Otra incautación de cocaína, 1.000 kilos, esta vez en balneario del Este del Uruguay

Por Jean Georges Almendras-3 de agosto de 2019

Renunció el director nacional de Aduanas de Uruguay, Enrique Canon. Una dimisión en medio de un escándalo relacionado con el narcotráfico. Particularmente con el decomiso en el puerto de Hamburgo de Alemania, de cuatro toneladas y media de cocaína, ubicadas en bolsos deportivos que contenían ladrillos prensados de la sustancia, todo lo cual fue hallado en un contenedor de un buque mercante que zarpara del puerto de Montevideo, con destino final en la ciudad de Amberes en Bélgica. Según la documentación oficial y formal, el contenedor decomisado debería transportar soja, la que habría sido producida en un campo de la ciudad de Los Cerrillos, en el departamento de Canelones. Obviamente en el contenedor no había soja, había cocaína.

Las repercusiones por la voluminosa y millonaria incautación de la droga (valorada en unos mil millones de euros, en el mercado europeo) se hicieron sentir en el Uruguay, al punto que en tiendas de algunos sectores políticos de la oposición cuestionaron la permanencia de Canon en su puesto de Director de Aduanas. La cuestión es que en las últimas horas, seguramente por las presiones que deben haberse hecho sentir (o por alguna razón que no se hizo pública) el jerarca aduanero presentó su renuncia al titular del Ministerio de Economía y Finanzas. Como nuevo director de Aduanas, provisoriamente, asumirá otro jerarca: Jaime Borgiani.

Sin perjuicio de las repercusiones en la interna de la Dirección Nacional de Aduanas, la fiscal especializada en Estupefacientes, doctora Mónica Ferrero, sigue llevando adelante las investigaciones de rigor, recabando informaciones y datos no solo de Aduanas, sino además del Comando de la Prefectura Nacional Naval y de la Administración Nacional de Puertos (ANP)

Precisamente el máximo jerarca de la ANP, Alberto Díaz, dijo al periodismo montevideano que esa institución “comenzó a aportar en lo que tiene que ver el puerto, que es la trazabilidad de la carga” y que se intentará determinar en qué barco se transportó el cargamento de cocaína. También señaló que se solicitó información al Ministerio de Relaciones Exteriores, pidiéndose además al sector de Operaciones de ANP, un detallado informe sobre todos los embarques de soja de los últimos 60 días, buscando así identificar al operador y al despachante de aduanas.

En forma paralela a todos estos procedimientos de investigación en torno al cargamento de cocaína incautado en Hamburgo a mediados del mes de julio, la prensa uruguaya en las últimas horas se hizo eco de una información que proporcionó la oficina de prensa del Ministerio del interior.

Operativo en Parque del Plata Canelones

La noticia fue la incautación de una tonelada de cocaína en una vivienda del balneario de la Costa de Oro de Uruguay y en vehículos vinculados con ese inmueble de veraneo. Se informó que las autoridades policiales, atendiendo una denuncia tomada oportunamente, ubicaron un vehículo Mercedes Benz blanco y una camioneta Amaro, hallando en su interior cocaína. Asimismo se informó que se realizó un procedimiento de allanamiento en una vivienda del balneario Parque del Plata y en ella se ubicó más cocaína, totalizándose una tonelada de la sustancia la que fue debidamente incautada y sometida a pericias de la Policía Científica. En el desarrollo de las acciones policiales se detuvieron a tres personas, las que al momento de redactarse estas líneas venían siendo interrogadas, a nivel policial y a nivel de la Fiscalía, con la esperanza de ir hilvanando datos estrechamente relacionado con las actividades del narcotráfico en el medio uruguayo. ¿Algún coletazo de las recientes incautaciones de Hamburgo y de Francia?

En este contexto y tomándose en cuenta los operativos recientes de incautaciones voluminosas de cocaína, en Hamburgo y en la zona limítrofe entre Francia y Suiza, donde se decomisaron 603 kilos de cocaína, en un avión privado que habría salido del Aeropuerto Internacional de Carrasco de Montevideo, Uruguay, amén de otros operativos de incautación de cocaína en el correr de los últimos meses, seguramente habrá de ser muy ardua la labor de la Fiscal Ferrero, para definir responsables uruguayos en estas maniobras del narcotráfico internacional.

Lo cierto es que en el Uruguay de hoy no vienen siendo pocos los signos que visibilizan lo grave y lo profunda que está resultando la penetración de las mafias del narcotráfico en este medio. Nosotros mismos, como periodistas de Antimafia, en no pocas oportunidades hemos denunciado este grave panorama, el que por otra parte también está en la mira de jueces y fiscales italianos los cuales vienen desarrollando investigaciones respecto a los niveles de influencia de las organizaciones mafiosas –principalmente la ‘Ndrangheta- en territorios sudamericanos, apelando a una logística de corrupciones al más alto nivel, para permitir el traslado de cargamentos voluminosos de cocaína a diferentes países de Europa, obviamente con el apoyo de millones de euros como recurso vital para sobornos, corrupciones y pagos de servicios, etc, etc.

La presencia de elementos del narcotráfico internacional en Uruguay y Argentina (y en el Brasil) nos permite insistir sobre el grado de expansión al que se ha alcanzado por estas latitudes. Y la organización mafiosa ‘Ndrangheta no sería una de las ausentes en ese abanico de criminalidad extranjera operativa en el Uruguay, Argentina y Brasil. No por casualidad uno de sus operadores, Rocco Morabito, se encontraba residiendo en nuestro país siendo prófugo de la justicia italiana por casi 20 años, hasta que en el mes de setiembre de 2017 fue recapturado en Montevideo, pero logró darse a la fuga de Cárcel Central, el pasado 23 de junio de este año, cuando ya era inminente su extradición a Italia. ¿Una fuga arreglada por alguna razón muy precisa, vinculada con el narcotráfico internacional y con funcionarios eventualmente venales y corruptibles?.

Estos personajes, como Morabito, de peso dentro de organizaciones como la `Ndrangheta, no tienen comportamientos a la buena de Dios. Su vida y sus movimientos de rutina ciudadana (y actividades) siempre responden a un fin criminal, y más aún cuando están prófugos y obviamente con otra identidad.

¿Tendrá algo que ver Rocco Morabito con los episodios de cargamentos de cocaína que salieron del Uruguay a países europeos? ¿Su evasión escandalosa y cinematográfica tendrá algún punto de contacto con la movida del narcotráfico de los últimos meses?

En algún momento los investigadores que conocen el submundo del sistema mafioso (del sistema criminal integrado, como dirían nuestro colaborador y redactor antimafia de Argentina, el abogado Raúl Blázquez y el redactor de Our Voice Alejandro Díaz) se deben haber formulado estas interrogantes. Qué casualidad: Rocco Morabito prófugo cuando sale a la luz pública la interceptación de voluminosos embarques de cocaína en países europeos, procedentes del Uruguay, en medio de escándalos inusitados, donde aparentemente la corrupción de funcionarios de entidades importantes sería como un fantasma sobrevolando sobre sus cabezas y sus cargos.

No por casualidad, en los últimos ocho años, el tema del narcotráfico internacional y local, en el Uruguay, ha dado mucho que hablar, y ha sido noticia recurrente. No por casualidad, en la Argentina los operativos de incautación de droga y de captura de narcotraficantes ya es moneda corriente, pese a que la señora Ministra de Seguridad Patricia Bullrich, nos haya negado que la ‘Ndrangheta esté operando en su país. No por casualidad, Rocco Morabito, emblema de la ‘Ndrangheta, antes de ser capturado hace dos años, viajaba constantemente a la Argentina y al Brasil (obviamente bajo su cobertura de hombre de negocios en el rubro rural y de la soja), precisamente cuando en ambos países, los picos de actividad criminal del narcotráfico alcanzaban un alto nivel de expansión, y las incautaciones eran importantes, por su volumen y su valor económico. No por casualidad, los colegas argentinos Blázquez y Díaz (de Antimafia Dos Mil) vienen difundiendo sendos y detallados informes periodísticos, precisamente alertando sobre todas las actividades y ramificaciones de la ‘Ndrangheta en esta región de nuestra América Latina. No por casualidad, se ha hecho hincapié en todos estos temas, en los informes de nuestros redactores de ANTIMAFIADuemila y de nuestro director Giorgio Bongiovanni, en relación a la mafia italiana dedicada exclusivamente al narcotráfico en América Latina.

Significa entonces, que nada de todo esto es un hecho aislado. Todo está relacionado. Todo.

El detalle, en definitiva, es que hay que saber observar e interpretar cada uno de los episodios para ir atando cabos, vínculos y puntos en común, para comprender, y de una buena vez por todas asumir, que el narcotráfico internacional mueve montañas para lograr sus cometidos. Allá y también en el Uruguay.

-------------------

*Foto de Portada: www.subrayadotv.com.uy   / Director de Aduanas renunciante.

*Foto 2: www.subrayadotv.com.uy / Operativo en Parque del Plata, Canelones.