Por Matías Guffanti, de OurVoice – 19 de noviembre de 2019

En la última entrevista que tuvimos con Arnaldo Giuzzio, actual director de la Secretaría Nacional Anti Drogas de Paraguay (SENAD), nos confirmó que la ‘Ndrangheta está detrás del narcotráfico y los negocios criminales más grandes de Paraguay. Un hecho, que mencionan también otras investigaciones judiciales de Italia y periodistas de Latinoamérica, pero que todavía no se puede comprobar por la Justicia de Paraguay y, por lo tanto, tampoco condenar. Sin embargo, los innumerables indicios que llevan a pensar en un entramado mafioso de fondo en el Estado de Paraguay, no son para nada pocos y rondan principalmente en una figura central, de la cual hoy todos los medios internacionales se pusieron a hablar: el ex presidente paraguayo, Horacio Cartes.

De acuerdo a la información que se va actualizando en la prensa mundial, el Juez Marcelo Bretas expidió en el día de hoy 17 mandatos de prisión preventiva, entre ellos el del ex presidente paraguayo Horacio Cartes y tres de prisión temporal en varios Estados de Brasil, Paraguay y Estados Unidos. Esto se dio en el marco de las investigaciones que se cumplen en torno al caso de Lava Jato, investigado desde Rio de Janeiro con delitos como lavado de dinero, evasión de divisas y corrupción, entre otros. Pero hagamos un recorrido por el curriculum vitae de Horacio Cartes y sus negocios para entender de quién estamos hablando.

Horacio Cartes, ocupó el cargo como presidente de Paraguay durante el período del asesinato del periodista que denunciaba la narco política, nuestro amigo Pablo Medina y su asistente Antonia Almada, exactamente desde el 15 de agosto del 2013 al 15 de agosto del 2018. Cartes, es político, empresario y dirigente deportivo, dueño de por lo menos 30 empresas, dentro de las cuales resaltan la Tabacalera del Este S.A. y Tabacos del Paraguay S.A. Además, está vinculado a empresas deportivas, al Banco Amambay (ahora llamado BASA), fundado por él mismo, pero en este momento propiedad de su hermana Sarah Cartes, y diversas estancias y empresas agro-ganaderas. Así mismo, actualmente lidera el movimiento político “Honor Colorado”, perteneciente al Partido Colorado, que gobierna el país desde la dictadura de Alfredo Stroessner hasta hoy, con una sola interrupción de tres años y medio por el presidente destituido, Fernando Lugo.

Durante el mandato de Cartes se registraron más de 2.283 denuncias de supuestos casos de corrupción en varias dependencias de la función pública, según el informe oficial de la Secretaría Nacional Anticorrupción (SENAC), a cargo de Soledad Quiñónez. Además de ser investigado en Paraguay, Estados Unidos y Suiza por varias agencias, por comandar una red global de lavado de dinero junto a su “amigo del alma” Darío Messer, que se encuentra actualmente detenido en Brasil, hoy la Justicia brasileña, lo está buscando justamente por esos vínculos bajo la operación llamada "Patrón". Una nueva fase de las investigaciones en Río de Janeiro que se enfoca en los cambistas involucrados en el esquema de corrupción y sobornos del ex gobernador Sergio Cabral, quien está detenido desde el 2017 y fue condenado a un total de más de 200 años de prisión.

El nombre "Patrón" fue elegido porque, según la Policía, así se refería al ex presidente Cartes el llamado jefe de los "doleiros" brasileños, Darío Messer, el mayor contrabandista de divisas de Brasil. Ambos se destacaron por estar entre los más ricos de la región fronteriza entre Brasil y Paraguay, con bancos, casas de cambio, industrias de cigarrillos, gaseosas, cría de caballos, inmuebles y hasta un equipo de fútbol.

De acuerdo a las investigaciones se supo que Messer, lavó por lo menos unos USD 100 millones a través del banco BASA, de la familia Cartes. A lo que el entonces presidente del Banco, Eduardo Campos Marín, negó que Horacio Cartes sea accionista mayoritario ni dueño del banco, aclarando que la actual propietaria es su hermana, Sarah Cartes.

Su primo, Jiménez Viveros Cartes, fue condenado por lavado de dinero y asociación criminal. Su tío Juan Domingo Viveros Cartes, en el 2012, fue imputado por la fiscalía por ser señalado como el piloto de una avioneta capturada con 558 kilos de marihuana en Bella Vista Sur, Itapúa. De acuerdo a ese mismo caso Aquilino Villalba, encargado del aeroclub donde estaba la aeronave, declaró que la misma pertenecía a Horacio Cartes y la droga también, aunque la fiscalía descartó por completo las acusaciones.

Entre tantas cosas que podríamos mencionar sobre Messer, además de su relación con Cartes, está su vínculo con el entonces presidente del banco de la familia Cartes: Eduardo César Campos Marín. Con su detención se descubrió que Messer incluyó acciones en “Inversiones Tournon SA Panamá”, de quien Marín es apoderado y que figura como dueña de varias estancias, entre ellas, la famosa estancia Nueva Esperanza, vinculada a hechos de narcotráfico a partir de que se encontró una avioneta con 20 kg de cocaína cristalizada y 343 kg de marihuana prensada en su interior. Hechos y relaciones que se confirman en varias declaraciones de diferentes casos, no solo desde la investigación por Messer, sino también por otros hechos que trascendieron. Como el testimonio comprometedor del director de Yacyretá, también ex presidente de Paraguay y ex embajador de Paraguay en Argentina, Nicanor Duarte Frutos, que habló sobre una conversación con Cartes en la que reafirma las sospechas sobre sus negocios.

En sus declaraciones dijo refiriéndose a Cartes: “me miró bien a la cara y me dijo ‘Nicanor yo te voy a lavar tu plata”, el presidente de Yacyretá afirmó haberlo mirado sorprendido y le preguntó “¿qué plata presidente?”, a lo que Cartes contestó según sus declaraciones: “No te hagas el boludo, la plata que tenés, yo cobro 12% y a vos te voy a cobrar 7%”.

Otra declaración importante fue la difundida por Wikileaks, sobre el supuesto jefe del tráfico de efedrina del cartel de Sinaloa, Jesús Martínez Espinosa. Según el documento, el mexicano, detenido en la capital de Asunción, "dijo a las autoridades que tenía planes de invertir en Paraguay en colaboración con un empresario paraguayo llamado Cartes, pero se negó a dar más información". Citando sus palabras se lee: "Me dijo que tenía la intención de invertir en el sector turístico, una cadena de restaurantes y de importación y exportación de coches americanos".

Pero hay todavía más. La Tabacalera del Este SA (Tabesa), propiedad del ex titular del Poder Ejecutivo paraguayo, produce 20 veces más de lo que se consume en el mercado local. “¿Cómo puede un emprendedor exitoso producir mucho más de lo que puede vender?”, se preguntó Vanessa Neumann, investigadora y presidenta de Asymmetria Group, que desarrolló un informe denominado TheMany Criminal Headsofthe Golden Hydra (Varios jefes criminales de la Hidra Dorada). “Eso significa que el 95% de la producción está destinada al contrabando, y el mundo lo sabe. Esa producción representa el 11% del tráfico ilícito de tabaco en el mundo”, agregó. Y además señaló: “Los que compran los tabacos o los que tienen el control son empresas libanesas que tienen contacto con grupos terroristas”.

Declaraciones que tal vez se puede relacionar con el cargamento de más de 650 kilos de marihuana prensada que fue hallado en una vivienda en Curuguaty, ya que de acuerdo a las autoridades la droga se encontraba envasada en cajas de cigarrillos de la misma Tabacalera del Este. De hecho, con respecto a esto, un miembro de una organización criminal que trabaja en Canindeyú, en toda la frontera, aseguró en ese momento: “Están utilizando cajas de cigarrillo a nombre del Presidente”.

Y siguiendo con esta línea de lo que es un extenso curriculum criminal, hay un dato que no es para nada menor: el documento elaborado por Neumann, conjuntamente con Stuart Page, miembros de la red de investigación de la Dirección Ejecutiva del Comité contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el cual sostiene que la Triple Frontera se ha convertido en un centro regional de fusión criminal donde los políticos corruptos trabajan con los cárteles de la droga de Bolivia, Colombia, México y Brasil, así como los grupos del crimen organizado de China, junto con una gran comunidad mercantil libanesa, parte de la cual da apoyo a Hezbollah. Además, de financiar a organizaciones delictivas del continente como las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el EPP (Ejército del Pueblo Paraguayo), de acuerdo a la denuncia en medios locales.

Pero para tener una mirada más completa tenemos que hablar todavía de algunos nombres muy conocidos en el país de la tierra roja, que son importantes en este entramado criminal que forma parte del Estado mismo. Y uno de ellos es, sin dudas, el de Fahd Jamil Georges, poderoso empresario de la frontera, apodado “El Padrino” o el “Rey de la Frontera”, quien fue varias veces investigado por la justicia de Brasil y finalmente condenado a 30 años de cárcel luego de encontrarlo escondido en Paraguay, tras hallarse culpable de los delitos de tráfico internacional de droga, lavado de dinero y evasión de divisas. Tanto Fahd Jamil como su hijo Daniel Álvarez Georges y su sobrino Luis Enrique Georges, conocido como “Tulú”, fueron denunciados por la Justicia paraguaya como autores del crimen al primer periodista asesinado en democracia, Santiago Leguizamón, ocurrido el 26 de abril de 1991. Crimen todavía impune. De acuerdo a las declaraciones dadas por personas que eran cercanas a Santiago, fue asesinado principalmente por publicar una foto en la que aparecía el ex presidente Andrés Rodríguez, junto con los narcos Pablo Escobar, de Colombia, y Fahd Jamil.

Y si bien Horacio Cartes todavía no aparecía en la foto, no quedaba afuera de esos mismos negocios. En momentos en los que más se habló del caso, Cartes reconoció que realizó negocios con Fahd Jamil, asegurando que el mismo le entregó tres estancias como parte de pago de una deuda y no siete, como había trascendido.

En 2015, Hugo Velázquez, presidente de la Cámara de Diputados en ese momento y actual vicepresidente, señaló que el narcotráfico se había enquistado en todo el aparato Estatal, y en el propio Senado se denunciaron sus lazos con los diputados Bernardo Villalba, Freddy D’Ecclesiis y Marcial Lezcano, así como con el diputado suplente Carlos Sánchez y con el ex diputado Magdaleno Silva. Hasta ahora, la revelación no condujo a grandes condenas, pese a que el Ministerio Público había formado un grupo especial para supuestamente “investigar” la narco-política. Sin embargo, Velázquez tampoco está libre de los vínculos con negocios ilegales del Estado. Según publicaciones, Walid Amine Sweid, investigado por mega lavado de dinero, es cercano al actual vicepresidente Velázquez y ambos mantuvieron estrecha relación con Cartes.

Como verán, Horacio Cartes es un hombre del que se habla mucho, pero sin embargo parece permanecer siempre protegido por la Justicia paraguaya, en complicidad u omisión. Fue condenado una sola vez en 1985, por un caso de estafa al Banco Central del Paraguay, por cerca de 34 millones de dólares, después de estar prófugo durante cuatro años. Pero atención, no fue la excepción de la complicidad judicial. En 2008 fue sobreseído por la Corte Suprema de Justicia, lo que el Banco Central consideró inconstitucional.

Pero hoy la situación parece haber dado un giro de 180 grados. ¿Habrá terminado su protección, con la actual orden de captura desde la Justicia de Brasil? ¿Quién le soltó la mano al ex presidente Horacio Cartes? ¿A quién responde? ¿Se terminarán sus negocios realmente con su captura, si es que se lo detiene? Veremos con el acontecer de los hechos que fin tiene su destino. Lo que es seguro y podemos afirmar, como nos demuestran los acontecimientos, es que tarde o temprano la verdad siempre triunfa sobre el engaño.

------------------------

Foto de portada: www.misionesonline.net