La independencia de la magistratura ha sido  uno de los reclamos destacados

Por Jean Georges Almendras-29 de marzo de 2019

Mientras en las inmediaciones del Congreso Nacional de la República Argentina, se realizaba una masiva y ruidosa movilización de trabajadores del neumático (una más, de las tantas protestas sociales que se hacen casi a diario en la Argentina de hoy, fruto de la crisis económica y social que está haciendo estragos en los  sectores populares de todo el territorio) en las entrañas del edificio anexo del edificio legislativo, de la calle Rivadavia, se cerraba el Seminario Antimafia Ítalo-Argentino, que fuera dado por inaugurado el pasado día 25 de marzo por el presidente de la Nación, Mauricio Macri. La última jornada incluyó ponencias y luego un debate-taller, y finalmente un cierre con altas autoridades del gobierno nacional y del Poder Judicial. Y fue precisamente en ese marco, que a uno de los destacados ponentes de la delegación italiana le solicitamos su reflexión final. Nuestro entrevistado fue el Fiscal Antonino Di Matteo, cuyas palabras definieron con nitidez admirable el verdadero significado del encuentro, desde su muy particular (y siempre preciso) punto de vista, que se ha caracterizado siempre por su sentido de ecuanimidad, profesional y transparencia indiscutibles.

“La reflexión final es que hemos tenido un bello intercambio de experiencias y de conocimientos. Pienso sin querer pecar de presunción, que el sistema italiano, tanto en su aspecto investigativo como judicial puede constituir un ejemplo a seguir -para quien quiera seguirlo- en Argentina y en todos los países de Sudamérica. Pienso también que para obtener cualquier resultado verdaderamente incisivo en la lucha contra la mafia -que tiene la capacidad de condicionar al poder y a la política- se debe ante todo llevar adelante la lucha por la reafirmación de una verdadera independencia de la magistratura en todos los países latinoamericanos. La lucha contra la mafia y la independencia de la magistratura deben correr en forma paralela. Por eso creo que el trabajo que les espera a los países de Sudamérica será largo y complejo, pero espero que lo hagan. Como italiano convencido de las bondades del sistema italiano, hemos venido con la esperanza de trabajar juntos, para que el mismo pueda ser conocido y adoptado. Pienso que el magistrado que quiera ser realmente independiente puede serlo. Es cierto que tal vez a costa de muchos sacrificios, incluso el aislamiento, pero en nuestras leyes y en nuestra Constitución el magistrado encuentra siempre la protección para mantenerse autónomo e independiente de toda influencia política. Creo que también es muy necesario equiparla con recursos suficientes para mantener verdaderamente autónoma a la magistratura”

 seminariotot2

Nobleza obliga, dada nuestra profesión preguntamos al Fiscal Di Matteosu visión del papel del periodismo en la lucha contra la mafia, incluso señalándole desde nuestro punto de vista que habría sido muy importante la participación de periodistas en el Seminario.

“Yo pienso que la mafia y los sistemas criminales deben ser contados y explicados. La obra de los periodistas es esencial y fundamental, más aún cuando el periodismo es capaz de investigar y no se limita a contar los resultados obtenidos en las actuaciones policiales o lo que se hace en un proceso, y sobre todo, cuando es capaz de encontrar verdades que aún no han sido consagradas en las actuaciones judiciales del proceso. El periodismo serio, valiente, de investigación, es muy importante en la lucha contra los sistemas mafiosos y corruptos cuando, como la magistratura, es libre e independiente”  fueron la palabras de Di Matteo al dirigirse al equipo de Antimafia Due Mila, en tono de darnos una evaluación exclusiva, sobre una actividad de neto corte Antimafioso y de Anticorrupción, que demandó tres días, en un país donde, precisamente en estos  momentos a nivel judicial no son pocos lo casos de corrupción que están sobre el tapete público, con las inevitables consecuencias en el sistema político, en la sociedad argentina y a nivel mediático.

Labor periodística mediante, prácticamente a los pocos minutos de finalizar el Seminario, también recabamos la opinión del Procurador Nacional Antimafia y Antiterrorismo Dr. Federico Cafiero de Raho.

 seminariotot3

“Ha sido un seminario de enorme importancia que ha permitido el intercambio de conocimientos con el propósito de llegar a pensar en una legislación que se armónica, unitaria, que concentre a todos los países que quieran trabajar conjuntamente para conformar una fuerza compacta para combatir y vencer la mafia. A mis colegas de regreso a Italia les diré que fue una etapa importante a través de la cual hemos cimentado la solidaridad y la cooperación. Ha sido un encuentro importante y nos hemos hecho la promesa de vernos el próximo año”

Uno de los temas tratados recurrentemente en el desarrollo de algunas ponencias fue precisamente la importancia de la independencia de la magistratura y en reiteradas ocasiones el organizador del encuentro, el diputado Fernando Iglesias, enfatizó sobre un proyecto de crear una Corte Penal Latinoamericana y del Caribe contra el Crimen Transnacional Organizado (COPLA).

Nuestro director Giorgio Bongiovanni entrevistó al diputado Iglesias, puntualmente sobre ese proyecto, en estos términos: “Es admirable el pedido de una Corte Penal Latinoamericana, pero entiendo que hay una contradicción en términos. ¿Cómo es posible que los jueces elegidos, nombrados en la Corte Penal persiguen al crimen organizado en el momento que los jueces en los Estados latinoamericanos, la mayoría, Argentina incluida, son nombrados por la política, mejor dicho, por Presidente de la República en la Capital Federal y en las provincias por los gobernadores con el aval del senado y de los diputados y la opinión del Concejo Superior de la Magistratura, hasta que el Senado y el Congreso pueden rehusar a uno y elegir a otro?¿Cómo puede ser el juez libre e independiente en el momento que le puede tocar de perseguir a un político a un alto funcionario del Estado que lo nombró?¿Cómo puede ser libre e independiente?”

 seminariotot4

“Este es un problema que tenemos, tiene razón, pero esto no significa que no tenemos que empezar a hacer algo, a pedir una Corte, y luego cada país, intentará adentro de su propia Constitución de buscar una forma que el juez sea más independiente. Reconozco que es un problema grave, pero entonces ¿no hacemos nada? Para mí es imprescindible crear esta Corte y luego si en Argentina los diputados y senadores quieren reformar la Constitución adelante, pero en este momento en Argentina esto es una utopía”

Obviamente, la posición de Iglesias permitió visibilizar una flagrante contradicción que de hecho es preocupante, dentro de un contexto de intentar superar obstáculos y escollos en la lucha contra las mafias, diseminadas por el mundo. Por esta razón sobre este tema insistimos y recabamos la opinión del ex Ministro de Seguridad Pública del Brasil, Dr. Raúl Jungmann, quien lapso antes hizo una brillante ponencia sobre la realidad de su país, describiendo el panorama dramático de las organizaciones criminales y de cómo ellas operan impunemente desde los diferentes establecimientos carcelarios, continuado con sus actividades delictivas, enriqueciéndose como si la reclusión formara parte de una rutina más, y en absoluto una sanción o un impedimento para su carrera dentro del delito.

El ex jerarca brasileño, fue igualmente consultado por Bongiovanni, respecto a la iniciativa de la creación de una Corte Penal y a la independencia de la magistratura y en su respuesta encontramos conceptos sumamente interesantes y constructivos, para una verdadera Antimafia.

“Es una contradicción de intereses. Es un problema que en grados diversos ocurre en todos nuestros países. En Brasil se ha alcanzado constitucionalmente la independencia de la Procuraduría pero mismo así existen lazos tenues entre unos y otros. Esa independencia en Brasil ha funcionado. Presidentes, funcionarios del Congreso, presidentes de diferentes partidos han sido denunciados y una buena parte de ellos están presos. Es un enorme avance. Un ejemplo es el ex presidente Lula. La Corte Penal es una bandera. Es un inicio. El que precisamos banderas. El conflicto que usted ha hablado existe, es real, es auténtico, y por eso mismo tenemos un camino muy largo y muy arduo, Precisamos en la política banderas, utopías. Yo considero preliminar que la ameripol se transformara en una policía de hecho porque hoy no es, no tiene la fuerza, la capacidad de la europol o la interpol. Eso sería un gran avance. Un segundo punto es una autoridad sudamericana en seguridad. Recientemente fui un ministro de la seguridad y de la defensa, y he hablado con todos los países sin excepción y he constatado las diferencias de rol, de enfoque y ninguna salida para el crimen que es transnacional en el espacio nacional. Entonces tenemos, como se dice en Brasil, correr atrás. Crear una Corte Penal y que los jueces deban tener una independencia de la política es para mi lo que también llamamos tabla rasa, es absolutamente imprescindible. Así como la policía y los militares no pueden tener una interferencia política. Cuando la política entra en la policía, los militares, los noticieros y los ministerios públicos, las destruye. Hay independencia o autonomía o no hay”.

 seminariotot5

En ésta última jornada del Seminario, pero en horas matutinas, hizo su ponencia el Dr, Michele Del Prete (Procurador Suplente Nacional Antimafia y Antiterrorismo) sobre el tema “El Tráfico Internacional de sustancias estupefacientes”; haciendo lo propio la Procuradora Suplente Nacional Elisabetta Pugliese, sobre el tema “La cooperación internacional/Equipos comunes de Investigación”. Por su parte el Procurador Suplente Nacional Dr. Cesare Sirignano disertó sobre las “Operaciones Sospechosas”.

Ya entrando en el último tramo del Seminario se realizó el último debate-taller, en el que participaron el Procurador Nacional Antimafia Dr. Federico Cafiero de Raho; el juez de la Corte Penal Internacional Dr. Rosario Aitala; el ex Ministro de Seguridad Pública Raúl Jungmann y el Director de la Campaña por la Creación de la Corte Penal Latinoamericana y del Caribe contra el Crimen Transnacional Organizado (COPLA)diputado Dr. Fernando Iglesias, uno de los principales organizadores del Seminario.

Iglesias, en su extensa exposición, puso especial énfasis en señalar:” Ojalá que este Seminario sea solamente el primero, que no sea el último, ojalá podamos ampliarlo, mejorarlo, aumentar la participación, y ojalá podamos también ver en el futuro la creación de una Corte PenaL Latinoamericana y del Caribe que nos ayude a los latinoamericanos a enfrentar nuestros problemas a compartirlos y a cooperarnos. Creo que es un deseo que trasciende el tema del Crimen Organizado y que expresa la necesidad de unión que siempre ha sido latente en nuestros pueblos, pero que nunca hemos logrado manifestarla en actos concretos, en actos institucionales, en actos de defensa de la vida, de la seguridad y de la democracia. Ojalá que este sea un pequeñísimo aporte en ese sentido”.

Ya en la etapa propia del cierre del encuentro, el Procurador Nacional Antimafia, Dr. Federico de Raho, en nombre de la delegación italiana agradeció la invitación al Seminario y refiriéndose a la creación de una Corte Penal Latinoamericana y del Caribe dijo que se trata de una iniciativa de un gran valor, destacando que el trabajo de los jueces en soledad genera miedo y puede ser corrompido.

“Entonces es necesario un sistema fuerte que proteja al juez para que esté concentrado para seguir adelante. Pero eso no basta porque no es un problema judicial. Cuando veo que en diversos países latinoamericanos comandan los detenidos, es inadmisible. ¿Qué sanción es? Donde no hay condena, no hay justicia, no hay democracia. La democracia es un valor que se debe cuidar en una investidura que debe ser, de un lado cultura y del otro la defensa de los derechos de los ciudadanos. La cooperación judicial es fundamental, y es necesario que todos los países se encuentren” fueron las expresiones del Dr. De Raho.

Por su parte el Canciller argentino Dr. Jorge Faurie dijo: “Es extraordinariamente importante este encuentro, creo que a lo largo de estos tres días se ha estado reflexionando sobre instituciones, legislación y los mecanismos de cooperación posibles en algo que es realmente trágico para el tiempo que vivimos, que es el delito transnacional y el crimen organizado. Italia ha tenido una experiencia triste, pero al mismo tiempo ha desarrollado una práctica y un sistema legal que en una forma es fundacional en esta lucha contra las mafias constituidas y el delito transnacional, y es eso lo que queríamos en este Seminario, es decir beneficiarnos. La globalización ha traído virtudes al mundo que vivimos, pero al mismo tiempo a potenciado a los malos actores. Este Seminario es un buen avance en la lucha contra la corrupción con la idea de tener una sociedad más justa y más segura. Nosotros tenemos un combate contra el narcotráfico, contra el crimen organizado y el combate al lavado de dineros provenientes del delito transnacional”

En la ponencia cierre del presidente de la Corte Suprema de Justicia de la República Argentina, Dr. Carlos Rosenkrantz quien valoró la cooperación internacional y destacó que para ello se hace importante creer y tener confianza, y no eludió encarar el tema de la independencia de la magistratura. Es decir, del Poder Judicial.

“Dentro del Estado es la judicatura la que aplica el derecho y por lo tanto es el órgano del cual en definitiva depende la posibilidad misma de cooperación social. Es la judicatura la que tiene generar la confianza por la vía de señalar y disuadir a quien la defrauda. El Poder judicial visto desde este punto de vista es un tercero imparcial que detecta cuando la confianza es ilegítimamente quebrada y establece cómo y quién debe recomponerla. El Poder judicial entonces es la clave de bóveda del sistema social de preservación de confianza. Es necesario para cooperar en escala social, esto es, un tipo de emprendimiento. Como lo he dicho antes la confianza interpersonal que se genera entre familiares y amigos no basta. Por esta razón he insistido que por su eminente rolla justicia debe ser la más confiable de todas las instituciones del Estado. La justicia para generar confianza debe ser a su vez confiable. Las mafias representan un extraordinario desafío para el derecho y como natural consecuencia para el Poder Judicial. El surgimiento mismo de las mafias es un testimonio mismo del fracaso del Derecho. Las mafias suelen aparecer cuando la generación de confianza de que las normas serán cumplidas por todos se torna difícil de producir y conservar. Si ante esta situación el Estado no reacciona emerge el crimen organizado que a su vez genera un sub sistema de deslealtades peligroso y muy difícil de combatir. El aspecto particularmente peligroso del crimen organizado es que puede penetrar el poder judicial y haciéndolo puede desbaratar nada menos que el órgano de generar la confianza necesaria para la cooperación en la legalidad”.

 seminariotot6

“El Poder Judicial tiene una gran responsabilidad en el combate contra el crimen organizado y para honrar esta responsabilidad debe ser dotado por el Estado de los recursos necesarios para hacer frente a su desafío. Se trata de recursos presupuestarios, materiales, y entrenamiento adecuando para su personal. Hace falta también legislación adecuada cuya producción no depende del Poder Judicial sino de los órganos representantes de la voluntad popular y de esquema de cooperación internacional. Dentro de los límites claros que impone el estado de Derecho y el estricto cumplimiento de las garantías constitucionales, garantías que debemos conceder incluso a aquellos cuyas acciones más nos repugnan, es preciso entender que las normas que el estado de Derecho necesita para defenderse del crimen organizado, no necesariamente deben ser las mismas de las que son útiles cuando se trata de disuadir y reparar la amenaza que imponen delincuentes comunes. Existe una diferencia categorial entre el crimen y el crimen organizado y es nuestra responsabilidad ser lo suficientemente sensibles a esa diferencia. Estoy seguro que todos estos puntos, el intercambio en este seminario con especialistas que tienen larga experiencia debe hacer sido extraordinariamente provechoso. Quiero señalar algo más. Como dije el Poder Judicial necesita recursos presupuestarios y legales para hacer muy bien su trabajo, pero los recursos que el Poder Judicial necesita no solo deben ser provistos por los otros poderes del Estado, algunos recursos deben ser provistos por nosotros los jueces y deben provenir de un cambio de la cultura interna del Poder Judicial. Hay un recurso muy simple, pero no por ello menos fundamental, que depende de nosotros los jueces- Este recurso no es otro que el valor de la independencia judicial. La independencia es el ingrediente ineludible para que podamos proveer los reaseguros que la cooperación social requiere para emerger. Se trata de un valor central que a veces se pierde de vista. Tenemos que ser independientes de otros intereses, de todos los otros intereses diferentes a los estrictamente jurídicos, de los intereses políticos, ideológicos, de los intereses sectoriales y personales que puedan estar en juego en causas que nos tocan judicar. Esta es la mejor manera de impermeabilizarnos frente a las mafias. Nuestra independencia es la mejor garantía antimafia, haciendo esto podremos lograr que las mafias no penetren el Poder Judicial. Podremos lograr que el Poder Judicial funcione del modo robusto y sólido como órgano custodio de la confianza, y haciendo esto podremos lograr que esa confianza haga posible que nuestros proyectos cooperativos se realicen. Espero que estas palabras sirvan para que no solo debemos aprender de las experiencias de otros países en la incorporación de esquemas para que podamos luchar contra el crimen organizado sino que también en gran medida la lucha contra el crimen organizado y la corrupción depende fundamentalmente de cada uno de nosotros, los jueces, que actuemos honrando los valores que nos constituyen como tales”

-------------

*Fotos de Antimafia Dos Mil