logro mantenerse prófugo durante un año, hasta que el 31 julio de 2019 fue capturado por agentes de la Policía Federal de Río de Janeiro en un departamento en el exclusivo barrio de Jardins, en Sao Paulo.

Y cinco meses más tarde vuelve a aparecer Horacio Cartes en escena, cuando el juez brasileño Marcelo Bretas emite una orden de prisión preventiva en su contra en el marco del operativo Patrón, derivado de la investigación por el caso Lava Jato.

La medida se debe a que la Justicia de Brasil sospecha que Cartes ayudó a Messer a esconder patrimonios y de haberlo asistido cuando se encontraba prófugo. Supuestamente, el ex jefe de Estado le dio U$S 500.000 a través del empresario Roque Silveira.

Estas sospechas se deben a una carta difundida por la fiscalía de Brasil que le envía Messer a Cartes cuando su “amigo del alma” estaba prófugo de la justicia y él todavía era presidente de Paraguay.

La carta de Messer

"Siento molestarte en ese momento, pero la situación en la que me encuentro es muy complicada. Fui traicionado en Brasil y me atraparon por sorpresa en Paraguay. Además, arrastraron a Dan (hermano de Darío) en este lío. Mi relación con la familia se puso muy mala también. Me culpan con razón por este lío”.

“Tuve la gran suerte de ser acogido por esa persona que te está entregando esta carta (Roque Fabiano Silveira, según los fiscales del Brasil). También contraté como abogado a la Dra. Leticia (María Leticia Bóbeda Andrada), que es también abogada de este mi amigo y en la que confía”.

“Desafortunadamente me quedé con mis recursos bloqueados y necesito recurrir a su ayuda para con los gastos jurídicos. En esta primera etapa voy a necesitar US$ 500.000 (quinientos mil dólares). Con eso me puedo presentar, quedarme en una prisión domiciliaria en Asunción y poder mover y articular mejor la situación. Tan pronto como logre pasar esta etapa voy a necesitar tu apoyo de siempre. Este amigo mío me ayudará en la entrega de los recursos de modo que los valores pueden ser entregados a él”.

“Este mi amigo quedó en ayudarme con la granja de Pedro Juan y me gustaría ver la mejor forma”.

“Te agradezco por la comprensión. Fuerte abrazo".

Samba 2020

Para la Fiscalía de Brasil, no caben dudas de que esa “ayuda” se concretó y fue a través de Silveira. Por eso, a pesar del habeas corpus presentado por los abogados del ex mandatario, la fiscalía denunció directamente a Cartes argumentando que “por lo menos a partir del 03/05/2018 hasta el 31/07/2019, Horacio Manuel Cartes Jara, de modo consciente, voluntario, estable e intencionadamente promovió, constituyó, financió e integró personalmente la organización criminal transnacional liderada por Darío Messer, que tenía como objetivo diversos crímenes como: Cambio ilegal, evasión de divisas, corrupción, contrabando, falsificación de documentos, evasión de impuestos, así como lavado de recursos financieros productos de estos crímenes”.

Todo indica que este será un año complicado para Horacio Cartes si la justicia hace uso de todas las informaciones de grandísimo valor recabadas en todos estos años, a las que también aportó entregando su vida el periodista Pablo Medina, quien fue asesinado en su mandato por investigar los vínculos del Estado con la mafia y todos los tentáculos del delito que azotan no sólo a Paraguay, sino al mundo entero.

Esperemos que este sea un primer paso firme de todo un camino por delante para visibilizar y empezar a desmantelar la raíz de todos los males.

-----------------------

Foto de portada: www.celag.org 

STAFF DE ANTIMAFIA DOS MIL

Director fundador: Giorgio Bongiovanni
Director Redacción Uruguay: Jean Georges Almendras

REDACTORES DE AMÉRICA LATINA
-Erika Pais
-Inés Lepori
-Matias Guffanti (Our Voice)
-Jorge Figueredo
-José Guzmán
-Agustín Saiz
-Paola Beco
-Félix Vera
-Alejandro Díaz
-Eduardo Godoy (Our Voice)
-Claudio Rojas
-María Cecilia  Bertholin

REDACTORES ITALIANOS

-Giorgio Bongiovanni
-Saverio Lodato
-Giulietto Chiesa
-Aaron Pettinari
-Lorenzo Baldo
-Anna Petrozzi
-Margherita Furlan
-Mirian Cuccu
-Francesca Mondin
-Jamil El Sadi (Our Voice)
-Karim El Sadi

REDACTORES INVITADOS DE MEDIOS AMIGOS  DE AMÉRICA LATINA
-Sebastián Artigas  (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Damián Recoba (La Izquierda Diario de Uruguay)
-Periodistas de programa FRECUENCIA JOVEN de Rosario, Argentina.

APOYO DE REDACCIÓN
-María Lezcano
-Patricia Aboal

WEB MASTER
-María del Carmen de Huertos
-Fabio Mamelli
 

CONTACTOS

ANTIMAFIADUEMILA

REDACCIONES

ban_antimafiaanti

 

ban_antimafiaarg

 antim2

 

ban antimafiapy

PAGparaguay

 

 globebottom2

© 2009 ANTIMAFIADOSMIL.com | Fundador Internacional Giorgio Bongiovanni | Derechos Reservados.